Ragtime: origen, desarrollo y muerte

En esta nueva entrega, vamos a dar un salto atrás en el tiempo (más si cabe) para explicar el desarrollo de una música que sería la matriz de los posteriores sonidos negros que ya controláis como buenos lectores de La Chica Boom que sois. Vamos a hablar de Ragtime, considerado el primer estilo musical norteamericano propiamente dicho.

Quizás te interese leer también:
Sarah Vaughan, la reina Bebop
Janis Joplin, la auténtica diva hippie
Cuando Coltrane hablaba con Dios

Pero pongámonos en situación:

Nos encontramos en los albores del siglo XIX, la abolición de la esclavitud ha llegado a casi toda Norteamérica, y las comunidades negras empiezan poco a poco a integrarse en la sociedad. Por otro lado, cada vez son más frecuentes las influencias llegadas de Europa al continente americano.

Musicalmente llegan nuevas composiciones que rompían los esquemas de la música clásica tradicional con respecto a melodía, ritmo y forma, como ocurría con Stravinski o Schönberg (expresionista que producía un tipo de música bastante abstracta, usando el cromatismo y armonías disonantes).

Todo esto marcó una revolución musical en Estados Unidos, que se vio en la proliferación de un sinfín de estilos musicales pioneros, entre ellos nuestro protagonista, el Ragtime.

El origen de un nuevo estilo

Con la abolición de la esclavitud, muchos negros comenzaron a comprarse pianos, un instrumento que anteriormente habían tenido prohibido. Al liberarse expresaban su independencia utilizando objetos prohibidos anteriormente. Y a partir de este instrumento empezaron a surgir ritmos nuevos.

No debemos olvidar que una de las consecuencias de la esclavitud era el aislamiento y separación de comunidades negras, que acababan por desarrollar una cultura (también musical) propia. Además, los miembros de estas comunidades rara vez sabían leer música, por lo que inventan sus sonidos a partir de la improvisación.

Los primeros intérpretes de Ragtime que nos encontramos fueron vagabundos anónimos del Sur y Este del país, que tocaban el piano en locales de comida rápida, cafetines, tugurios y demás, por míseros salarios o, simplemente, por las propinas.

ragtime

Casi ninguno de estos pioneros sabía leer música, pero esto les llevó a estimularse aún más, creando un estilo nuevo basado en el piano a partir de ritmos sincopados adaptados a las antiguas melodías de baile, a las composiciones europeas del tipo himnos, óperas y marchas, y a las canciones de negros de ministriles (tradición musical africana).

Los primeros ejemplos fueron llamados Coon Song (canciones de negros). Como no sabían música, estos nuevos intérpretes tocaban sus piezas en directo, y éstas eran transcritas por los arreglistas de Tin Pan Alley (grupo de compositores y arreglistas famosos a finales del Siglo XIX). Lo hacían a la vez que los músicos tocaban, perdiéndose, aparte de muchas canciones, un sinfín de matices armónicos. Serían muy famosos Chris Smith e Irving Jones.

El Ragtime en el siglo XX

A comienzos del Siglo XX ya había canciones de Ragtime bastantes populares circulando por el país, como My Ragtime Baby de Fred Stone, que además dio a conocer a los europeos este sonido. Algunas de las canciones más populares de la época serán Cuban Cake Walk, de James T. Brymn; Under The Bamboo Tree o Didn’t The Ramble de Cole y Rosamond Johnson.

Poco a poco el estilo se fue haciendo más popular, y pronto pasó de ser un estilo desarrollado para el divertimento de las comunidades negras, a una música de baile propiamente dicha: pasó de la improvisación a ser una música de autor.

Scott Joplin, el rey del Ragtime

ragtime

El mayor representante del Ragtime fue Scott Joplin, denominado el Rey de Ragtime. Creador de un sinfín de composiciones, conjugaba elementos afroamericanos con formas y técnicas europeas, todo ello dispuesto a la manera de las marchas militares, y todo ello sincopado. Para que os hagáis una idea, era una mezcla entre la tradición del baile popular negro y los bailes típicos de sociedad (estos de Lo que el viento se llevó y las grandes casas europeas).

Nuestro Rey del Ragtime nació el 24 de noviembre de 1868 en Texarkana, Texas. Procedente de una familia liberada de obreros y de Carolina del Norte, siendo niño pudo estudiar con el profesor de música local Julius Weiss, un músico teórico alemán formado en clásica, y que marcó profundamente en la manera de ver la música de Joplin. Este profesor reconoció enseguida el genio creador de Joplin, a quien nunca cobró una clase, y a quien ayudó a conseguir su primer piano. Joplin nunca olvidaría a su maestro, y, siendo ya famoso, se encargó de su manutención económica hasta el final de sus días.

Hacia 1884 ya estaba tocando de manera profesional, y en 1885 se instalaría en St Louis, Missouri, una de las cunas del Ragtime, donde se desarrolló de manera vertiginosa, y donde nuestro protagonista alcanzó una fama extraordinaria. Aquí comenzó a trabajar en la taberna Silver Dollar, propiedad de John Turpin, un auténtico mecenas del Ragtime. Esta familia, los Turpin, eran una especie de familia mafiosa local que controlaban los barrios negros de Chestnut y Market Street, donde se movía la diversión. Los Turpin tenían bastantes locales y clubes, donde, aparte de promocionar la música, se acogía a todos los músicos que por allí pasaran.

El éxito del Ragtime

Uno de los hijos del clan, Thomas Milliam Turpin, fue incluso llamado el padre del Ragtime de St Louis. Fue dueño de varios clubes (su local Rosebud se convertiría en el referente musical de la época, y lugar de encuentro principal para músicos de Ragtime de todos sitios), y además escribió muchas piezas, destacando Harlem Rag, Bowery Buck, A Ragtime Nightmare o St Louis Ragtime.

En 1895, nuestro protagonista se encontraba instalado en Sedalia, Missouri, el otro centro principal de desarrollo del Ragtime. En esta ciudad, nuestro protagonista tuvo una labor importante. Con una actividad musical brutal en la ciudad, a parte, fue director de una academia de música, corneta en la Banda de Conciertos de Queen City, además estudió profundamente teoría y composición en la Escuela Superior George Smith para negros, y sacaba tiempo para hacer giras con el Cuarteto Pot-pourris, un grupo vocal de Texas.

Por esta fecha publicó sus primeras composiciones, y en 1899 publicó uno de sus mayores éxitos comerciales, Maple Leaf Rag, que llegó a vender más de un millón de copias, y que estableció un modelo para Ragtime clásico, que sería imitado por todos los autores del momento. Esta pieza abrió las puertas a un nuevo estilo muy virtuoso que requería gran brillantez técnica, convirtiendo a Joplin en una institución musical a partir de ese momento.

scott joplin

También sacó tiempo para crear un ballet inspirado en música popular, The Ragtime Dance, que interpretó una única vez en el Teatro Woods de Sedalia. Su proyecto más ambicioso fue la composición de dos óperas rag: A Guest of Honor y Treemonisha. Gastó muchas energías en presentar estas dos obras, algo que finalmente hizo sin ningún tipo de apoyo económico. Fue un fracaso. Habría que esperar hasta 1972 para conocer su estreno mundial.

La muerte de una era

En 1907 marchó a Nueva York, donde su actividad musical se movió en varios ámbitos: fue director de una academia de música, grabó varios discos de pianola, publicó muchísima música, creó una editorial musical, y ofreció varias giras de vodevil.

En 1916 es internado en un psiquiátrico a cuenta de una demencia producida por la sífilis, muriendo el 1 de abril de 1917 con 48 años. Su muerte supuso el fin de la era del Ragtime como música de moda, que daría el testigo al Jazz y el Stride. El Ragtime sería redescubierto en la década de los 70, en parte por el éxito de la película El Golpe, cuya banda sonora es principalmente de Scott Joplin.

Scott Joplin y el Ragtime representan la tradición musical más arraigada de Norteamérica, que abrirá el camino para posteriores estilos de música negra. Representa el nacimiento de una nueva era (principalmente para los antiguos esclavos negros), que nos habla de influencias extranjeras, de virtuosismo y de formación musical. Hablamos de la primera forma musical verdaderamente estadounidense, la primera música seria norteamericana tal vez, y cuando digo seria me refiero a que fue creada para ser escuchada concienzudamente.

Todos los críticos y estudiosos musicales coinciden en que el giro musical que se crea con el Ragtime estaba a la altura de las revoluciones musicales de Chopin o Brahms. La pena es que casi no nos quedan restos originales, algún disco de pianola y un enorme legado en partituras que os invito a escuchar, y así hacer un viaje por el principio de siglo de un pueblo que experimentaba con la música, así como con su recién estrenada libertad.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 16 =