Sala de Conciertos – Primavera Sound 2014 (Barcelona)

Leer esta seccion   Ver otras secciones

por Jorge Ares.

Antes de ir a un festival tan importante internacionalmente como éste, debemos saber una serie de consejos importantes: Es un festival caro, dado su gran cantidad de escenarios y sus propuestas tan diversas, se hace un festival francamente difícil para el bolsillo. La solución es elegir muy bien que día vas a ir o bien comprar tu abono con mucho tiempo de antelación. El festival Primavera Sound es un evento destinado a un público que comprende una media de los 35 años, por lo tanto, esto nos hace entrever que el cartel del festival tendrá artistas veteranos y emergentes.

En este tipo de encuentros musicales, el mainstream está excluido por completo. Es un evento indie en toda su expresión, es decir, underground en gran cantidad de estilos que van desde el pop al folk, pasando por la electrónica o el metal.

Este año sólo pude estar miércoles y sábado. El tiempo no acompañó en algunos de los conciertos, pero por regla general el público fue masivo, tranquilo y de comportamiento excepcional. Como siempre, uno de los problemas del festival fue la vuelta a casa porque tanto jueves como miércoles y viernes, el metro se acababa a las 12, lo que hacía muy difícil coger un medio de transporte como el taxi o autobús. Solución, aguantar hasta las 6 de la madrugada.

Miércoles 28 de Mayo
Fira Fem: Los madrileños fueron los primeros en inaugurar el festival. En el escenario ATP nos tocaron las canciones de sus dos discos.  Me recordaban bastante a Foals, rollo post rock con toques tropicales y reminiscencias punk. Sonaron contundentes y bailables… quizás para horas más tardías y no para las 17h.

Él mató a un policía motorizado: Los argentinos son los herederos directos de Los Planetas. Su actuación fue muy grande, tocando algunos de los temas de su disco El nuevo magnetismo. El cantante, una mezcla entre Maradona (gordo) y Hugo (el de perdidos) con su contoneo a lo Jim Morrison, nos metió a todos en el bolsillo. Para mí es el mejor grupo indie de habla hispana actual.

Temples:  Es otro grupo que también me gustó mucho. Su mezcla de brit pop muy beatles y psicodelia a lo Kula shaker me gustaron un montón. La pena fue que la lluvia nos impidió disfrutar aún más del conciertazo que dieron los británicos.

Sábado 31 de mayo
Mishima: Grupo barcelonés del que nada más pude ver el final. Curioso porque entre el público había mucho músico catalán apoyando a los colegas musicales. Lo poco que vi me parecieron espesos (teniendo en cuenta que solo vi la última canción).

Jonathan Wilson: El americano vino a presentarnos Fanfare, folk pop y rock muy americano que me supieron a poco. Hubo momentos en los que me aburrí, lo cual aproveché para beberme alguna cerveza. El concierto fue un rollo Dylan en sus composiciones, con un importante apoyo de un público bastante veterano.

TelevisiÓn: Otro de los grupos veteranos. Desde el otro lado del charco venían estos norteamericanos a tocarnos su gran disco Marquee Moon. De hecho, no defraudaron a los numerosos oyentes que coreaban sus canciones y vibraban con cada tema que tocaban. Yo, que no los conocía, me gustaron y me fueron metiendo en calor.

Caetano Veloso: Qué grande! Cómo se puede tener tanta energía con esa edad! Me esperaba un concierto de bossanova y fue todo lo contrario, rock brasileño con gran carisma por parte de Caetano, que se metío al público en el bolsillo con la primera canción, y que con las canciones “lentas” era capaz de emocionar a todos los que estabamos alli. Abraçaço es un perfecto diálogo entre rock y samba sin perder la reivindicación. Grandioso!!!

Vulcano Choir: No sabía nada de esta banda americana. El gran descubrimiento de la noche. Repave fue una mezcla de pop, electrónica, post rock, folk. Un lujazo de concierto con músicos muy expertos y que fueron el perfecto calentamiento para lo que vendría después. Toques oscuros, vocoders, guitarras, bajos, pedales… Como disfruté de aquel directo.

Goodspeed you! Black emperor: Otro directo de los grandes. Atmosferas oscuras con intros espectaculares con unos auténticos máquinas de las guitarras y sus pedaleras, que a base de ruidos van construyendo atmosferas que se van superponiendo y creando un clima espectacular. Rock experimental de estos canadienses anarco- revolucionarios que conquistan a todos los amantes de las guitarras.

Cloud Nothings: Attack on memory es un discazo de toque grunge-garage-punk y pop. Este grupo fue de lo mejorcito del Primavera Sound. Su concierto me recuerdan a los primeros  Nirvana, donde la fuerza, la potencia y la caña de sus guitarras te hacen botar de principio a fin, y la clave fue que su escenario se quedó pequeño. Para mí, es uno de los grupos indies del momento. Su actitud y su fuerza los convirtió en lo segundo mejor de la noche.

Nine inch Nails:  Fue el grupazo de la noche… y no sé si del festival. Su fuerza, su contundencia, su profesionalidad, calidad y ganas de hacernos bailar nos enloqueció. El sonido de rock industrial de la formación es indiscutible, haciendo de su concierto un resumen de sus grandes éxitos más los mejores de su último disco, Hesitation Marks. Y si encima te cierran el concierto con “Hurt”, se convierte en un placer supremo.

Foals: Los británicos con Antidotes hicieron un discazo en el que el indie más bailable y tropical se hizo notar en su directo. Aunque también recurrieron a temas más experimentales y rockeros de Holy fire. Fue un directo para quemar zapatillas, donde los de oxford permitieron el lujo de lanzarse al público y disfrutar como enanos. Me gustaron mucho y bailé otro tanto.

Cut Copy: Fue energía y baile en todo su esplendor. Los australianos fueron insaciables en su manera de hacernos mover el esqueleto, temas de Free your mind y de In Ghost colours nos hicieron quemar las pocas energías que nos quedaban. Colorido de ritmos y mucho pop en sus temas. Ideales para acabar la noche.
 

Deja tu opinión!

ocho + siete =