Calentamiento vocal – Ejercicios básicos

¿Cuántas veces hemos hablado sobre la importancia del calentamiento vocal? Como ya hemos comentado en más de una ocasión, un cantante no puede permitirse cambiar su instrumento por otro nuevo. Por ello siempre hemos destacado lo importante que es hacer ejercicios de calentamiento vocal.

calentamiento vocal

Jack Sharp

Es importante que el calentamiento vocal se haga a menudo para evitar lesiones y otros problemas que pueden desembocar en la pérdida total de la voz, afonías, nódulos, etc. Al igual que un deportista hace ejercicios de estiramiento, los cantantes realizan distintos ejercicios para poder dar el mayor rendimiento evitando cualquier tipo de lesión.

Estos ejercicios de calentamiento vocal se realizan con el objetivo de preparar y poner a punto tu sistema respiratorio, articulatorio, tu aparato fonador y tu caja de resonancia.

Para llevar a cabo un buen calentamiento vocal existen básicamente tres tipos de ejercicios: estiramientos, respiración y vocalización. A continuación veremos cada uno de ellos detenidamente para que puedas practicarlos sin ningún problema.

Calentamiento vocal: ejercicios de estiramiento, respiración y vocalización

Calentamiento vocal – Ejercicios de estiramiento

Antes de ponerte a hacer escalas o cualquier otro tipo de ejercicio, debes estirar los músculos de tu cara, cuello y diafragma.

Empecemos por el cuello. Para estirar el cuello, y siempre con movimientos suaves y lentos, gira tu cabeza a derecha e izquierda varias veces (20 segundos a cada lado).

Posteriormente, inclina tu cabeza hacia adelante y hacia atrás (20 segundos cada movimiento), y por último, inclina tu cabeza a derecha e izquierda. Alinea tu oreja derecha con tu hombre derecho e intenta que ambos se toquen sin mover los hombros (20 segundos a cada lado).

Ahora que ya has estirado el cuello, comencemos con los estiramientos de cara. Este ejercicio es muy sencillo, tan sólo tienes que colocar tus dedos índices en la comisura de los labios y estirar. Con esta posición, intenta lanzar un beso al aire (15 segundos).

calentamiento vocal

Por último, y para finalizar los ejercicios de cabeza y cuello, llena tu boca de aire como si tuvieras un bochinche en la boca (15 segundos), y después, relaja la cara.

Para finalizar con estos ejercicios, estiraremos también el diafragma. ¿Y cómo se hace esto? Lo entenderás rápidamente. Con el cuerpo relajado, tu respiración normal es diafragmática y lo notarás porque cuando inhalas aire, tu barriga se hincha y cuando sueltas el aire, se desincha.

Bien, pues para estirar el diafragma respiraremos inhalando todo el aire posible hasta que “inflemos” nuestra barriga por completo. Aguantamos el aire unos segundos y soltamos poco a poco hasta expulsar todo el aire.

Como ves, no es mucho tiempo el que hay que dedicarle a los estiramientos, y te ayudará a reducir tensiones y a activar la musculatura que emplearás a posteriori a la hora de cantar.

Calentamiento vocal – Ejercicios de respiración

Controlar la respiración a la hora de cantar es muy importante si no quieres ahogarte mientras cantas. No suele ser nada fácil para los cantantes. Es normal que al principio te cueste un poco pero ya verás que con la práctica se consigue.

Este tipo de ejercicios te ayudarán a aumentar tu capacidad pulmonar, a ventilar de forma adecuada y a centrar la concentración antes de un concierto, sobre todo si son ejercicios respiratorios pausados.

A continuación veremos 4 ejercicios que puedes practicar, aunque no necesariamente tienen que ser todos, puedes elegir dos o tres de ellos y lo recomendable es que los practiques tres o cuatro veces a la semana.

Ejercicio 1 – Comenzaremos por en ejercicio respiratorio sencillo. Inspira profundamente por la nariz. Una vez tus pulmones estén llenos de aire, iremos soltando el aire haciendo el sonido “ssss”, una ese tan larga como sea posible.

Ejercicio 2 – En este ejercicio inhalamos aire y vamos expulsándolo poco a poco, en pequeños intervalos haciendo el sonido “ts”, hasta que hayamos expulsado todo el aire.

Ejercicio 3 – Para este ejercicio debemos sacar todo el aire de los pulmones. A continuación respira hasta hinchar completamente tu abdomen y ve exhalando el aire poco a poco con el sonido “s”.

Puedes finalizar esta serie de ejercicios repitiendo nuevamente el ejercicio 1. En este vídeo podrás ver cómo se practican con todo detalle:

Calentamiento vocal – Ejercicios de vocalización

Este tipo de ejercicios es indispensable si trabajas con tu voz, te ayudará a desarrollar y a enseñar a la musculatura de tu cuerpo, en este caso, labios, lengua, cuerdas vocales y velo del paladar.

Cuando cantas puede que haya veces que te tropieces al hablar, que alguna consonante se atasque o que las vocales no suenen como deberían. Por eso es tan importante hacer cada día al menos tres o cuatro ejercicios de este tipo.

Ejercicio 1 -Vamos a estirar primero la boca. Ábrela todo lo que puedas durante unos 15 segundos y después ciérrala. Repite dos o tres veces. Con la boca abierta y sin cerrarla pronuncia todas las vocales sin cerrar la boca, primero de forma corta (a, e, i, etc) y después larga (aaaaaa, eeeee, etc). Puede que te duelan un poco los lados de la cara, pero es algo normal.

Ejercicio 2 – Seguimos y vamos con la lengua. Primero sacaremos la lengua todo lo que podamos, después llevaremos la punta de la lengua hasta el borde de nuestro labio superior. Para ejercitar la lengua, prueba a leer algún párrafo de un texto de una de estas dos formas. Puede que parezca ridículo o te dé la risa, pero lo cierto es que es muy práctico y funciona. Prueba a cantar después de este ejercicio y comprobarás que tu lengua está menos tensa.

Como ves, en este ejercicio de vocalización también van incluidos algunos ejercicios de estiramiento. Puedes combinar distintos tipos de ejercicios e ir variando en cada sesión.

Otro ejercicio que puede ayudarte a destensar la lengua es el llamado tongue trill. Te dejamos este vídeo para que practiques:

Ejercicio 3 – Otro ejercicio de vocalización es la emisión de distintos sonidos pero en esta ocasión los haremos con escalas musicales. Puedes empezar por ejemplo con uno de los más sencillo que son los sonidos nasales como “mmmmm” o “rrrrrrrr”, o con las vocales pero emitiéndolas de forma prolongada.

A continuación puedes seguir con el ejercicio, pero en esta ocasión emitiendo vocales conjugadas (oa, oa, oa, mi, mi, mi, etc). En el vídeo que te dejamos a continuación encontrarás una buena serie de ejercicios de vocalización:

Todos estos ejercicios te ayudarán a liberar tu musculatura para evitar que tu voz y tu cuerpo esté tenso a la hora de cantar. No olvides respirar con el diafragma y nunca fuerces, hazlo poco a poco. No se trata de cantar más alto, a un mayor volúmen, es mejor calidad que cantidad.

Cuando termines de hacer tus ejercicios, no bebas de forma inmediata líquidos muy fríos o muy calientes, pues podrían afectar a tu garganta. Practica estos ejercicios con frecuencia, evitarás lesiones y aprenderás a cantar sin forzar tu voz.

Encontrarás más consejos AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − seis =