Bullet for My Valentine y su nuevo disco “Gravity”

A la hora de hablar del Rock y sus máximos exponentes siempre es obligatorio referirse a dos países que se consideran fueron la cuna de este género musical, el cual posee tantos seguidores como personas en este mundo.

Estos dos países no queda la menor duda son Estados Unidos y Reino Unido. Este último jugó sin dudas un papel esencial en el desarrollo y consolidación de este género tan amplio y gracias en gran medida a la NWOBH (New Wave Of British Heavy Metal), cuya traducción al español es Nueva Ola del Heavy Metal Británico.

Fue en esta época que surgieron bandas que actualmente siguen en pie y revientan estadios por todo el mundo. Bandas como Iron Maiden, Judas Priest y Black Sabbath entre otras. Son influencias obligadas para las futuras generaciones del rock y para las que poco a poco van destacándose con el paso de los años, y que serán, por así decirlo, el relevo de esas grandes bandas que algún día dejarán de existir.

bullet for my vallantine

Bullet for My Valentine, trayectoria y evolución

Producto de estas influencias surgieron, específicamente, en el Reino Unido otras bandas que ya se han ganado un espacio en la escena mundial del rock. Tal es el caso de Bullet for my Valentine (BFMV como se les conoce en todo el mundo), originaria de la ciudad de Gales y nacidos en el año 1998.

Aunque al principio le tomó tiempo a esta banda consolidarse como tal, pues originalmente versionaban temas de Metallica entre otros grandes, no fue hasta el 2005, con el lanzamiento de su primer disco “The Poison”, que rápidamente estos chicos lograron ganarse a un público fundamentalmente joven y ávido de rock nuevo.

Esto se debió en gran medida a sus temas cargados de metalcore con pintas de emo, que sin dudas ayudaron a que la banda se posicionara rápidamente como una de las más llamativas de aquel entonces.

Luego de “The Poison” (2005) vendrían “Scream Aim Fire” (2018) y “Fever” (2010), considerados por muchos fans como una triada de discos perfectos.

Es por eso que, cuando a finales del pasado año anunciaron que estaban trabajando en un nuevo producto musical, enseguida las miradas se orientaron hacia como sería este nuevo trabajo, pues su anterior “Venom” (2015) no tuvo la aceptación que se merecía, por decirlo de alguna manera. Igual suerte corrió “Temper Temper” (2013). Es por eso que después de dos discos mal recibidos muchos esperaban que la banda mostrara a la luz algo que se pareciera a sus inicios.

Pero como el rock evoluciona, y cada vez las bandas hacen discos que en nada se parecen a sus inicios, Bullet for my Valentine no podía ser la excepción, y por eso decidió hacer un disco totalmente diferente a lo que nos tenía acostumbrados, borrando así de sus fans alguna esperanza de escuchar como sonaban en sus inicios.

El regreso de Bullet for My Valentine

“Gravity” es el nuevo álbum de la banda, y el cual viera la luz hace apenas unos meses. En este nuevo trabajo, la banda liderada por Matt Tuck indiscutiblemente dio un salto inesperado, pues decidieron dejar atrás su antiguo estilo para optar por ser una banda de hard rock moderno con un increíble nivel de creatividad.

Sin dudas hay que reconocer que esta vez Bullet for my Valentine se superaron ellos mismos, pues han sido capaces de crear un álbum como “Gravity”, en el que ninguno de sus once temas (trece para la edición limitada) se asemeja a otro, y ni remotamente se parecen a ninguno de sus discos anteriores.

En este nuevo trabajo se nota la gran madurez y evolución que ha tenido Bullet for my Valentine, y más ahora que han optado por redirigir su sonido hacia una fórmula más comercial, al igual que hicieron Metallica con su “Hardwired… To Self-Destruct” (2016).

Todo el que escuche este disco notará al instante que la banda ha escogido una orientación más estratificada, cubriendo los espacios de su sonido musical presente en todo el disco con sintetizadores y toques de electrónica, elección esta que no será bien vista por los más fieles fans, y si tal vez por los que buscan nuevos cambios en el rock actual.

Pero estos cambios, a pesar de estar presentes en todo el disco, son apenas un complemento que acompañan los componentes más pesados del rock que, obviamente, no pueden cambiar.

Escuchar por casi una hora “Gravity” sin dudas es lo más sencillo de este disco, pues casi no hay desentonos aunque si hay temas que resaltan más que otros. Muchos dicen que con escuchar este disco una primera vez no es suficiente, eso es decisión de cada cual.

En mi caso he escuchado el disco más de una vez, y con cada escucha lo disfruto más. Eso si, no esperes recordar composiciones como Alone o Tears Don’t Fall pues eso no lo encontrarás aquí.

“Gravity”, el nuevo trabajo de Bullet for my Valentine

“Gravity” abre con Leap Of Faith, en donde los primeros “acordes” dan muestra de la declaración de propósitos estilísticos, y más cuando Matt Tuck dice: “Salta al fuego /Llena tus pulmones / Inhala el futuro / Ahora grítalo”, lo que nos puede dar una idea del cambio que ha dado la banda en este nuevo trabajo.

Le sigue “Over it”, el cual nos da la impresión de que con su escucha viajamos en el tiempo para toparnos con un refinado metalcore, característico de los inicios de la banda.

En “Letting you Go” se hace uso del mix de delicados compases con un potente coro, acompañado con ciertos matices que nos darán una leve idea de a que nos estamos enfrentando en este nuevo trabajo.

“Not Dead Yet” es, en mi opinión, uno de los mejores temas de todo el disco, debido en gran medida a un coro que va ascendiendo y a los efectos de ecos mezclados con los teclados, lo cual hace de este tema una escucha dinámica e inspiradora.

Otro de los temas que más me gustó es “The Very Last Time”, pues estamos ante la única balada de todo el disco (bueno, es más como una semi-balada).

Ya entrando en la segunda mitad del disco podría decirse que viene lo mejor. Empezando con la desgarradora “Piece of Me” hasta las vocalizaciones de Matt Tuck en “Under Again” y “Breathe Underwater”, que sin dudas se escuchan mejor que nunca al cantar en rangos melódicos para él.

“Coma” se podría decir es el tema más arriesgado de todo el redondo, pues el uso algo excesivo de la electrónica se hace notar casi por encima de los pasajes explosivos de los riffs de guitarras y la batería.

Y para cerrar este disco nada mejor que “Don’t Need You”, pues es un tema en el que la banda hace galas de toda su potencia, y nos recuerdan que todavía son y serán capaces de crear himnos que perdurarán por los tiempos, pero eso es algo que no veremos como antes.

Resumiendo, “Gravity” es un trabajo de excelente factura en el que se nota el gran salto y madurez profesional de la banda. Salto que con el tiempo llevará a Bullet for my Valentine a formar parte de esas grandes bandas de rock, que alguna vez hicieron historia y después serán influencias para las nuevas que surgirán, pero eso es algo que solo el tiempo dirá.

bullet for my valentineTracklist:

01 – Leap Of Faith
02 – Over It
03 – Letting You Go
04 – Not Dead Yet
05 – The Very Last Time
06 – Piece Of Me
07 – Under Again
08 – Gravity
09 – Coma
10 – Don’t Need You
11 – Breathe Underwater (Edición Limitada)
12 – Breaking Out (Edición Limitada)
13 – Crawling (Edición Limitada)

Más información sobre Bullet for My Valentine en los siguientes enlaces:
Ver Facebook
Ver Twitter

Encontrarás más música y grupos de Metal AQUÍ, y más entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − cuatro =