Tener la mente del principiante, esencial para tu música

Pensar como un principiante beneficiará a tu música

Piensa en el primer instrumento que compraste o tocaste, la emoción con lo que lo tocaste. Piensa en la emoción que se siente cuando compras otro instrumento o accesorio antes de haber aprendido a utilizarla. Esta es la mente del principiante.

El mundo es un lugar bastante fascinante y estar interesado en las cosas de este mundo es el primer paso hacia la fabricación del arte y de canciones interesantes. Realmente no importa qué cosas hagas, siempre y cuando estés profundamente interesado en algo. Muchos de los más grandes artistas de la música popular se han inspirado en el arte, la literatura, el cine, y en música de otras personas. El estar interesado en algo fuera de nosotros mismos hace que cambie nuestra visión del mundo e influye en lo que le devolvemos.

Sean cuales sean tus intereses actuales, un ejercicio interesante para pensar es volver a tu infancia y adolescencia a un tiempo antes de que tu mente madurara y expulsara todo pensamiento infantil, conseguirás nuevos conocimientos sobre tus intereses.

mente del principiante

A lo largo de tu vida, las experiencias con las personas con las que te has relacionado, amigos, familia, relaciones sentimentales, etc, van a influir en un futuro en tus tendencias espirituales, musicales, literarias, etc.

Tener la “mente del principiante” es tener una actitud de apertura, entusiasmo y falta de ideas preconcebidas cuando se va a tratar un tema o a realizar una tarea. Lo ideal es que las ideas fluyan de una manera natural sin estar premeditadas.

Si has tenido algún bloqueo a la hora de componer tus temas o no encuentras la inspiración, te recomendamos algunos artículos que pueden darte algunas ideas:

Cómo componer canciones si te quedas sin ideas

¿Deberías cambiar el sonido de tu música?

Claves para componer canciones

Claves para superar el bloqueo creativo

Piensa en el primer instrumento que compraste o tocaste, la emoción con lo que lo tocaste. Piensa en la emoción que se siente cuando compras otro instrumento o accesorio antes de haber aprendido a utilizarla. Esta es la mente del principiante.

Como profesor de guitarra, yo siempre prefiero enseñar a los principiantes, a los que están empezando desde cero, pues ellos no creen saber nada y por tanto son más receptivos a la hora de llevar a la práctica nuevos métodos y enseñanzas. El pensamiento budista está muy ligado a la eliminación de ideas preconcebidas ya que describe a la mente del principiante como una mente con muchas posibilidades, al contrario que la mente del experto.

La mente del principiante es una mente preparada para aprender pues, al no tener ideas preconcebidas es más fácil que absorba el conocimiento. La mente del principiante es muy eficaz tanto para la vida como para la música pues te ayudará a cuestionarte las cosas y a estar abierto a cualquier posibilidad.

Nunca dejes de aprender

edad para tocarSi hay una característica distintiva de los principiantes, es que saben que no lo saben todo y esto es una gran ventaja, pues si crees que sabes algo y estás deseoso por demostrarlo puede convertirse en un impedimento a la hora de crear o actuar.

Los artistas más admirados siempre están en busca de conocimiento; nunca se vieron a sí mismos como maestros de la música. Lo mismo ocurre con los ingenieros y productores de sonido. Cuando eres joven eres inseguro y puedes llegar a ser arrogante y, tu orgullo puede hacerte creer mejor músico de lo que en realidad eres y sólo te darás cuenta de tu error cuando veas a otros mejores que tú, pues ellos serán más maduros y con mayor voluntad de experimentar gracias a su mente más abierta.

¿Quién quiere trabajar con un sabelotodo? ¿Te hacen tocar mejor? ¿Realmente saben todo lo que aseguran saber? Hay artistas de renombre que pueden contratar a otros músicos para que hagan lo que ellos no saben hacer y confían en ellos para que saquen lo mejor de sí mismos y, no es ninguna sorpresa si esos músicos se esfuerzan por hacer su mejor actuación.

Ya desde la antigüedad hay numerosas teorías y corrientes filosóficas que alaban las virtudes de poseer el pensamiento de un principiante y lo positivo que es tener esa actitud para absorber lo máximo en el aprendizaje de cualquier campo.

No es necesario demostrar tu conocimiento ni tampoco intentar impresionar a nadie. Conocer los límites de tus habilidades y tus conocimientos van a impresionar más a la gente que siendo el tipo de persona que normalmente son atractivas para ellos. Ser humilde te facilitará el largo camino que tienes por delante y, a su vez, tener la mente abierta, tener la mente del principiante maximizará tu poder creativo tanto si estás trabajando en solitario como en colaboraciones.

Evita las complicaciones para obtener un mejor rendimiento

tocar la bateriaComo sabemos no hay un manual sobre cómo hacer grabaciones o hacer música rock. Hay cosas que se pueden enseñar y, por ello existen escuelas de música, de ingeniería, etc. Pero incluso los grandes músicos y profesionales con un historial probado a menudo no pueden duplicar los éxitos anteriores, y artistas con 20 años de experiencia no saben cómo captar una audiencia.

Hay quien complica en exceso las cosas para ocultar su inseguridad y se pasan el tiempo tratando de compensar la inseguridad que sienten o la creencia de que no saben nada. No hay necesidad de sentirte inseguro. Mantener y hacer las cosas simples permitirá a tu mente de principiante permanecer abierta a las posibilidades y disfrutar el momento presente, donde las cosas pueden suceder y se pueden aprender.

Un artista muy reconocido redujo su método de composición que consistía en expresar lo que sentía, hacer la rima y ponerle música , así de sencillo, a pesar de que tendemos a complicar todas las cosas. Siguiendo el camino de la mente del principiante, nos centramos en lo siguiente que hay que hacer y no en preocuparse tanto por tener la razón, aunque esto no significa abandonar tus sueños y no tener objetivos, sino todo lo contrario, tendrás más probabilidades de lograr tus objetivos si te acercas a ellos con la mente de principiante, con plena atención en una actividad como si lo estuvieras haciendo por primera vez. Esto es lo que muchos entrenadores de motivación llaman “trabajar de forma más inteligente, pero no más difícil.”

Mantén la ilusión del primer día

La creatividad implica la repetición. Aprender a tocar un instrumento, grabar y mezclar un álbum, escribir canciones y el aprendizaje de cómo usar una nueva pieza de equipo, todo ello implica la repetición de acciones similares una y otra y otra vez. No te preocupes si al escuchar tu voz en una grabación, por muchos años que lleves en la música, te sientes raro. Es una muy buena señal, sentirte raro al escucharte ayudará a no enamorarte en exceso de tu música y a observar los posibles errores cometidos. Esa es la mente del principiante en acción.

tocar la guitarra y cantar a la vezLos principiantes pueden estar excitados y asustados la primera vez que se escuchan a sí mismos grabados por profesionales. Si estás demasiado asustado, odiarás todo lo que haces y si estás demasiado excitado, vas a estar demasiado enamorado de tu música y no serás capaz de ver los errores.

Incluso si tienes una larga trayectoria musical, has de volver a empezar. Cada vez que un artista hace una grabación, aunque venda un millón de copias, tiene que saber qué es lo próximo que va a hacer. Para aquellos que han sufrido grandes decepciones creativas o comerciales, empezar de nuevo puede sentarle bastante mal. Incluso aquellos que han alcanzado un gran éxito pueden sentirse tan intimidados para volver a hacerlo que se sientan paralizados. Este es el momento donde te ayudará la mente del principiante. El objetivo de la mente del principiante es mantener estas repeticiones frescas mediante el ensayo de canciones, haciéndolo como si los estuvieras practicando por primera vez. Así mantendrás el entusiasmo y hacer que tu trabajo te parezca un juego.

¡Esto no es fácil! Nuestra sociedad se orienta hacia los expertos. Los oímos pontificar sobre los canales de noticias, en los programas de deportes, y en revistas de música. Hay canciones que critican a las personas que tienden a creerse expertos musicales y alabando el uso de la mente del principiante. Se dice que para lograr un progreso real en nuestra práctica, tenemos que permanecer con la mente abierta, simple y sencilla, sin buscar la perfección en la composición. Debemos centrarnos en el momento presente y trabajar con plena atención como si estuviéramos descubriendo lo que estamos haciendo por primera vez.

La música rock tiene un buen historial de  músicos con la mente de un principiante. En general se acepta que los principiantes tienen tanto potencial para “hacerlo bien”, como los que se consideran expertos. En tus esfuerzos musicales puede ser muy alarmante empezar de nuevo. Una cosa útil que he encontrado es que para tratar de volver a conectar con los sentimientos y las razones por las que has ido pasando y viviendo, es empezar de nuevo.

Se trata de una línea telefónica directa a la mente del principiante, a un tiempo antes de que las cosas se complicaran, cuando seguías un impulso musical. Lo necesitarás cuando quieras empezar de nuevo, y tu trabajo será más creativo y satisfactorio si tienes tu mente de principiante abierta.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + ocho =