Lujuria, 30 años, una vida

Permitidme retroceder a hace 20 años, el día a que gracias al recopilatorio llamado Los 100 de Tipo descubrí a Lujuria y su canción Sin Parar de Pecar. Esa canción fue grabada a fuego en mi cabeza por distintos motivos, la voz, la música, y la letra me encantaron. Poco a poco fui escuchando sus otras canciones, y a día de hoy la considero una de las mejores, si no la mejor, del Heavy español.

La vida a veces te da sorpresas maravillosas, y una es pertenecer a una gran revista de música gracias a mi mujer, y otra es que te da la oportunidad de tratar con músicos que llevas admirando toda la vida, como es el caso de Lujuria.

Esta entrevista en parte también es culpa de su «primo» David Collados, pues a través de él he podido conocer todo lo que se cocía en la banda, el libro de Ni política ni religión ni fútbol de Óscar Sancho, y conocer a Óscar.

Espero que a través de esta entrevista conozcáis mejor a Óscar Sancho y a Lujuria, compréis su música, su libro, y os guste leerla tanto como a mí realizarla.

Quizás también te interese leer:
John Frusciante y su nuevo disco «Maya»
Venomous Concept presentan su nuevo álbum
Lujuria y su nuevo disco «Somos Belial»

Lujuria, 30 años, una vida

lujuria

¿Qué grupo o grupos te hicieron amar el Rock y querer dedicarte a la música? ¿Cuándo te entró ese gusanillo?

Hola, cómo estáis. Gracias por interesaros por Lujuria y por mí. Sobre lo que me preguntas, desde que recuerdo, me recuerdo fascinado por la música. Desde bien pequeño me pasaba horas, según me cuenta mi madre, oyendo la radio en el salón de casa. Era la época dorada de los conjuntos. Aún me sé trozos de muchas canciones de aquella época que me salen solos, y me sorprendo yo mismo.

Siendo ya un preadolescente, me regalaron un radiocasete, el famoso loro, un loro de doble pletina enorme, y mi tío, mi primera cinta, Santana. Esa guitarra eléctrica me voló la cabeza. Con el tiempo salió Tequila y yo solo quería una cosa, ser Alejo Stivel.

No quería cantar, no, quería arrollar. Quería ser lo que se llama un frontman. Después llegó Barón Rojo, y ya lo tuve claro, mi rollo es el Rock. Viví la explosión de todos los grupos Heavys de este país, me entregué de lleno, me hice Heavy hasta los huesos.

Un buen día llegó a mí una banda inglesa que decían ser los Sacerdotes de Judas, y hasta hoy. No soy músico, yo lo que soy es Heavy, que no es lo mismo, al menos no para mí. Ser el vocalista de Lujuria es una parte de ser Heavy, no el todo.

El último disco de Lujuria, Somos Belial, es para mí el mejor disco de vuestra carrera, sin despreciar ninguno tanto a nivel lírico como musical. Sois un gran equipo unido y excelentes músicos, y eso se nota. ¿Cómo ha sido la acogida del disco en estos tiempos de pandemia?

Me alegra mucho leer esto. Siempre pensé que un grupo, lleve los años que lleve, debe tratar de superarse cada disco, y en el momento que eso no pase, es el momento de pensar hasta aquí hemos llegado.

A algunos les pasa tras dos o tres discos, otros llevan 50 años y aún no les ha pasado eso. Nosotros, honestamente, creemos que, tras 30 años ininterrumpidos de Heavy Metal, tenemos ahora mismo la mejor formación que ha tenido nunca Lujuria.

Estamos muy unidos, muy compenetrados y muy motivados, y parece que nos quedan aún algunos cráneos que cortar. Este disco es la prueba. La acogida ha sido buena, y se estaba notando en los bolos que cada vez iban a más, hasta que llegó la pandemia y hubo que parar.

Cuando pase la pandemia, que pasará, nunca llueve eternamente, seguiremos difundiendo la necesidad de ser Belial, y tras lo que estamos viendo, la necesidad más que nunca de ser Belial si queremos ser seres humanos mínimamente dignos.

Además de músico eres profesor. ¿Cómo es la acogida de los compañeros y alumnos tuyos? Por mi parte habría estado encantado de que me hubieras dado clase tú y no una monjita (risas). ¿Qué cambios debe haber en el sistema educativo para mejorar la educación? ¿Es difícil compatibilizar un trabajo con otro?

Cuando empecé a ser profesor, ya era Heavy y ya estaba en Lujuria. Siempre ha ido unido y todo ha sido mucho más natural de lo que pudierais pensar.

Por otro lado, la sociedad de hace 30 años tenía menos prejuicios que la actual, la actual se ha radicalizado mucho. Entonces salíamos de una dictadura y soñábamos con la libertad, ahora hay cada vez más gente que teme a la libertad y sueña con dictaduras, aunque haya que fusilar a 26 millones de españolas y españoles…

Por eso necesitamos una escuela pública, laica, gratuita y de calidad, que haga lo que hace muchos años pidieron Asfalto y sigue más vigente que nunca, que enseñes a tu hijo (y a tu hija, por supuesto) a amar la libertad.

¿Tu trabajo de profesor te influye de alguna manera a la hora de componer?

Sí y no, te explico. A la hora de componer, a uno le influye todo lo que es. En ese sentido ser profesor puede que algo influya, y eso se refleja principalmente en un tema Dejad que los niños se acerquen a mí, tema totalmente inspirado en mi vocación y en el amor que tengo por la infancia.

Imagino también que muchas de mis letras llevan algo de intento pedagógico ante ciertas injusticias, y por lo tanto puede que algo de ese profesor que llevo dentro salga, pero, como te he dicho, lo que soy en esta vida es Heavy, y es siempre desde esa perspectiva desde la que me enfrento al papel en blanco.

Durante la pandemia has escrito el libro Ni política ni religión ni fútbol, que ha sido publicado por Desacorde Ediciones, un libro muy bueno que puedes encontrar en La Esquina del Zorro ¿Por qué decidiste escribirlo?

Yo no decidí escribirlo, él nació solo, lloró al nacer, y decidió darse una vuelta por el mundo a medida que fue creciendo.

Durante el confinamiento sentí la necesidad de estar con mi gente, y el único medio que tenía fueron mis redes sociales, concretamente mi Facebook, donde hablaba con mi gente de todo, de absolutamente todo.

Y en esas, alguien sugiere que todo aquello debía recopilarse y publicarse en un libro como testimonio de lo que fue uno de los acontecimientos históricos más importantes que hemos vivido, o puede que el más importante.

El libro empezaba a gestarse, sin darme cuenta me acababa de quedar embarazado de mi libro. Solo tuve que dejarlo crecer y darlo a luz.

LUJURIA "Somos Belial" (Audiosingle)

El libro está teniendo una gran acogida. Lo que plasmas en el libro es justo lo contrario al título, animas a hablar de todo con todo el mundo. ¿La sociedad actual sigue coartada por la corrección política?

Totalmente. Desde mi punto de vista vivimos una de las peores dictaduras que pueden darse, la dictadura de lo políticamente correcto. Una dictadura donde no tienes a un dictador al frente, en este caso, y eso es lo terrible de esta dictadura.

lujuria

Los dictadores son miles, cientos de miles, millones. Cada vez son más los que imponen esa dictadura, y, sin darnos cuenta, nos está ahogando mientras la aplaudimos.

En nuestro Heavy se ve mejor que nunca, hemos perdido todo atisbo de revolución en nuestro planteamiento ideológico, y nos hemos convertido en caricaturas de lo que fuimos.

Mira, hay mucho debate sobre cuál o cuáles son las causas por las que no enganchamos a los más jóvenes, y, por lo tanto, estamos perdiendo fuerza, y la realidad es que solo hay una causa. Desde hace 20 años la gran mayoría de los grupos punteros del Heavy Metal no están haciendo Heavy Metal, están haciendo pop con guitarras aceleradas, y eso, que carece de mensaje, no engancha a los más jóvenes, y a quien engancha, le da un mensaje equivocado de lo que es el Heavy.

Ahora tenemos una generación reducida de seguidores entre los más jóvenes, que, encima, creen que eso es el Heavy Metal. Estamos bien jodidos, la verdad. Si el Heavy no es revolución es solo música, si es solo música es moda, y si es moda, pasará de moda. Mal camino estamos recorriendo…

Se habló de una segunda parte, ¿sigue en pie la idea? Si es así, ¿para cuándo la tienes prevista?

Claro, la idea sigue en pie. Sigo contando lo que necesito contar, y sigo en contacto con mi gente en Facebook. El germen está, digamos que en estos momentos estamos follando buscando el embarazo.

Cuando el libro necesite nacer, el destino me dejará embarazado de mi segundo libro, y lo daré a luz encantado, pero nadie sabe cuándo sucede eso. De momento me limito a buscar ese hijo. Si me quedo embarazado bien, lo estoy buscando.

Tampoco descartes la idea de que pueda perder el libro con unos meses de gestación, las circunstancias irán diciendo, y, tranquilos, si al final doy a luz volveré a celebrar con todas vosotras y todos vosotros el bautizo. Al fin y al cabo, es un poco hijo de todas y todos.

Entiendes el rock como una forma de vida, como una unión de personas solidarias entre sí, sin distinguir sexo o nacionalidad. ¿Echas de menos esa solidaridad en algunas ocasiones?

Es una forma de vida, de lo contrario, como te he dicho en una pregunta anterior, es solo música. Hay quien decide disfrutar solo la música, sin implicarse en el modo de vida y no me parece mal, cada uno es libre de hacer lo que guste, pero que sepa que no es rockero, oye Rock, que no es lo mismo.

La solidaridad me parece una de las cosas más necesarias en la vida, y siempre que falta, siempre, y no solo en el Rock, la echo de menos.

En marzo Lujuria hicisteis 30 años. ¿Tenéis pensado cómo lo vais a celebrar?

En Marzo del 2020 hicimos 30 años, y teníamos pensado cómo celebrarlo, pero no pudo ser.

Nuestro manager, David Sanz de Calle Underground, el único mánager que hemos tenido en 30 años, creo que en eso somos caso único en la música (y que cada quien saque las conclusiones que considere al respecto, yo solo apunto que nunca fue la solución cambiar un entrenador si los problemas estaban en el equipo…) no se quedó satisfecho, y no hacía más que pensar en hacer algo original y distinto, y acorde con los tiempos, para celebrarlo.

Dimos con ello y presentamos el proyecto al Ayuntamiento de Segovia, nuestra ciudad. Ayer nos lo aprobaron, y estamos muy contentos. Te copio el proyecto porque estamos muy orgullosos de él, es este:

10 cuadros, 10 vídeos, 10 canciones. XXX años. Una vida.

Lujuria cumple en 2020 XXX años de historia. Nacieron en la ciudad de Segovia, y desde siempre han llevado a gala ser de la ciudad más bella del mundo.

Su tesón, su fe en lo que hacían, y su indomable espíritu comunero, herencia de la sangre de sus ancestros, ha hecho que el grupo nunca tire la toalla, y no solo eso, que no se tome un solo año, en esos 30 que llevan de vida, para descansar. Su lucha contra las injusticias, contra la violencia de género, a favor de las personas con alguna discapacidad, no podía parar si todos esos males no paraban.

En el año de su XXX aniversario publicaron un nuevo disco, Somos Belial, donde dejaban claro que ellos no son el diablo frente a ningún dios, son Belial frente a cualquier opresión. Y se embarcan en una nueva gira. La mejor manera de celebrar que cumplen XXX años es demostrando que tienen las mismas ganas, las mismas inquietudes, y las mismas ilusiones que el primer día. Los años han dejado huellas y cicatrices en su piel, pero han fortalecido su alma guerrera.

De repente, llegó una pandemia y lo arrasó todo. Todo menos la ilusión de quien no conoce virus que la merme. Y si el maldito virus cree que puede matar a la cultura, Lujuria alzará de nuevo su pendón morado para demostrarle que nada, ni tan siquiera él, doblega al pueblo.

Así nace el proyecto 10 cuadros, 10 vídeos, 10 canciones. XXX años. Una vida. En él, Lujuria quiere unir diversas artes, diversas disciplinas culturales, todas ellas segovianas, para celebrar sus XXX años, y, de paso, que la cultura está más viva que nunca.

10 cuadros. – Lujuria ya trabajó en un disco anterior, Llama eterna, con la Escuela de Arte y Superior de Diseño «Casa de los Picos», y el resultado fue sorprendente. Quieren hacerlo de nuevo. En esa Escuela de Arte está el futuro de muchas de las artes plásticas segovianas. Vamos a dar visibilidad a esos talentos del futuro.

10 vídeos. – Las técnicas audiovisuales son el futuro, pero deben trabajar unidas a las más clásicas, y eso haremos. Una joven promesa de las técnicas audiovisuales afincada y empadronada en Segovia hace años, se encargará de ello. Su misión será grabar de manera íntegra la realización de cada uno de esos 10 cuadros para después realizar 10 videoclips que llevarán al mundo el futuro del arte segoviano.

10 canciones. – Serán el nexo de unión de las dos disciplinas anteriores. Elegiremos 10 canciones representativas de los XXX años de Lujuria, y cada uno de los cuadros versará sobre lo que a su autora o autor le inspire la música y la letra de la canción que se le asigne.

Con estos mimbres haremos un precioso cesto cultural segoviano, donde se fundirán diversas técnicas pictóricas y de diseño, técnicas audiovisuales y la música, dando como resultado 10 originales videoclips que mostrarán al mundo el pasado, el presente y el futuro de la cultura segoviana.

Todo ello para derrotar a un virus que nunca podrá vencer a la cultura si ésta decide continuar, y para celebrar XXX años de música, que bien lo merecen.

10 cuadros, 10 vídeos, 10 canciones. 30 años. Una vida.

Lujuria - Joda a quien joda (letra)

Tenéis una amplia experiencia musical, ¿qué consejos podríais dar a la gente que empieza en un grupo o desea formarlo?

Ésta es una pregunta recurrente, y siempre respondo lo mismo, a quien me pida consejos solo puedo decirle que crea en sí mismo y nunca pida consejos.

Si los grandes grupos hubiesen escuchado los consejos que les daban, Black Sabbath se hubiese separado tras el primer disco, y no existiría el Heavy Metal tal y como lo conocemos. Nadie quiere aconsejarte, solo quieren imponerte su criterio, vive para demostrarle cuánto se equivoca.

Debido a las restricciones sanitarias, como bien dices, están matando la cultura, se cancelan festivales, se cancelan conciertos, y los más perjudicados sois vosotros, los artistas. ¿Qué podemos hacer la gente de pie para resucitar a la cultura? ¿Te esperas algún tipo de ayuda o medida por parte del gobierno para paliar los daños de la pandemia que ha ocasionado en la cultura?

Mientras ganamos dinero, nuestro triste objetivo es engañar al gobierno y tributar lo menos posible. Cuando no lo ganamos, nuestro objetivo es que el gobierno nos de dinero (que, si todo el mundo ha vivido tratando de escaquearse de pagar, a ver de dónde lo saca).

Espero que esta pandemia nos enseñe que el populismo barato de votadme y bajaré impuestos debe ser erradicado de raíz.

Dicho lo cual, sí, espero que de los fondos europeos liberados para la pandemia la cultura reciba su justa parte como todos los demás sectores, ni más ni menos, y que esta pandemia nos enseñe que no podemos vivir sin cultura, y, a partir de ahí, que cada quien se conciencie, y, en la medida de sus posibilidades, la apoye. No creo que tenga yo que decir cómo.

Sinceramente creo que todo el mundo sabe cómo, así que, si de verdad quiere apoyarla, tiene una tarea que hacer y no solo económica, es más, diría que esa tarea económica no es la principal, la principal, sin duda, es el respeto.

Es la hora de acabar con los «haters» y que aparezcan los «lovers», fíjate que sencillo y que barato. Si por cada «hater» aparecen dos «lovers», la cultura habrá dado un paso de gigante hacia su salvación.

¿Quieres un slogan? Tómalo: La cultura necesita una jauría de «lovers». No te calles más. Aúlla.

Junto a Mariskal Romero (La Heavy) y Tete Novoa de Saratoga abanderas la iniciativa de El Metal nunca muere, promovida por Cada lata cuenta. ¿Qué puedes contar sobre ella?

Bueno, decir que lo de abanderados es algo injusto. Somos la imagen visible, pero la idea es de «Cada lata cuenta», buscad sus redes. Es un paso hacia un mundo más ecológico, donde el reciclaje sea cotidiano. Empezaremos por las latas de metal, y ahí el paralelismo era fácil. Latas de metal, heavy metal… el metal se recicla.

La idea es muy buena, y en estos momentos está en fase de desarrollo. Esperemos que crezca, en eso están en Cada lata cuenta, en hacer crecer el proyecto para intentar que surja una gran campaña apoyada por las multinacionales que usan ese envase.

Si se consigue, haremos muchísimo ruido, si no, todo el que podamos, y mientras tanto recordad, recicla, no dejes la basura sobre el cuerpo de tu madre.

Hace poco ha habido una polémica debido a que un conocido miembro del heavy español (no voy a dar su nombre para no darle más bola, y tampoco dañar al grupo, pues están en las Antípodas ideológicas de dicha persona), ha hecho unas declaraciones inhumanas y de extrema derecha, llegando incluso a atacarte por no tolerar esas declaraciones. ¿Te preocupan este tipo de declaraciones y ataques? ¿Consideras que dentro del heavy de España hay más casos o es un hecho aislado?

Por supuesto que me preocupan, me preocupan primero como persona. No es de recibo que una persona (sea heavy o no, sea famoso o no, sea quien sea) manifieste públicamente que a los inmigrantes hay que recibirlos con metralletas. Ante eso no me voy a callar nunca, repito, sea quien sea quien lo diga, nunca.

Y sí, por desgracia dentro del heavy hay más casos, aunque, de momento, nadie más ha pedido semejante burrada. En eso, afortunadamente, es un hecho aislado, y por eso es urgente reaccionar, para que no se extienda semejante aberración.

Por lo que veo en redes, la reacción mayoritaria ha sido contundente, y eso me parece muy positivo, que muchas y muchos, superando la admiración al personaje, han recriminado a la persona. Es la primera vez que ante un hater han aullado una jauría de lovers, eso me anima bastante.

 ¿El hecho de ser tan comprometido te cierra puertas a la hora de contrataciones?

Sin duda. Solo tenéis que repasar festivales y ver en cuántos estamos. Pero no me preocupa, jamás tocaría para según qué gente ni por todo el oro del mundo. Lo positivo es que en otros festivales somos casi imprescindibles, precisamente por ser como somos. Con eso me quedo.

Hay festivales, salas, ayuntamientos, promotores, asociaciones, etc., para quienes tocaría gratis mil veces si hiciera falta, y también hay festivales, ayuntamientos, asociaciones, etc. para quienes no tocaría ni por todo el oro del mundo.

Mira, el rockero famoso del que hablábamos antes fue llamado en 2014 para tocar en Venezuela, en un festival que apoya a Maduro, y Maduro apoya el festival. Nosotros hemos tocado ahí, y para mí es un orgullo. Ese rockero famoso que siempre habla mal de Venezuela, fue, tocó, cobró, y calló. Solo siguió hablando a la vuelta con el dinerito en el bolsillo… No digo más.

En Rockcinante analizas lo que has bautizado como Nueva Ola del Metal Latino. ¿Cómo surge el programa? ¿Qué grupos habría que seguir muy de cerca?

El programa surge gracias a Mariskal Romero, que, como buen periodista que es, detecta en mí la pasión por el Rock latino, y me lanza el anzuelo para hacer ese programa en su emisora, anzuelo que me trago encantado, y son ya 16 años de felicidad haciendo el programa. ¡Gracias, Mariskal!

Sobre grupos, lo mejor que puedo aconsejaros es que entréis en la página de Mariskal y busquéis los podcasts del programa que están todos colgados.

Os garantizo que, como mínimo, vais a descubrir un grupo por programa.

Agradeciendo enormemente la entrevista, ¿quieres dejar algún mensaje?

Gracias a ti y a LaCarne Magazine por la entrevista.

¿Mensaje? Lo contamos en nuestro último disco, llevamos 30 años dejando «Migas de paz», síguelas hasta mis brazos y únete a nosotros, SOMOS BELIAL.

Más información sobre Lujuria en los siguientes enlaces:
Facebook
Twitter

Un Comentario

  1. Rosa 6 enero, 2021 Responde

Deja tu opinión!

2 × 3 =