Omar Vega, testigo de la evolución del rock cubano

Omar Vega juega un importante papel dentro del Rock en Cuba. Desde hace 10 años Omar Vega es el editor del reconocido fanzine SubtleDeath, revista que goza de gran aceptación, tanto dentro como fuera del país.

Descargar ahora!Ver ahora!

Sobre cómo Omar Vega se inició en el mundo del Rock, la idea de crear su propia revista –primero impresa y luego digital-, todas las vicisitudes que tuvo que atravesar para lograrlo y sobre aspectos de la escena cubana rockera actual nos comenta en esta entrevista.

Saludos, Omar Vega, y se bienvenido a LaCarne Magazine. Es un placer poder entrevistarte.

Para empezar, ¿cómo te aproximas al mundo del Rock? ¿Qué bandas comenzaste escuchando?
Un saludo. Los inicios o mi aproximación, como tú dices, al mundo del Rock fue cursando los estudios secundarios. Muchos de los estudiantes de la escuela escuchaban este tipo de música. Esto era diariamente, veía logos y nombre de bandas en sus mochilas. Eso me fue atrayendo.

Recuerdo aquellas primeras bandas que comencé a escuchar, Van Halen, AC/DC, Kiss, Black Sabbath, Def Leppard, Twisted Sister, Scorpions…, y toda aquella ola de bandas Glam, el sonido más extremo como el Thrash, Death, fue llegando y fue lo que me atrajo más a este mundo del Rock.

Te hablo de la década de los 80’s, años en que para tener una grabación de estas bandas se nos hacía difícil, había que moverse y buscarlas hasta en ocasiones en otras ciudades.Desde esa época comenzó en mí la pasión por el Rock, ya de lleno en la escena fue para la década de los 90’s. Como siempre he dicho, fueron años difícil, pero con mucho sentimiento y pasión.

A fines de los 90 decides crear el Turbulencia zine. ¿Cómo nace la idea de crear tu propia revista?
Pues así es. A fines de la década de los 90’s creo mi fanzine Turbulencia. Ya desde mucho tiempo antes mantenía correspondencia con muchos rockers fuera de Cuba, bandas y realizadores de fanzines. Así, por medio de la correspondencia, comenzaron a llegarme fanzines de varios países, unos buenos y otros muy pésimos en cuanto a calidad, pero claro, eran publicaciones sin ningún tipo de apoyo.

Hice un intento y realicé la maquetación de un primer fanzine, que le di como nombre SubtleDeath zine, pero desgraciadamente nunca vio la luz por no tener donde sacar las copias. Pero la idea de hacer mi fanzine no se me quitaba, y hablé con un amigo en México para su ayuda con las copias y aceptó.

Así en 1998 logró sacar el primer número de Turbulencia zine. Hacer el fanzine era algo que ya tenía en mente, después de recibir muchas publicaciones de este tipo del extranjero. Sabía que la tarea no sería fácil, pero quería ayudar y apoyar en lo que podía a la escena nacional, aportar mi granito de arena, que mucha falta le hacía a nuestra escena en aquellos tiempos, y aún hoy en día.

omar vega ¿Cómo te distes a la tarea de recopilar la información necesaria para el zine? ¿Noticias, contactar con bandas y cosas así?
Para la primera edición del Turbulencia, que fue de forma muy primitiva, ya tenía alguna información enviadas por bandas y amigos, la cual era para utilizar en el primer intento fallido, y no quería quedar mal y utilicé la información para ese primer número. Ya con la primera edición del fanzine, pues fue muchos más fácil llegar a las bandas, ya que vieron que era real el fanzine.

Comencé a escribir a bandas nacionales e internacionales, a otros fanzines del exterior, y así, por medio de la correspondencia, se hacían las entrevistas y recibía todo el material enviado, era un proceso lento. Estas primeras ediciones siempre estuvieron enfocadas hacia mis gustos, con bandas muy extremas. Pero con el pasar del tiempo abarqué otras tendencias del Metal, y así la publicación estuvo más abierta al Metal en todas sus vertientes, siempre en apoyo al underground.

¿Te fue difícil al principio promocionar el Turbulencia? ¿Cómo fue recibido por las personas a quienes llegaba?
Imagínate, la promoción de este tipo de publicación es algo difícil aquí, y más para un fanzine que recién comenzaba. Pero en cuanto tuve las primeras copias de aquel primer número, una alegría enorme recibir aquel paquete con las copias. Esto fue en 1998. Pues en seguida lo comencé a mover en el circuito underground, lo llevé a los locales de ensayo de las bandas, a conciertos, y empecé a divulgar por el correo postal.

El recibimiento fue extraordinario aquí en Cuba. A pesar de que las tiradas siempre fueron de muy pocas copias, entre 60 y 70, de cada edición, el Turbulencia zine tuvo una gran aceptación. Las distribuciones fueron en los propios conciertos y festivales.

Internacionalmente no tuvo distribución. Yo siempre enviaba copias a las bandas entrevistadas, tanto nacionales como internacionales, pero no sé de qué forma llegó a varios países, ya que recibí correspondencia de países como México, Perú, España, USA… La aceptación fue buena tanto aquí como fuera del país. Algo curioso y que me sorprendió fue que el pasado año encontré en e-Bay puesto en venta el Turbulencia No. 12 por parte de Inframundo Records, algo que no sé cómo llego a ese sello, y el colmo es que están ganando a costa del trabajo ajeno.

«Turbulencia zine fue algo que disfruté mucho, esas horas dándole forma a cada página, haciendo toda la maquetación, algunas portadas fueron hechas a mano.»

Luego de 12 ediciones pones fin al Turbulencia por no tener donde imprimir más números. ¿Cómo te sentiste al tener que tomar esta decisión?
Fue algo muy duro, varios años en esta labor y ponerle fin por el hecho de no tener donde imprimir las copias. Busqué donde poder hacerlo y nada, decidí dar por terminado el Turbulencia zine. Fueron 12 ediciones y algo increíble es que siempre su impresión o copias se realizaron fuera de Cuba: primero en México, luego en Perú y España. Me presenté en algunas instituciones, pero el apoyo aquí nunca llegó.

Turbulencia zine fue algo que disfruté mucho, esas horas dándole forma a cada página, haciendo toda la maquetación, algunas portadas fueron hechas a mano. Fue algo que me gustó y disfruté enormemente, y a la verdad que añoro aquellos tiempos del papel impreso.

En el 2007 vuelves con un nuevo proyecto, SubtleDeath, ahora en formato digital. ¿Por qué esperaste tanto tiempo para rehacer tu carrera como editor?
Ese tiempo que estuve inactivo en el quehacer periodístico underground, pues no me alejé de la escena. Estuve en colaboración con otros medios de aquí de la isla y del exterior del país. Siempre enviando información de nuestra escena. Se publicaron trabajos míos en fanzines de Malasia, México, Paraguay, España…, hasta un periódico del estado de Puebla, en México, sacó un artículo que realicé sobre la escena cubana de aquellos años.

Los deseos de apoyar la escena se mantenían, pero ya no había cómo hacer un nuevo fanzine o continuar con el Turbulencia. Pues al cabo del tiempo vi algunas publicaciones en formato digital, y los deseos de tener mi propia publicación continuaban en pie, y se me ocurrió hacer un fanzine, pero esta vez en su forma digital. En mayo del 2007 salió la primera edición del SubtleDeath, nombre con el que inicie en los años 90’s esta carrera como editor underground.

Me imagino que luego de desaparecer el Turbulencia hayas perdido contacto con las bandas y personas que conocieron del zine. ¿Te fue fácil volver a retomar ese camino?
Así es. Con la desaparición de Turbulencia zine perdí muchos contactos, pero aún hoy muchos recuerdan el fanzine. La publicación tuvo su espacio en la web en aquel tiempo, y hoy en día se puede encontrar en mi sitio web del SubtleDeath, donde puede ser descargada.

«Con la publicación digital tienes más alta efectividad, ya que puedes brindar información de algo que va a ocurrir dentro de poco tiempo…»

Cuando comencé con el SubtleDeath, ya tenía varios contactos y ya contaba con e-mail y acceso al internet, cosa que ayudó mucho. Algunos amigos comenzaron a mover mi contacto por los medios, y así se fue dando a conocer la publicación.

Con el acceso a la Internet ha sido mucho más fácil la divulgación, la publicación ha tenido un alcance mayor, una mayor cantidad de lectores. Esa es la ventaja de una publicación digital, existe la inmediatez, y son publicaciones más económicas en su realización que otros medios de soporte impreso. Con la publicación digital tienes más alta efectividad, ya que puedes brindar información de algo que va a ocurrir dentro de poco tiempo, tiene una distribución de forma regular y se suele enviar por correo electrónico.

Sacando la cuenta, veo que SubtleDeath cumple este 2017 diez años desde su primera aparición. ¿Cómo valorarías todo este tiempo de trabajo llevando a los lectores lo mejor del Rock, tanto nacional como internacional?
Diez años ya se cumplen en este 2017 para el SubtleDeath. En este tiempo transcurrido, SubtleDeath siempre ha estado llevando toda la información posible de la escena cubana e internacional. Pienso que se ha cumplido el objetivo por el que comencé esta ardua labor. La publicación ya es bien conocida en todo el circuito de la escena cubana.

Me llegan mensajes de apoyo, exhortándome a seguir adelante, y cada vez son más los que quieren recibir la publicación. Es algo reconfortante recibir estos mensajes de bandas de varios países interesadas en ser promocionadas en mi publicación, de opiniones y críticas de lectores de diferentes partes del planeta. Esto me da ánimos de continuar con este trabajo, y de que no ha sido en vano tanto sacrificio.

Han sido años en los que he crecido en experiencia, conocimiento. En cada edición he tratado de llevarle al lector un buen trabajo, con la mejor calidad posible, una presentación que conecte a su público con solo verlo, un contenido muy variado, utilizar el mejor lenguaje. Sobre todo, escuchar y tener en cuenta las críticas y sugerencias de los lectores. Utilizo mucho esa retroalimentación, y así en cada número he ido mejorando más la publicación.

Me siento muy contento de saber que, en muchos lugares de este planeta, a muchos les llega mi trabajo. Así que ha sido positivo todo este tiempo de trabajo.

Cambiando de tema. Mucho se habla actualmente en Cuba de la decadencia del Rock debido a diversos aspectos. Omar Vega ¿Podrías darnos tu opinión sobre la situación actualmente del Rock en Cuba?
Es cierto que la escena cubana no está actualmente en su mejor momento. Nos están visitando bandas del under internacional, y otras pocas bandas de renombre, pero con esto no se puede decir que nuestra escena está bien. Mira, en relación al fanzine, antes en la época más cruda que se ha vivido en este país, conocido como el “periodo especial”, contábamos con muchas más publicaciones underground de forma impresa, y hoy en día esto ha cambiado.

«Cada vez son menos los espacios que hay para conciertos en algunas ciudades, hay bandas con deseos y ganas que se han superado.»

Cuando todo parece haber mejorado, ya no hay fanzines impresos. Los conciertos en esa época eran con pocos recursos, pero semanalmente había su toque de Rock. Se nos han abiertos algunas puertas, pero nos cierran otras. Cuando se fundó la Agencia Cubana de Rock, todos pensamos que ya la escena cubana mejoraría, pero no ha sido así. Esta agencia solo ha apoyado a algunas bandas de la capital, ¿y las del resto del país que? Si tenemos una Agencia, que sea esta institución la que represente todo lo relacionado con la escena Rock en Cuba.

Cada vez son menos los espacios que hay para conciertos en algunas ciudades, hay bandas con deseos y ganas que se han superado. Ya en este tiempo muchas de las agrupaciones cubanas se han profesionalizado, y al no vender su propuesta se han visto en la obligación de elaborar un repertorio comercial para poder tener una entrada económica. Es lamentable que cosas así sucedan.

Se ha hecho bastante, pero aún nos falta. Con enorme esfuerzo por parte de todos los que estamos involucrados en esta escena, con muy poco apoyo de las instituciones hemos avanzado, pero nos falta mucho.

¿Qué opinión te merecen los recientes conciertos ofrecidos aquí en Cuba por The Dead Daisies y The Rolling Stones, así como las visitas de Ozzy Osbourne y Bon Jovi?
Lamentablemente no pude estar presente en esos conciertos, pero las reseñas, comentarios y todo lo que me ha llegado ha sido positivo. Haberse presentado estas bandas acá en Cuba ha representado un enorme paso.

Un primer paso en una escalera por llegar a la cima, cima que será el día en que Cuba esté en las fechas de las giras de grandes bandas, y estoy seguro que esto tiene que pasar muy pronto. Y las visitas de estas personalidades de la música es algo bueno, y es para darse cuenta de que ya muchos músicos tienen la mira hacia este país, que aquí hay seguidores y que la música Rock es parte de nuestra cultura también. Se ha visto que podemos llenar un estadio, una plaza en cualquier parte de la isla, para presenciar los conciertos de importantísimas bandas.

¿Todo el que quiera contactar con Omar Vega como puede hacerlo? ¿Y las coordenadas para leer el SubtleDeath?
Contactarme, pues por mi e-mail y por mi apartado postal. Siempre estoy dispuesto a responder. Bandas interesadas en ser promocionadas en mis páginas del SubtleDeath, adelante. La revista SubtleDeath la pueden buscar en el sitio de Issuu, y desde hace algún tiempo está creado el web zine de SubtleDeath, gracias a un amigo y hermano de Brasil. Y si desean recibirla vía e-mail, solo enviarme su e-mail para añadirlo a la lista de distribuccion.

Bien, Omar Vega, gracias por tu tiempo para esta pequeña entrevista. Te deseo cosas buenas para ti y el SubtleDeath. Te cedo espacio para que digas o expreses lo que desees.
Gracias a ti por tenerme en cuenta para el espacio en la revista. SubtleDeath va a continuar llevando toda la información de la escena cubana e internacional. Y tengan presente que los fanzines, y ahora las publicaciones digitales, han hecho mucho por la escena nacional, yo diría más que otros medios de información y difusión.

Gracias a estas publicaciones van a quedar muchas cosas registradas de la escena nacional de Rock. De que nuestra escena se conozca en el extranjero, un gran porciento se debe a estas publicaciones.

Omar Vega Riaño
[email protected]
Apdo. Postal 152
Holguín. CP. 80100
Cuba

Ver Web
Ver issuu
Ver Facebook

Deja tu opinión!

1 × 4 =