Osamu, talento y Rock and Roll

Proveniente de una familia de artistas, Osamu creció rodeado de música, cámaras, e instrumentos musicales. Es entonces cuando decide estudiar guitarra y lanza su carrera musical.

Gracias a eso, hoy Osamu es un gran músico y una excelente persona, que resalta no sólo por su talento, sino por su manera de ser y de llevarse con el público. Osamu Menéndez es uno de esos músicos que vive agradecido de la vida, de la familia, de los amigos y de su público. Todo el que lo conozca enseguida notará que es una persona súper genial.

Es por eso que decidí contactarlo para entrevistarlo, y aquí está el resultado. Una extensa entrevista en la que Osamu nos cuenta, con detalles, todo lo relacionado con su exitosa carrera musical y también nos desvela aspectos nunca antes dicho.

Osamu, talento y Rock and Roll

osamu

Osamu, provienes de una familia artística. Cuéntanos, ¿cómo fue crecer en un ambiente familiar totalmente distinto al de los demás niños?
Bueno, yo nací en Luyano, y me crié en Lawton, un barrio de La Habana. En esa época, como cualquier otro niño, lo que más me interesaba era montar chivichana, tirarme por lomas y hacer cosas de niño: jugando en la calle, en charcos y como un poco rebelde a todo lo relacionado con el arte.

Mi mamá era actriz y mi papá es músico, y como siempre estaban ensayando, pues tenía que ir a los ensayos y a las presentaciones de las obras de teatro de mi mamá, y eso me agobiaba un poco, pues como niño no tenía ganas de estar viendo una obra de teatro todos los días, la misma, de martes a domingo, que era cuando se hacía teatro aquí en Cuba.

Por aquel entonces, mi papá tocaba en Experimentación Sonora, un grupo en donde también estaban Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Amaury Pérez y Leo Brower, todos excelente músicos, y también tenía que ir a esos ensayos. Y como te comentaba, yo lo que quería era jugar como todos los demás niños.

Eso hizo que quisiera alejarme lo más posible de todo eso, incluyendo la música. Pero cuando tuve 8 años fui a New York a visitar a mi abuela, que en aquel entonces vivía allá, y ahí empecé a escuchar la música que oía mi abuela: Blues, Jazz, y algunos discos de The Rolling Stones, música que me empezó a llamar la atención, pues era algo diferente a lo que escuchaba aquí en Cuba.

Al regresar de ese viaje les dije a mis padres que quería estudiar guitarra, y rápidamente hice las pruebas en las Escuelas de Música Manuel Saumell y Alejandro Garcia Caturla, ésta última me quedaba más cerca de la casa. Al poco tiempo me aprobaron, e hice el nivel elemental como guitarra clásica, que es lo que se estudia en la Caturla.

Después pasé el nivel, y me gradué de Nivel Medio Superior en Guitarra Clásica. De manera general, ésta fue mi infancia, nada que ver con la de los demás niños.

Osamu, ¿pensaste en algún momento de tu vida dedicarte por completo a la música, o tenías otras aficiones que te interesaban?
Bueno, cuando uno se involucra con un instrumento y empieza a ver videos y cosas así, pues te llama la atención.

En los 80 había un guitarrista llamado Yngwie Malmsteen, que cada vez que salía al escenario y veía cómo tocaba la guitarra, me frustraba mucho, y me alejé por meses de la misma pues pensaba que nunca en mi vida podría tocar la guitarra como él.

Entonces me di cuenta que había otros caminos y maneras de expresar lo que uno siente con la música y las cosas que uno quiere expresar con la guitarra, y que existen otros guitarristas como Jimmy Page, como Eric Clapton, como Jimmy Hendrix, y como Yngwie Malmsteen.

Gracias a ellos me influencié ,y sigo admirando a Jimmy Manstew como uno de los dioses de la guitarra. Y bueno, gracias a Dios me pude encaminar por mi propio estilo, y así me di cuenta que podía mezclar la síncopa cubana y el conocimiento que tengo de los ritmos cubanos a la hora de hacer los solos, y uso muchas notas que usan estos grandes guitarristas, y así le añado ritmos a la música cubana.

A pesar de usar notas de estos guitarristas, nunca he tratado de imitarlos y así tener mi propio estilo.

osamu ¿En algún momento sentiste que tu familia no te apoyaba, o todo lo contrario?
Mucha gente pensaba que como yo era hijo de músico, mi padre iba a la escuela y hablaba para que me aprobaran. Pero no fue así. Cuando tenía que hacer un examen de guitarra, lo hacía con el mismo rigor que los demás. Era sencillo: o tocas o no tocas. Si tocabas bien, te aprobaban, y si no, pues no pasabas. ¡Así de sencillo!

Cuando hice los exámenes de nivel elemental y nivel medio, pude entrar en la Escuela Nacional de Arte, pues en aquel entonces obtuve el segundo lugar en el escalafón a nivel nacional. Si no, no lo hubiera podido hacer, y eso es un examen que le hacen a todos por igual, sin importar quiénes fueran tus padres.

Además, a lo largo de mi carrera y en todos mis discos solamente uso mi nombre y nunca he usado mi apellido, ni el de mis padres ni el de nadie. Además, nunca he tocado en el grupo de mi papá. Todo esto para crear mi propio sello musical y mi público.

En el 2006 decides iniciar tu carrera en solitario. ¿Cómo fue al principio? ¿Te resultó difícil armar tu propia banda?
Bueno, al principio es como todo, pues la gente te miraba y decía: “mira, ahora éste va a cantar”, y a veces lo más difícil es que esas mismas personas te acepten cuando empiezas a hacer algo diferente.

Pero para mí era muy emocionante y fascinante. Estaba lleno de adrenalina y por todo lo alto, pues había descubierto en mí cosas que nunca había sentido: componer canciones, escribir letras y música, la emoción de verme cantando mis propios temas y de artistas que admiro…

En mi primer disco incluí dos covers de Carlos Valera, una de X Alfonso, dos de Iván Latour y, como te decía anteriormente, la emoción de componer y cantar mis propias canciones y de artistas que admiro, y escuchar cómo se reproducían en la radio, y que estuvieran en un disco y que éste fuera sacado en México, un lugar bastante difícil donde hay muchas personas tratando de hacer música.

¡Era tan emocionante todo eso, que no sientes si es difícil o no! Es como cuando te subes a surfear encima de una ola: estás ahí viendo a ver cómo es y divirtiéndote.

¿En qué te inspiras a la hora de componer tus canciones? ¿Sentimientos? ¿Amistad? ¿Amor? ¿Familia? ¿Amigos?
Pues algo que me pase de repente, o algún pensamiento que tenga sobre algo que está pasando en la vida. Normalmente, en mis canciones hablo sobre cosas que me gustaría hablar con una mujer o con un amigo.

No soy metafórico a la hora de escribir. Trato de hablar en mis canciones como estamos hablando ahora. Eso sí, siempre trato de buscarle la parte divertida, que los finales de las canciones siempre sean optimistas aunque la canción hable de algo triste.

Cuando escribí Ven a mi vida que va de maravilla fue un momento muy difícil en mi vida. Estaba en el mundo de las drogas, un mundo oscuro del cual quería salir. Una de las canciones que más me ayudó fue escribir Ven a mi vida que va de maravilla, que era todo lo contrario. Esto de las drogas nunca se lo había contado a nadie, pues tengo hijos, familia… Pero hace 16 años que me alejé de todo tipo de drogas, y estoy totalmente limpio.

Esto lo digo como forma de transmitir un mensaje para decirles a todos que al final las drogas no te llevan a ningún camino.

osamu¿Te fue difícil librarte de las drogas?
Hubo un momento en que me estaba pasando eso, y yo dije: «tengo esta vida para ser productivo, para darle algo al mundo y a las personas que me rodean». Y definitivamente las drogas no era el camino adecuado. Fue así que decidí dejar ese mundo oscuro, de una manera tajante. Aún no sé cómo lo logré, pero fue así. ¡Y felizmente llevo 16 años sin consumir! Claro, de vez en cuando me tomo un traguito y no pasa nada.

Fue a partir de ese instante que empecé a componer canciones, a hacer realmente lo que soy ahora. Un artista bastante fructífero: tengo 5 discos, 2 DVD’s e infinidad de video clips. También tengo una banda donde hago mi propia música, otra donde hago covers, tengo una banda aquí en Cuba y otra en Miami. Como ves, no paro de trabajar y hago lo que me gusta.

¿De dónde saca Osamu tiempo para hacer tantas cosas: atender a tus bandas, tanto en Miami como aquí en La Habana, tu programa de televisión en Miami, tus viajes a Cuba una vez al mes, así como dedicarles tiempo a tu familia y amigos?
Eso me dice mi papá: yo no sé como tú lo logras, pero veo que lo logras. La verdad, no sé. Creo que se debe a que me reúno con personas talentosas que respetan mi trabajo, y yo el de ellos.

Pienso que los seres humanos nos diferenciamos de los animales pues nos comunicamos y entendemos las cosas. Creo que cuando hay buena comunicación, y cuando sabemos a dónde vamos, es más fácil.

Por ejemplo, hoy llegué de Estados Unidos, dormí cuatro horas, y vine aquí en la prueba de sonido, viendo algunos detallitos para después hacer dos horas de Rock&Roll aquí, en el Submarino Amarillo. Pero a pesar de que pueda haber detallitos insignificantes, la gente la pasa súper bien, y además estoy muy contento con la banda que tengo aquí en Cuba.

¿Por qué razón decidiste irte vivir a los Estados Unidos? ¿Oportunidades de trabajo distintas a las que te ofrecían aquí en Cuba? ¿Alguna otra razón?   
Jajaja! Mira, no sé. A lo mejor la gente de Estados Unidos no comparten mi criterio, y yo también lo puedo entender. Yo no me fui para ningún lado, yo estoy en este mundo y me dejo llevar por las cosas y trato de subir por las cosas que me rodean.

A mi esposa, que es actriz, le ofrecieron un trabajo en la televisión de Estados Unidos, y nos fuimos para allá a ver qué pasaba. Pues uno tampoco puede cerrarle las puertas a las oportunidades, y yo, como dice mi hijo: soy un sobreviviente. Yo, donde caiga, me las arreglo para armar mi Rock&Roll y ser feliz, y no me fui a vivir a ningún lugar.

Simplemente ahora estoy ahí, haciendo esto, y nunca he dejado de venir a Cuba en estos 3 años y medio que llevo viviendo en Miami. Todos los meses vengo y toco una o dos veces aquí, pues necesito estar en Cuba. Es algo que forma parte de mi vida y lo necesito hacer, y la verdad es que todo sale bien y fluye de maravilla.

Te repito: no me siento que me haya ido de Cuba y que no viva aquí, simplemente estoy en un lugar, y aun así pertenezco a mi país.

Me siento súper feliz en ambos lugares. Cada país tiene sus cosas buenas y cosas malas, igual que Cuba tiene sus cosas buenas y malas. Por eso, yo siempre trato de absorber lo bueno de donde estoy y sentirme bien. Es una sola vida la que tenemos, y es lo que trato de hacer, de estar en el lugar que me sienta bien y haciendo las cosas que me hacen feliz, a mí y a mi familia.

Siempre tratando de olvidar la parte política, aquello que te dicen de que eres de aquí y de allá, a mí pueden ponerme el cartel que quieran. Yo soy el mismo que nací en Luyano, que me críe en Lawton, que viví en Playa, y ahora estoy viviendo en Miami. También estuve viviendo 10 años en México, y aun así, nunca dejé de venir a Cuba.

osamuOsamu, hablemos sobre tu último disco, “Mandala”, y que saliera hace unos meses. ¿Cuántas canciones trae? ¿Dónde se grabó?
Sí, el disco se grabó tanto en Miami como aquí en Cuba. Aquí hice un tema con José Luis Cortes y su orquesta NG La banda, que se llama Chaca chaca en la azotea.

Hice este tema pues José Luis es uno de mis músicos cubanos preferidos, y, aparte de hacer y tocar Rock, la música cubana siempre me ha influenciado mucho, y dentro de la misma, agrupaciones como NG La Banda y los Van Van, y eso es algo que siempre ha caracterizado la sonoridad de mis canciones. De hecho, el disco “Mandala” tiene 10 temas incluidos, y dos temas del disco anterior titulado “Cuarta Temporada”, ya que el mismo no salió aquí en Cuba.

Próximamente “Mandala” saldrá en Cuba bajo la disquera BisMusic, y está disponible en todas las plataformas musicales de Internet.

El video del tema “Mi Vida Loca” acaba de ganar un premio internacional, el Global Music Award, lo presenté en el Grammy Latino y el Grammy Americano, en donde estuvo pre-nominado el año anterior.

Así que espero que este nuevo disco “Mandala” tenga mejor suerte y sea bien recibido en los Grammy, aunque es muy difícil que te nominen, pues hay mucha competencia y no poseo el respaldo de ninguna disquera internacional. Es todo producido de manera independiente, pero aun así te das cuenta que te tienen en cuenta y eso me hace feliz.

¿Cómo crees que el público cubano recibirá el disco de Osamu una vez salga al mercado y lo tengan en sus manos?
Yo hice este disco pensando un poco en la gente que está en la casa jugando dominó y pone música para entretenerse. Las 6 primeras canciones sirven para eso, para ponerlas de fondo en una fiesta y compartir con los amigos. O por si quieres bailar con esa música.

En resumen, es un disco hecho para los cubanos. Tiene géneros como Reggae, Funky, Salsa, y sobretodo música cubana. Después hay un tema súper relajante que se titula Mandala 69, que es para relajar, para meditar y cosas así. Ya para el final del disco vendrían los temas más fuertes, más rockeros.

Y es eso. Las personas pueden disfrutar el disco donde sea y a cualquier hora. Eso se ve reflejado en mi estado de ánimo. Si quiero levantarme, pues escucho música fuerte; si quiero relajarme, escucho algo más suave y también escucho música cuando comparto con los amigos y familia.

En fin, es un disco para disfrutarlo y gozarlo! Es un disco que ha tenido tremenda suerte, pues la mayoría de los temas tienen videos. El primer video es Mi Vida Loca, y después está Dame tu Amor, tema que hice con Orlan Max (un músico angoleño que estuvo viviendo aquí en Cuba). Ya está a punto de salir el video del tercer tema, que lo hice con Vanito Brown.

Después está el video de Chaca Chaca en la Azotea, junto con José Luis Cortes y NG La Banda. También está el tema Tu y Yo, que lo hice con Yori Gómez, mi esposa, y es un tema de cuando ella estaba embarazada, y quisimos reflejar nuestro amor.

También está el video de No more dar, video que nunca pensé en hacer pues es un tema bien duro y que trata sobre la guerra, pero gracias a los que pusieron imágenes a este video quedó bastante bien. En resumen, es un disco que ha tenido un gran éxito.

Además, incluí dos temas adicionales que son Burbuja Feliz y Ya no más, junto a David Blanco, otro genial músico cubano. Ambos temas tienen videoclips que han obtenido premios en Lucas (un programa dedicado exclusivamente a la música cubana).

¿Cómo ha sido recibido el disco de Osamu por el público de otros países? ¿Has podido interpretar los temas en tus presentaciones habituales en Miami?
Yo lo que hago es tratar de combinar mis canciones con covers, pues muchas veces quienes van a verte no conocen el disco entero, pero hay 5 o 6 canciones que les pueden llegar y que pueden conocer, y los mezclo con canciones que se asemejen a la sonoridad de los temas del disco.

Ahora tengo en la banda a Dianela de la Portilla, que es cantante y fundadora de la banda Los Boys, y que actualmente vive en Miami. Ahí estoy incluyendo un tema de su autoría, y que funciona de maravilla. Es un funky en inglés y español, y que suena de maravilla.

Como soy fan del Barcelona FC, siempre estoy tratando de que en la banda todos se sientan figura importante del grupo, y a la verdad estoy súper contento de tener a Dianela, ya que toca el piano, canta en la banda, y hace sus temas y covers. También tengo a Yori Gómez en la voz principal. Como baterista tengo a Elvis Garcia, que también canta. Y así es mi banda actualmente.

¿Dónde se puede obtener el disco? ¿Está disponible en tiendas online?
Sí, eBay, en iTunes. Sé que hoy en día es bastante difícil que las personas compren discos por Internet, pero tengo la esperanza. Cada canción cuesta $0, 99, y si quieren sentir que apoyan a los músicos que seguimos siendo músicos, por favor compren mi disco.

No es por el simple hecho de gastarse el dinero, sino el apoyo que nos brindan para poder seguir haciendo música, pues en cualquier momento la música puede morir.

osamuEn el caso de Cuba, ¿cómo serían los planes para promocionarlo?
El disco ya está firmado por BisMusic, la casa discográfica a la que pertenezco ya hace algunos años. Estoy muy agradecido con ellos de que me tengan en cuenta dentro de su gran catálogo.

En cuanto a la fecha de salida física al mercado cubano, eso depende de planificaciones internas del sello. Así que pronto las personas lo podrán disfrutar.

Osamu, dinos, ¿qué diferencias hay entre “Mandala” y tus otros discos anteriores?
Siempre que termino un disco noto que he mejorado como productor, pues mis discos los hago yo. Pero la sonoridad siempre ha sido bastante similar y diferente, tratando siempre de que ningún disco se parezca al anterior.

Casi siempre las diferencias son pocas. A lo mejor en este disco te gustan canciones que en otro no, y viceversa. Siempre trato de hacer lo que me gusta, y la verdad es que estoy súper feliz con eso.

Aparte de “Mandala”, ¿qué otros planes tienes para este año, Osamu? ¿Alguna gira por Cuba? ¿Algún nuevo material?
Bueno, pues muy pronto debe estar listo el video con Vanito Brown. En cuanto a mis planes, seguir tocando y llevar mi música a todas partes.

En cuanto a giras, ya he hecho dos anteriores, y si se diera una tercera gira con “Mandala”, pues dejaría todo lo que tengo de trabajo, pues no hay nada más satisfactorio que ir por cada rincón del país llevando tu música al público cubano. Pero te digo, habría que esperar a ver.

¿Qué es para Osamu el Rock?
Es la adrenalina que me mueve. Es un tipo de música, pero a mí es la que me toca los sentimientos. En mi caso, el Rock es la música que logra tocarme donde me gusta.

Bueno, Osamu, creo que esto es todo. Te deseo éxitos y felicidades en tu carrera, y mucha suerte con tu nuevo disco.
De verdad que agradecerle a la vida y a La Habana, Cuba; a las personas que me quieren, como ves esta noche; mis amigos músicos, que soy fan de ellos, se suben al escenario a cantar conmigo y eso es algo que me hace feliz; y sobre todo venir a Cuba a compartir mi música con mis amigos y seguir haciendo lo que he hecho hasta ahora.

Más información sobre Osamu en el siguiente enlace:
Ver Facebook

Encontrarás más música y grupos de Rock aquí

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =