Peter Gabriel, loco, genio y artista

Lejos de ser una reseña biográfica, ésta será una un tanto distinta… ¿por qué? Porque hablaré de un personaje cuya carrera, exitosa carrera debo corregir, ha dejado enormes satisfacciones a todos sus fans o admiradores. Pues el invitado de hoy, un genio, un loco, o artista, demostró en sus presentaciones una mezcla interesante de las tres condiciones, aunque no sabemos “dónde acaba el genio y dónde empieza el loco” (como le cantaría Mecano a Salvador Dalí), sin lugar a dudas, ése es Peter Gabriel.

Quizás también te interese leer:
Musica Nuda, nudismo musical
Pink Floyd, río interminable de imágenes sonoras
Backhand, Golpe de Revés

¿Por qué no ser fanático de Peter Gabriel?

peter gabriel

De madre aficionada a la música (ya podemos imaginar de dónde viene la vena musical de Peter), y de padre electricista, que según parece muchas de las “locuras” o juegos con los sonidos le vienen de ese tronco paterno.

Nacido en Cobham-Surrey, Inglaterra, un 13 de febrero de 1950, Peter, según datos diversos, aunque se le dió la oportunidad de aprender piano, él prefería aprender batería, así como también estar ausente y de gastarle bromas a sus compañeros de estudio. En fin, lo normal de un alma inquieta. Pero retomemos la idea inicial, la reseña la voy a centrar en cosas que, como fanático de Peter Gabriel, conozco, sigo y disfruto.

La primera canción que escuché de Peter Gabriel aparece en el álbum From Genesis to Revelation de 1969, producido por Jonathan King, y el grupo, aparte de Gabriel, estaba compuesto por Tony Banks, Mike Rutherford, Anthony Phillips, y el baterista John Silver, quien sustituía a Chris Stewart.

Concretamente el tema era Fireside Song, una hermosa balada con unas cadencias muy suaves, un piano introductorio, acordes de violines, una guitarra acústica, y la voz de Peter Gabriel, demasiado encantadora y como un cuento de hadas, se iba desarrollando lentamente el tema.

Y la escuché en una emisora AM en Caracas- Venezuela, llamada Radiodifusora Venezuela. Eran pocos los programas, locutores y emisoras que se atrevían a dar a conocer este estilo de musica. Gracias a Dios que siempre hay los “fuera de serie”, como Arturo Camero, Iván Loscher (+) o Eli Bravo (un poco más reciente de aquellos), quienes nos deleitaban con esas maravillas.

El álbum contaba con temas cortos de máximo tres minutos, con características muy distantes de lo que sería Genesis de Trespass o Genesis de Nursery Crime, posteriormente.

Luego vino la avalancha de excelentes obras que terminaron por hacer de Genesis una de mis bandas predilectas. Ya en ese instante surgía la duda (digo yo) de hablar de forma indistinta de rock progresivo o de rock sinfónico, cosa que para mí era un grave error (Somaza, R. 2021).

Luego de su primer trabajo, se dieron varias situaciones en la banda que conllevaron irremediablemente a etapas insospechadas. Ese primer trabajo no le trajo al grupo el tan deseado gusto de los escuchas, por lo que deciden romper con el sello inicial que los contrató, Decca, y con ello también con su primer productor.

Es entonces que aparece la casa disquera Charisma records. Por cierto, no puedo pasar por alto el emblema de esta casa disquera, una imagen que me recuerda al cuento “Alicia en el País de las Maravillas». Seguidamente, el baterista John Silver es sustituido por John Mayhew, y así literalmente se ponen a “parir” su siguiente trabajo: Trespass, en 1970, es decir, hace ya 51 años de su publicación, y es con este trabajo que Genesis se terminó por definir, y un Peter Gabriel abriendo “baúles de sorpresas”, porque le permitió experimentar / jugar entre lo onírico y lo teatral…

Aquí, los temas The Knife y Stagnation son los que en definitiva descuellan del álbum. Recuerdo gratamente mis tardes de estudios de la Universidad Central de Venezuela, hacer los informes de las prácticas de laboratorio, de mi carrera, y, acompañado con un aparato de radio, escuchar los acordes de estos temas. Era alucinante.

Genesis - Stagnation (Official Audio)

Luego aparece Nursery Crime (1971), otra obra de arte, desde el diseño de su portada hasta los temas que lo conforman. Aquí ya no aparecen Anthony Phillips, ni John Mayhew. Dejaron la banda, y aparecen los nombres de Steve Hackett y Phil Collins, es decir, el Genesis clásico, dirían muchos.

Hablemos de la portada, una suerte de charadas en forma de dibujos, donde sobresale una enfermera quien juega al croquet, preparada para golpear una cabeza y hacerla pasar por un aro ubicado en el piso. Cada imagen en esta carátula representa escenas de cada tema. Fue obra de Paul Whitehead, responsable a sí mismo de las portadas de Trespass y de Foxtrot.

Aquí, a mi modo de ver, se definieron tres cosas: una, las condiciones histriónicas de un inquieto Gabriel; dos, se da definitivamente carácter al Rock Progresivo, dado que este álbum lo representa; y tres, el tema The Musical Box es la canción más sobresaliente de este álbum de maravillas. Según la literatura, en este tema, Gabriel reproduce una antigua canción tradicional inglesa, en la sexta estrofa de The Musical Box, llamada Old King Cole, el viejo King Cole (Gallo, 1978).

Un punto interesante que merece atención, es un video tomado de una presentación en una televisora Belga de Genesis en 1972, donde es notoria la cara de Collins cuando, en plena faena con la batería, se da vuelta y observa a un Gabriel con un disfraz, e intenta avisar a sus compañeros por lo que pronto iba a pasar. En verdad es una escena de Gabriel- Genesis que disfruté, y disfruto aun, demasiado (Raelsalmacis, 2013).

Si hablamos entonces de secuencias, luego aparecen los trabajos Foxtrot (1972), Selling England by the pound (1973) y The lamb lies down on Broadway (1974). Aquí Peter Gabriel nos dió otra de las sorpresas, y que más recuerdo. Finaliza la etapa Genesis y Gabriel, quizás para mí la más representativa, tanto de la banda como de él.

peter gabriel
Foto: Nadav Kandar

Lo que ocurre después, marcó la trayectoria de ambas, dado que Genesis se queda luego con tres integrantes, y Gabriel inicia una serie de situaciones que lo terminarían de catapultar como un hombre espectáculo, y de formador e innovador de los medios.

Muy claro fue lo acontecido a partir de 1982, cuando, dejando su actitud solitaria, se dió a la tarea de ampliar su labor y su proyección, cuando forma parte de importantes organizaciones en defensa de los derechos humanos, el antirracismo, siendo apoyo substancial en Amnistía Internacional y Greenpeace. Así mismo, su figura ha amalgamado una importante serie de figuras en sus diversas presentaciones, en las epopéyicas REAL WORLD y WOMAD.

Con más de veinte trabajos bajo el sello Virgin, donde la lista de artistas es larga: Geoffrey Oreyma de Uganda, Eyuphoro de Mozambique, tambores de Burundi, el cuarteto Terem de Rusia, ente otros. En otras palabras, para Gabriel, compartir con diversas culturas resulta en un enriquecimiento indudable de la musica. Así Gabriel señalaba:

Si en el campo de la genética, el mayor interés se centra en la naturaleza de los híbridos, las culturas no son menos: de la mezcla de los órdenes antiguos y de lo más avanzado de la tecnología, la música es una cámara de resonancia para las emociones” (Denselow, 1993).

Finalmente, dentro de las presentaciones más notables de Gabriel que pude disfrutar, es un video de nombre Secret World Live 1994, los días 16 y 17 de noviembre desde Palasport Nouvo, Modena, Italia, la cual fue reconocida por Grammy Award for Best Music Movie de 1996 (Progressive Rock, 2017).

No hay duda, un artista de la altura de Peter Gabriel nos ha dejado un sabor agradable que nunca dejará de impresionar. Sus diversos trabajos, videos y artículos que sobre él tratan, siempre serán de interés de los que desde sus inicios le seguimos. Sin lugar a dudas, un genio, un loco o artista. Ése es Peter Gabriel.

Pues bien, será hasta pronto, y como decía un ya fallecido locutor venezolano, «y que las estrellas los guíen hasta un nuevo amanecer…»

Más información sobre Peter Gabriel en los siguientes enlaces:
Website
Facebook
Twitter
Instagram
YouTube

Deja tu opinión!

20 − siete =