Delpi Band, con la magia vocal femenina

Hoy prefiero ser emocional para no mutilar el amor, hoy me permitiré llorar, dar unos pasos hacia atrás para poder sanar lo que está mal. Hoy prefiero ser emocional para no olvidarme de la ilusión, hoy me permitiré alzar esas cenizas para poder soltarlas al viento…” dicen los primeros y preciosos versos del tema Hoy, de Karla Ontiveros, mejor conocida como Delpi, una cantautora boliviana radicada en la ciudad jardín, Cochabamba.

La canción Hoy es la carta de presentación de la banda, que me hizo sentir aludido, empaticé con la letra, y, luego de hechizarme con su voz y música y salir del embrujo, me puse en contacto -vía Instagram- con la cantante y coach vocal, quien de manera fluida y cordial accedió a la exclusiva con LaCarne Magazine.

Quizás también te interese leer:
Nico Estrella, el cantautor electrónico
Alejandro Rivas Cottle, Música de Orquesta e Ingeniería de Sonido
Panteras Negras, el primer grupo de Hip Hop Chileno

Delpi Band y su Amor al Jazz

delpi band

La vida es una verdadera escuela, ¿cómo se forma a la existencia musical?

Siempre tuve afinidad hacia la música, el baile y la actuación desde pequeña, y canto toda mi vida. Antes lo hacía como pasatiempo, empecé en el Conservatorio Profesional de Música Milán tomando clases de canto.


Luego pasé clases de Composición Literaria en Música con Raúl Ibarnegaray, y fue ahí donde decidí cambiar mi rumbo de vida, estudiando música a nivel Técnico Superior en el Conservatorio de Música Milán, empezando a dar clases, y posteriormente ser invitada a cantar en diferentes espacios junto a grandes artistas de Cochabamba.

Siempre nos gusta saberlo, ¿cuál es nombre y lugar de nacimiento?


Mi nombre completo es Karla del Pilar Ontiveros Bugallo, nací en la ciudad de La Paz – Bolivia en el año 1990.

Dentro de este multiverso, ¿qué influencias musicales y artísticas han marcado en Delpi?

Empezando a escuchar música clásica en la casa de mi bisabuela Mery Chirveches que, desde mis 9 años, cuando iba a visitarla sólo se escuchaban Mozart, Bach, Chopin, etc.

Siendo pintora y pianista, además de docente en la Academia de Bellas Artes de la ciudad de La Paz, me enseñó a pintar en acuarela y retratos en lápiz. Empecé viendo la música como una obra de pintura (dibujaba lo que cantaba).

Luego la música Gospel en la iglesia, porque mis papás son cristianos, y me llevaban a los conciertos, quedaba impactada con las increíbles destrezas vocales de los cantantes. Después empecé a escuchar R&B con Whitney Houston, y, posteriormente, Aretha Franklin con el Jazz me abrió el horizonte de cómo cantar diferentes géneros musicales con técnica.

Las raíces e influencias marcan época, y tallan nuestro Espíritu. ¿Qué grupos o artistas son referencia para Delpi?

Mi referencia son cantantes que lucharon para lograr posesionarse en la industria musical, partiendo desde problemas raciales como Nina Simone y Billie Holiday (por ser una de las primeras mujeres cantantes en la industria de Jazz).

Pero al leer el libro sobre la biografía de Tina Turner, me di cuenta que no hay una receta especial para lograr el éxito y la fama, sólo es esfuerzo, sacrificio, dedicación y seguir intentando. Etta James, al ser una de las primeras mujeres de su estilo musical, cantando a la par con grandes de su época como Ray Charles. Yma Sumac, cantante peruana que llevó con su increíble voz la Música Andina a otros continentes.

Hoy, el nuevo sencillo de Delpi Band, que nos presenta su imagen y sonido musical, poesía pura hecha música. ¿Cómo nace y se hace la presente producción?

Es un single hecho en la primera ola de la cuarentena, en el que Raúl Ybarnegaray me mandó un audio con la canción escrita por su amiga Mariela De Ugarte Sotelo. La canción es un poema dedicado a la sensibilidad de la mujer, un llamado para que “Hoy” podamos quitarnos los miedos de ser como somos en diferentes situaciones.

En cuanto al género y el estilo musical, fui dándole forma y la puse en la lista de las canciones para lanzarlas este año. El productor musical de la canción es Daniel Aguilar (músico de Tupay), quien le dio el estilo, los arreglos justos y precisos que muestran el estilo de la banda. Se grabó, mezcló y masterizó en Estudio Área 51, de Franco Castillo, y se dirigió bajo la producción artística de Amalia Canedo.

Max Jurado (ex integrante de la banda) tocó la batería, dándole un toque especial a la canción, y Juan Ernesto Saavedra hizo el solo instrumental y grabó la guitarra.

Disfruté en su Canal YouTube de sus performances en Vivo junto a su banda, demostrando su actitud brillante a la hora de inundarnos con sus versos y melodías. ¿Quiénes le acompañan en la aventura musical?

Actualmente los integrantes son: Juan Ernesto Saavedra, quien es el guitarrista de la banda, ha trabajado y producido a músicos y bandas reconocidas del medio nacional e internacional, tales como: Alberto Plaza, María Juana, La Manzana, entre otros. Juan es quien se encarga de los detalles de la parte musical de la banda.

Osmar Ballestemásros (Ozzy Mutante), baterista reconocido en Cochabamba, que ha tocado con muchas bandas legendarias como Tiquipaya Golden Blues, Humano, Mutante, es un músico con mucha proyección y visión en el área logística.

Leo Miranda es el actual bajista, tocó con bandas de Rock fusión y Reggae, tales como Santamandinga, Suyana, grabó discos con Vadik Barrón, y pisó escenarios internacionales. Leo es el muy versátil y la parte creativa de la banda.

Delpi Band, Poder Sanar lo que está Mal

delpi band

Acaba de reventar otro conflicto bélico militar entre Rusia y Ucrania, y, añadidas las cuarentenas, esto parecería un verdadero infierno. Desde la trinchera musical, ¿cuál es su enfoque y perspectiva -artística- ante los sistemas que nos gobiernan?

Espero que algún día podamos juntarnos como artistas y trabajadores de la música, sin importar el género musical que toquemos, para poder hacer festivales, eventos donde podamos apoyarnos, porque veo que cada sector musical está muy dividido.

También pienso que es importante que se legalicen las leyes que protegen a los artistas, porque nuestro medio ha sido el más golpeado por la pandemia en todas sus etapas. Hay rebrotes y no podemos trabajar, nos cierran totalmente las puertas de manera injusta, sin darnos alguna vía para poder seguir con los conciertos, donde no sólo perjudican al artista, sino también a los que trabajan para que se realicen nuestras actividades, empezando con los espacios, así como los gestores, sonidistas, etc.

Una mujer al frente del escenario y con el micrófono en la mano es realmente una rebelde con causa ante sistemas machistas y militaristas, donde nos han programado como en los cuarteles. Simbolizar la preciosidad y solidez femenina es crucial en este horizonte numerosas veces abarrotada de tipos rudos y brutos. ¿Cómo se fue escabullendo y abriendo paso musicalmente Delpi Band?

Totalmente. El mundo musical en Bolivia está liderado en su mayoría por hombres, no es un camino fácil, ya que he tenido situaciones donde tuve que poner una postura firme a la hora de hacer los contratos, o lidiar con los dueños de los espacios donde tocamos.

Algo que me ayudó mucho es haber sido manager de algunas bandas antes de hacer mi proyecto musical, ya que tengo la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación, factor que me abrió las puertas para poder formular los proyectos y dedicarme también al área de gestión cultural.

También pude abrir mi proyecto a espacios donde normalmente las cantantes de mi generación no lo hacen al cantar canciones de Soda Stereo, Spinetta, Charly García.

A mí se me cayó el mundo cuando llegó el COVID-19, tal vez por no tener acceso a las nuevas tecnologías o porque lo que hago es para estar en las calles. ¿Cómo se ha encontrado personal y musicalmente en estos momentos de transformación planetaria?

La tecnología hizo que como músicos, artistas y gente que se dedica a la educación musical, se puedan ampliar los horizontes, y, de tal manera, poder llegar al público.

Como en mi caso, pude dar clases de canto a gente que vive en Estados Unidos y Suecia. Así como también poder hacer transmisiones en Vivo, donde nos estaban viendo de muchos lugares del país y el exterior.

Cochabamba siempre ha sido un lugar que emana mucha energía para sus artistas, eso lo sé y lo siento hasta el presente. ¿Cómo se encuentra la Cultura y el Arte por allá?

Considero que sigue estancada, porque los espacios donde tocamos normalmente nos piden que toquemos covers, y no nuestras composiciones, nuestro material. Son contadas las bandas o solistas que pueden vivir adecuadamente de su música, si hablamos del Rock, Funk, Trova.

Es importante crear nuevos públicos desde los barrios, colegios y universidades para que la gente pueda ver nuestro trabajo y así llenar espacios, de esa manera nuestro público y nosotros podamos disfrutar. Vivir de lo que nos gusta hacer, seguir creando, y no de solamente realizar tributos o covers en su totalidad.

¿Algunas bandas o solistas que nos recomiende?

Referentes musicales que recomiendo son Nora Jones, increíble cantante y pianista de Jazz, ganó 9 Grammys; Natalia Lafourcade, con sus últimos discos llevó en alto su música folclórica, además de hacer que los boleros vuelvan a estar de moda; y Vadik Barrón, es una joya de la música nacional, su música es poesía pura.

Viajemos al Cine, y, dentro de este hechicero Arte, ¿qué película es su preferida?

La película de Pink FloydThe Wall-. Por medio de la vida del protagonista se retrata muchos hechos sociales, políticos, culturales que marcaron en esa época. Además, la musicalización es increíble, enmarca cada momento de la película, que te lleva a otra dimensión.

Delpi Band, abrazar la tristeza para volver a amar

delpi band

La Narrativa, la Literatura y la Poesía, el dominio de la palabra es emocionante, ¿qué libros o autores nos recomienda tomar para su plena lectura?

Los 4 Acuerdos (Miguel Ruiz). Habla sobre las leyes que tienes que tener como Ser Humano para llevarte bien con los demás, y tener una estabilidad emocional y vida plena, tomando en cuenta las leyes antiguas de los Toltecas.

La Música en Bolivia: de la Prehistoria a la Actualidad (Sánchez C., Walter). Muestra los orígenes de nuestra música mediante las diferentes etapas que vivió el país.

Hay instantes que nos marcan el Alma, y eso es imborrable e imperecedero. ¿Qué evento o Festival ha marcado el caminar musical de Delpi Band hasta el presente?

Participé de un Congreso Internacional llamado CLAEM en San Paulo, Brasil. Fue increíble compartir con músicos de muchos países, y representar a mi país cantando, lugar donde me gané una beca en canto Jazz. Pude vivir lo impresionante, que, por medio de la música, es conocer diferentes culturas y maneras de ver el mundo artístico.

Transitando las ahora comprimidas y exóticas plataformas digitales, ¿qué discos o álbumes nos encomienda para las colecciones virtuales?

Erykah Badu / Mama’s Gun, Etta James / At Last, y, Rosa Passos / Rosa.

Mientras saboreo sonoramente de la canción Tu Mirada en una versión en Vivo, y que será su próximo single a producir, ¿qué canciones han estampado brillo en su Espíritu?

Las canciones que me llenan el Alma cuando las canto son Flaca de Andrés Calamaro, me trasporta a mi niñez, me recuerda a mi papá, porque era la única canción que la cantaba.

Chega de Saudade, es una Bossa Nova muy dulce, y la canción de Niña Camba, por la interpretación que hice. Tengo el privilegio de ser amiga del compositor Cesar Espada, que siempre me da sus consejos.

La música es el “lenguaje universal” de la que hablan y hacen metáfora hasta en las sagradas escrituras, ¿qué aconsejas y recomiendas a las generaciones futuras, que quieren caminar y transitar este mundo apasionante?

Para llegar lejos es 15 % de talento y el resto de mucho estudio, dedicación y tiempo. Nada es fácil, es importante planificar los objetivos para trabajar en función a ellos, en cuanto a la música que quieres tocar o cantar, y los lugares que quieres presentarte.

Ser honestos y claros con los que trabajas, y tratar de que los egos no ganen tu forma de ser con los que te rodean.

Muchas veces hacerse de proyectos es embarazoso, ¿qué planes para el 2022? ¿Alguna primicia?

Seguir presentando nuestra música, tocar en diferentes ciudades. Pronto estaremos en La Paz, y posiblemente estemos participando de un Festival Internacional en Argentina.

Sus palabras de despedida para la gente que apoya y sigue a Delpi Band, y para los nuevos y nuevas seguidoras, también para los lectores y lectoras de LaCarne Magazine.

Que nos apoyen escuchando nuestra música, yendo a nuestros conciertos, y seguirnos en las redes sociales para estar al tanto de lo que hacemos. La gente es nuestro público, son el motor para poder seguir en la música.


Cerrando la edición mensual de entrevistas, y esperando que los ritmos hechos canción nos hermanen, sea el género o estilo musical que sea, aprovecho la oportunidad para mandar saludos cordiales a Leo Miranda, bajista de Delpi Band, con quien tuve el placer de compartir escenarios en una inaudita y alucinante época de mi vida, cuando fuimos convocados por el Maestro Álvaro Montenegro para una performance, que se daría como homenaje a la ciudad de La Paz, en la tradicional Verbena Paceña de la Plaza San Francisco.

En dicha oportunidad, 16 de julio 2014, nos juntaron en una especie de “selección paceña de músicos”, donde resaltaban y capitaneaban los Maestros: Oscar Córdova, Luis Rico, Dante Uzquiano y Luis Gutiérrez. Larga vida a los músicos y sus músicas.

Más información sobre Delpi Band en el siguiente enlace:
Instagram

Deja tu opinión!

3 × dos =