Improvisación Libre con Antonio Palma

Antonio Palma nos cuenta en esta entrevista su experiencia con la Improvisación Libre así como su trayectoria musical y sus proyectos.

Improvisación Libre con Antonio Palma

improvisación libre

Sí, soy payaso, aunque siempre estuve muy ligado a la música. No tengo formación académica musical. Creo que la formación que pueda tener me viene de la curiosidad y de lo atraído que me siento por la música.

Cuando era un niño, mi hermano mayor le cogía los tazones de porcelana que tenía mi madre para el desayuno, y con dos lápices a modo de baquetas se ponía a tocar como un loco, y yo comencé a emularlo.

Recuerdo también que vendían en el kiosko una pequeña pianola con siete teclas y una boquilla que contenía “bolinas” de caramelo en su interior.

A través de una tapa superior se accedía a los ricos caramelos, y cuando me los comía, y la pianola quedaba libre, soplando a través de la boquilla y pulsando las teclas reproducía las siete notas naturales, y de oído tocaba fragmentos de la música de los dibujos animados de la época (Pipi calzaslargas, La Abeja Maya, Vicki el Vikingo…).

Me di cuenta que tenía buen oído. De hecho, cuando empecé a tocar, lo hacía con oído. Cuando me di cuenta que con los dedos dolía menos empecé a tocar con los dedos. Dónde va a parar (vaya, me salió el payaso).

Por cierto, como Payaso me formé de manera autodidacta y en talleres y cursos varios de Clown, Bufón y Teatro, sobre todo Gestual.

Entre los Maestros que destaco están Jose Piris: Mimo y Payaso (Discípulo directo de Marcel Marceau); Andrés Del Bosque: Dramaturgo, Bufón y Payaso Sagrado, que es como se define él; Paco Pacolmo: Payaso orgánico y excéntrico; Los Hermanos Videla: Payasos y trapecistas argentinos, especializados en acrobacia excéntrica; Chus Herrera: Músico, Payaso Musical y bailarín de Claque.

Con los artistas que me voy encontrando por la vida, también son maestros para mí, pero vuelvo al aspecto musical, que voy por las ranas, digooo, por las ramas…

Luego vino la flauta dulce, que también tocaba de oído, y descubrí que buscando las notas para sacar la canción en la que estuviera empeñado en ese momento, salían melodías al azar, y creo que en ese momento descubrí la improvisación, y comencé a inventarme mis propias melodías.

La percusión y la guitarra española también me encantan y “coqueteo” con ellas. Y finalmente mi Payaso me dijo que quería un Clarinete, y ahí ando soplando como puedo.

Escuchando música por supuesto que también se aprende bastante. De niño veía cómo mis hermanas mayores bailaban delante del espejo las canciones de moda de los años 70.

Soy el menor de cuatro hermanos, y ya se sabe que de pequeño se aprende mucho por imitación. Así se me grabó mucho esa música.

Más tarde encontré una cinta de casette por casa. Se la había quedado olvidada el novio de una de mis hermanas. Deep Purple, y ahí comenzó mi afición por el Rock, aunque también escuchaba Punk.

En esos años era lo que más escuchaba, pero ahora me considero ecléctico, y me puede gustar cualquier canción, sea del género que sea, si me traspasa la piel y el sentido.

Juntarme con músicos me encanta, y siempre que tengo oportunidad lo hago. Hace año y medio que voy a tocar con Pool 369º de Cáceres, y estoy aprendiendo un montón. Siempre seré aprendiz de todo y maestro de nada.

También estuve tocando percusiones y cachivaches Payasos con Kdb, un grupo que conocí en Cáceres cuando tocaba en la calle y me invitaron a su local. Estuvimos dos años y medio tocando por ahí. Según ellos hacíamos Rock ácido, ruidoso y melodioso.

Todo esto, más mi tendencia autodidacta, está contribuyendo a mi formación.

No vengo de familia artística. Bueno, mi padre era carpintero ebanista, pero tenía vocación por la poesía y el humor. Él decía que el Humor es muy serio.

También le gustaba hacer parodias de canciones, pero esto lo hizo cuando era joven. Luego lo dejó y siguió con su oficio. Quizás mi procedencia artística venga de ahí y de mi instinto.

Soy principiante en esto de la improvisación libre. Yo llevaba mucho tiempo viviendo fuera de Cáceres, y ahora llevo dos años y pico viviendo aquí de nuevo.

Y hace como año y medio que me enteré de que había un movimiento que se llamaba Pool 369º, y que lo llevaba Epy Figueroa junto a Al Eslou. A Epy lo conozco hace algunos años. Fui a ver que se cocía, y me encantó lo que me encontré allí.

Pool está abierto a varias disciplinas artísticas. Nos juntamos gente de la Música, Poesía, Pintura, Teatro, Danza, Circo… Me enganchó la propuesta y la energía que se crea allí.

Desde entonces voy siempre que mi trabajo me lo permite, y así fue como llegué a la improvisación libre. Realmente llegué por la circunstancia de encontrarme con estos maravillosos locos. Aunque pienso que aún no he llegado, estoy en el camino…


Un Improvisador Libre y Payaso: Antonimo Abrelatas (payaso Palma)

Partiendo de que soy nuevo en esto, mi principal influencia y más cercana es Epy Figueroa y Al Eslou, mis mentores en Pool 369º. Ellos me recomendaron que leyese y escuchara a R. Murray Schafer.

Por mi parte soy un enamorado del Gran Frank Zappa, y lo escucho de tanto en tanto. También me influencia Pink Floyd, la música sinfónica, Ennio Morricone, Nino Rota, Hans Zimmer, cierta música electroacústica, y no puedo pasar por alto a mi amigo Carlos Ojeda, Guitarrista y compositor.

Lo conocí en 1996, cuando era guitarrista de Kdb (Kulo de Botella), el grupo en el que toqué hasta su disolución en 1999 más o menos. Desde entonces hemos seguido en contacto y somos grandes amigos.

Tuve el honor de colaborar en algunos trabajos suyos, y aprendo mucho con él y su música. Si os hace conocer algo sobre su obra, buscadlo en Youtube, es muy interesante. También escucho de vez en cuando trabajos que pone en Fb JG Entonado (Arín Dodó).

Me encanta cómo canta y “aúlla”. Es muy peculiar, me identifico con él porque le veo alma de Payaso.

Por otra parte, pienso que hacer Clown, que es a lo que me dedico, me abre otra puerta a la improvisación dentro de la Música. Creo que estas influencias me están ayudando a improvisar. Gracias a todos los que me tocáis el alma…


No escucho mucha música improvisada libremente, aunque desde que estoy en Pool 369º escucho algo, porque en el grupo que tenemos en facebook siempre hay alguien que cuelga cositas que nos pueden interesar, sobre todo Epy.

JG Entonado también se acuerda de nosotros y nos manda su música, y cuando tengo tiempo me paro a escucharla. Por otra parte, pienso que no es necesario escuchar demasiada Música impro-libre para ser un buen improvisador, aunque sí puede ayudar escuchar algo.

Me gusta escuchar la improvisación libre mucho más en directo, y sobre todo tocarla, y cuando lo hago con Pool.

Poco a poco estoy aprendiendo a escuchar, no soy músico y tengo que aprender mucho con los instrumentos para tocarlos con más calidad, pero estoy entendiendo que lo más importante es escuchar mejor, y ser consciente de todo lo que está sonando.

Aprender a no hacer, a quedarse sin tocar y sentir lo que sucede, en ocasiones, menos es más. Estoy de acuerdo que la fuente de inspiración puede venir de otros sitios.

Por ejemplo, en mi caso como Payaso, cuando estoy trabajando dinámicas de manipulación de objetos, me inspiro mucho para la improvisación, y como cualquier otro, un instrumento musical es un objeto.

Yo manipulo mucho, con mi clarinete hago equilibrios, danzo con él. Busco maneras no usuales de tocarlo. Para mí son silencios del instrumento en movimiento, y cuando manipulo objetos que no son musicales, busco sonoridades, ruidismos, y ritmos que me inspiran para la improvisación musical libre.

Al Eslou hizo con nosotros una dinámica que consiste en investigar otras formas de tocar los instrumentos. Me pareció muy interesante, y me sentí muy identificado porque el Payaso hace eso con cualquier objeto. Lo utiliza de manera no usual.

También me inspira ponerme músicas raras cuando estoy calentando el cuerpo, porque mientras caliento busco maneras diferentes de moverme.

Como soy un culo inquieto, también me gusta bailar, y esto me inspira para hacer Danza Payasa “Tontentorania” o “Acrogracias”. Son tonterías mías y así investigo en lo absurdo.

Y como tú bien dices, la lectura, otras disciplinas, y escuchar música convencional, también son fuentes de inspiración, como también observar la naturaleza y sus sonidos, o el “ruidismo” que nos rodea en nuestra cotidianidad.

Yo creo que todo esto me ayuda a seguir mejorando como improvisador.

El espacio en una pieza siempre lo he visto relacionado con el tiempo, y como una cuestión filosófica.

Si hablamos dentro de una pieza musical, lo interpreto como el silencio que debe dejar un espacio para que otro espacio suene, y desarrollar así la pieza.

Por otra parte, está el espacio físico, donde se encuentran los músicos. También se puede interpretar cuando te dicen: Vamos a crear una pieza con espacios.- Estupendo, como somos muchos, más los Danzantes, crearemos la pieza con espacio para estar holgados (lo siento, me volvió a salir el Payaso).


No estoy seguro si la improvisación libre es un género, quizás no. Y eso, entre otras cosas, es lo que la hace diferente, libre de etiquetas, libre en sí, sin normas establecidas, aunque con normas propias y peculiares.

Bajo mi punto de vista, la improvisación libre puede llevarte a momentos que te suene a otros géneros, y no sé si estará catalogada como género. Yo la siento sin etiquetas, y eso es lo que me lleva pensar que no es un género.


Yo, como Payaso, soy espontáneo e intuitivo, me dejo llevar por el momento, y opino que las primeras tomas en la improvisación libre son auténticas.

Pueden ser repetitivas, o no, como en cualquier ensayo o composición.


Afirmación: “Es cierto que hay mucha gente que no son sensibles al ruido; pero esos son precisamente los que tampoco son sensibles al argumento, o al pensamiento, o a la poesía, o al arte, en una palabra: a cualquier tipo de influencia intelectual. La razón de esto es que el tejido de sus cerebros es de una calidad muy tosca y ordinaria. Por otro lado, el ruido es una tortura para gente intelectual”.

Respuesta del Payaso Palma: – Ante cualquier afirmación, aunque se acerque a lo que pienso, incluso estando de acuerdo con ella, siempre pienso que todo es subjetivo. Opino que no tiene que ser así necesariamente.

Según el propio Murray en su libro “Limpieza de oídos”, el ruido es una señal sonora indeseable.

Cuando estemos, por ejemplo, escuchando una composición musical, siendo así es posible que la afirmación a la que se refiere esta cuestión esté en lo cierto, pero en “limpieza de oídos” también dice que a veces se llama ruido a la disonancia, y puede que lo sea para algunos oídos delicados.

Sin embargo, consonancia y disonancia son términos relativos y subjetivos. Lo que suena disonante a un individuo, puede sonar consonante a otro. Por otra parte, un paisaje sonoro suele estar lleno de ruidos de los que estamos rodeados.

En este caso, dichos ruidos son deseables y agradables. Por eso digo que esta afirmación que se lee en el libro “El nuevo paisaje sonoro” supongo que se referirá al ruido indeseable.

A mí, personalmente, “limpieza de oídos” me ha ayudado mucho para mejorar la escucha.

Desde que me limpio los oídos todos los días escucho mejor, dónde va a parar (vaya, otra vez el Payaso se escapó de la jaula). Ya en sirio, digo en serio, y por modesto “faltaría juan”, con todo mi respeto hacia el gran Maestro R. Murray Schafer.


Como anteriormente digo, yo en esto de la improvisación libre musical soy principiante, y como sabéis, no soy Músico, soy Payaso, aunque siempre digo que soy Payaso con alma de Músico. Me gusta cómo suena je je.

Tengo el honor de colaborar en el proyecto de Pool 369º (Cáceres). Con ellos, Improviso (Gijón) y Raras Músicas (Madrid), participé en el Primer encuentro de Improvisación libre y conducida (Música y Danza) en la sala Capitol de Cáceres, y en el Festival de Danza contemporánea Impronexo, junto a Danza Xixón (me siento muy agradecido por haber formado parte de estos eventos con semejantes Artistas de la Música y la Danza. No me lo puedo creer. GRACIAS).

También estuve tocando entre 1996 y 1999 percusiones y objetos varios y Payasiles con Kdb (Kulo de Botella), compaginándolo con Asaco Producciones, Cia de Payasos con la que he estado 20 años, y con la que sigo haciendo colaboraciones.

Para mí, fue un sueño cumplido tocar en Kdb. Siempre me imaginaba tocando en un grupo, y estos chicos me brindaron la oportunidad de hacerlo. Gracias a todos.


Para mí, el concepto artístico principal es la expresión, la comunicación a través de las emociones y la intuición…


Os pongo unos enlaces de youtube. Solo hay uno musical con Kadebe.

Los demás son con la Troupe de Payasos Asaco Producciones, compañía con la que he hecho la mayoría de los espectáculos.

ASACO Clowns - La Foto
LA LEY DE LA RISA ASACO PRODUCCIONES
Plan Torrebruno, una de cacos. de Asaco Producciones
LA FERIA DE LAS MENTIRAS

Antonio Palma.

Más información sobre Antonio Palma en el siguiente enlace:
Ver Facebook

Deja tu opinión!

dieciseis + dieciseis =