Badejazz, un encuentro imprescindible

El pasado mes de noviembre se celebró, como hace 31 ediciones, el maravilloso Festival Internacional de Jazz de Badajoz, el Badejazz, un encuentro imprescindible para los amantes de esta música, y que, año tras año, nos deja satisfechos y henchidos de buen Jazz.

badejazz

Por el escenario del Teatro López de Ayala han desfilado artistas de la categoría de Ron Carter, Jeremy Pelt, Chano Domínguez, o Jorge Pardo, por no hablar de los artistas regionales que tanta calidad nos ofrecen.

En esta edición (la número XXXI) he podido cubrir dos conciertos que se encuentran en la misma línea musical, pero muy separados entre ellos. Vamos a ello!

Badejazz, un encuentro imprescindible para los amantes del Jazz

Badejazz – Miércoles 14 de Noviembre Avisahi Cohen

El miércoles 14 pude alucinar (literalmente) con Avisahi Cohen y su imprescindible cuarteto. ¡Ay, Avisahi…!

Este joven (1978) trompetista de Tel Aviv, afincado en Nueva York, se tiene muy bien aprendida la lección de Post-bop.

Nacido en una familia muy musical y jazzística (su hermana Ana y su hermano Yuval, ambos enormes saxofonistas), desde muy pequeño empezó a tocar en su tierra natal.

Sin embargo, pronto se trasladó a Estados Unidos, comenzando sus estudios ya de manera profesional. Pronto marcha a Nueva York, y allí comienza la búsqueda por su sonido propio, siempre acompañado por los grandes músicos Jason Lindner y Omer Avital.

Su primer disco salió en 2003, Avisahi Cohen the trumpet player. Curiosidades de la vida, lo tituló así para que no le confundieran con el bajista Avisahi Cohen (que debe ser un nombre muy común por Israel…).

badejazzDirector de orquesta, co-líder, y compositor, este magnífico trompetista ofreció un espectáculo cargado de bop, con una trompeta que evoca al mejor Miles Davis, pero con unos sonidos que miran directamente a las composiciones más Hardbop del maestro John Coltrane.

Acompañado por piano, contrabajo y batería, este cuarteto se marcó un combo supremo, que pasaban de composiciones muy taimadas a otras completamente metidas en la vorágine de la improvisación. La banda se compagina perfectamente.

El solemne contrabajo de Barak Mori marcaba el ritmo; el piano de Yonathan Avishai nadaba entre melodías de música clásica, a la que alternaba fragmentos Bop, acercándonos a las difíciles melodías de Art Tatum; la batería de Ziv Ravitz, omnipresente de manera divina, con sonidos muy sutiles a base de escobillazos que no cesaron en ningún momento.

Ese hombre no paró de mover manos y pies en todo el concierto, y, aunque su sonido no fuese el protagonista, sin duda marcaba toda la sección rítmica del cuarteto.

En su concierto, este joven músico nos ofreció temas como Will I Die, Miss? Will I Die?, Dream like a Child, o Theme for Jimmy Greene, con una emotiva dedicatoria a su padre. Leyó un poema en soledad, y sacó sonidos más metálicos aún a su trompeta metiéndola entre las vibrantes cuerdas del piano, y todo con una clase…

Avisahi y su cuarteto ofrecieron un espectáculo de hora y media de música elegante y elaborada, que llenaron de esperanza a cualquier fanático del jazz contemporáneo… y sólo por 12 euros.

Badejazz – Sábado 17 de Noviembre – Andrea Motis Trio

El día 17 le correspondía el turno a Andrea Motis Trio. Si aún no conocéis el trabajo de esta joven, tenéis una apremiante tarea, porque evoluciona a pasos agigantados.

badejazzEducada musicalmente en la Escuela Municipal de Música Sant Andreu de Barcelona, liderada por el genial Joan Chamorro, Andrea estudió saxofón y trompeta, entrando con tan solo 12 años a formar parte de la banda de la escuela como miembro fijo, la Sant Andreu Jazz Band, una cantera alucinante de músicos de jazz. Hablamos de una chica que con 23 años tiene a sus espaldas la friolera de 6 discos.

También cantante y compositora, ha trabajado con artistas de la talla de Quincy Jones, incluso es la primera artista catalana en grabar con la discográfica Impulse!, sello donde también grabaron Coltrane o Mingus.

En las noches del Badejazz, el Andrea Motis Trío nos ofreció un espectáculo que miraba directamente hacia el Brasil más Cool.

Acompañada por Joan Chamorro al contrabajo y al saxo, y por Javier Traver a la guitarra, el concierto comenzaba con el clásico Chega de Saudade del maestro Joao Gilberto, y siguió esa línea de Bossa nova donde la suave trompeta de Andrea Motis nos recordaba un poco a los sonidos más pausados de Chet Baker, y los ritmos más brasileños de Stan Getz, gracias a la guitarra animosa de Traver.

También hicieron algún guiño al jazz más clásico, con temas como Señor Blues, de Horace Silver, e incluso interpretaron un bolero de Caetano Veloso, La Barca. Y repito, todo esto por tan sólo 12 euros.

Badejazz merece la pena

El Badejazz se ha convertido en un referente de Jazz no solo en la provincia, sino a nivel internacional.

La calidad de los artistas invitados, así como la oportunidad de asistir a diferentes jam session por toda la ciudad, nos hablan de que el Jazz es una música viva, joven, que se mueve con la gente, y que encima nos ofrece una calidad estupenda.

Si podéis, no dejéis pasar la oportunidad de asistir el año que viene. Merece la pena.

Más información sobre Badejazz en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Más información sobre Avisahi Cohen en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Más información sobre Andrea Motis Trío en los siguientes enlaces:
Ver Facebook

Encontrarás más música y grupos de Jazz AQUÍ y más artículos de Opinión AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + quince =