Acephaly, Death Metal en el corazón de Sudamérica

Conocí a Keru Von Borries aproximadamente en el primer semestre de 1999, gracias a la amistad que se iniciaba junto a su primo Jaime Delgadillo (quien grababa las baterías y percusiones como invitado del grupo The Way en el disco Nos Nos Van A Callar, del cual mi persona formaba parte). Han pasado dos décadas -aproximadamente-, y él ha logrado emprender bastantes proyectos musicales entre los que recuerdo a Pandegoreium (su banda cuando realizamos una entrevista a fines del 2010 para la televisión local y el programa Triburbana Boliviana), y actualmente apoyando en el bajo al grupo I.N.D.I.O. Ahora nos adentramos en su proyecto Acephaly, hablaremos del Metal extremo hecho en las alturas de La Paz.

Quizás también te interese leer:
Martin Joffré, creador de grandes éxitos y canciones
La Derretida, pionera del Hip Hop en Chile
Isadorian, un canto que nos eleva el alma

Acephaly, brutal Slamming Death Metal que nace en el corazón de Sudamérica

acephaly

Saludos cordiales y gracias por la confianza, ¿cómo nace Keru a la música?

Allá por el ‘95, después de asistir a muchos conciertos de Metal en el mítico Hotel Milton, influenciados por las bandas que existían y se presentaban, así como con el Movimiento latente.

Con mi bro (Jimmy Zambrana) comenzamos a agarrar los instrumentos, él tomó la viola y yo el bajo, y comenzar a practicar. Después de estar en los EE.UU. (allá con los hermanos Delgadillo -mis primos-), los horizontes musicales se fueron ampliando, viendo que era más factible poder hacer banda con composiciones propias y propuestas nuevas (simplemente con presenciar los ensayos del grupo Cikatriz, además de las bandas locales del Sur de la Florida).

Al volver a Bolivia, van naciendo varios proyectos musicales como Anal Invaders, Sadomasochrist (entre otros), donde finalmente nacería mi primera banda formal (junto con Jimmy Delgadillo), que fue Undead a principios del 2000. Creo que ése es el origen de Keru como músico.

¿Qué influencias artísticas has recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en ti? ¿Puedes mencionarnos algunas bandas o grupos de preferencia?

En sí, he comenzado escuchando Hard Rock, Heavy Metal y Glam Rock, las bandas clásicas desde Sabbath, Gun’s, Poison, Kiss, Maiden, The Police. De ahí comencé con el Punk y Hardcore como Ramones, Misfits, Agnostic Front, Exploited, SOD.

Escuché Subvertor de La Paz, y comencé a consumir el Death Metal, lo que sería mi género primordial en la vida, y tuve un interesante paso por el Hip Hop, es algo que también me ha marcado, como Cypress Hill, Wu-Tang Clan o N.W.A. Últimamente escucho bastante Slam, como Kraanium, Devourment, Syphilectomy. Esta mezcla ecléctica, por decirla así, ha definido mi vida.

Keru tiene el corazón de metal, como diría Accept. ¿Qué es ser un metalero de por vida o como estilo de vida?

Cuando el Metal te elige -como yo pienso que lo hace-, te abre la mente, genera en ti una percepción objetiva de los diferentes temas que existen en el mundo y el universo, desde política, filias, diversión, depresión, etc.

Los hace parte tuya, y es así como tu corazón y alma crecen y se fusionan con el Metal y la temática que eliges. Esto no puede cambiarse jamás, por eso es algo de por vida, y que te sigue, seas quien seas, y te dediques a lo que te dediques.

¿Cómo fueron los inicios en la escena? ¿Qué bandas integraste? ¿Cómo naces a la vida metalera hecha en la hoyada paceña?

Como te comentaba, ya son varios proyectos en distintos estilos en los que estuve como partícipe, por citarte algunos: Skorbutto, Anal Invaders, Sadomasochrist, Undead, I.N.D.I.O., JD Fantasma, Awake and Hopeless, Effigy Of Gods, Fuerte!, Rock Soldiers, Worship The Pestilence, Andy Pacheco Band.

Nací a la vida musical, creo que oficialmente sobre escenarios de “verdad” con Undead, haciendo Death Metal principalmente. Fui haciendo música desde Death Metal pasando por Hip Hop, Indie, Hardcore, Slam y demás, lo que me ayudó a definir mi forma de tocar, así como la técnica y ampliación de mis horizontes a nuevos sonidos.

Con el proyecto musical Pandegoreium, recuerdo haberles hecho una entrevista televisiva. Presentaban su material, y exponiendo con orgullo el Metal boliviano a nivel internacional. ¿Qué rememoras de aquella etapa musical?

Fue una gran época (hace más de 10 años), hicimos un EP, un Live y un álbum (Wisdom Of Brutality), mismo que -como satisfacción personal- fue editado en el exterior, elegido el 2010 como uno de los mejores álbumes Underground del mundo por varios Zines a nivel mundial, así como ser distribuido en diferentes continentes.

Fue un disco que mezclaba diferentes estilos, todos enmarcados en el Brutal Metal, pero se hizo una gran cosa con ese álbum. Hace un par de años, Catafila Recs (un sello nacional) lo sacó en cassette, otra belleza también.

acephaly

¿Cuál es tu discografía a la fecha?

Los más recordados y que se quedan en el corazón serían: Undead / Insane Religion, Pandegoreium / Wisdom of Brutality, I.N.D.I.O. / Instinto Natural De Interminable Odio, Acephaly / Annihilation of Senseless Existence (entre otros lanzamientos Under).

Durante las cuarentenas y la pandemia, la vida del planeta ha cambiado de manera plena y completa. Desde la trinchera del arte, ¿cómo te has adaptado?

Obviamente, el cambio se siente, principalmente en que las tocadas con amigos en los boliches ya no existen, y fueron cambiadas por transmisiones o grabaciones.

Esto obviamente le quita mucho de espontaneidad al performance, ya que mucho hace el feedback del público ante el show, para que se multipliquen las energías. Esto no hace que sea malo ver un show así, pero eso sí, nunca será lo mismo que estar ante 10 o 100 personas, el show “vivo” siempre será mejor.

Lo que sí, ahora debemos aprender a movernos de esta forma, ya que la vida y salud de todos está en juego, así que debemos estar abiertos al cambio y acomodarnos a las normas que se definan.

Te iniciaste en el Movimiento Metalero de Bolivia en tu ciudad natal -La Paz-. Ahora que han pasado más de 20 años de movidas, escenas, tocadas, etc., ¿cómo ves y vives la Cultura luego de la experiencia sembrada en el campo de juego?

Todos los que estamos firmes al “pie del cañón” estas últimas 2 a 3 décadas, sabemos que la semilla fue plantada.

Ahora estamos recibiendo los frutos, que se traducen en bandas nuevas, festivales con sonido profesional, eventos de calidad, producciones que no tienen nada que envidiar al extranjero, tanto en sonido, como en producción física.

Así que es algo importante y llena el alma ver que cada vez hay más Movimiento y gente que se mete -desde su realidad- a apoyar la movida metalera paceña y boliviana.

Nos centremos en el actual proyecto que encaminas, Acephaly. ¿Quiénes lo integran y qué interpretan?

A la fecha, Acephaly son Adrián en las guitarras, Grid en el bajo, Tincho en la batería y Keru en las voces.

¿Cuándo y cómo nace Acephaly?

Nacemos como banda el 2014, bajo la iniciativa de Adrián Llano, por ende, somos unos de los pioneros del Brutal Slamming Death Metal en Bolivia, a través del demo Piles Of Mechanized Dead (2015).

Adrián la formó con la idea de hacer una propuesta nueva en el país, cargada de brutalidad sónica y ningún respeto por el oyente. Es decir, la forma más pura del Slam.

Nos conocimos el 2016 en una de las presentaciones del Illimani Metal en la Plaza Camacho, presentados por Jorge Velarde de Worship The Pestilence. Creo que ahí es donde nace la verdadera imagen y vivencia de la banda, ya que coincidimos en muchos puntos de vista y definiciones de lo que queremos que suene en una banda de Slam boliviana.

Yo personalmente soy el segundo más antiguo (ya que la banda tenía otros miembros). A esta altura, tanto Adrián como yo somos los que seguimos con la antorcha de Acephaly.

acephaly

Si mal no recuerdo, el EP fue editado de manera física y original (en su producción) por un sello disquero. El disco debut Annhilation of Senseless Existence del 2017 ha generado una buena apertura para la banda. ¿Qué nos pueden rememorar del material? ¿Dónde lo produjeron? ¿Cómo y quién lo editó? ¿Qué experiencias han recabado luego de su lanzamiento y difusión?

Fue grabado el 2017 en el Estudio Powersound, propiedad de nuestro hermano Pedro Ascarrunz (Lilith, Black Candles), donde el mismo Pedro trabajó con la grabación, mezcla y masterización, así como con toques en la misma producción.

Todos -como banda- nos sentimos totalmente a gusto en el Estudio, y personalmente me encantó, ya que Pedro me hizo sentir como en casa, que hasta pude llevar a mis dos changos a los procesos de grabación de las voces, una experiencia total.

La edición física del álbum en formato profesional fue por parte de Jorge Velarde y su sello Catafila Producciones, mismo que hizo un increíble trabajo tanto en la producción como en resultado final, así como la distribución, llegando a públicos que nunca pensamos llegar, y estar disponible en sellos que nunca pensé estar y sólo conocía porque mis bandas favoritas están ahí. Esa parte es, creo, la más significativa y gratificante del disco, además que la parte sonora me encanta.

“Brutal Death Metal” de La Paz – Bolivia. ¿Cómo se han catalogado? ¿Qué géneros musicales experimentan con Acephaly?

En sí estamos catalogados como Brutal Slamming Death Metal, obviamente por la estructura musical base de nuestras canciones, aunque se ha explorado mucho con el Grindcore, Black, Noise y hasta algo de Groove. Eso es lo que hace de la banda una experiencia diferente en el ámbito de la brutalidad.

Las nuevas tecnologías dan la facilidad para que el artista pueda lograr su obra a gusto, conforme sus deseos. ¿Dónde y cómo se produce Metal “musicalmente” hablando?

La tecnología está ayudando a los músicos de gran manera en esta época, ya puedes hasta grabar un álbum completo en tu casa, puedes emular amplificadores, sonidos y demás, por una módica suma puedes tener el sonido que te daba un Estudio por miles de dólares.

Obviamente hay que saber también usar esa tecnología, y ahí va el valor de los ingenieros que con su computadora hacen maravillas. Nosotros tuvimos gratas experiencias. Primeramente, en la computadora de Adrián, donde nace la magia, es decir, las violas y las baterías.

Eso lo llevamos al Estudio, donde mejoramos el sonido y comenzamos a trabajar con los bajos y las voces. Obviamente, y, como te dije, la gente que graba y arma todo esto debe tener un oído formado, y amplitud de criterio musical para dar al músico lo que quiere y que tenga un producto de calidad.

Uno pasa de ser joven metalero a papá metalero, si vale el término. En Bolivia, ¿qué es ser Metalero por convicción y como estilo de vida? ¿Cómo puedes sobrellevar esta pasión? Si es que existe, ¿cuál es tu actividad paralela a la música?

Creo que hay que dividir esto en dos partes: la convicción y estilo de vida es una, pero la forma de ganarse la vida puede generar una diferencia abismal entre ambos.

Esto se basa en que el Metal, obviamente, nos da un criterio personal, lo que hace y forma nuestro estilo de vida y forma de convivir e interactuar con el mundo, pero, por otro lado, en este país y en muchos otros, el Metal y cualquier otro estilo, peor si es Underground, no te genera un centavo para vivir, por lo que automáticamente debes buscar la forma de generar dinero, más aún si tienes familia.

Es por eso que todos los días, por al menos 8 horas, soy oficinista en una compañía de seguros, siendo la música el escape que genera la recarga de energías necesarias para continuar la vida de responsabilidades y compromisos que tenemos diariamente.

acephaly

Un mensaje para los nuevos y viejos miembros de la Cultura alrededor del planeta entero. ¿Cuáles son tus palabras de experiencia a la gente, luego de los años recorridos? Unos mensajes de ánimo para las generaciones venideras. ¿Qué les dirías a las personas que quieren incursionar en el Movimiento?

El Under, sea el estilo que hagas: Metal, Hip Hop, Electrónico, Folklórico…, necesita de gente que apoye este Movimiento.

Si quieres formar parte, armas una banda, armas un sello para producir bandas, distribuyes material, armas un Estudio de grabación o sala de ensayos, haces arte digital para las bandas, haces mercadería, organizas conciertos, haces audiovisual, o simplemente asistes a los eventos y consumes a la banda.

Siempre hay una forma y un lugar para ti, hagas lo que hagas, y ése es el apoyo que todos le debemos poner al Under y para que pueda subsistir y lo siga haciendo hasta que ya no existan más cultores de estos Movimientos (es decir, que nunca morirá mientras estemos ahí nosotros, las anteriores, y las futuras generaciones).

¿Cuál es tu frase, lema, verso o dicho? Ése que te anima, alienta, levanta, enfoca, etc. Para seguir en la batalla musical y del juego de la vida.

¡Fuerte!!! Ésa es la palabra, significa la fuerza, el empeño y la calidad que se tiene y le pones a la vida, y todo lo que te rodea. Siempre hay algo o alguien por quien luchar, así que adelante con “fuerza”, que la vida no termina hasta que te mueres.

¿En qué proyecto actual se encuentra la banda?

Ya tenemos maqueteado lo que será el nuevo disco de Acephaly para este 2021. Para el segundo trimestre de este año ya comenzaremos con su pre-producción, esperamos tener hasta octubre el tan esperado nuevo disco. Si ingresan a YouTube y buscan Acephaly, encontraran varias nuevas canciones nuestras, mismas que formaran parte de este material.

Un mensaje de despedida para la gente que disfruta de su música y la sigue en las redes sociales, se compra el material y, cuando pueda, se irá a los conciertos, también para los nuevos admiradores y seguidores de Acephaly.

Gracias, querido Alfonseka. Un gusto recordar y afianzar la amistad que tantos años vamos cultivando. Gracias también a los fans de la banda que están siempre apoyando y compartiendo nuestra música.

Sigan a Acephaly en Facebook, Soundcloud, Instagram, YouTube (principalmente), ya que estamos siempre subiendo información, memes y música, que es lo principal.

Y para la gente nueva, pues denle una chance a Acephaly (si están interesados en escuchar música brutal, sin compromisos y poco digerible). Saludos a todos, y manténganse Under. Cambio y Fuerteeeeeee.

Deja tu opinión!

12 − 3 =