Especial salud – el músico, un deportista de élite

Cuando se habla de músicos generalmente podemos pensar en dos “estereotipos”: un gran profesional, un músico de cámara, bien vestido y disciplinado, o un “rockero” desmelenado y amigo del trasnoche…

De cualquier forma, no solemos pensar en el músico como un “deportista de élite”, no solemos pensar en que ninguno de los dos modelos sean grandes asiduos al deporte, verdad?

músico

Sin embargo, el gran número de lesiones asociadas a la práctica musical, y recientes estudios sobre el rendimiento de los músicos, nos llevan a pensar todo lo contrario.

El doctor Marcus Smith, especialista en medicina deportiva de la Universidad de Chichester, Inglaterra, llevó a cabo un estudio, recién publicado, en el que midió el rendimiento físico de varios bateristas, entre ellos a Clem Burke, baterista de Blondie.

Para ello, midió el consumo de oxígeno, la frecuencia cardíaca y la cantidad de ácido Láctico en el cuerpo. Los resultados fueron increíbles:

– un oficinista gasta de media unas 100 calorías/hora.
– un baterista gasta de media 500 calorías /hora, pudiendo llegar a 600, igual que un futbolista de la premiere league inglesa.

Sin embargo, la gran mayoría de bateristas no cuentan con un entrenamiento específico de sus capacidades físicas, ni con un nutricionista, ni un médico especializado, ni un fisioterapeuta (aunque esto va cambiando).

Además, contamos con que un futbolista suele jugar 40 o 50 partidos al año. Un músico profesional puede realizar un set de 90 minutos hasta más de cien veces al año, y no solo eso, si no que para un deportista de élite jugar dos partidos semanales, con varios días de separación entre ellos, durante un mes, les resulta agotador. Un músico en plena gira puede llegar a tocar hasta 7 días seguidos sin descanso en distintas ciudades.

Todo ello nos invita a pensar que, pese a la idea de que los músicos no son grandes deportistas, en realidad su trabajo conlleva un desgaste físico importantísimo, que requiere de una apropiada preparación y un adecuado seguimiento por especialistas.

Por otra parte, la práctica musical profesional también conlleva un estrés psicológico y una presión mediática importante que, sumados a la variación de horarios y ritmos vitales, hacen del músico un auténtico “titán” en lo que a soportar esfuerzos se refiere.

Es por ello que desde varias disciplinas médicas se empiezan a interesar por el colectivo de los músicos, ya que cada vez es más fehaciente la relación entre música y lesiones propias a ella.

Así que si eres músico, ya sabes:

  • vigila tu postura y tus gestos.
  • Ten tu musculatura en un estado óptimo (estira y calienta antes de cada interpretación, nadie se imagina a Cristiano Ronaldo jugando un partido sin calentar antes, verdad?)
  • Consulta con especialistas cuando sientas molestias.
    Planifica bien tus horas de ensayo, y cuidado con el “sobreentrenamiento”! por lo general, suele ser peor que la falta de práctica!
  • Cuando vayas a una actuación intenta estar descansado y bien alimentado, te ayudará a fatigar menos a tu organismo (igual, nadie se imagina a Messi jugando sin haber dormido…).
  • Por otra parte, si nos centramos en por qué se producen las lesiones en los músicos, casi en el 100% de los casos estaremos ante síndromes de sobreuso, es decir, problemas del organismo por un uso excesivo de una estructura o función, que causan un daño que el organismo no es capaz de superar con sus medios de reparación.

RESUMIENDO: el músico se lesiona por repetir demasiadas veces un gesto.

Si le sumamos el desgaste físico y psicológico del que hemos hablado, entenderemos el porqué de la importancia de que el músico se considere un deportista de élite y se cuide en consecuencia.

Eso no quiere decir que si no sigues todos estos consejos vayas a lesionarte, o a ser peor músico que nadie. Existen deportistas con poco “cuidado” o incluso poca técnica y han conseguido grandes cosas, como se dice, por ejemplo de Usain Bolt, del que se cuenta que más bien entrenaba poco… y ahí le tenemos.

En fin, Carniceros, esperamos que os sea útil lo contado y que a partir de ahora tengáis claro que los músicos somos unos grandes profesionales con una actividad realmente exigente para nuestro cuerpo y nuestra mente, no lo olvidéis!

Y es que los músicos somos gente muy seria, chiko….

Encontrarás más consejos AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =