Amoeba Split reedita su segundo disco

Amoeba Split reedita su segundo disco “Second Split”, con un tema extra inédito.

No es que Galicia haya destacado precisamente por ser un punto geográfico referencial en lo que a aportación al género del Rock Progresivo se refiere, pero sí que la categoría sobresaliente de las bandas surgidas en el noroeste peninsular está fuera de toda duda.

No hablamos de cantidad sino de calidad.

NHU, Outeiro, Kozmic Muffin, In Nomine, o los que nos ocupan, los coruñeses Amoeba Split, destacan muy por encima de la media.

Quizás también te interese leer:
Eduardo Polonio y los pioneros musicales en España
Javier Colis, camuflaje sonoro y poesía
Beat Love Oracle, el nuevo proyecto de Frank Nuyts

amoeba split

Tras un primer y más que estimable disco, Dance of the Goodbyes (2010), en el que se integraban en un todo coherente buena parte de elementos del progresivo clásico sinfónico y de fusión, los Amoeba Split tardarían 6 años en publicar su segundo esfuerzo, Second Split, que ahora reeditan con la adición de un tema inédito en la etiqueta, también gallega de reciente creación, áMARXE Música.

La banda está liderada en el aspecto compositivo por Ricardo Castro Varela (hammond, piano, moog, mellotron) y Alberto Villaroya López (bajo, moog, piano eléctrico y guitarra de 12 cuerdas),  con la batería y percusión de Fernando Lamas completando el triunvirato creativo, e integrada asimismo por Rubén Salvador (trompeta, fliscorno), Pablo Añón (saxo alto) y Eduardo «Dubi» Baamonde (saxo tenor, flauta).

Además, teniendo importantes invitados a vibráfono, teclados, un cuarteto de cuerdas, y la guitarra de 12 cuerdas de Félix Arias (Lovely Luna).

«Second Split», una reedición con un nuevo tema extra

Second Split es un álbum en el que todo brilla, desde el exquisito y polifacético nivel compositivo, a la aportación de cada uno de los instrumentistas, sin olvidar el aspecto técnico de grabación, mezcla y masterización que aportan al álbum ese aroma retro, en el mejor sentido, de clasicismo, de producción cocinada a fuego lento hasta que la salsa ligue.

amoeba split

Ubicados por la crítica acomodaticia en el género de fusión jazzrockera y psicodélica, o, lo que es lo mismo, estilo Canterbury, no tardarás en percatarte de que su sonido es mucho más expansivo e igualmente plantea elegantes arreglos de cuerda de connotaciones camerísticas, como desgarra la arrolladora fuerza del sonido puramente analógico del Hammond o el Moog, siempre al quite en sorprendente arreglos, sobre los que se superpone una sección de vientos enloquecedora y protagónica que remite de igual modo al primer Chicago, como a Gilgamesh, David Shire, Lalo Schriffin o Mahavishnu Orchestra, y un bajo líder a lo Hugh Hopper a su paso por Soft Machine, que soporta todo el complejo andamiaje de este majestuoso edificio.

No hay rellenos ni tiempos muertos, tampoco una cantidad excesiva de información que apabulle al oyente en los largos desarrollos de algunos de sus temas.

Amoeba Split y «Second Split», un disco que te atrapa

Todo está perfectamente equilibrado, fluye con naturalidad, y conecta casi de inmediato con el “escuchante” que percibe esa sensación de cabeza fría y corazón caliente, tremenda complejidad instrumental y arreglista en la partitura combinada con una interpretación apasionada.

Desde los primeros compases de «Clockwise», Amoeba Split te atrapan en su red y ya no tienes escapatoria, y lo mejor de todo es que no quieres escapar.

La primera edición del disco se agotó con relativa rapidez después de cosechar excelente críticas y diversos premios internacionales.

Ahora tenemos una segunda oportunidad de hacernos con un álbum llamado a convertirse en todo un clásico de la música progresiva a nivel internacional.

Además, con el regalo de un tema inédito, “News from Karelia”, de 5 minutos. 

Más información sobre Amoeba Split en los siguientes enlaces:
Facebook
YouTube

Deja tu opinión!

4 × 5 =