Siren, el mejor regreso de la muerte

En 1980 surgió en Brandon, Florida, Estados Unidos, una banda llamada Siren. Durante cinco años navegaron en la escena subterránea, y lanzaron dos demos: Metro-Mercenary (1984) y Iron Coffins (1985).

Fue así como la disquera alemana Flametrader lanzó su disco debut: No Place like Home (1986) en formato vinil y casete.

Volvieron a publicar dos demos de forma independiente: Dead of Night (1986) y The Garage Experiment (1987); sin embargo, no fue sino hasta finales de esa década que la agrupación pudo viajar a Bochum, Alemania, y grabar Financial Suicide (1989) con la todavía activa Aaarrg Records.

Quizás también te interese leer:
Dark Passage y su legado de sangre
Analizamos Infidel de los suecos Ambush
Aryem presenta Dangerous Paradise desde México

siren

Después se perdió el rastro de la banda, hasta apenas este mes de abril, que Siren lanzó su tercer y por mucho mejor disco hasta la fecha: Back from the Dead (2020).

No es que sus entregas previas desmerezcan, pero este nuevo disco ofrece pasajes y sonidos inexistentes en su obra previa. Mucho se le puede atribuir a la tecnología, pero todavía mucho más a la composición de las canciones.

Un punto destacado es la alineación. Aunque Siren nunca la ha repetido en ninguno de sus tres álbumes hasta la fecha, la formación que presenta en este nuevo redondo es por demás interesante.

En la guitarra está Hal Dunn, quien formó parte de las primeras alineaciones, pero nunca llegó a grabar algo con la banda. En la batería está Ed Aborn. Aunque no grabó ninguno de los dos discos previos de Siren, sí grabó los dos demos de la banda, e incluso participó en Dead of Night.

Gregg Culbertson es el encargado del bajo. Él formó parte de Siren en el periodo comprendido entre los dos álbumes previos.

El único miembro que ha estado en los tres discos es el vocalista Doug Lee, quien, después de finalizar la primera etapa de Siren, se fue a cantar con la banda alemana Mekong Delta durante toda la década del noventa. Su timbre de voz cambió, sin embargo, esto no significó un paso atrás para sus cuerdas vocales.

«Back from the Dead«, el nuevo trabajo de Siren

Back from the Dead es un disco de catorce piezas, todas y cada una con energía propia. Es increíble cómo el álbum transcurre canción por canción, y ninguna disminuye la intensidad. El trabajo compositivo demuestra una enorme cantidad de ideas y recursos muy bien plasmados y distribuidos.

Hay introducciones de riffs eminentemente heavys, los versos son acompañados por una línea de guitarra, hay puentes con licks, el bajo se escucha sin ningún problema, y, lo que es muy importante, los solos de guitarra no son meros compases protocolarios.

Siren "Back from the Dead" Album Sampler

Con todas estas características positivas, hay que añadir la gran facilidad e intuición de Doug Lee para crear líneas vocales, que fluyen a la perfección con las bases de los instrumentos.

En ocasiones, la guitarra dibuja una línea que acompaña la voz, haciendo de las piezas una verdadera manifestación de poder melódico, que motiva a escuchar hasta el final.

El disco vio la luz por primera vez a mediados de abril en plataformas digitales, y fue a finales de ese año que Battle Cry Records lanzó una versión física. En mayo, Underground Power Records editó una versión limitada de 200 copias numeradas a mano.

Este álbum es un renacimiento más que perfecto. El sonido que despliega Siren con esta nueva entrega se aleja años luz a la de sus obras previas.

El recibimiento ha sido formidable, y sólo esperan a que termine la contingencia para poder demostrar que siguen siendo una banda vigente en vivo.

Más información sobre Siren en los siguientes enlaces:
Facebook
Bandcamp
YouTube

Deja tu opinión!

4 × 3 =