Pepe Bao, un bajista inquieto y creativo

Pepe Bao ha tocado con tantos artistas nacionales e internacionales y ha vivido tantas experiencias, que tiene para escribir varios libros. La mayoría lo conoce por ser bajista de O’Funkillo pero Pepe Bao es, como él mismo dice «un culo inquieto», y lo mismo te toca jazz, que blues, que swing, que funky que cualquier otro estilo que se le ponga por delante.

Aunque he visto muchos conciertos de O’Funkillo con Pepe Bao al bajo, aún no lo he visto a él solo tocando los temas de sus discos en solitariono me voy a perder el Avutarda Rock, ya que vendrá a presentar su «Andebass».

Pepe Bao es un tipo muy interesante, además de divertido, y estuvimos conversando por teléfono durante casi una hora.

Aquí os dejo todo lo que hablamos con el.

pepe bao

Pepe Bao, un bajista inquieto y creativo

Pepe Bao, un placer poder hablar contigo. Tienes una larga trayectoria como bajista y no sólo con O’Funkillo, sino que has tocado con muchos artistas. ¿En qué momento decides que quieres emprender tu carrera en solitario? ¿Lo hiciste porque no puedes estar parado, como le pasa a muchos artistas…? Cuéntanos.
Siempre he sido culo inquieto. He tocado con mucha gente, todos los estilos, muchos grupos. Cuando me dediqué profesionalmente a la música, cuando empecé a tocar con mucha gente, a ganar pasta, toqué con muchos grupos. Yo era rockero y heavy metal, y para ganar pasta, si tocabas con tu grupo de heavy metal del barrio, no daba dinero.

Empecé a tocar con músicos más profesionales, con más artistas. Pagaban, y poco a poco ahí empezó todo, en Barcelona. Estuve hablando con gente de la rumba catalana, empecé a acompañar a artistas de allí. Después empecé con Luz Casal, Barón Rojo, Duncan Dhu, con Mikel Erentxun… Ahí empecé ya a tocar con todo el mundo, supermercenario.

Al ser supermercenario tocaba el bajo pero también componía, pero como siempre estaba de gira con estos artistas, de aquí para allá, pues nunca tenía tiempo.

Vine a Sevilla a tocar con Raimundo Amador, cuando empezó su carrera en solitario, y cuando me vine aquí a Sevilla a vivir, fue cuando empezó todo. Tenía ganas de montar un grupo. Yo venía de Barcelona, donde había más música internacional.

En aquella época había más de todo, y aquí en Sevilla no había mucho funky. Estaban con el flamenco, el blues, el rock andaluz… Así que hice un grupo aquí que se llamaba Motherfunkers con Andreas, con Joaquinito y Javi, y empezamos a hacer versiones de Jamiroquai, de funky, de Red Hot Chilli Peppers

Empezamos a tocar por ahí y se llenaba de gente en todos lados. Ahí fue cuando empezamos en serio. Con Raimundo dejé de tocar, y nos echamos a grabar algo con este grupo que es O’Funkillo.

Nos cambiamos el nombre de Motherfunkers a O’Funkillo, y de ahí, pues mira… Como conocía a gente en Madrid de compañías y cosas así, pues fue un poco más fácil. Hicimos una maqueta para vender en tiendas tipo, se vendieron todas en dos semanas, y ahí empezó la historia de O’Funkillo.

Y después de O’Funkillo, pues…, también me gusta tocar música instrumental, música progresiva, jazz…, y como también compongo, pues tenía cosas ahí para hacer instrumental. Hice un grupo que se llamaba Maneta de Camioneta con Alvaro Gandúl y con Joaquín Migallón, que estuvimos pateando España tocando por todos lados. Al final se fueron Joaquín y Alvarito, y me quedé solo.

He seguido tocando con mi hermano, con mi sobrino, con más gente, y decidí grabar algo. Grabé un disco, “Navegando por un mar de olivos”, que fue así rollo casero. El disco funcionó, lo vendía yo, no salió con ninguna compañía, fue todo autoproducción.

pepe bao

Como bien has dicho, “Navegando por un mar de olivos” es el primer disco que publicaste, y este año vuelves con un nuevo trabajo al que has llamado “Andebass”. Cuéntanos, ¿qué vamos a encontrar en este trabajo? ¿Qué es lo que destacarías de él? ¿Qué hay de diferente con respecto al primero?
Este año tenía ya material para hacer otro disco en solitario e hice el “Andebass”. El padre de Juanito Makandé fue un poco mi padrino. Hablé con una compañía de Barcelona, que también lleva a Juanito Makandé, con Satélite K, y me ayudaron a financiar el disco.

“Navegando por un mar de olivos” está grabado en casa, es casero. Tanto éste como el “Andebass” los he hecho yo. He tirado de colegas que se enrollan porque un estudio vale una pasta, a los músicos hay que pagarles…

En “Andebass” hay un tema que me ha gustado siempre que es Sina, un tema de Djavan (artista brasileño), pero lo he hecho por funky y por swing. Yo siempre, cuando hago versiones, las tuneo. No me gusta hacerlo igual, y si es algo más de aquí, más flamenquito, así, español, mejor.

Hay otro tema en el que estamos mi hermano, yo y mi madre, y es una ranchera, pero yo la he hecho por bulerías, bajo, batería y voz. Ha quedado superchula, si se le hubiera metido algún otro instrumento igual me la hubiera cargado.

Nos gustaría que nos hablaras de las colaboraciones en “Andebass”. Hemos visto que has contado con muchos artistas. ¿Cómo se gestiona a tantos músicos para “convencerles” de su participación? ¿Los conocías a todos previamente?
La batería la ha grabado mi hermano, y Miguel Lamas en otro tema, El Amir a la guitarra, Gabriel Peso a los teclados, Álvaro Gandul también a los teclados, Josemi Carmona a la guitarra, Joselín Vargas, Juanito Makandé, que grabó unas percusiones y unas palmas…

La gestión…, ha sido difícil porque siempre uno está ocupado, el otro no está, el otro no puede, y me ha costado.

En el tema Andebass, que da título al disco, quería contar con mucha gente, y en él están Juanito Makandé, Alvaro Gandul, Carles Benavent, Antonio Lizana, Raimundo Amador, Amir John Haddad – El Amir, Hamsica Iyer & Kaiushik Basu. Menos a los hindús, los conocía a todos, y El Amir me dijo “Pepe, ya verás cómo molan”, y dije, “venga, vale”. Yo nunca grabo con gente que no conozco.

Yo busco la música, da igual si tiene 18 grammys o 40 mil, busco música, busco rollo.

pepe baoEn Noviembre tendrá lugar el La Avutarda Rock en Cáceres, que nos ofrecerá 4 directos durante 4 Jueves, y tú serás el primero en abrirlo. Cuéntanos, ¿vendrás sólo, en formato trío, en cuarteto? ¿Qué músicos serán los que te acompañen?
Voy a ir a dúo. Iba a venir conmigo Manuel Mart, el cantante de Estirpe, pero no ha podido ser.

Así que me llevo a una de las coristas de O’Funkillo, que canta muy bien. Haré con ella temitas míos del disco “Andebass” y alguna versión.

¿Qué tienes preparado para este concierto? Además de los temas de Andebass, ¿tienes alguna sorpresa preparada que puedas adelantarnos?
Sabes qué pasa, que yo no soy mucho de prepararme las cosas, no soy muy organizado para esto. Nunca me preparo mucho las cosas, sabes? Soy muy del momento. Tocaré los temas de “Andebass”, pero también algo de flamenquito.

Además de La Avutarda Rock, imaginamos que tendrás más fechas cerradas y por cerrar, no? ¿Hay alguna posibilidad de algún concierto o gira internacional/intercontinental?
Tocaré en el festival de Jazz de Madrid. Iré con mi hermano Anye Bao, Luis Dulzaides a la percusión, Álvaro Gandul a los teclados y David Lerman al saxo y a la guitarra. Y no es seguro, pero a lo mejor viene con nosotros también Alana Sinkey, que canta la canción de Sina en “Andebass”.

En cuanto a salir fuera de España, en ello estoy. Quiero ir a Chile, a Argentina, quiero salir por Europa, y en ello estamos. Ya tengo alguna cosa para el año que viene.

Está complicado. Sí, en la música está todo más mal…, el sistema, la política… Todo está controlado, lo que funciona en la música es lo que sale por la tele, por los medios. ¿Y qué pasa con esto? Pues que en la tele y en los medios están los tiburones, la música comercial.

Pero a mí ese tipo de música no me interesa, es música sucedánea, copias de otras cosas, personajes que crean para dar un dinero y se quedan ahí. Hay artimañas de compañías de discos y editoriales para sacar dinero con gente que sale de la tele. Está muy infectado el sistema.

Pero bueno, hay que seguir luchando e intentar salir de aquí un poco, jejeje. Vamos tirando, y yo sigo con mis O’Funkillo y mi “Andebass” y mis cosas.

pepe baoPepe Bao, cuentas con muchos seguidores y eres un referente para muchos. Para los que amamos el bajo, y pensamos “yo quiero tocar como Pepe Bao”, además de echarle muchas horas y ganas, ¿qué es lo que se necesita?
Jajajaja. En Instagram hay un chico que puso hace poco una foto en la que estoy yo en la tele tocando vestido de indio, y está ahí el chaval con una guitarra de plástico imitándome, buenísima la foto jajajaja.

Se necesita todo, todo es bueno. Yo soy autodidacta y cuando aprendía a tocar, no había internet ni nada de eso. Ahora lo tienes todo a huevo.

Yo, para tocar un tema, tenía que estar con el disco para adelante y para atrás, y con las cintas igual. Así aprendí yo, escuchando mucha música, tocando de oído, totalmente autodidacta.

La suerte que he tenido es que he tocado con gente más buena que yo, he estado en grupos en los que había gente muy buena. Eso es lo bueno del grupo, que tú seas el peor, aprendes un montón porque son como maestros.

Una de las cosas buenas que me han pasado es que he acabado tocando con gente que yo de pequeño flipaba. Por ejemplo, con Barón Rojo. Yo con ellos flipaba, y acabé tocando con ellos y soy supercolega de Fortu. He hecho de todo, también he tocado con Medina Azahara, con BB King, con Marcus Miller, con Pata Negra, con Raimundo…. Me han pasado cosas muy buenas en la música.

Lo bueno es que nunca he sido rancio de estilos, no soy purista, nunca he sido jazzman, ni bluesman, ni heavy metal. Rockero sí, pero a la hora de tocar he tocado con todo el mundo.

Con internet ahora la gente lo tiene mucho más fácil, pero también es cierto que ha quitado creatividad a los músicos.

Antiguamente tú tenías unas referencias para componer, y ahora está YouTube, en el que ves a mucha gente imitando, tocando igual y con el mismo sonido. Tocan de puta madre, son la ostia, pero te pones de espaldas y dices ¿quién será? Y pueden ser diez mil, suenan a muchas cosas iguales. Van buscando la canción del verano, la de navidad, copiando armonías y todo eso…

Todo el mundo tenemos nuestras influencias, pero hay mucho descarao. Internet ha hecho un poco de daño a la creatividad y a la originalidad de la gente y de los grupos. Yo escucho una guitarra flamenca y sé si es Paco de Lucía o es Raimundo Amador. Es difícil marcar un sello propio hoy en día. Pero bueno, ahora el rollo es así.

El que no disfrute tocando el bajo… Un bajo es para pasárselo bien. Hay gente que se mete a tocar el bajo por necesidad o por lo que sea, pero en realidad es para pasárselo bien. Hoy en día hay muchas técnicas para tocar muchas cosas.

Pepe Bao, ha sido un placer hablar contigo y siempre es un placer verte y escucharte en directo, ya sea con O’Funkillo, con otros músicos y grupos o en solitario. Gracias por tu tiempo y un fuerte abrazo!
A vosotros. Muchas gracias por todo.

Más información sobre Pepe Bao en los siguientes enlaces:
Visitar Web
Ver Facebook
Ver Twitter
Ver Instagram

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 7 =