Little Richard, Buen viaje, mi reina!

Ya decíamos el mes pasado que Little Richard fue un personaje con letras mayúsculas (podéis ver la primera parte en Little Richard, a ritmo de Rock & Roll).

Vamos a continuar las peripecias de su agitada vida para que veáis que no me quedo corta, e indagar un poco en su vida personal.

Quizás también te interese leer:
Muddy Waters, el padre del Blues de Chicago
Jelly Roll Morton, el inventor del Jazz
Chet Baker, un genio que no supo controlar su vida

Little Richard, Buen viaje, mi reina!

little richard

Para nuestro artista, los 60 llegaron llenos de nuevas experiencias. Él ya tenía cierto renombre en la escena musical del momento, así que su popularidad le permitía viajar mucho.

Little Richard siempre fue un tanto excéntrico (estaba un pelín tronaillo), y cuando fue invitado a Australia aseguró ver cómo los motores del avión estaban al rojo vivo, y que eran ángeles los que sostenían el avión. No contento con esta declaración, aseguró que tras la actuación vio una bola brillante de fuego en el cielo.

Para él era una señal de Dios para que se arrepintiese por tocar música secular, y por su salvaje estilo de vida. Pero el colmo fue que, al regresar a EE.UU., le informaron de que el vuelo en el que debería haber viajado inicialmente se había estrellado en el pacífico…, para qué queremos más.

Completamente convencido de que Dios le estaba mandando señales, hizo un concierto «de despedida», y se matriculó en el Oalwood College en Alabama para estudiar teología. ¿Cómo os quedáis?

Pero la música no la abandonó. Pronto formó The Little Richard Evangelistic Team, con quienes recorrería todo el país predicando la palabra de Dios. Incluso sacó un disco, King Of The Gospel Singer.

En 1962 es invitado junto a Sam Cooke a una gira por Europa. En un primer momento comenzó tocando Góspel, pero tras la actuación de Súper Sam le entró el gusanillo en el cuerpo, y en el segundo pase se arrancó con «Long Tall Sally», volviendo absolutamente loco al público.

A la vuelta a EE.UU. se le había pasado el misticismo de golpe. Un año después estaba de gira, y como protagonista indiscutible, con The Everly Brothers, Bo Didley y The Rolling Stones.

Los años 70

little richard

Con la llegada de los 70 y sus nuevos sonidos, Little Richard quedó un poco arrinconado, pero esto no amilanó a nuestro protagonista, que siguió y siguió jugando con la música. Fijaos, en esta época contrató a un joven Jimi Hendrix, la influencia de Little Richard en él es indiscutible.

Sin embargo, nuestro protagonista sufría a causa de la industria musical, era muy consciente de que su calidad de negro le hacía no estar bien promocionado.

No entendía cómo en EE.UU. siempre tocaba en lúgubres y oscuros clubes, cuando en Europa era tratado como un rey. Por eso se centró, casi únicamente, en espectáculos en directo, que con el tiempo se volvían más y más extravagantes. Los festivales de Rock se peleaban por tener al andrógino Little Richard en sus carteles.

Sin embargo, a finales de los 70, afectado de problemas fónicos, decide abandonar el Rock and Roll y volver a la música evangélica.

Agobiado con problemas financieros, se ve obligado a volver a la actividad a mediados de los 80. Por primera vez en su carrera consiguió conciliar su parte evangélica con la rockera, y de esa buena comunión salieron grandes éxitos.

Siguió y siguió, cantando, colaborando, actuando en películas, programas de televisión, shows de radio, por no hablar del mogollón de giras que se echó a la espalda. Y así siguió, entrando incansable en el nuevo siglo.

El incansable Little Richard

Sin embargo, en 2010 le operaron de una cadera y quedó bastante afectado, pero él siguió ofreciendo espectáculos cargados de puro fuego, y de un enorme evangelicismo que se acompañaba con muchísima sensualidad.

little richard

Little Richard fue un personajazo, de eso no cabe duda. Desde pequeño siempre estuvo rodeado de mujeres, y de pequeño jugaba a vestirse como ellas, por lo que recibía enormes palizas de su padre.

Durante su adolescencia mantuvo relaciones sexuales con ambos sexos, pero a los 15 años su padre le echó de casa por gay.

Su vida sexual siempre fue bastante turbia, a menudo practicaba el vouyerismo con sus parejas. Fue realmente expulsado de Oakwood College por enrollarse con un estudiante, y en 1962 fue arrestado por espiar hombres que iban a mear a los baños de la estación de autobuses de Trailways, en California.

Little Richard Inducts Otis Redding into the Rock & Roll Hall of Fame

Era muy asiduo a orgías. En los 80 afirmaba que Dios había curado su homosexualidad, incluso escribió un libro en donde la denominaba antinatural y contagiosa… Él se consideraba omnisexual (o pansexual).

En cuanto al desbarre (que sé que os gusta, morbosillos), hasta mediados de los 60 fue un sano abstemio.

Sin embargo, a partir de ahí empezó a ingerir grandes cantidades de alcohol, fumar yerba e inyectarse. En los 70 era un completo adicto a la cocaína, a la heroína y al PCP (polvo de ángel). Decía gastar una media de 1000$ diarios.

Tom Jones and Little Richard - Rock 'n' Roll Medley - (1969) (Live)

Su vida siempre estuvo ligada a la religión. Siendo muy pequeño ya se autoproclamaba «sanador de la fe» a través del Góspel.

Como ya hemos visto en otras entregas (Marvin Gaye, Aretha Franklin), nos encontramos con un tipo que vive atormentado por sí mismo, por la educación social y religiosa tan arraigada que tuvo y de la que no consiguió desprenderse, y que le llevaba a actuar compulsivamente y con patrones enfermizos. No debe ser fácil tener alma de pecador y cabeza de santurrón.

Seguramente vivir en una encrucijada personal le hizo tener esa personalidad tan arrolladora. Siguió actuando hasta entrados los 80, hasta que su salud realmente dejó de permitírselo, y el pasado 20 de mayo su cuerpo ya no pudo más.

El legado de Little Richard

El legado de Little Richard es inmenso. Apodado The innovator, The Orginator o The Architect of R&R (apodos que se inventaba el mismo… Little Richard 1 Raperos 0), su música influenció a casi todos los posteriores sonidos de la música del Siglo XX.

Pionero del Rock and Roll, pieza clave en la fusión de este con el Boogie Woogie de Nueva Orlenas, con el R&B, con el Góspel, con el Soul y el Funk…, así como a todos los artistas adscritos a estos estilos musicales.

Little Richard 6-19-90 late night TV performance, 3 songs & intvw

Introdujo las características que marcarían las pautas del Rock and Roll: el alto volumen, un estilo vocal donde se enfatiza la fuerza y el ritmo, uniformidad en todos los tiempos («Tutti Fruti» se convirtió en la base estándar de los sonidos rock, y cuyo testigo cogerá rápidamente Chuck Berry).

Su estilo cantando también era bastante peculiar. Nunca antes nadie había sacado esos lamentos y gritos (algo que James Brown tendrá muy en cuenta, sólo tenéis que echarle un ojo a su brillante actuación en directo de «Please, Please Please»). Sus letras eran juguetonas, siempre referentes al sexo.

Little Richard es una subida del voltaje al viejo R&B, y por eso es uno de los artistas cruzados (misma popularidad entre blancos y negros) más importantes de la historia de la música.

Todo aquel que utilizaba un ritmo suyo, lo reconocía públicamente, porque musicalmente era muy respetado, y no nos extraña nada. Ha sido uno de los pocos artistas negros que ha tenido reconocimiento en vida.

Por todo esto y por mucho más, no creemos que nadie en el mundo haya hecho tantos méritos para entrar por la puerta grande, tanto del cielo como del infierno. Buen viaje mi reina!

Un Comentario

  1. Sergio Floriano 9 julio, 2020 Responde

Deja tu opinión!

trece + 3 =