Sôber nos presenta Elegía, un disco muy esperado

Muy buenas a todos! Como siempre, espero que todos os estéis cuidando, que sigáis siendo responsables, que aun con vacunas el virus sigue ahí fuera.

En esta ocasión, he tenido el placer de tener una charla telefónica con Antonio Bernardini, que me atendió muy amablemente, y con quien estuve hablando largo y tendido. También nos echamos unas risas, y, lo más importante, nos contó toda la información sobre el nuevo disco de la banda Sôber, todos los detalles de su composición y lanzamiento, y cómo serán los próximos conciertos.

Quizás también te interese leer:
LUDE, Nu Metal con mucha personalidad
Morti, creatividad infinita
Epica y su concierto en streaming Omega Alive

Sôber nos presenta Elegía, un disco muy esperado

sôber
Foto: Javier Bragado

Lo primero, darte las gracias por atenderme en esta entrevista. Empecemos, ¿cómo se siente Sôber (cómo te sientes tú) tras el lanzamiento de Elegía?

La verdad es que nos sentimos muy contentos. Ha sido el primer disco que Sôber hemos hecho después de Vulcano, hace ya cinco años, aunque hemos estado inmersos en La Sinfonía del Paradÿsso y todo lo que conllevó, pero el disco realmente que hemos hecho y compuesto ha sido éste, con lo cual estamos súper contentos, muy motivados, y muy orgullosos de lo que hemos sacado.

Tras veintiséis años de carrera, en teoría tienes que sacar disco, aunque también podríamos haber seguido girando y ya está, pero cuando tienes diez temas que crees que merecen la pena, y con un formato tan cuidado, pues pensábamos que era un regalo para los fans y para nosotros mismos.

Los fans dicen que para este nuevo álbum habéis retomado el sonido de los Sôber de los primeros años. ¿En qué se parece este nuevo álbum a los primeros álbumes de Sôber?

Bueno, yo creo que es más una opinión de la gente. Nosotros teníamos la intención de hacer un disco más crudo, más directo, y volver un poquito a reencontrarnos con los primeros trabajos, pero no hacer una nueva Morfología o una nueva Síntesis porque ya están hechas.

Digamos que, con el tiempo, evolucionas, tanto como músico, técnica, y como compositor. En este caso, Carlos es el compositor del disco y letrista también, entonces llega un momento en el que queríamos darle ese aire más de oscuridad, solemnidad, y más contundencia.

Eso es lo que queríamos. Volver otra vez a la imagen del principio de Sôber, pero siempre con un punto de luz, y optimismo, que siempre nos ha gustado, poder hacer canciones que tengan varios niveles de lectura para que la gente pueda interpretarlo a su manera. Eso es lo bonito y lo romántico que puede tener el estilo que Sôber estamos haciendo.

Sôber - Verona (Videoclip oficial)

¿Cómo crees que ha evolucionado la música de Sôber con el paso de los años?

Pues hemos evolucionado, pero el estilo en sí no ha cambiado mucho. Somos un grupo que cuando comenzamos nos marcamos unas directrices muy concretas, y que nos costó muchas críticas, porque por allá en el año 1996, en España, no había ningún grupo como nosotros.

Entonces tenías que oír y ver cómo la prensa y oyentes nos comparaban con algún otro grupo, como para ubicar a la gente dentro de un estilo. Quizá una semejanza con Héroes del Silencio, en el sentido de una voz melódica, las letras, etc.

También con Tool, porque, bueno, nos llamamos Sôber, como una canción de Tool, que en esa época éramos muy fans de ellos. Bueno, y ahora también. También éramos muy fans de Helmet por el tipo de guitarras, ritmos. Quizá el tono de voz de Carlos se puede parecer un poco al del cantante de Tool.

Además, en esa época no había Internet, y no había la información que hay ahora para poder decir “voy a hacer un estilo como lo hacen ellos”. De hecho, un directivo de una importante compañía que también llevaba la discográfica de Tool nos dio las gracias por la promoción que les estábamos haciendo a Tool (risas). Eso es real. Y en un evento en el Hard Rock Café de Madrid, cuando A Perfect Circle sacaron su primer disco, para que fuese mucha gente a escucharlos y verlos nos llamaron a nosotros para que tocásemos.

Tool se han hecho gigantescos, y me flipan a mí, a todo el grupo, y a medio mundo. Pero al principio en España no les conocía nadie. Y quizá alguien se compraba el disco de Sôber, y le hablabas de Tool, y no sabía de quién le estabas hablando. Paradÿsso fue un disco que nos cambió la vida a todos.

El disco se compuso antes del cambio de discográfica, y en la nueva discográfica trabajaban muy bien, y con Paradÿsso fuimos subiendo hasta alcanzar el disco de oro, platino, fue un pelotazo. No era una compañía multinacional, pero creyeron en el producto y lo trabajaron muy bien, y no nos condicionaron en nada, pudimos ir a mezclar en Los Ángeles, etc.

Nosotros somos un grupo muy conservador con lo que hacemos, y no nos dejamos influenciar por nadie. Somos muy drásticos en eso. O sea, si algo no nos cuadra hacemos un gabinete de crisis enseguida, y en ese sentido nos intentamos adaptar a las producciones, sonidos nuevos, pero sin cambiar el estilo. Hay bandas que han cambiado el estilo, y al final han perdido público.

Hay que saber adaptarse teniendo en cuenta que en España el rock no es el estilo de música que más se escucha, aunque el rock realmente funciona, porque cuando vienen a tocar una banda de rock se llena el WiZink. O sea, en España el rock funciona, pero no se publicita. Realmente, eso a nosotros nos da un poco igual.

Tuvimos la suerte de que con Reddo entramos directamente en el número dos en las listas, y llegó al disco de oro, y estábamos muy contentos, pero también vimos que necesitábamos movernos, y llegamos a la conclusión de hacer un descanso con Sôber después de muchos años de carrera, y fue cuando nos dedicamos a los proyectos paralelos, como fueron Skizoo y Savia, con los que nos llevó a hacer giras y lanzar tres discos.

Fue un descanso que nos vino bien para crecer como personas y como músicos, nos puso los pies en la tierra, volviendo a tocar en salas más pequeñas, y fue como volver a empezar de cero.

Como músico, no hay una carrera que te enseñe a cómo ser un artista de rock multimillonario, no la hay, (risas). Entonces te equivocas, hay roces con los compañeros, etc., y al final, si Dios quiere, todo se arregla, pero llega un momento en el que ya no pasa nada, y siendo un músico profesional, en el escenario tienes que ver el rol que tiene cada uno, y eso es lo que tuvimos clarísimo cuando nos volvimos a juntar para que el proyecto funcionase.

Ahora han pasado ya once años de eso, y, bueno, estamos muy ilusionados con el nuevo disco, muy contentos, con mucha energía y con muchas ganas de presentarlo.

He leído el por qué Sôber habéis llamado al álbum Elegía, el significado del título, y realmente me ha parecido muy bonito (una elegía es un poema asociado a una pérdida). Con esto entiendo que siempre está muy presente la esencia de Alberto Madrid y Simón en el espíritu de Sôber. ¿Cierto?

Sí, la verdad. Están presentes siempre. No hay ningún miembro del grupo que no se acuerde de ellos en algún momento, es muy difícil, pero no habíamos hecho un disco dedicado a ellos expresamente. Entonces Carlos eligió el nombre Elegía, que es una oda, un poema, acerca de alguien que se está muriendo, o a la muerte. Es un poco etéreo, es una cosa muy bonita, porque, además, nos gustan los títulos que dan qué pensar. Nunca vamos a poner un título demasiado concreto.

No se nos ocurriría llamar a un disco “Perro”, por ejemplo (risas). Ponemos nombres para que la gente también lo piense un poco. Por ejemplo, el nombre de “Elegía”. No todo el mundo conoce esa palabra, y eso, en conjunción con el diseño, que lo hizo la hija de Carlos, que se le da súper bien pintar con acuarelas, y cuando lo vimos pensamos que era cojonudo, y además de su hija, que la hemos visto nacer todos, y fue todo un orgullo contar con sus diseños.

Hay muchas ilustraciones dentro del disco, las letras están escritas a mano por ella, con su perfección e imperfección, al no ser una tipografía, eso está muy cuidado. En eso también ayudó el tiempo de pandemia entre Carlos y su hija, al convivir juntos. Explicarle a ella el significado de las letras, y que ella plasmara en sus ilustraciones lo que ella consideraba que significaba eso.

Al ser una persona con una relación tan cercana, no es lo mismo que tener que explicárselo a alguien externo. Eso hace que el disco sea aún más especial. Yo, personalmente, estoy encantado de cómo ha quedado. Además, el formato es espectacular.

Hemos hecho un libro con disco, que además ese formato del disco, que en realidad es un libro-disco, le bajaba el IVA de un 21% a un 4%, y así además ofreces al público algo más interesante, que no sólo un disco y ya. Todo este tiempo de pandemia nos ha hecho pensar y mimar mucho cada detalle.

sôber
Foto: Javier Bragado

La canción Elegía entiendo que es la más representativa del álbum por razones obvias, pero, además de este tema, ¿con qué otra canción te sientes más identificado? A mí personalmente me encanta “Mi Heroína”, porque tiene algo que, a mí, como madre y como hija, me toca la fibra sensible. De hecho, iba en el bus cuando la escuché por primera vez, y me entró una llorera, que, menos mal que iba sentada en el lado de la ventanilla y pude disimular… (Risas)

Sí, hay canciones que la gente del grupo la estamos escuchando, y al final nos terminamos emocionando, pero si me pides del disco mi canción favorita, a nivel guitarrista, a mí la canción de Seda y Plomo me parece muy divertida de tocar. Tuve la oportunidad de hacer el solo de esa canción.

En este disco no hay tantos solos como en los anteriores, y entonces, pues de los pocos solos que hay, uno me tocó a mí, y es una canción con un riff de guitarra muy contundente, con una letra muy agresiva y directa. A mí me gustan todas. Por ejemplo, la versión a piano de Eclipse con La Bien Querida es una canción muy bonita.

¿Cómo surgió la colaboración con La Bien Querida? Quizá una colaboración un tanto curiosa. La canción suena preciosa, desde luego.

Pues Carlos es amigo de ella, y, bueno, teníamos listos diez temas, y nosotros en todos los discos hemos publicado once. Entonces, era como un número fetiche, y tuvimos la oportunidad de hacer un bonus track de una canción como Eclipse, que es una maravilla, y al ver ese lazo de amistad entre Carlos y esta chica, que, aunque viene del mundo del “Indie”, tiene una voz muy dulce, y te puede recordar un poco a la antigua Jeanette.

Entonces vimos que conjugaba perfectamente, con el compromiso por ambas partes de que si no nos gustaba, no se iba a publicar, pero se hizo, se grabó en una mañana, y la verdad es que el resultado nos gusta mucho, y es un tema que a la gente le está llegando.

Eclipse (Versión piano y voz)

El pasado 26 de Junio Sôber volvisteis a los escenarios en Madrid. ¿Me figuro que fue una pasada volver a sentir la emoción de tocar ante el público?

Sí, la verdad es que fue algo muy emocionante, y en un entorno con muchas luces y muchos vatios, estilo festival, y aunque la gente estaba sentada, era mucha gente, y lo disfrutaron muchísimo, y nosotros también.

Sôber - Mi heroína (Vídeo Lyric)

¿Cuáles son las canciones que más os gusta tocar en concierto?

Canciones como El Hombre de Hielo, Loco”, Tic Tac, por el trabajo que me hacen hacer con la guitarra. Unas canciones son más divertidas que otras porque estás todo el rato cambiando de efecto, etc.

Pero luego también las que el público disfruta, como Arrepentido, Diez Años, La Nube. Yo creo que en general para el set elegimos las que más disfrutamos nosotros, y las que más disfruta el público.

Sôber & Orquesta O.C.A.S. - Arrepentido

Cuéntame, estoy viendo fechas de próximos conciertos. Actualízame un poco la información, ¿dónde y cuándo serán los próximos directos de Sôber?

Vamos a hacer conciertos, dos o tres cada mes, en lo que queda de año, pero no va a ser una presentación como tal del disco.

Como aún hay muchas restricciones, y no podemos presentar como nosotros pensamos que se merecen los temas del disco, pues por el momento vamos a tocar dos o tres temas nuevos en cada concierto, y vamos dando un poco retazos de lo que es el disco.

Pero ya de cara a primeros de año estamos cerrando una serie de fechas y salas, como se solía hacer, y poder dar un concierto extenso.

¿Cómo habéis vivido la pandemia como banda? ¿Os ha retrasado a la hora de presentar material, o, por el contrario, os ha dado más tiempo para trabajar en el nuevo disco?

Nos ha beneficiado en todo lo que comentaba antes, que hemos tenido tiempo de cuidar más todos los detalles del disco. Pero, por ejemplo, nosotros teníamos pensado grabar el disco después del concierto de Las Ventas, el siete de Marzo de 2020, con la mala suerte de que a los seis días nos encerraron a todos.

Además, me contagié de la Covid19 en ese tiempo, que me afectó al olfato, y a día de hoy no estoy recuperado del todo, estoy a un 90% de recuperación.

Así que, debido al confinamiento, Sôber tuvimos que retrasar la grabación un mes o dos meses, pero durante el confinamiento fuimos yendo al estudio, con todas las restricciones. No podíamos ir todos a la vez, pero, bueno, íbamos grabando tranquilamente y sin problemas, y nuestra idea era haberlo lanzado después del verano de 2020, que en teoría iba a estar todo mejor, pero como no fue así, pues no lo hemos lanzado hasta ahora.

Pero, como te comentaba, eso nos ha ayudado a que el formato y todo haya sido mejor. El resto del confinamiento y pandemia, pues nos ha afectado igual que a todo el mundo.

Parece que ya se ve la luz al final del túnel, excepto por los últimos acontecimientos con la gente un poco más joven, que entiendo que después de dos años sin poder moverte, pues hacen que pasen estas cosas, y, bueno, ahora con las vacunas y tal creo que sin problemas podemos ir avanzando en el tema de dar conciertos en festivales monumentales que están por venir.

sôber
Foto: Javier Bragado

¿Qué música habéis estado escuchando últimamente?

Pues, la verdad, escuchamos de todo, pero escuchamos mucho Rock Progresivo, como Anathema, que realmente aporten algo nuevo y que te abren un poco la mente.

Ya te digo, Metal Progresivo, cambios de ritmo, escuchamos ese tipo de música porque nos gusta y nos invita a experimentar, y aunque no hagamos un disco entero con muchos experimentos, pero sí metemos algún matiz.

¿Qué canción (de Sôber o no) pondríais como BSO a la situación actual?

Pues así… Yo creo que una canción como Blancanieve, en la que se ve un mundo caótico, muerto, pero que al final sale el sol y todo se resuelve. Yo creo que es un buen ejemplo.

Y para finalizar, ¿algo que quieras añadir, algún dato adicional, o lanzar algún mensaje al mundo?

Nada, que muchas gracias, sobre todo a los fans, que han confiado en el grupo, y con los tiempos que están cayendo han comprado el disco antes de que saliese confiando en la banda, y que hay Sôber para rato, que el Rock está volviendo, y que a ver si quitamos algún estilo de estos que no les gusta a nadie (risas).

Muchísimas gracias, Antonio, por esta gran entrevista.


Y, ya sabéis, si queréis seguir de cerca todas las novedades sobre Sôber, no dejéis de seguirles en sus redes sociales, y recordad que también podéis escuchar su nuevo álbum en plataformas digitales, pero en esta ocasión, os lo digo de corazón, comprad el disco original y le mandáis un saludo al dueño de Spotify. Un abrazo enorme. ¡Hasta la próxima!

Más información sobre Sôber en los siguientes enlaces:
Website
YouTube
Instagram
Facebook
Spotify

Deja tu opinión!

4 × cuatro =