La Leche, una banda de larga duración

La música siempre nos transporta a momentos, lugares y espacios. Nos trae recuerdos y agita la memoria, especialmente cuando estas cadencias te devuelven a la ciudad donde viviste. Durante la década de los 90, Venezuela vivió el renacimiento del Punk Rock, el Rockabilly, y el Surf music, géneros musicales cuyas melodías indelebles y resonancias retumbarían hasta lo más profundo de nuestro ser. Nace así el leimotiv de una de las bandas más icónicas de la época, La Leche y su álbum 45.

Quizás también te interese leer:
The Pretty Reckless, y el Hard Rock femenino
Rock and Roll, del gospel al sexo
Los 16 mejores temas de Rock de todos los tiempos

La Leche, una banda de larga duración

la leche

Este disco, que cuenta con 13 canciones, te pasea entre distintas sonoridades, un parque de diversiones que juegan con cada una de tus emociones, paseando entre lo más exquisito de un Surf Rock alegre y ameno, hasta las pataletas de un Punk agresivo y herido. Este disco es una historia que se cuenta sola desde el primer tema.

Abriendo con el tema “Fantomas”, que pareciera ser parte de un soundtrack del algún filme de los 70, con una vibra a lo Scorsese, es un guión hecho música. Escuchas el motor de un automovil, arranca, escapa, y empieza entonces una persecución musical, un clásico Surf Rock con toques de psicodelia, al mejor estilo de The Shadows con un toque Groovy.

Y sigue así, con otro gran clásico inmortal: “Frank Black”, tema que se volvió un himno entre la multitud que coreaba hasta quedar afónico. Un tema rockero, con una guitarra que funge de protagonista, con solos que demuestran un sentimiento de dolor, de rabia, el dramatismo de la juventud se hizo canción.

Así va el disco de La Leche, con canciones como “Pentotal” y sus voces distorsionadas, que le brindan un nuevo color, una textura y una razón, los feedbacks de las guitarras le agregan una trama simplemente increíble.

45 es un disco de incontables sensaciones, hecho con astucia y con cariño. Lleno de intros clásicos como “Carnaval”, un tema cuya letra carece de sentido y lógica, pero de alguna extraña manera te relacionas con la única frase que se repite hasta el cansancio, y del Grunge pasa al Punk en cuestión de segundos, escuchar este tema es cerrar loso ojos y sentir la adrenalina de un pogo.

Baja las revoluciones y se calma la rebeldía, flotas entonces con “Piscina”, una canción con tonos azules, tristes, pero reconfortantes.

Temas como “Marina”, “Ace”, “Bala de Plata”, “Adiós”, y “Algún Día” muestran que la banda La Leche estaba recreando una nueva forma de hacer música, lo variopinto de las sonoridades tocadas, el Punk, el Rock, lo Groovy, el Surf Rock y Rockabilly, que con el pasar del tiempo influenciaría a otras bandas.

La Leche nos trajo una amplia gama de vibraciones, armonías y composiciones, mostró en cada uno de sus temas lo polifacético que pueden ser los instrumentos. Chesi (voz lider y guitarra), Miguel Carrasco “Chacal” (Guitarra y voz), Pablo Martínez (Bajo y voz), y Andrés Lara “NANO“† (Batería), nos enseñaron en los 90 que el Rock puede llegar a ser mucho más.

Pero como toda buena historia, sin explicación alguna la banda dejó de existir. Nos quedamos con un gran espacio en silencio hasta que, en el 2008, se remasteriza este icónico álbum gracias a Pilla Records, pero ¿sería eso suficiente para los amantes de la música?

la leche

Los grandes coleccionistas nunca están satisfechos, y lo mismo ocurre con aquellos cuya existencia revolotea y bailotea por la música, porque quien sabe escuchar, sabe apreciar lo genuino de un disco de vinilo, y es entonces cuando LPS.CCS aparece con el santo grial, e inmortaliza a La Leche y su disco 45, llevándolo al formato más fiel, empírico y duradero, el vinilo.

Una oportunidad única, el revival de la juventud en un formato que está a la altura de la banda. La forma más adecuada de escuchar una agrupación que pasó por nuestras vidas como un cometa, dejando una estela de canciones, de memorias, de los amigos, los toques, la ciudad que dejamos atrás.

El recuerdo de quién una vez fuimos, y nos hizo quienes somos hoy en día, escuchando las canciones que nos hicieron felices, en un espacio que no volverá, jamás.

Y como dice La Leche: “Hace tiempo que, todo te salía bien”. Éste es el momento idóneo para hacerlo mejor.

La Leche es una banda de eterna duración.

Más información sobre La Leche en los siguientes enlaces:
Facebook
Instagram
Bandcamp

Deja tu opinión!

10 + catorce =