Susu Moll, una cantautora con mucha magia y conexión

Hace poco más de un mes tuve la oportunidad de conocer en persona a la maravillosa Susu Moll, una cantautora con una dulzura y delicadeza de las que dejan huella, con mucha fuerza. Una persona con la que podría estar hablando durante horas, y que a medida que he ido conociendo, más interesante me parece.

Con una gran trayectoria a sus espaldas, aunque quizá algo desconocida en el panorama musical nacional, aún tiene mucho que decir, y viene dispuesta a ello.

Así que te invito a que te quedes conmigo, y descubramos juntos a la encantadora Susu Moll.


Quizás también te interese leer:
Absenci y los entresijos de su nuevo single, Renacer
Dos noches con Morti
Venice May, carácter, fuerza y emoción desde París

Susu Moll, una cantautora con mucha magia y conexión

susu moll

Bueno, para empezar, gracias por concederme esta entrevista. Para mí es un gustazo poder hacértela después de haberte escuchado en directo, y haberte conocido. Para quien aún no te conozca, te voy a pedir una presentación. ¿Quién es Susu Moll?

Susu Moll es una cantautora desconocida que lleva haciendo música desde hace muchos años. También soy madre y profesora de yoga.


Yo personalmente te conocí a través de nuestro querido Morti hace más o menos un año, pero ya tienes una larga trayectoria. Si no me equivoco, tu debut fue en 2005. Cuéntanos, ¿cómo crees que ha evolucionado o avanzado Susu Moll a lo largo de los años?

Morti y yo estudiamos juntos en la facultad de Filosofía de la UB. Salimos durante cuatro años, pero no funcionó, y desde entonces siempre hemos sido amigos. Es una situación atípica ser amiga de tu ex, pero en nuestro caso funciona muy bien. Creo que así nos complementamos mejor. Además, los dos tenemos un concepto del amor incondicional como algo que se transforma con el tiempo. Y cuando has querido a alguien en realidad, lo lógico sería seguir queriéndole toda la vida, al menos como un amigo.


Yo admiro mucho el trabajo de Morti, que he seguido siempre muy de cerca. Y su perseverancia es digna de elogio. Creo que es uno de los mejores artistas que tenemos. Desgraciadamente no tan valorado como se merecería, pero eso es un clásico en la música. A veces triunfan los más mediocres. O los que se desenvuelven mejor en áreas que nada tienen que ver con la música.

Efectivamente, mi primer álbum data del 2005, y lleva por título En la Arena. En aquel entonces estaba casada con otro gran músico, Shuarma, de Elefantes, y ese álbum lo compusimos juntos. A Shuarma me lo presentó Morti, y nos enamoramos enseguida. Aunque ahora ya no estemos juntos, ambos tenemos dos hijos en común.


Pero para mí, mi primer álbum fue Calma (2007). Ese trabajo me confirmó que debía seguir escribiendo canciones, y siempre mejor sin depender de nadie, simplemente formaba parte de mi naturaleza y sentía que debía seguir haciéndolo.

Después vinieron mis dos trabajos infantiles: La media luna se va de viaje, y La media luna y las estrellas, editados por Alba Editorial; Bosque Vacío, producido por Shuarma; Mi Habitación, producido por Jordi Navarro y Gorka Dresbaj, y Ella me salva. Este último trabajo, producido por otro grande, Miky Forteza, aún no está presentado oficialmente.

Susu Moll, te caracteriza la dulzura de tu voz. Sinceramente, cuando te escuché, lo primero que pensé fue «¡Qué bonito canta!». Sin embargo, tus letras son directas, una combinación ideal para mi gusto. ¿Qué quieres comunicar con tu música?

Le canto a todo lo que me importa con mi pequeña voz. Me importan muchas cosas: el amor y la libertad. A veces tan poco compatibles. Me importan los sueños, y me importan las personas.

También me importa el mundo en el que vivimos, la naturaleza, las plantas y los animales, y me duele ver cómo destruimos el planeta. Mi niña interior siempre se lo cuestiona todo. A veces me siento triste porque el mundo no progresa como me gustaría, y me duele.

Te sigo en las redes sociales, también en tu cuenta dedicada al yoga, porque además de cantautora eres profesora de esta disciplina. Digamos que, cuanto más he ido descubriendo, más me ha gustado saber quién es Susu Moll. ¿Cómo te ayuda el yoga en tu día a día? ¿Qué música te gusta escuchar mientras lo practicas? O, ¿qué conexión dirías que tiene el yoga y la música? (para mí, ambas cosas son terapéuticas)

Tanto la música como el yoga son disciplinas totalmente terapéuticas, pero cada persona es un mundo. Hay gente que escucha Hamlet, y automáticamente se siente en casa. Esa sensación también es curativa. Tampoco el yoga es para todo el mundo. Hay gente que no lo soporta, y necesita otro tipo de actividad.

Cuando cursé el máster de musicoterapia con mi hijo Sunna muy pequeño, pude comprobar que ambas disciplinas son muy curativas y se complementan. En especial muy beneficiosas en niños autistas que deben reconocerse y aprender a conectar con el exterior.

Escuchando música, uno es capaz hasta de sentir que vuela. Y la naturaleza, los animales, nos abren un poquito más el corazón. Esa sensación para niños a los que les cuesta comunicarse es muy poderosa. Una canción puede cambiar completamente la energía del momento, y proporcionar pasión o rechazo, dependiendo de la persona. Eso se traduce en que se produce un subidón o una bajada de energía tremenda.

Aceptar las propias emociones y expresarlas, escuchar música y practicar yoga, son seguramente la clave de una buena salud. Los seres humanos necesitamos las emociones para descubrir quiénes somos. Necesitamos reír y llorar, y expresar nuestra rabia y frustración. Y al mismo tiempo, estas emociones pueden llegar a desbordarnos.

El yoga nos ayuda a desapegarnos de todo eso. Parte de la base de que el ser humano encierra la totalidad del universo en su interior. Las emociones son sólo una pequeña parte que podemos llegar a soltar con la práctica. Somos mortales, pero a la vez eternos.

Como en el amor, nuestra conciencia permanece de una forma u otra. Llegado el momento dejamos atrás el cuerpo físico, pero lo que somos profundamente no desaparece, sólo se transforma.

susu moll

Recientemente te hemos visto en Madrid y Córdoba, acompañando a ONÍRICA DUAL, interpretando junto a Morti Cielo Crepuscular. ¿Cómo ha sido para ti vivir esta experiencia?

Cielo Crepuscular es una canción que me transmite mucha energía. Algo de conflicto amoroso, y a la vez ese punto surrealista onírico de los sueños. Todo ello explica la razón de porqué es un tema que tiene una fuerza especial.

Hace años ya canté en alguna ocasión esa canción con Morti. De hecho, le grabé unos coros, y desde entonces, cuando tenemos ocasión, colaboramos. Agradezco a Morti su generosidad, y que me haya invitado a formar parte de algo tan bonito.

La experiencia ha sido muy positiva, y me emociona ver que de una manera u otra seguimos ahí, haciendo lo que sentimos, fluyendo con el paso del tiempo.

MORTI junto a Susu Moll - Cielo Crepuscular - Madrid,Sala Hysteria, 10 de junio de 2022

¿En qué estás trabajando actualmente? ¿Cuáles son tus proyectos actuales y tus planes de futuro? ¿Te veremos pronto sobre los escenarios?

En la actualidad estoy preparando dos canciones nuevas con Jordi Navarro y Gorka Dresbaj. Creo que estarán listas para septiembre u octubre.

Estos grandes productores me están llevando a un lugar distinto, que puede resultar interesante. Por otra parte, el escenario es mi asignatura pendiente. He trabajado mucho en estudio. He compuesto y grabado mucho, pero he tocado más bien poco.

Hay muchas razones que no han facilitado que yo pueda desarrollar el directo con normalidad. Una de ellas, y la más importante, mis hijos. No es nada fácil combinar la vida familiar con la vida artística, y más si quieres girar. Yo he puesto por delante el que mis hijos tuvieran a su mamá en casa siempre.

He sido la típica mamá que los ha llevado y recogido cada día del colegio, y he tratado de que no les faltara de nada. Pero el precio a pagar ha sido que no he tenido tanta libertad como hubiera necesitado, al menos para desarrollar esta profesión. Aun así, ésa fue mi decisión, y no me arrepiento de ello. Aún me queda mucha cuerda, y espero poder tocar en directo más a menudo.

susu moll

¿En qué te basas en el momento de componer tus canciones? ¿Cuáles son tus influencias?

Pues mis influencias son subconscientes. Todo lo que he escuchado está ahí de una forma u otra. Pero a la hora de componer trato de no caer en los típicos prejuicios.

Hay grandes músicos muchos más virtuosos que yo incapaces de escribir un tema, porque son tan conscientes de lo que están haciendo que juzgan demasiado. Todo les parece una mierda, y no se permiten fluir.

Esa o aquella frase les recuerda a esto y a lo otro, esa secuencia de acordes les resulta demasiado típica… O esto no se puede hacer porque según qué sé yo qué regla de la música es casi una ofensa. No se puede trabajar así. La música es magia y conexión. Y no puede sólo pasar por la razón.

Cuando compongo, trato de ver si lo que estoy haciendo me pone la piel de gallina en algún momento. Así puedo saber si eso que he compuesto tiene sentido. También es muy importante conectar con eso que necesitas expresar. Hacer canciones es mostrar una parte del alma propia para compartirla con otras personas.

Susu - Amor Platónico

¿Qué música has estado escuchando en el último mes?

Pues he escuchado de todo. Desde Clásica, hasta Jazz y Rock. Pero yo adoro el buen Pop Rock. Paso mucho rato escuchando música. Últimamente volví a retomar a Kate Bush, por la serie de Stranger Things, y eso me llevó a reescuchar a bandas como Placebo, The Killers, o Radiohead.

Ayer estaba flipando con algunos temas de Björk. Soy muy mala seguidora de nadie. Me gusta quedarme con lo bueno de todo, y no me gusta mitificar a la gente por muy grandes músicos que sean.

Crecí musicalmente en los ochenta y noventa. Sobre todo escuché muchísima música en los noventa. Flipaba con bandas británicas como Tears for Fears, Duran Duran, U2 o Supertramp, a nivel nacional, Antonio Vega, Nacha Pop, La Unión, Mecano, o El Último de la Fila, y también con proyectos más sofisticados como P.J Harvey, Björk, o Portishead.

Me fascinaban artistas de todo tipo. Desde Sade y Edie Brickell and the New Bohemians o Tanita Tikaram (fueron tres de mis vocalistas favoritas), hasta el sonido Seattle de bandas como Alice in Chains o Soundgarden.

Susu Moll, si pudieras, ¿con quién te gustaría hacer una colaboración musical, y por qué?

Las colaboraciones deberían tener un sentido más profundo que el meramente comercial. Por eso sólo colaboraría con personas con las que de verdad sintiera una afinidad.

Actualmente me gustaría colaborar con Héctor Gerónimo. Me encanta su trayectoria. Sus bandas, Monoplasma y Moebio. Especialmente esta última es un proyectazo. Creo que Héctor es también un grande de la escena, y tiene aún mucho que decir. Con una energía y potencial increíbles. Con una voz muy personal. Y me encanta la pasión que pone en la música.

Y para finalizar, ¿algún mensaje que quieras decir a nuestros lectores, o al mundo?

Mando un abrazo a todos. Y gracias por la entrevista.

Muchísimas gracias por todo, un auténtico placer poder entrevistarte, y haberte conocido. ¡¡¡Eres maravillosa!!! Nunca lo dudes.


¿Verdad que Susu Moll es maravillosa? Espero que os haya gustado conocerla un poquito mejor, y que si ha sido así, os animo a que la sigáis en sus redes sociales (Instagram Susu Moll, Instagram Susu Moll Yoga, Susu Moll YouTube, Facebook Susu Moll, Website Susu Moll, Spotify Susu Moll) para no perderos ningún detalle sobre su música y sus próximos lanzamientos.

14 Comentarios

  1. Eva M. Responde
  2. Eva M. Responde
  3. Eva María Aroca Responde
  4. Eva María Aroca Responde
  5. LEIRE Responde
  6. Ainhoa Responde
  7. LEIRE Responde
  8. Unai Responde
  9. Monsín Responde
  10. Arantza sarasola Responde
  11. James Responde
  12. Coiranna Responde

Deja tu opinión!