Alberto Pérez, frecuencias y ambiente electrónico

Alberto Pérez

Estamos hablando de todo un profesional y no lo digo por decir, ya que tengo el honor de haber compartido cabina con él, y para mí es todo un lujo entrevistar hoy a Alberto Pérez.

Ver ahora!Descargar ahora!

Este joven Dj y productor nacido en la localidad de Mérida (España) en el año 1988, comienza a interesarse por la música electrónica a la temprana edad de 15 años, cuando compra su primer equipo Dj. Tarda poco en darse a conocer en su región, y empieza a pinchar en discotecas de su localidad tan influyentes como la sala DT, disco-pub Sopa de Ajo y Raw Club. Es en este último donde su fama empieza a crecer, y su música empieza a ser aceptada por todos los oyentes de la región.

A partir de este momento Alberto Pérez comienza su mejor etapa musical, en la que empieza a pinchar en discotecas de toda la región, como en ROOM (Cáceres), LOLITA (Cáceres), BERIMBAU (Vva. de la Serena), CAPRI (Mérida), y sobre todo, en una de las catedrales del panorama electrónico a nivel nacional: BASSAGO (Don Benito), haciendo vibrar y bailar a todos sus oyentes con gran entusiasmo.

Alberto Pérez ha compartido cabina con grandes artistas a nivel internacional como Wade (Moan Recordings), Hector Couto (Roush Label), Felipe Venegas (Drumma Records), y Nuke (Fabrik). Y actualmente sus sets son un crisol de frecuencias y ambientes electrónicos que no tienen ningún desperdicio. Hace cuatro años empieza a sentir curiosidad por la producción musical, y fruto de ello decide crear junto con su gran amigo y Dj, Albert Volm, un sello de música electrónica llamado “Transpose Net Label Music”, en el que plasma todas sus ideas musicales más personales.

Estas ideas tardan poco tiempo en hacer efecto, y provoca que varios de sus temas más conocidos, como “BassBar”, “Smoking Voice” (junto con Albert Volm, formando The Clappers) o “The End of the Season” (junto con su amigo y guitarrista, Victor Serrano), sean distribuidos internacionalmente, provocando que otros sellos se interesen en sus producciones. También contribuye a la difusión y distribución musical de todos los artistas regionales conocidos, apoyando el producto interior bruto que le rodea.

“Viendo varios videoclips de mi época de adolescente, me di cuenta que poco a poco se usaba cada vez más la figura del DJ”

¿Cómo surgió ese interés por aprender a mezclar y a meterte en este mundo?
Normalmente, el interés que una persona suele tener por aprender a hacer algún tipo de actividad a temprana edad, suele venir condicionado por influencias en su entorno más cercano, y en mi caso no iba a ser diferente. Hace poco mi tío Antonio y yo recordábamos cuando, siendo yo un crío de unos pocos años de edad, me colocaba los auriculares y hacía sonar temas de la década de los 80 y 90, como Héroes del Silencio, Nirvana, Prodigy o Depeche Mode, entre otros.

Era mi tío quien me contaba que cuando me colocaba esos cascos y le daba al play, no podía parar de moverme, y lo que es mejor, le costaba mucho quitármelos de las orejas. Así que supongo que en mi caso mi tío fue uno de las personas más influyentes en mi interés por la música en general. Poco a poco el tiempo fue pasando, y fui descubriendo los matices que hoy en día me encasillan dentro del panorama electrónico, sin olvidar por supuesto, mis raíces musicales, las cuáles constituyen el detonante de mi interés por la música.

Entrando ya en la etapa adolescente, mi cajón de la mesilla rebosaba de cintas de cassette, entre las que destacaban géneros musicales como el rock y el punk, tanto a nivel nacional como internacional, y la verdad es que, aunque a día de hoy conservo esas cintas y las sigo escuchando en mi antigua minicadena, llegó un momento en el que decidí buscar “algo más”, y no digo esto porque lo que escuchaba me dejara de gustar, sino porque sentía curiosidad por descubrir más estilos, actitud bastante lógica con 13 o 14 años.

Viendo varios videoclips de mi época de adolescente, me di cuenta que poco a poco se usaba cada vez más la figura del “DJ”, que solía aparecer siempre en segundo plano, detrás del grupo o solista al que acompañaba, pero que gracias a esa figura se realzaba más el carácter musical del grupo, y se mejoraba en cierta medida, la variedad musical de los grupos a los que el “DJ” acompañaba. Fue en ese momento cuando decidí investigar sobre la figura del Dj y su puesta en escena. Preguntas como ¿qué tipo de trabajo realiza? ¿Cómo contribuye al grupo o solista? ¿Cuál es la técnica que se necesita para desempeñar ese papel? ¿Qué tipo de equipo se necesita?… Todas estas preguntas son las que me han llevado a día de hoy a decantarme por este tipo de estilo musical, y por consiguiente a intentar hacerme un hueco en este mundo.

Compraste tu primer equipo con quince años. ¿En qué consistía?
Lo cierto es que mi primer equipo lo compré por partes. Mi primera adquisición fue una mesa de mezclas de 2 canales marca “Berhinger”, la cual estuve utilizando durante unos meses solo para ecualizar las pistas que entraban a través de dos discman, que conseguí gracias a otro tío mío, Nacho, que por entonces se dedicaba a la venta de consumibles electrónicos. Poco se podía hacer con el equipo del que disponía, así que conseguí ahorrar algo de dinero hasta que pude comprarme un par de platos Akiyama de lo más básico. Sin embargo, las imperfecciones que presentaban estos platos a la hora de pinchar, ya que éstos eran de tracción por correa, exigían un alto grado de atención para mantener la mezcla sincronizada, por lo que en parte me alegro ya que, debido a esas imperfecciones en los platos, conseguí, o eso creo, una destreza bastante buena a la hora de mezclar dos vinilos. Este hándicap con respecto a la técnica hizo que todo fuera más sencillo a la hora de plantarte delante de un público con unos platos profesionales.

Alberto Pérez¿Cómo ves la Escena Electrónica en Extremadura?
Cada vez que alguien habla de la escena electrónica en Extremadura se hecha las manos a la cabeza, y no es para menos. Lo cierto es que quizás no sea la persona más indicada para contestar a esta pregunta, ya que tampoco me considero alguien con tanta solera en este tema, pero sí puedo darte mi opinión con respecto a lo que yo he vivido. Desde mi punto de vista, el problema principal reside en el avance tecnológico.

Me explico, hace 10 años, cuando yo empecé a vivir la esencia de este mundo, la escena electrónica extremeña era bastante buena debido a que no todo el mundo disponía de los medios necesarios para poder hacerse un hueco en el panorama electrónico, y lo que es más importante, mucha de la gente que por entonces disponía de dichos medios, como un buen equipo de Dj, una buena economía que le permitiera comprar vinilos todas las semanas, etc, no conseguía tener las aptitudes necesarias para poder elaborar esta faceta musical, como es la de ser DJ.

Este hecho restringía el mundillo a un pequeño grupo de artistas, y lo reitero, artistas que conseguían demostrar delante de un público el manejo y destreza detrás de unos platos, lo que era bastante agradecido por el público, y eso provocaba que todas las discotecas extremeñas se rifaran a los Dj’s para que pusieran su música en sus locales, y la gente se fijara en los carteles y no les importaba desplazarse porque sabían que allí encontrarían a un buen Dj

Todo esto funcionaba bien hasta que llegó, como no, el avance tecnológico, consiguiendo que todos los meses o años que un Dj de verdad había echado en aprender a pinchar de verdad, se resumieran en apretar un simple botón. A raíz de este hecho, todo empezó a cambiar, de forma negativa para el auténtico Dj, que se vio relevado por personas que ni siquiera habían tocado un vinilo en su vida, provocando las bajadas de los cachés. En realidad pienso que todo esto se parece un poco al tema del trabajo ilegal, y no me gustaría que se me juzgara de mala manera, pero solo basta con pensar en lo siguiente: ¿hay derecho a que alguien que solo sabe apretar un botón, y pedir la mitad de cache que un auténtico dj, merezca tal reconocimiento? Sinceramente creo que en absoluto.

Todos sabemos que la música es un arte, y cada uno la interpreta a su manera, pero el auténtico Dj que realiza su trabajo como es debido, y empeña su tiempo en buscar canciones, en ir probando para sacar una buena mezcla y en hacer mezclas que parecían imposibles, ha quedado desbancado por el hecho de descargar música gratis de internet, y tener un controlador que te hace la mezcla automática.

Entonces todo se empezó a convertir en un círculo vicioso. Los dueños de los locales, a los que no discrimino ya que pienso que cada uno lleva su negocio como quiere, dejaron de invertir en el “producto manufacturado”, y empezaron a contratar a gente que podía poner música sin invertir ni de lejos lo que tenía que invertir un autentico Dj en vinilos, equipo, etc. Como consecuencia de todo ésto apareció un boom de nuevos “artistas” y claro, Extremadura no tiene tanto público para poder abastecer la necesidad de locales que necesitaban ese aforo, por lo que la burbuja empezó a desinflarse. Hace unos años atrás, en Extremadura se organizaban 3 o 4 eventos al mes en toda la región. A día de hoy, todos los fines de semana, en todos los pueblos grandes y ciudades extremeñas se organiza una fiesta, y claro, no somos tantos.

“Todos sabemos que la música es un arte, y cada uno la interpreta a su manera”

¿Como ves esta región a nivel de CLUBS?
Pues pienso lo que te he contestado en la pregunta anterior. La cultura de clubs es un concepto prácticamente extinguido en nuestra región. Prueba de ello es que a día de hoy no existe prácticamente ningún club de música electrónica definido como tal, y creo que todo se basa en las mismas ideas que te comentaba en la pregunta anterior. No se pueden crear tantos clubs de este estilo, y pretender mantenerse cuando no hay público suficiente. Sin embargo, se podría matizar un poco más en el tema de la cultura de club, y decirte que para poder crear tal ambiente se necesita tener algo más, algo como transmitir y representar ciertos valores como unión y compañerismo, y a día de hoy, en esta región, no se cogen tales valores, y muchos prefieren ir por solitario, cosa que no me parece mal, pero que creo que así es imposible generar una cultura de club.

Y ya puestos ¿hay suficiente apoyo por parte del público para que puedan mantenerse?
Sinceramente, creo que sí. Lo que sí pienso es que no hay suficiente público en Extremadura que valore este género musical como para que los clubs puedan mantenerse, y si encima lo acompañamos con el tema económico, que repercute seriamente en que el público quiera asistir a este tipo de eventos, hace que dicho apoyo se reduzca considerablemente.

¿Dónde te sientes más comodo, en grandes FESTIVALES o en CLUBS pequeños?
En clubs, sin dudarlo. Me encantan los clubs y soy partidario de la creación de un buen ambiente de clubs, ya que pienso que se ofrece un trato mucho más personal y cercano que en los grandes festivales. Siempre me ha gustado la sensación que se experimenta cuando pinchas en un club, y casi puedes bailar con el público porque está muy cerca de ti. Me considero una persona muy cercana, así que supongo que por ello me siento más cómodo en clubs pequeños.

Y ahora hablemos un poco de la producción. Cuando te interesaste por ella, ¿te decidiste a aprender por tu cuenta siendo un poco autodidacta o por medio de algún compañero? ¿o has recibido clases en algún sitio?
Podría decirse que es un conjunto de todas las opciones que has mencionado. Realmente la base de mi interés por la producción musical viene de hace unos 4 o 5 años atrás, fecha en la que empecé a estudiar ingeniería en sonido. Las clases a las que he ido asistiendo a lo largo de los años me han ayudado mucho a la hora de comprender conceptos técnicos sobre la producción musical. Sin embargo, el interés artístico viene desde que empecé a pinchar con 15 años, pero por entonces no disponía de los medios ni de los conocimientos necesarios para realizar tal fin. En menor medida, pero no menos importante, las aportaciones de amigos que también tenían el mismo interés que yo, han contribuido positivamente a desarrollar esta faceta musical.

“La base de mi interés por la producción musical viene de hace unos 4 o 5 años atrás, fecha en la que empecé a estudiar ingeniería en sonido”.

Háblanos un poco de TRASPOSE NET LABEL. ¿Cómo surgio la idea? ¿Qué pasos tuvisteis que dar para montarlo? ¿Fue muy complicado registrarlo?
Pues lo cierto es que no recuerdo de cuándo viene la idea. Hace ya varios años que empecé con la producción musical, y poco a poco empecé a darme cuenta de que tenía bastante material que poder ofertar, y en vez de enviar promos a los diferentes sellos para intentar hacerme un hueco, decidí representarme a mí mismo fundando un sello de música electrónica.

Al principio me pareció una idea un poco alocada, ya que lo veía todo un poco imposible, sin embargo mi gran amigo y co-fundador del sello, Albert Volm, me ayudó bastante a la hora de dar el paso, y decidimos ponernos manos a la obra. Para ello empezamos a buscar por internet cómo podíamos fundar un sello, y buscando y buscando encontramos una distribuidora que nos pareció bastante acertada para colocar nuestro género musical, ya que ésta trabaja para grandes portales como Beatport, Juno, Itunes, etc, así que decidimos rellenar la solicitud y enviar nuestra propuesta de creación de sello.

Recuerdo que tuvimos que enviar logotipos, descripción del sello, estilos que se fueran a distribuir, nombres de los componentes que lo conformaban. Tras este primer inicio llegó la prueba definitiva, que se trataba de registrar el sello en Beatport, el cual es un portal bastante exigente a la hora de introducir material en él.

Sí, fue un poco complicado, recuerdo que cuando mandamos nuestra solicitud por primera vez ésta fue denegada por lo que nos llevamos una decepción bastante grande, pero ésto no sirvió para rendirnos, al revés, pusimos más empeño a la hora de enviarles material musical, y al final ese esfuerzo tuvo su recompensa y conseguimos que aceptaran nuestro sello. Y a día de hoy seguimos luchando para mantenerlo a flote y esperamos que dure muchos años más.

¿Cuántas producciones han salido ya por TRASPOSE NET LABEL? Háblanos un poco de sus próximos proyectos.
Actualmente contamos con 7 referencias y, si todo marcha bien, esperamos cerrar este 2015 con la octava, novena y décima referencia, que saldrán próximamente a la venta. Estas tres últimas referencias llevarán una línea muy parecida a las anteriores, intentando corregir y mejorar para obtener una línea que nos identifique y que tenga un estilo propio.

¿Dónde te encuentras más agusto, en una cabina o en un estudio?
Sinceramente he de reconocer que no puedo decantarme por una cosa u otra. Ambas facetas son diferentes, pero a la vez igual de satisfactorias. Cuando te sientas tranquilamente a componer y empiezas a expresar tus ideas musicales, y estás satisfecho con el trabajo que has realizado, la sensación es increíble. Sin embargo, me resulta igual de placentera que terminar una sesión en una cabina y que después de que has visto a la gente bailando como locos, se te acerquen a felicitarte por la música que has puesto, por lo bien que has hecho vibrar a la gente en la pista de baile. Yo personalmente siento la misma satisfacción que me hace pensar “muy mal no lo has tenido que hacer cuando la gente te felicita”.

Desde mi punto de vista ambos trabajos son igual de personales, porque empleas tu tiempo y dedicación en ofrecer un producto de calidad. Así que lo siento, pero no puedo decidirme entre una faceta u otra jajajajaja.

“Cuando te sientas tranquilamente a componer y empiezas a expresar tus ideas musicales, y estás satisfecho con el trabajo que has realizado, la sensación es increíble”.

Has colaborado con músicos para realizar algunos de tus temas, ¿cúal es la sensación que sientes al trabajar con ellos?
Pues es la sensación que más me gusta. He de decir que siempre me he considerado una persona abierta al trabajo en grupo, siempre me ha gustado aprender de los demás y enseñar a la gente con la que colaboro. Tengo que decir que al principio resulta un poco difícil porque no siempre sale lo que uno espera, pero poco a poco las cosas se consiguen.

Hay que trabajar mucho hasta conseguir esa compenetración con alguien para poder ofrecer algo que guste a ambos.
Mi ejemplo más claro fue con uno de mis temas, “The end of the season”, un track de puro house que, casualidades de la vida o no, junto con mi amigo y guitarrista Victor Serrano, ha sido el track más vendido con diferencia con respecto al resto de temas del sello. Recuerdo que para producir esta canción generamos como 300 clips de la guitarra de mi amigo Victor, y poco a poco fuimos seleccionando minuciosamente cada clip, ya que probamos con varias guitarras para ver cuál nos gustaba más, hicimos montones de melodías, y debatimos durante varios meses cuáles eran las melodías que más nos gustaban, y como he dicho antes, no todo sale a la primera.

Había días que no salía nada que nos gustara, otros días salían muchas cosas chulas, e incluso llegamos a pensar que no lo estábamos haciendo bien y teníamos que cambiar de melodías, etc… Soy de los que creen que dos cabezas juntas piensas más que una sola.

Al final resultó ser el tema más vendido del sello hasta la fecha. Y lo creas o no, lo mismo me pasó con mi gran amigo Chencho aka Alberto Volm a la hora de producir nuestro tema “Smoking Voice”, bajo nuestro nombre artístico The Clappers. Fueron muchos meses discutiendo, siempre de buenas formas, para llegar a las mismas conclusiones, y de nuevo, casualidades de la vida otra vez, dicho tema ha sido seleccionado por un sello que aún no puedo desvelar, (lo siento), para donar los beneficios de su venta a ayudas humanitarias en países subdesarrollados.

Por lo tanto, la experiencia con respecto a las colaboraciones, en mi caso, no ha podido ir por mejor camino, y es lo que me lleva cada día que pasa a seguir colaborando con nuevos artistas y por supuesto, con los viejos también.

¿Te han aportado mucho a nivel de ideas, consejos y demás a la hora de realizar ese tema en concreto, y otros temas que hayas podido producir después?
Rotundamente sí. Cada persona es un mundo y tiene una visión de la música totalmente diferente a la tuya pero que a su vez encaja perfectamente con tu propuesta. Creo que ahí es donde reside la magia de todas las producciones conjuntas. Todas las ideas que un músico pueda aportarte siempre son bien recibidas, y te das cuenta de que existen numerosas ideas que nunca pensarías, pero que cuando alguien te las dices siempre piensas, joder, es verdad, este tío tiene razón y sin su ayuda, no se me hubiera ocurrido.

“Siempre hemos pensado que existen muchos artistas extremeños que poseen un talento increíble y que, sin embargo, no están reconocidos”.

Y ya para ir acabando este buen rato que estamos pasando, háblanos un poco de tus próximos proyectos tanto dentro como fuera de TRANSPOSE NET LABEL.
Pues como próximos proyectos a la vista solo tenemos una propuesta, que es la de seguir manteniéndonos en el panorama electrónico a nivel de sello y colectivo. Por el momento no tengo otra visión que no sea dentro de las filas de Transpose Net Label. Este proyecto requiere bastante implicación y no tengo previsto nada fuera de él.

Nuestras premisas son las de crear un sello de identidad, que la gente sepa quiénes somos, qué música producimos, qué fiestas hacemos, y sobre todo que se lo pasen bien con nosotros y que conozcan todo nuestro material. Este sello se fundó con el objetivo de darnos a conocer a los que formamos el colectivo, pero también a colaborar con el resto de artistas de la región que, por desgracia, no encuentran medios para difundir su material.

Siempre hemos pensado que existen muchos artistas extremeños que poseen un talento increíble y que, sin embargo, no están reconocidos. Nuestro objetivo es hacerlos colaborar con nosotros y ampliar nuestro colectivo, creando un producto interior bruto de calidad y apostando por todo esa Extremadura electrónica oculta, sacando a la luz todo lo posible. Así que me gustaría aprovechar para decir que estamos encantados de recibir por correo todas las promos que nos mandan, y que no dudéis de seguir enviando material.

Nosotros estaremos encantado de escuchar todo lo que se cuece por la región y de distribuir y dar salida a todo el material que encaje con la filosofía del sello.

Y la última pregunta de rigor para todos los que pasan por aquí, ¿nos podrías decir tres temas de música electrónica y sus artistas que sean atemporales para ti?
Me quedo con:
1- Yazoo – don’t go – (1982)
2 – Kraftwerk – the robots – (1978)
3 – New Order – Blue Monday – (1988)

Bueno, pues esto ha sido todo, que no es poco jejejeje con ALBERTO PEREZ, Capo de TRANSPOSE NET LABEL! Todo un placer y un honor el haberte hecho esta entrevista, y nos vemos muy prontito compartiendo cabina.
Ante todo me gustaría dar las gracias por haberme hecho partidario de este proyecto de difusión de ideas y reflexiones sobre el panorama de la música electrónica. Es para mí todo un placer colaborar con LaCarne Magazine, y sobre todo ser entrevistado por alguien que, más allá de la amistad, considero de las personas más cualificadas para realizar este tipo de entrevistas. Dicho esto, felicitar en general a LaCarne Magazine, y en particular a J. Palomo por el trabajo bien hecho.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − nueve =