Beat Love Oracle, el nuevo proyecto de Frank Nuyts

Frank Nuyts es un versátil compositor belga que se ha labrado una sólida reputación y reconocido prestigio en escenarios tanto clásicos, como del rock y el jazz progresivo, además de una reconocida labor como profesor de Composición en el Conservatorio de Gante, donde enseñó tanto a estudiantes del departamento clásico como del pop y el jazz.

Su catálogo de obras clásicas es bien conocido por los melómanos, especialmente sus sinfonías para orquesta muy influenciadas por Stravinsky y sus sonatas para piano, pero no lo son menos sus tres brillantes discos con la banda Hardscore que él lideró, una suerte de encrucijada entre el Canterbury más descontextualizado, y el espíritu del Frank Zappa de “Waka/Jawaka” sobrevolando las partituras.

Su tercer disco, y obra maestra que puso fin a esa aventura, se tituló Monkey Trial (margen Records, 2004). Un trabajo tan enérgico como irónico, que tuvo una excelente acogida tanto a nivel de críticas como de ventas.

Quizás te interese leer también:
Senogul y sus evocaciones sonoras
Analizamos Night Chants de Pablo Canalís

“Who’s Counting?” de Beat Love Oracle, el nuevo proyecto de Frank Nuyts

Frank Nuyts

Ahora reinicia andadura con Beat Love Oracle, un cuarteto creado en 2017 “con la determinación de traer un nuevo color al paisaje musical”, como comenta el propio Frank Nuyts. De la marimba y teclados ocasionales, así como de la escritura de la mayor parte del material, se ocupa el propio Nuyts, que se declara curioso de toda la música que le rodea: “Como compositor contemporáneo, me siento bendecido y motivado por una curiosidad interminable. Mantengo mis ojos, oídos y mente abiertos a cualquier descubrimiento musical en cualquier campo. ¡Después de todo, la excelencia creativa se puede encontrar en cualquier género musical!”.

Shift! We're Lost!

Junto a él, Frank DEBRUYNE, impresionante saxofonista y compañero de aventuras en Hardscore; el joven y no menos sorprendente bajista Stijn DELDAELE, que además interpreta un bajo de 5 cuerdas diseñado por él mismo; y nos falta el batería, Ronald DHAENE, titulado en percusión clásica y jazz, y profesor de ambas disciplinas en los Conservatorios de Gante y Bruselas. A alguno le sonará su nombre como Sideman de innumerables proyectos.

Todos juntos, y lo de juntos va por acompasados y por la conexión mental casi telepática que demuestran en acción, ponen en funcionamiento Who’s Counting?, primer álbum del cuarteto de “fusión de cámara”, como a él mismo le gusta denominarlo, Beat Love Oracle. Una nueva oportunidad de hacer cosas que le resultan totalmente imposibles en el mundo clásico, y en el que las ideas van surgiendo de forma natural y dando lugar a un discurso fluido a veces controladamente excéntrico, otras que se ramifica desde el eclecticismo rock hasta el jazz y la improvisación en solos de mucha altura.

Frank Nuyts

Frank Nuyts, que siempre intentó concienciar a las audiencias clásicas de que mover los pies al ritmo de la música no era un pecado, nos explica esa dicotomía que separa la música clásica de la popular: “Como sabes, tú que conoces mis obras clásicas, no hay mucha diferencia entre ambas cosas, al menos eso creo. Uso la misma cabeza, el mismo corazón y las mismas vísceras. Cuando compongo piezas “clásicas” me pongo un poco en tesitura, y me guío por los grandes, mientras que el rock me permite otras libertades.

El rock funciona cuando no lo atas demasiado a la partitura, mientras que los músicos clásicos no se mueven si no tienen un pentagrama delante. Además, el problema con la música clásica es que no parece haber necesidad de nuevos compositores, los aficionados ya tienen bastante con los Mozart, Beethoven, Schuman, Debussy y Stravinsky…

Así que cuando compones para una banda de rock es aconsejable no demostrar mucha inteligencia, no digo parecer tonto, pero hay cosas que por muy imaginativas que sean no resultan en ciertos escenarios. Uno no bebe champán mientras salta en paracaídas, aunque pueda resultar toda una experiencia. Yo no puedo evitar conjugar ambos mundos, aunque nadie lo entienda.

La última vez que hablamos, te comenté mi premeditada lejanía de la escena clásica. No me identifico ni con el público ni con los compositores. Me aburren ambas actitudes. Yo quiero oír lo viejo y lo nuevo, pero no existe una audiencia que soporte ambos mundos. El homo sapiens no está capacitado para enfrentarse a lo desconocido, todo debe de estar perfectamente etiquetado”.

La música de Beat Love Oracle intenta huir de prejuicios e inducciones, y ser libre. Si hace falta ser complejos, lo son. Si necesitan coquetar con lo kistch en un momento dado para dar verosimilitud a un acorde, no ofrecerán resistencia. La diversión y la seriedad no son para Frank Nuyts cualidades opuestas. Siempre ha intentado coger al oyente de la mano usando arquetipos musicales que se llevan al extremo, hasta que se convierten en algo diferente.

Shift! We're Lost!

Ésa es la filosofía de estos 7 maravillosos temas que mantienen un discurso descriptivo desde el primer corte, “What’s Beats Watts?”, hasta “Neat Beats Always Need Hits”, que cierra Who’s Counting?

Más info de Frank Nuyts:
WEB
WEB BEAT LOVE ORACLE

Deja tu opinión!

2 × cuatro =