Planificación de grabación de un disco profesional

En este artículo, veremos cómo planificar el proceso de grabación de un disco, y cómo crear una estrategia para no encontrarnos con que grabamos el disco y no sabemos qué hacer con él. Más adelante veremos los primeros pasos que hay que llevar a cabo para que la grabación de tu disco salga perfecta.

Para comenzar, y antes de hacer absolutamente nada, debes responder a los interrogantes que debe hacerse un músico antes de ingresar a un estudio de grabación, y así obtener un disco exitoso en todos sus aspectos.

Aunque te vamos a ir orientando en cada pregunta, es primordial que os reunáis todos los miembros de la banda y aclaréis cada punto. Ahora puedes descargarte la plantilla para empezar la planificación de la grabación de tu discazo!!!

10 preguntas básicas para la grabación de un disco profesional

planificación de grabación

1) ¿Por qué existe mi grupo? ¿Quiénes somos?

¿Qué estilo o género musical hacemos? ¿Qué representamos como banda? ¿Cuál es nuestra historia? ¿En que nos diferenciamos de otros grupos del mismo estilo? ¿Cuál es nuestro objetivo? ¿Cuál es nuestro sonido?

Resolviendo estas cuestiones sabréis qué productor deberíais conseguir, o que instrumentos y equipo podríais usar en el estudio… hasta qué temas merecen entrar en la grabación.

2) ¿Nuestro disco para qué servirá? ¿Qué buscamos con él?

Si nos olvidamos de las ventas, la única forma de saber si el disco ha sido un éxito es conocer el objetivo que se perseguía y saber si se ha alcanzado.

Dejad fluir las ideas, puede ser: ¿Buscamos plasmar las canciones tal cual son? ¿Capturar la esencia del directo? En resumen: ¿Cuál es la meta a lograr en el disco?

3) ¿Por qué vamos a grabar un disco?

Bien queremos grabar un disco ¿Por qué y para qué? ¿Pensamos venderlo?¿O vamos a usarlo como tarjeta de presentación? ¿O simplemente es para tenerlo en una estantería? ¿Es el cierre de una etapa? ¿es un capricho?

Dando respuesta a esta pregunta sabréis si vale la pena invertir dinero y tiempo en ello, y en qué cantidad.

4) ¿Grabamos un disco o un single?

micrófonos para estudios de grabación

¿Es necesario grabar más de 11 temas?¿Por qué en vez de un disco, no una canción? ¿O por qué no un EP de cuatro canciones? ¿Por qué no pensar en un single, e ir grabando canción a canción poco a poco?

5) ¿Y si hacemos la grabación en directo?

Esto es así. Algunos grupos suenan mejor en directo, consiguiendo espontaneidad y un rollo que se consigue midiéndolo todo. ¿Sería buena idea grabar un directo en el estudio de grabación? ¿Y si grabamos un concierto con un buen técnico de sonido especializado en grabaciones de directos? ¿Cuánto valen las dos opciones?

6) ¿Un Productor?

Muchas veces nos metemos tanto en nuestro mundo musical que no vemos ciertas cosas claras, y un productor podría salvarnos de incluir, por ejemplo, un solo bestial de guitarra en mitad de una canción romántica. Desde luego, un productor de estrellas quizás se nos va de presupuesto, pero hay muy buenos profesionales que están esperando unicamente tu llamada para ponerse manos a la obra.

Alguien que pueda entender nuestra música es fundamental, y que pueda potenciar las virtudes, corrija los defectos y bien logre el sonido o el clima de la banda.

¿Vale la pena un productor o queremos tener la experiencia propia? ¿Quién podría ser? ¿Conoces alguien que le apasione tu proyecto?

7) ¿Qué hacemos después de la grabación?

Vamos a imaginar que ya tenemos el disco grabado. Ahora tenemos que aclarar el fin que tendrá lo que hemos grabado. ¿Será para regalar? ¿Lo venderemos? ¿Cómo lo venderemos?.

También tenemos que pensar en cuántas unidades pensamos grabar, o si será para distribuir digitalmente. ¿Quién hará el artwork? ¿En qué formato lo distribuiremos?

8) ¿Conocemos cómo llegar a nuestro público? ¿Cuál es?

Si vamos a vender lo he hemos hecho en el estudio de grabación debemos saber cuál es nuestro público, y como contactar con ellos: Facebook, bandcamp, youtube, spotify…

¿Cómo pensamos llegar a nuestro público? ¿Cómo vamos a mostrar el producto?

9) ¿Conocemos los procesos técnicos?

grabación

No se trata de volverse un experto, pero deberías leer un poco sobre el tema para conocer en qué vais a trabajar. Si estás todo el rato diciéndole al ingeniero de sonido «súbeme esto y bájame aquello» solo vas a lograr confusión en el proceso. Debemos saber comunicar lo que queremos en todo momento de una forma clara, y llamando a las cosas por su nombre.

¿Cuál es nuestro sonido? ¿Vamos a grabar dos guitarras? ¿Cómo lo vamos a hacer? ¿Cuál es la escala y el tempo de cada tema?

10) ¿Lo grabamos en casa o en un estudio de grabación?

Todo dependerá siempre del dinero que queráis o podáis invertir. Algunas partes se podrían grabar en un home studio y otras, como la batería y las voces en un estudio profesional de grabación. Se trata de encontrar el equilibrio entre lo necesario, lo práctico y el gasto sin sentido.

Aquí lo ideal es establecer un presupuesto, averiguar los diferentes gastos involucrados en la creación de un disco, y definir cuánto se va a invertir en la grabación, producción, masterización, la difusión, la publicidad y demás. De nada sirve gastar todo nuestro dinero en el proceso de grabación, si después nos quedamos en la mitad del camino.

Sin Comentarios

  1. Qué debes hacer antes de publicar un disco - CÁRNICA 25 marzo, 2016 Responde

Deja tu opinión!

12 − 4 =