La importancia de saber elegir las salas de conciertos

En más de una ocasión os hemos hablado de la importancia de planificar con suficiente tiempo de antelación tanto los conciertos como las giras. Hemos hablado de hacer una buena lista de contactos de salas y sitios en los que tocar, cómo y dónde promocionar los conciertos y demás.

Ahora que ya tenéis todo ese trabajo previo hecho, ya sabéis el número de fans del sitio al que queréis ir a tocar, tenéis la hoja de ruta, etc; ha llegado el momento de dar el siguiente paso. Aún queda lo más complicado y es conseguir tocar en el mayor número de salas.

Como músicos, como grupo, siempre queremos tocar y nos da igual dónde sea porque lo único que queremos es que la gente escuche y vea nuestro directo. Pero esta idea que pasa por nuestras cabezas no es del todo acertada. Hay muchas cosas a tener en cuenta antes de decidiros por una u otra sala.

Cómo elegir las salas de conciertos

conciertos

Puede que algunos piensen que no es importante, que mientras podáis tocar, el sitio es lo de menos y que no pueden dejarse pasar oportunidades de tocar en directo, que no hay tantos conciertos y hay que aprovechar… Sólo os cuento mi experiencia y lo que mi grupo y yo hacemos porque pensamos que puede ser de ayuda a otros grupos y músicos.

Salas hay muchas, pero encontrar la adecuada conlleva dedicación. Como todas las bandas que empiezan, comenzamos tocando en pequeñas salas, pero con el tiempo hemos ido creciendo y cada vez acude más público a nuestros conciertos. Por eso y aunque hemos tocado en salas de diferente tamaño, ahora buscamos salas que tengan un aforo más grande, investigamos un poco sobre las bandas que han tocado últimamente, la zona en la que está situada, etc.

El tamaño de la sala es una característica a tener en cuenta. Si queréis tocar en una sala muy grande debéis tener en cuenta que es más difícil de llenar, así que aseguraos de que vuestros seguidores van a llenarla. Sed realistas en este aspecto. Que lleneis una sala en vuestra ciudad no quiere decir que vayais a hacer lo mismo en otras localidades, si pensáis que dando un concierto en una sala grande vais a vender más entradas, podéis llevaros una decepción. Es preferible tocar es una sala pequeña y que se agoten las entradas que tocar en una sala grande para 50 personas.

conciertos

Cuando optamos por una sala en concreto miramos primero si tiene perfil en redes sociales y le echamos un vistazo a las fotos de la sala. Nos gusta ver dónde está el escenario, la puerta de salida, si hay espacio para que la gente que asista pueda bailar, dónde está situada la barra, etc.

Además de las salas de conciertos de las distintas localidades en las que queremos tocar, también buscamos sitios alternativos en lo que tocar. Ya os hemos comentado alguna vez que solemos hacer conciertos caseros, podéis echarle un vistazo al siguiente artículo.

Cómo crear una gira de conciertos en casas privadas

Claves para planificar una gira de conciertos

Cuando vamos a tocar a una ciudad por primera vez solemos hacer este tipo de conciertos. Estos conciertos son gratis, no cobramos nada (pero aceptamos donativos). Todo ello nos sirve para hacer una buena base de fans para la próxima vez que vayamos a tocar. Los conciertos en casa privadas son sólo un ejemplo, pensad que también podéis hacer este tipo de conciertos en otros sitios, por ejemplo, nosotros tocamos en el aniversario de una tienda de discos.

Cuando ya hemos decidido las salas de conciertos en las que queremos tocar, buscamos el contacto y las condiciones que pone la sala. Esta es la parte más tediosa porque a veces tienes que llamar por teléfono en varias ocasiones hasta que consigues hablar con la sala, pero es cuestión de tener paciencia. Recuerdad siempre la cordialidad y las buenas formas cuando habléis con la sala.

Una vez hemos hablado con la sala de conciertos, les enviamos un email en el que incluímos un saludo personalizado, una propuesta de fechas para actuar, la respuesta de nuestros seguidores en esa localidad para asegurar a la sala un mínimo de público, etc. Pero lo más importante para nosotros es tener una buena comunicación con la sala.

Cuando enviamos un mail a una sala de conciertos para cerrar un bolo solemos ir al grano, es decir, hablamos con el contacto de la sala de lo que realmente necesita saber de nosotros. Se pondrán muy contentos si además le decís que vuestros seguidores os han dicho que les gustaría veros tocar en esa sala en concreto.

Es importante que sepáis el momento correcto para enviar el mail. Nosotros solemos hacerlo un Lunes a última hora para que la sala de conciertos pueda verlo en su bandeja de entrada el martes. En ocasiones variamos, todo depende de la sala con la que hablemos.

conciertos

Después de enviar estos mails a las diferentes salas de conciertos que hemos seleccionado es cuando realmente tenemos que ponernos a trabajar de verdad. Las salas empiezan a responder a los mails y una nos dice que el viernes no puede ser pero el sábado sí, la tienda de discos ha cambiado el día de nuestro concierto porque el viernes hay una jam para niños, etc, etc. Nos hemos organizado para gestionar los conciertos, yo me ocupo de las salas, otro se ocupa de los conciertos en casa privadas, otro de los conciertos en pubs (acústicos), etc.

A veces tenemos que hacer malabarismos para cuadrar fechas y lo más importante, la comunicación entre nosotros para estar informados en todo momento de los movimientos que hace cada uno y de los posibles cambios de fechas para no cerrar dos bolos en un mismo día y en ciudades diferentes. De momento nos hemos organizado bastante bien y hemos hecho una buena planificación.

Es cierto que no todas las salas de conciertos responden a nuestros mails. Hay ciudades a las que no hemos ido a tocar porque la sala con la que hemos contactado no nos ha respondido.

En cuanto a los conciertos compartidos, somos muy partidarios de hacerlos. Nosotros hemos compartido cartel siempre que hemos podido, esos sí, con grupos que conocemos. La experiencia nos ha enseñado y antes de decir que sí a una banda nos gusta saber qué hacen, hablar con ellos y conocerles. Hemos tocado en más de una ocasión con bandas que no conocíamos y algunas de ellas, no han sido muy agradables con nosotros y encima se han llevado parte de la taquilla. En la actualidad si vamos a llevar a un grupo telonero siempre lo hacemos con grupos que conocemos y que nos gusta su música. Si vamos a ir a tocar a una sala que creemos es demasiado grande y que nos va a costar mucho llenar de público, solemos contar con alguna banda más para que nos ayude.

He conocido a muchas bandas que van con teloneros y algunos de ellos me han comentado que han firmado acuerdos con la banda cabeza de cartel con las condiciones del concierto, el reparto de beneficios, etc. De hecho algunos de ellos han vuelto a hacer de teloneros en más ocasiones y cuentan con ellos para futuros conciertos o giras.

Como siempre, esperamos que nuestra experiencia os sirva. Si queréis contarnos vuestra experiencia o tenéis alguna sugerencia, podéis dejarnos vuestros comentarios.

Hasta pronto, amigos!

Sin Comentarios

  1. La importancia de saber elegir las salas de conciertos - CÁRNICA 16 junio, 2016 Responde

Deja tu opinión!

3 − uno =