Asgaror y su nuevo trabajo Mi Propia Magia

Asgaror es una banda que debería aparecer en el diccionario al buscar “milagro”, pues hablamos de una agrupación de Power/Folk Metal oriunda nada más y nada menos que de Culiacán, Sinaloa, un desértico sitio no sólo geográficamente hablando, sino en cuanto a Power Metal se refiere.

Aunque hay antecedentes de esta agrupación desde 2010 con el nombre de Master Shake, fue en 2015 cuando Asgaror cobró forma. Tuvieron que pasar siete larguísimos años para que de aquella semilla finalmente brotara un increíble EP titulado Mi propia magia (2021), un trabajo editado de forma independiente con cuatro piezas de gran factura lanzado a inicios de febrero.

Quizás también te interese leer:
Corvus Noctis regresa con Devorador de Pecados
March In Arms, el nuevo Power Metal estadounidense
Black Sun y el Power Progresivo de Silent Enemy

Asgaror, analizamos a fondo Mi propia magia

asgaror

El EP logró una resonancia interesante, pues la agrupación ganó el segundo lugar en un concurso de covers organizado por Saurom. Participaron con la canción Amanecer, donde el propio Migue los felicitó ante el sonido conseguido (y es que en verdad parece que hacen playback, ¡pero no!).

Esto nos grita a los cuatro vientos por dónde se dirige el sonido de Asgaror. Ejemplo de lo anterior es su pieza de apertura, Mi propia magia, con un sonido que nos haría pensar que estamos ante una banda de covers de Mägo de Oz (de hecho, sí lo era), ¡pero al menos covers de la época dorada!

Melodías pegajosas con flauta y violín, aderezadas con riffs de guitarra en cada compás es la esencia. Una fórmula infalible en el género que se volvió todo un dogma en hordas de fanáticos latinoamericanos en la década de los dosmiles.

asgaror

Afortunadamente Asgaror no se limita a eso, y la canción Invicto es la prueba de que poseen un sonido propio. Es una pieza más “cañera” (como dirían los grandes predicadores del género por excelencia) donde podemos escuchar con más claridad lo que la banda puede ofrecer con un estilo más particular.

Si hay alguna canción que podría hacerlos resaltar por encima de la interminable lista de bandas post-Mägo de Oz, tipo Celtian o Débler, indudablemente es Invicto, pues no le dejan toda la responsabilidad melódica a la voz ni a los violines, recordando que las guitarras también pueden tener protagonismo.

El intro es sublime, con una base totalmente entregada al Power Metal más excelso, adornado con una melodía armonizada de violín y flauta, que lleva aquel estilo ibérico a otro nivel totalmente diferente.


Además de sus bondades compositivas y técnicas, un punto a favor de Asgaror es la voz de Cris A. Meza, quien respeta perfectamente su timbre y estilo. Todavía se le antoja un techo creativo muy alto, sin embargo, lo que deja escuchar en este EP permite ver que es un vocalista perfectamente funcional y con recursos bien dominados.

Asgaror - Mi Propia Magia (Videoclip oficial)

Aunque la producción de Mi propia magia es muy buena, de repente se pueden percibir algunos detalles en la mezcla, sobre todo en las voces corales. Un ejemplo de esto son los estribillos de Invicto o la pieza homónima del EP, donde no se pudo amalgamar mejor el sonido de las voces en conjunto.

Fuera de eso, el sonido que consiguieron es asombroso, sobre todo tomando en cuenta que fue una producción totalmente casera, realizada en los estudios que cada miembro montó en sus respectivos espacios. Esto pone en evidencia el enorme nivel que las bandas subterráneas han conseguido en géneros más exigentes en cuanto a producción y mezcla.

En el más allá es la pieza que corona un excelente EP. Brilla con el mismo resplandor de Invicto, sugiriendo que ésa es la tesitura estándar de la banda. Es la canción más extensa de todo el trabajo, y donde mejor se puede apreciar lo que ofrecen compositivamente.

Aunque hablamos de una banda nacida hace más de un lustro, es justo decir que Asgaror es una grata revelación. Ahora viene ese periodo de incertidumbre donde no sabemos si este EP es el preludio de un próximo larga duración, o simplemente es un trabajo aislado al que le seguirán muchos años de silencio, algo a lo que nos tienen acostumbradas innumerables bandas mexicanas.

Independientemente de eso, lo conseguido por Asgaror con Mi propia magia es un ejemplo más de los pasos agigantados que ha dado la escena mexicana en la última década, y el hecho de que provengan de una zona como Sinaloa también nos habla que el género se expande sin concesiones ni limitantes.

Mas información sobre Asgaror en los siguientes enlaces:
Facebook
Website
Instagram
YouTube

Un Comentario

Deja tu opinión!

cinco × 3 =