La Música y las sustancias psicoactivas III – Alcohol y Drogas

Música & Drogas III – Rock, Pop, Psicodelia y Punk

Sexo, drogas y Rock ´n´ Roll es un dicho del que no se conoce su origen exacto, unos apuntan a Frank Zappa, otros dicen que lo popularizó la canción de Ian Dury “Sex, Drugs and Rock and Roll”, pero este lema ya llevaba años poniéndose en práctica entre todos los simpatizantes del género desde finales de los 50´s. Y se cumplía.

música

El Rock, como un estilo de música masivo, con orígenes en la música negra (Blues), tuvo desde sus inicios ese aire chulesco que volvía locas a las jóvenes en los clubs de la época, el término “Rockear” cambió su significado hacia unas connotaciones más sexuales.

Uno de sus primeros artífices fue el gran Elvis Presley que en sus orígenes, rechazaba el uso de drogas y rara vez bebía, puesto que había tenido familiares alcohólicos y repudiaba las drogas. Incluyo el presidente Richard Nixon tuvo una reunión con Elvis para que difundiese el mensaje anti-drogas entre la juventud, mientras echaba pestes de los ingleses The Beatles, por difundir en sus canciones un mensaje de libertad y pro-droga totalmente antiamericano.

drogas

Pero esa apariencia tan pulcra tenía un trasfondo, Elvis creía que si la droga era recetada por un doctor no era ni ilegal ni sería llamado drogadicto.

A principios de los 70´s fue ingresado en coma por abuso de Demerol (Opioide Sintético, el mismo que acabó con Michael Jackson).

Para finales de esa misma década, Elvis se había convertido en un monstruo, muy distinta a su imagen de sex symbol del rock and roll, con una apariencia terrible y numerosas enfermedades crónicas causadas probablemente por el abuso de sustancias.

Todos sabemos cuál fue el desenlace de esta historia, en su autopsia se descubrieron en su cuerpo 14 drogas, 10 de ellas en alta cantidad como la Codeína, a la que incluso era alérgico, una gran farmacia andante era Elvis en sus últimos años de vida.

También The Beatles, de los que hablamos anteriormente, tuvieron sus experiencias con las drogas, sobre todo con el alucinógeno ácido lisérgico (LSD), pero a un nivel distinto y con un desenlace diferente, han pasado de probar todo tipo de drogas en su juventud, alabarlas y dedicarle canciones, a situaciones como la que tuvo Paul McCartney en un concierto en 2013, mientras estaba en el escenario tocando, olió a marihuana y tuvo que parar el concierto unos minutos para tomarse un descanso, en 2012 antes de cumplir los 70 años anunció a la revista Rolling Stones que iba a fumarse su último porro, puesto que no quería faltar al respeto a su hija de 8 años, pero ya vemos que todavía tiene ganas de más.

Hablando de Rolling Stones, sus satánicas majestades, también tuvieron una juventud movida, el propio Mick Jagger decía que las drogas habían desbancado al sexo en su personal “Drogas, Sexo y Rock and Roll”, pero al Rolling que más problemas le causó fue a Brian Jones, miembro fundador de la banda, fue expulsado de la misma por sus problemas con las drogas, así de grandes tenían que ser para considerarlos problemas, entró en el Club de los 27 al morir mientras nadaba en su piscina (El informe oficial dice que debido a un ataque de asma).

Los Rolling fueron más de drogas duras como la heroína, Keith Richards y su mujer fueron arrestados en Francia por la posesión de esta sustancia, también en Canadá, esta última fue un gran apoyo para que empezara su desintoxicación en 1979. 

Una de las canciones más drogotas de los Rolling Stones es “Sister Morphine” donde narran el sufrimiento de un adicto a la droga, también en “Brown Sugar” donde ese azúcar marrón es una excelente heroína.

Vamos a seguir con la senda de Brian Jones y hablar de más rockeros del club de los 27, como Jim Morrison, compositor y vocalista de The Doors, el famoso rey lagarto se convirtió rápidamente en un icono del Rock and Roll, gracias a su voz y su personalidad, pero “las almas más grandes son capaces de los mayores vicios”.

Sufría de miedo escénico, lo que era una gran excusa para drogarse antes de los conciertos y así poder desinhibirse y subir al escenario.

Experimentó con el LSD y Peyote, lo que le hizo interesarse por el chamanismo, pero en sus últimos años dejó de lado los alucinógenos y se convirtió en alcohólico, murió en París, supuestamente por una sobredosis de heroína.

Una de las canciones que hablan sobre drogas de The Doors es “Light my fire” donde narran las aventuras de una pareja que se pasan la noche consumiendo ácido.

Otro miembro del selecto club es Jimmi Hendrix, que debido a sus espectaculares puestas en escena en agotadores festivales, empezó a usar drogas para poder aguantar el tipo, pero que acabaron convirtiedose en adicción, en el 1968 fue arrestado en Suecia por destrozar la habitación del hotel en el que se alojaba por efecto de las drogas y el alcohol.

Conocido fue que también tuvo afición por los alucinógenos (LSD), incluso hay leyendas urbanas que dicen que no subía a un escenario si no era bajo sus efectos, e incluso que ponía tripis (cartón impregnado en ácido) o pastillas de ácido bajo la bandana que llevaba en su frente para que sus poros lo absorbieran y fuera subiéndole mientras actuaba, pero no dejan de ser habladurías.

Pero lo que causó su muerte fue una combinación de somníferos con receta médica y alcohol, que lo llevaron a un estado semi comatoso en el que se ahogó con su propio vómito.

drogas

Janis Joplin “La bruja cósmica” es otro miembro del club de los 27, un símbolo femenino de la contracultura de los años 60´s y considerada la primera mujer estrella del rock and roll, dice que hacía el amor con más de 25.000 personas sobre el escenario, pero que luego regresaba a casa sola, fue gran aficionada a las drogas, lo que le causó muchos problemas como el abandono en el que se sumió, llegando a pesar 35 kilos y tras sufrir varias sobredosis de heroína a las que sobrevivió, el 4 de octubre de 1970 tuvo la última, de la que no pudo recuperarse.

El último músico y drogadicto miembro del club de los 27 del que hablaremos será del grunge; Kurt Cobain, cantante, guitarrista y compositor de la banda Nirvana (que es el estado de paz, ausencia de sufrimiento que se alcanza después de la meditación y la iluminación) muy similar al uso de drogas.

Cobain siempre vivía en un estado depresivo e hiperactivo, que hizo que con 13 años comenzara a flirtear con las drogas usando marihuana, hasta que se introduce en el mundo de la heroína y empieza su declive, tras sufrir desmayos, sobredosis, síndromes de abstinencia, agravar su depresión y más problemas relacionados con las drogas; tiene un hijo con la también cantante Courtney Love, según fuentes su hija nació adicta puesto que Love había estado drogándose sin saber que estaba embarazada.

En 1994 tuvo un intento de suicidio en el que ingirió champagne y Flunitrazepam (Benzodiacepinas, Sedante).

Tras un breve paso por un centro de desintoxicación consiguió suicidarse con un arma el 8 de abril de 1994. Sin embargo, antes de desaparecer, Kurt dejó un mensaje sonoro alertando del uso de la heroína en la canción “Aneurysm” en la que compara la relación con la droga con una relación de pareja dañina

En 1994 tuvo un intento de suicidio en el que ingirió champagne y Flunitrazepam (Benzodiacepinas, Sedante). Tras un breve paso por un centro de desintoxicación consiguió suicidarse con un arma el 8 de abril de 1994. Sin embargo, antes de desaparecer, Kurt dejó un mensaje sonoro alertando del uso de la heroína en la canción “Aneurysm” en la que compara la relación con la droga con una relación de pareja dañina

Otra gran banda de rock maldecida por el uso de drogas fue The Who, la agrupación de Londres se creó en plena década de los 60´s, con lo que eso conlleva. Su virtuoso batería, el loco Keith Moon, murió tras ingerir 32 pastillas de un sedante (Clometiazol) recetado para combatir su abstinencia al alcohol.

drogas

También su bajista, John Entwistle murió por una supuesta complicación cardíaca causada por muchos años de consumo de cocaína, en plena gira del grupo por los Estados Unidos. Otros de sus miembros como Townshend y Daltrey vivieron esos años a un gran ritmo, pero consiguieron escapar de ello, ahora apoyan a ONGs contra la droga, ayudaron a Eric Clapton con su adicción a la heroína e incluso criticaron al joven Pete Doherty por su conducta autodestructiva con respecto a las drogas.

Son numerosos los rockeros de todos los tiempos que han tenido y continúan teniendo esos escarceos con las drogas, que tantas veces acaban mal como; el batería de Led Zepellin, John Bonham, que murió tras tomar más de cuarenta copas de vodka con naranja en una fiesta, al quedarse inconsciente su vómito fue aspirado, o del guitarrista original de la banda Red Hot Chilli Peppers, Hillel Slovak, que murió por sobredosis de heroína a los 25 años. Esa fue la causa por la que el vocalista de la banda Anthony Kiedis dejara la droga.

Con respecto a la “Kultura” Punk, existen dos versiones, en la que el movimiento Hardcore y Straight Edge, tiene un mensaje radical, positivo, marcado por la insatisfacción social que incluso ataca al uso de drogas, o por el contrario la vertiente Destroy, más parecido a los ideales del Rock en la que se olvida la realidad entregándose al alcohol y las drogas, entre ellas el Speed (Anfetamina) droga bandera del movimiento punk.

Podríamos tener un artículo e incluso varios volúmenes de libros solamente dedicados a la relación del punk y las drogas, así que solo vamos a poner algunos ejemplos; en sus orígenes en los años 70´s uno de los grupos que más hizo por este estilo fue Sex Pistols y su bajista Sid Vicius es un gran ejemplo, su nombre artístico de “Vicioso” daba a entender de qué clase de personaje se trataba, murió tras una corta y agitada vida por una sobredosis de heroína, meses después de haberse desintoxicado de ella en la cárcel.

Antes de eso Los Ramones ya habían hablado del tema en su canción “Chinese Rocks” donde cuentan su experiencia con dicha droga.

Más cerca de nosotros, la explosión del punk en el país vasco en los años 80´s, tuvo como desenlace a aparición de grandes grupos y la desaparición de muchos de ellos, la máxima de “vive rápido y muere joven” se cumplía con la aparición de dos novedades como fueron la heroína y el sida, desconociendo hasta entonces el daño que podían causar, junto con las litronas, tranquimazines, rohipnoles y demás drogas al uso.

Un ejemplo es; Cicatriz, un grupo que se formó en un centro psiquiátrico de desintoxicación en Vitoria-Gasteiz, en el que cuatro de sus miembros murieron víctimas de la heroína y/o el VIH. Recomendamos este gran documental donde artistas de esa época lo narran con sus propias palabras:

Los 80´s: Drogas, Sida y Punk en Heuskal Herria.

Ahora veamos otra versión, como los grandes artistas de la música pop, la música de las masas por excelencia, tienen sus escarceos con la droga. Grandes estrellas, normalmente multimillonarias, con una apretada agenda, numerosos eventos, presentaciones y fiestas que hacen que la droga sea una fácil vía de escape para los problemas mundanos, pero teniendo un toque de glamour.

Muy sonado fue el caso del “Rey del Pop” Michael Jackson, muchos no esperábamos ese fatal desenlace, Michael tenía una gran adicción e incluso su familia en los últimos tiempos lo consideraba un muerto en vida, pero a diferencia de personas con pocos recursos, el disponía de un médico privado que le administraba una mezcla de ocho medicamentos entre los que estaban: Vicodin (Analgésico), Paxil y Zoloft (Antidepresivos), Soma (Relajante muscular), Prilosec (Antiácido), entre otros, además de tres inyecciones diarias de Demerol (Opiáceo similar a la Morfina) y Propofol (Anestésico).

La alta tolerancia, mala alimentación y negligencias hicieron el resto. Pero según su niñera esto venía de lejos puesto que desde los años 80 empezó a consumir todo tipo de medicamentos por su miedo a sentir dolor. Numerosas operaciones estéticas, sobre todo en la nariz, contribuyeron también a querer paliar el dolor a base de medicamentos.

En 1997 sacó una canción inédita para su disco de remixes “Blood on the dance floor, history in the mix” llamada “Morphine”, en la que hace referencia al Demerol, la causa de su muerte. Él mismo rebeló que era adicto a la morfina y al demerol en 2005.

Otro conocido episodio de la historia del pop y las drogas fue la sobredosis de la gran Whitney Houston “The Voice”, a los 48 años de edad en la bañera del lujoso Hotel Beberly Hilton, al menos sucedió en un lugar bonito. Su muerte por ahogamiento se debió según la autopsia a una combinación de Xanax (Ansiolítico), Benadryl (Sedante), Flexiril (Relajante Muscular) y Cannabis junto con grandes dosis de cocaína, incluso la autopsia relata que tenía un gran agujero en su tabique nasal debido al uso crónico de esa sustancia.

Estuvo varias veces en centros de desintoxicación pero aun así no pudo librarse de ella, aunque según sus propias palabras su mayor droga era su marido Bobby Brown quien fue el que la introdujo en el mundo de la cocaína y con el que mantenía una relación abusiva, cargada de malos tratos donde ella era la estrella y el sólo su marido.

La desgracia con las drogas continuó una generación más en esta familia puesto que 3 años más tarde la hija de ambos, Bobbi Kristina Brown de 22 años, murió tras pasar 6 meses en coma inducido después de que la encontraran inconsciente en la bañera después de ingerir cocaína, paradójicamente una muerte muy parecida a la de su madre.

drogas

Hay muchas personas que antes de conocer la fama tienen un estilo de vida más o menos asociado al uso de drogas y que este salto a la fama hace que se agrave o permita que puedan replantearse sus vidas, como; Bob Dylan que en los años 60´s gastaba 25 dólares al día en heroína de la cual pudo quitarse, o Carlos Santana que gracias a la meditación y al misticismo lo convirtió en su forma de vida dejando atrás las drogas.

También paró a tiempo David Bowie que consumía grandes cantidades de cocaína que hicieron que tuviese alucinaciones en las que se veía a sí mismo como la reencarnación de Hitler, es normal que lo dejase.

Sir Elton John consumió numerosas sustancias en los años 90´s pero asegura que ha conseguido mantenerse limpio y que incluso algunas veces sueña que consume cocaína, algo normal en ex adictos, pero mejor que se quede en eso, en un sueño.

También paró a tiempo David Bowie que consumía grandes cantidades de cocaína que hicieron que tuviese alucinaciones en las que se veía a sí mismo como la reencarnación de Hitler, es normal que lo dejase. Sir Elton John consumió numerosas sustancias en los años 90´s pero asegura que ha conseguido mantenerse limpio y que incluso algunas veces sueña que consume cocaína, algo normal en ex adictos, pero mejor que se quede en eso, en un sueño.

Conocido por todos es que Joaquín Sabina consumió cocaína por más de 20 años, ahora segura que lo único que le causan las drogas es nostalgia. Dejamos este capítulo de la música y su relación con las drogas recordando una de sus canciones: “Peor para el sol” en la que “… nos sirvió para el último gramo, el cristal de su foto de bodas…”

Cualquier información podéis dejarla en un comentario, Paz.

Próximo artículo: Musica & Drogas (IV) Dance, House, D&B, Rave. Música Electrónica

Encontarás más artículos como éste aquí.

One Comment
  1. Julius
    mayo 9, 2019 | Responder

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =