I.N.D.I.O., Hardcore desde La Paz

Nos conocimos con Peter Rodríguez Zapata, líder fundador de la banda I.N.D.I.O. en los inicios del 2000, cuando la escena Hardcore en La Paz de Bolivia tomaba forma, y aparecían bandas que proyectaban una potencia musical extraordinaria.

Han pasado 20 años, y tenemos el gustazo de reencontrarnos en otra sesión comunicacional para charlar de la vida musicante que nos ha tocado sobrellevar en la misma hoyada del altiplano.

En exclusiva para LaCarne Magazine, gracias por acceder a la conversación.

Quizás también te interese leer:
La Derretida, pionera del Hip Hop en Chile
Isadorian, un canto que nos eleva el alma
Los Cogelones, Rock Mexica Experimental

I.N.D.I.O. , Hardcore desde La Paz

i.n.d.i.o.
Foto: Ana Piroska

Saludos cordiales. ¿Cómo te encuentras actualmente?

Hola, LaCarne Magazine. Muchas gracias por el espacio y la entrevista. En un año que ha sido tan difícil, es gratificante que haya gente que te brinde un espacio para conocer más sobre la música.

¿Cómo naces a la vida musical?

Como todo chango de nuestra generación -creo que somos contemporáneos con el Seka-, con la pasión por el Rock, escucharlo desde muy chiquito. Nunca faltaba el amigo en colegio que llevaba la guitarra, y ahí comencé a tocarla, adentrarme en el instrumento.

Cuando estaba por salir bachiller, me metí al Conservatorio (aunqueno lo terminé, estuve un par de años). Ahí se me abrió un espectro de la música mucho más grande (aprendí de música clásica y contemporánea).

¿Qué influencias musicales has recibido?

Principalmente mi influencia más grande está dentro del Rock. Desde muy pequeño empecé a escucharlo, tenía unos primos mayores (que manejaban unos Tapes).

Creo que la primera banda que escuché fue Metallica, cuando tenía 6 o 7 años. Siempre moviéndome dentro del Rock, pasando a escuchar Hard Rock, Heavy Metal (Iron Maiden, Mötley Crüe, Guns & Roses).

De adolescente escuché bastante Grunge (Pearl Jam, Alice In Chains, Soundgarden). Ahí me fui interiorizando en el Metal extremo, me empezaron a gustar bastantes bandas como Slayer, Pantera, Sepultura (que ya me llevaron a adentrarme un poco más en lo que era la música extrema).

Conocí el Death Metal y el Hardcore, que es una de las músicas con las que más me identifico en realidad.

¿Cómo fueron tus inicios en la música?

Estaba en el Conservatorio de Música, ahí empecé a armar la banda. Creo que mis primeros escenarios fueron por el 2000, donde comencé a tocar y a ver la música de una manera más seria.

Instinto Natural De Interminable Odio. ¿Cómo nace I.N.D.I.O.?

Justamente en ese ínterin, me conozco con Mauricio Águila (primer baterista). Con él nos juntamos un día para hacer unos Jams -sin la idea de hacer una banda-, sólo queríamos un poco pasar el tiempo, pero vimos que había un feeling y una química alucinante.

Más o menos escuchábamos el mismo estilo de música (era extraordinario poder compartir tocando los instrumentos). Un batero increíble, sabía mucho más de música que yo. Decidimos armar la banda, trajimos un bajista más, y esos fueron los inicios de I.N.D.I.O.

¿Cuál es la discografía de I.N.D.I.O. hasta la fecha?

Participamos en varios compilados, el CD producido por la Otra Vereda y editado por el sello Discolandia (2002), justamente para apoyar al Hardcore y Metal Underground paceño.

El disco de la Marathón Rock (2002),realizado por el Equinoccio Pub. Recientemente salimos en otro compilado de un sello disquero que se llama Crecer Records (uno de los más importantes a nivel Latinoamérica de Hardcore). Y el disco EP que hemos grabado el 2018 que se titula Instinto Natural De Interminable Odio.

¿Quiénes conforman actualmente el proyecto musical I.N.D.I.O.? ¿Qué instrumentos interpretan?

Keru Von Borries en el bajo y coros, Jason “Jimbo” Ascarrunz en la guitarra, Diego Dávalos en la batería, y mi persona (Pitt Rodríguez) en la voz.

i.n.d.i.o.

¿Cómo les fue con su edición discográfica por No Wasted Records? ¿Dónde se grabó? ¿Qué anécdotas guardan de aquellas sesiones?

Alucinante, fue como cosechar los frutos que dejamos hace tiempo, porque I.N.D.I.O. tuvo un lapso. Yo decidí dejar el proyecto unos 10 años (por lo menos), y al volver, vimos que la gente estaba emocionada, quería escucharnos.

En eso se subió al barco No Wasted Records para apoyar el retorno, por fin registrar el ansiado disco que habíamos dejado hace tantos años. Lo grabamos en el Studio Power Sound de Pedro Ascarrunz (un capo que ha grabado a tantas bandas de la movida Under en La Paz).

Nos sentimos como en nuestra casa, con la gran amistad que tenemos con él, como que fluyó todo. Hicimos unos coros donde llevamos amigos, nos fueron a visitar nuestros hijos, realmente una experiencia muy linda.

Estresante a la vez, ir y venir. Tomé las riendas del canto (antes era guitarrista también) por la necesidad de la banda. Reaprender todo.

¿Cómo ves la escena actual del Hardcore en Bolivia?

En Bolivia, obviamente, ya no es lo mismo que antes. A principios del 2000 había la escena La Paz – Hardcore, ¿no? Una de las más potentes y que más pegó dentro la movida paceña.

Bandas como Scoria (que ya tenía su recorrido), Vade Retro, Pantano (el hilo conductor con los hermanos Delgadillo, que nos juntaron a todos para hacer una Comunidad).

Quién no se acuerda de aquellas inmemorables tocadas en el Tiwanaku Pub (prácticamente el boliche del Hardcore paceño). Ahora creo que no somos muchas las bandas Hardcore en La Paz (y en el interior no conozco), somos tres o cuatro que estamos ahí bregándola y dando todo.

Aunque I.N.D.I.O. se amolda a tocar en conciertos que son más de ámbito Metal (encajamos bien por ahí), estamos queriendo volver a armar escena en torno a esta música. No sólo ser nosotros.

¿Y en el resto del continente?

Está súper fuerte como siempre, el Hardcore en Sudamérica o en Latinoamérica no se ha debilitado para nada. Las bandas y las productoras siguen con todo.

Países como Chile o Argentina tienen mucho recorrido con bandas del estilo que son increíbles. Con lo que no comparto un poco es que últimamente como que el Hardcore ha servido para ponerse una bandera de “corrección política”.

Principalmente en Chile y Argentina han salido que estos Movimientos de Hardcore son pro aborto, veganos y nada más. Nosotros venimos de una escuela más de los orígenes del Hardcore, una escuela más New York, nosotros hablamos más de calle, más de guetto, más de P.M.A. (Positive Mental Attitude), seguir con el puño arriba, no rendirse.

¿Qué nos pueden contar del inicio del Movimiento Hardcore en La Paz? ¿Qué bandas recuerdan?

Lo que más se puede rescatar fueron las tocatas en el Tiwanaku Pub, los festivales Hardcore del Equinoccio Pub (que fue un gran tiempo nuestra casa).

La escena era fuertísima a principios del 2000, con las bandas mencionadas (Pantano, Scoria, etc.) fue un Movimiento bien potente. Recuerdo las tocadas: éramos todos amigos, poníamos lo máximo para que salgan increíbles los eventos, y el público que se reventaba cada noche. Grandes y gratos recuerdos.

En noviembre 2020 participaron del festival ILLIMANI METAL XIII, ¿cómo les fue? ¿Qué tal la experiencia del concierto on-line?

Sí, este año muy diferente (por la pandemia) porque lo hicieron en formato de Streaming. La experiencia increíble, aunque se extraña al público en el escenario, por lo menos para mí fue espectacular.

El desplazamiento de la gente de la organización hace que sea uno de los más grandes eventos de La Paz y de Bolivia. Se rajaron en la producción, en la grabación y mezcla.

Las bandas que estuvimos presentes, creo que tuvimos un plus en comparación a los años anteriores (en cuanto a la realización impecable). Por mi parte lo disfruté bastante, una experiencia nueva y gratificante en todo sentido.

i.n.d.i.o.

Han generado un público identificado con sus canciones y su imagen, algo propio de bandas que logran realzar ese sentido de apropiación que se traduce en sus presentaciones en directo y su trayecto a lo largo de los años, ¿cómo ven a su público que los sigue y admira? ¿Cómo anda la hinchada de I.N.D.I.O.?

En realidad, tuvimos un lapso de 10 años sin tocar y dejamos mucho público de la “vieja escuela” -que esperaba que volvamos-. Ése era el público que seguía a la banda, pero lo interesante -que nos hemos dado cuenta con este Illimani Metal– ha sido que hay mucha gente nueva que nos ha llegado a conocer y ha llegado a saber quiénes somos, por lo menos el día del Streaming lasredessociales explotaron, todos nos han dado un súper apoyo.

Nos hemos sentido muy bien por la gente -que posiblemente no nos haya escuchado antes o que no haya prestado atención a la banda-, ahora sí tuvo la oportunidad de escucharnos sobre el escenario, y les encantó la música.

Nos mandaron toda la buena vibra y todo el apoyo. Yo creo que en eso andamos, en tratar de recuperar al público antiguo y llegar a uno nuevo.

Los textos y versos en sus canciones son comprometidos, rebeldes, y de una profunda identidad Hardcore. ¿Qué nos pueden comentar de su trayectoria como autores y compositores hasta la fecha? ¿Qué temas identifican a la banda?

Nuestro “one hit wonder” es el tema Chapare, escrita en el 2002 al 2003, donde el país estaba en llamas y el Chapare era como Vietnam (a la salida del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada).

Una canción que nos ha seguido siempre, un poco hemos tenido que mutarlo, ¿no? Porque los contextos cambian. La idea -cuando escribí ese tema- era hablar del contexto en el que estamos viviendo, no tanto de política. El coro lo hizo un tema bien característico nuestro.

Del nuevo disco, el tema Sangrando la victoria que está más abocada a un sentimiento personal, la banda le puso su receta (mucho más acelerada, pesada y Hardcore), uno de los nuevos hits que nos acompaña ahora. Por otro lado tenemos mucha fe en los temas que vienen.

I.N.D.I.O. en la actualidad es una banda de culto dentro de la escena musical independiente de La Paz. ¿Están preparando nuevo material? ¿Qué proyectos se vienen en camino?

Terminar de maquetar el nuevo disco, que ya debería estar listo, pero por motivos de la pandemia pusimos un stop obligatorio a la composición. El 2021 trataremos de grabar el material y realizar el videoclip de Sangrando la victoria.

Teníamos fechas en el interior de Bolivia y en un festival muy importante de Hardcore en Chile. Esperemos que se retomen y concreten.

¿Cómo se ven de músicos bolivianos, interpretando un género musical diferente a lo comercial y “under” ante lo populacho?

En realidad -creo que- ya no hay tanto esa desvinculación entre géneros. El Metal ha escalado mucho en todos los segmentos de la sociedad, y como que el cumbiero, el popero o el rapero ya saben lo que es el Metal, ya saben que está ahí.

Tenemos exponentes muy fuertes dentro el Metal que han dado la cara por Bolivia en el exterior, en ese sentido lo “under” ya no lo es tan “under” como lo fue en los 90’s, donde te escuchaban pocas personas.

Ahora las bandas tienen muchas más oportunidades de hacer escuchar su música, que es en realidad la meta de toda agrupación.

¿Cuál es la frase, lema, verso o palabras que te levantan el ánimo y permiten que sigas en la batalla de la música?

Catch as can -jajaja- (es un chiste interno). Positive Mental Attitude o Actitud del Pensamiento Positivo. Puño arriba siempre (escuchando buen Hardcore) ante las adversidades.

Un mensaje de despedida para la gente que disfruta de su música, para los nuevos admiradores y seguidores de I.N.D.I.O.

Quiero agradecer a toda la gente que ha estado y está con nosotros, que nos brindan su apoyo. A LaCarne Magazine y Alfonseka, que siempre se ha puesto al hombro el impulsar la escena Metal en Bolivia.

Sin personas como ustedes, hay muchas bandas que no podríamos seguir ahí arriba, subiéndonos al escenario y haciendo lo que nos gusta.

Gracias a nuestros productores, y los invito a escucharnos en todas las plataformas digitales.

Más información sobre I.N.D.I.O. en el siguiente enlace:
Facebook

Deja tu opinión!

17 − nueve =