Sergio Antezana, un cantante que toca la guitarra

Cuando empecé a salir de noche luego de mi bachillerato, recuerdo el mítico Pub Pánico, donde tocaban las bandas de Rock Alternativo y otros referentes de la movida paceña. Entre aquellas agrupaciones emergentes estaba la de Sergio Antezana, especialistas en interpretar el mejor Grunge que fluía en boga aquel fin de año del 94, luego de la muerte de Kurt Cobain de Nirvana, y el boom mundial de la música hecha en Seattle, USA.

La escena paceña se debatía entre Festivales colegiales, Discotecas y Pubs culturales que acogían la música en vivo. Siempre estarán grabadas en mi alma aquellas veladas metaleras que abrían mi camino al fascinante Rock & Roll y la vida nocturna, al Pub y ese brillo que inspira a los artistas y sus seguidores para encontrarse en sus salidas con uno mismo, y regresar a casa con los parlantes del alma retumbando en el corazón.

Muchas gracias Sergio Antezana por mantener vigente la música en tu vida, por ser un referente dentro de la Escena Cultural de La Paz y Bolivia. Gracias por tanta música hecha canción y verso, un fuerte abrazo a la distancia dentro de nuestra enigmática hoyada y ciudad del Illimani.

En especial para LaCarne Magazine, conversamos con un portavoz cultural y músico boliviano lleno de ritmo, armonía y melodía.

Quizás también te interese leer:
Frecuencia Nativa, raíces ancestrales y sociales del continente musical
Sacrilegio, Los Ángeles del Hard Rock
Dj Quien, único y creativo con su sonido infinito

Sergio Antezana, un cantante que toca la guitarra

sergio antezana

Luego de casi un año y medio de sobrevivir al COVID19, personal y musicalmente hablando, ¿cómo estás actualmente?

La verdad, sanando todavía. Se han ido colegas queridos, parientes, amigos, gente que admiraba. Creo que ha sido y seguirá siendo un tiempo duro para todos nosotros. En lo musical, la pandemia también me afectó. La cuarentena llegó cuando estaba en media grabación de mi más reciente disco: Botella al Mar. Así que paramos unos meses y volvimos cuando las cosas se abrieron.

De hecho, la mezcla la hicimos virtualmente. Lo normal hubiera sido que yo esté en el Estudio escuchando las canciones en sus parlantes que son más finos y que se usan justamente para estandarizar las mezclas, pero no se podía, así que me enviaban las canciones mezcladas, y yo las tenía que escuchar en todos los aparatos que podía en casa para poder tener una idea de cómo realmente sonaba. Ahora lo veo como gracioso, pero realmente eso hizo que nos tome más tiempo del usual.

Lo mismo para presentar el disco. Mi idea era hacer un streaming, pero se enfermó de COVID el bajista, así que lo postergamos de diciembre a enero, pero ese mes se enfermó el tecladista, y en marzo me enfermé yo. Así que desistí de la idea y me dediqué a hacer un video que salió en julio. Por suerte, todos salieron sin muchas complicaciones.

Sergio Antezana, ¿cómo naces a la vida musical?

Cuando era chango, unos catorce años, mi mamá me dijo: “o estudias algo esta vacación o te meto a Corte & Confección”.

Así que me fui a buscar clases de lo que sea, y encontré un Instituto de Guitarra Clásica que sólo pasaba clases dos horas a la semana. Así que me inscribí pensando que con eso me sacaba a mi mamá de encima, pero terminé amando el instrumento y practicando cuatro horas diarias durante años.

Sergio Antezana, ¿qué influencias artísticas has recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en ti?

Comencé tocando mucho Rock de los noventas en los boliches de mi época: Zona Franca, Pánico, etc. Luego, a mediados de los noventa, me acerqué a la Música Latinoamericana.

Entré a ese mundo de la mano de Savia Nueva y Silvio Rodríguez, pero encontré muchísimas cosas más: Víctor Jara, Sui Géneris, Santiago Feliú, Sobrevigencia… En fin, estuve muy metido en eso entre 1995 y 2005.

Luego, gracias a Fito Paez y Serú Girán comencé a escuchar más Rock Argentino, retomé el gusto por la batería y el bajo. De ahí también salieron canciones diferentes y un disco en esa onda.

Entre 2010 y 2018 retomé el Rock, armé un grupo alrededor de algunas canciones que había estado componiendo y que encajaban más con los noventas que con otra cosa. Estuve con ese ensamble varios años, y fue lindo volver a tocar la eléctrica y usar distorsión.

sergio antezana

Una breve reseña de tu carrera como Sergio Antezana hasta el presente, ¿cómo surges en el proyecto musical de la vida?

Pues me considero una persona muy flexible y multifacética. Puedo ponerme a guitarrear con un grupo de Folclore lo mismo que con un grupo de Rock que toque clásicos de los noventas.

Mi voz es relativamente grave, así que comencé a cantar cuando mi banda de colegio comenzó a hacer Pearl Jam. Hasta antes de eso siempre me consideré un guitarrista más que un cantante. Hoy en día, me veo como un cantante que toca guitarra.

Para los artistas, los títulos y postgrados son sus propias obras, discos, canciones, etc. ¿Cuál es la discografía de Sergio Antezana a la fecha?

Los primeros dos discos como Sergio Antezana son una onda entre Trova y Música Latinoamericana: Tu Sangre Triste y Oscura (2002), Sencillo (2004). Luego, hay un disco con una onda medio de Rock Argentino y un poco de latinoamericana, Caligramas (2009).

Después salen dos discos (un LP y un EP), que son más en la onda de Rock noventero y que no salen con mi nombre completo, sino como Antezana, que era el apodo que tenía en el colegio y que me hacía recuerdo a esa época noventera de mi vida: Antezana (2013), Miedos (2015).

Finalmente, este 2020 salió Botella al Mar, que tiene un poco de Folklore, canciones más íntimas (acordeones, una harmónica, un cello), con algo de electrónica y guitarras eléctricas.

Coméntanos de la producción audiovisual que has realizado como Sergio Antezana a la fecha, ¿cuál es la videografía de Sergio Antezana?

He realizado tres videoclips: Antes de Partir, para el disco Sencillo (2005), Síntesis para el disco Antezana (2013), y ¿Qué voy a hacer? para el disco Botella al Mar (2021).

Sergio Antezana - Que voy a hacer?

Cómo te fue con el álbum Botella al Mar (que estrenaste el 2020) en formato USB, súper original, en forma de botellita de mar, con cajita de madera. Conceptual manera de presentar la música y haciendo una excelente alegoría al nombre del disco, manera inteligente – creativa de llegar a la gente. ¿Qué anécdotas puedes rememorar de la producción?

La idea de que sea un USB surge ya que un colega músico me pidió escuchar su CD en mi aparato de música. El suyo no tenía bandeja de CD y tampoco su Laptop. Ahí me di cuenta que, si ni los músicos tenemos aparatos de CD, el público menos. Entonces, comencé a buscar la manera de que sea un USB. De ahí encontré que podía tener forma de botella, etc. Eso le da una personalidad nueva al disco.

Además, que cierra todo el concepto inicial: son mensajes (canciones) que se hacen sin conocer si tendrán o no destinatario, y que eventualmente llegarán al mar de música digital que tenemos entre plataformas de streaming, YouTube, etc.

La preproducción nos tomó casi dos años, y participaron amigos de todas las épocas: Jimbo de Sobrevigencia, Sigur Ríos de Pervclub, Santiago Irazoque de Oz, Maco Flores de Walkman y Alejando Rivas, que nos grabó el acordeón desde Bélgica. Fue toda una mescolanza de cuates y estilos.

¿Qué nos puedes comentar de tu experiencia recorrida dentro de la Movida musical en Bolivia? ¿Qué nos puedes rememorar en estos más de 25 años de escena y propuesta?

En estos años vi pasar cosas que no creía posibles. Cerraron casi todos los sellos discográficos, casi no hay tiendas de música, pero hay mucha más oferta de instrumentos, de cursos, de estudios. Pareciera que la industria se cierra, pero al mismo tiempo se vuelve a abrir.

Cada tanto se recicla y se renueva con gente talentosa, nuevos grupos, nuevas propuestas. Creo que somos un país con excelente calidad musical.

Sergio Antezana, ¿cómo has encarado la situación mundial del COVID19, las cuarentenas y la etiquetada “pandemia” desde la trinchera del arte musical?

Al inicio, como todos, tratando de hacer música para acompañar a la gente en su encierro. Luego más enfocado en terminar el disco y lograr un producto de calidad en lo musical, y en el soporte mismo con el USB.

¿Con qué artistas has tenido el gusto de compartir escenarios y trabajar codo a codo? ¿Qué evento o Festival te han dejado marcado?

He sido invitado por algunos artistas importantes de Bolivia como Atajo, el Papirri, el Grillo, entre otros. Aunque nunca he grabado con ellos. Me siento muy orgulloso de que Jimbo Illanes de Sobrevigencia haya participado en mi nuevo disco. Era algo que busqué hace años.

El festival que más recuerdo se llama Víctor Jara, y se hace cada año en Santiago de Chile. Yo estaba allá y toqué en una versión a principios del 2000.

En el mundo de la trova, la guitarra, el canto y la poesía, en Bolivia hay una Movida que se ha venido manifestando paso a paso con los años. ¿Qué nos puedes comentar de la Escena Musical en la que por lo general te has desenvuelto? ¿Con qué colegas ha tenido el gusto Sergio Antezana de compartir canciones o hacer colaboraciones?

Mucho con gente de mi edad, como los Negro y Blanco, Entre 2 Aguas y Quimbando, aunque las búsquedas musicales luego cambiaron y cada uno fue por su camino: unos fieles al género, otros más tirados al Rock, al Jazz, y así. Creo que es una escena muy creativa, y a mí me sirvió para hacer cada vez mejores canciones, para ocuparme más de las letras, para conocer nuevos artistas y estilos.

Sergio Antezana, de la voz a la guitarra como alternativa de canto

Sergio Antezana, ¿qué canciones originales son tus preferidas para interpretarlas hoy y siempre? ¿Qué temas lo identifican con su público y se han convertido en sus referentes?

La canción Desde Hace Algún Tiempo sale en el disco Sencillo, y es una de las que más conoce mi público. Es una de esas canciones que te hace pensar que realmente puedes hacer música, puedes crear composiciones, y creo que es de mis favoritas por eso. La más popular en YouTube es Antes de Partir, de lejos. La que más sonó en radios fue, sin duda, Síntesis, primer corte del disco Antezana.

El mundo y su matrix -en el que hemos vivido- ha cambiado para siempre desde la llegada de las cuarentenas, y los “shows en directo” se han visto transformados en “streamings” o “shows virtuales”. Sergio Antezana, ¿cómo te fue con la nueva experiencia de hacer música en “vivo”? ¿Has participado de alguna nueva forma de hacer música en directo?

Hice un streaming en plena pandemia cuando todavía no nos dejaban salir a ningún lado. La gente se conectó mucho con las canciones, y creo que fue muy lindo. Me parece que se abusó un poco de la idea, y que, ahora que hay más movilidad, hay que buscar aprovechar los espacios abiertos y volver a tener algo de contacto con el público.

¿Cuál es la experiencia de Sergio Antezana dentro de la Nueva Era en el uso que le estás dando a las plataformas digitales para la difusión de tu mensaje musical?

Mi música está en todas las plataformas que hay con el nombre Antezana, que es el perfil que inicié con la banda y que dejé para no crear muchos alter egos. Creo que es vital estar en plataformas y cada tanto moverlas, activarlas, compartirlas para llegar a más gente.

Me parece que el futuro de la música está en las plataformas, casi nadie compra discos. Muchas personas usan las plataformas como antes usábamos la radio, es decir, para conocer nueva música, para escuchar un estilo en particular, etc.

Estuve disfrutando en tu Facebook #MisDiscos, donde revisas tu material como Sergio Antezana y nos alientas a escuchar buena música. Como buen melómano, ¿qué discos recomiendas para irse de viaje o vacaciones? ¿Qué material es tu cabecera de todos?

Dentro del Rock, recomendaría el VS de Pearl Jam, el Dark Side of the Moon de Pink Floyd, el Icky Thump de White Stripes, el Blood Sugar Sex Magik de Red Hot Chilli Peppers, el Throwing Copper de Live y el Jagged Little Pill de Alanis Morrissette. Creo que son buenos compañeros de viaje y discos que puedes escuchar muchas veces.

En una onda más cantautor: Silvio Rodríguez, los discos Mujeres y Al Final de Este Viaje, Tom PettyWildflowers, Fito Paez, los discos El Amor Después del Amor y Naturaleza Sangre, Sui Géneris: Vida y Confesiones de Invierno, Jorge Drexler los discos Eco y 12 Segundos de Oscuridad. Creo que son discos impecables que se pueden escuchar sin pasar un tema, y con muchos cambios de humor y de ritmos.

sergio antezana

Sergio Antezana, desde tu perspectiva y experiencia, en Bolivia actualmente ¿cómo encuentras el Movimiento Cultural de Música Contemporánea, el público y el mercado?

En general, el mercado se ha reducido a tocar en vivo, ya casi no se vende discos. Creo que eso ha perjudicado a los artistas que no hacemos música comercial, y que no buscamos tocar en una fiesta cada semana. Pero ésa es la tendencia en todo el mundo.

Creo que, si bien se habla de que el mercado se ha ampliado con lo digital, también se ha achicado por la menor venta de discos. Antes había un número reducido de radios que podías usar para mover tu música. Hoy en día hay muchas plataformas, pero al mismo tiempo estás compitiendo con toda la música del mundo. Eso es muy complejo.

¿Cuál es tu frase, lema, verso o dicho? Ése que te anima, alienta, levanta, enfoca, etc. para seguir en la batalla musical y en el juego de la vida.

Herman Hesse dice algo como esto: “Prefiero a la gente que está dispuesta a morir por lo que cree, que la que está dispuesta a matar”. No creo que yo podría decirlo mejor.

Sergio Antezana, ¿qué les dirías a las personas que quieren incursionar en la música y en su creatividad melódica? ¿Algún consejo en particular?

Que nunca se olviden de jugar. Que hagan melodías divirtiéndose, jugando con las notas, moviéndolas de lugar y que escuchen lo que la canción pide. Que no pongan su ego delante de la música.

Pude observar en tus redes sociales que entraste al Estudio de Alvaro Gaviota para registrar nueva obra. ¿Qué nos puedes comentar al respecto? ¿Qué proyectos tiene Sergio Antezana para el presente 2021?

Este 2021 estamos haciendo los borradores del nuevo disco. Espero que entremos al Estudio al año, y ojalá terminemos el 2022 con un nuevo disco. Ya están las canciones, sólo estamos haciendo los arreglos.

Entré al Estudio del Álvaro Gaviota para una producción diferente. Se trata de una canción que será parte de un homenaje de varias bandas de Rock a otros contemporáneos. Debe salir el 6 de agosto como parte de Sonidos de Acá, un programa de difusión del Rock nacional.

La despedida, un mensaje final para la gente que disfruta su música, y para los nuevos seguidores de Sergio Antezana.

Primero que nada, gracias por escuchar mi música, y a la revista por darme un espacio para llegar a más gente.

El nuevo disco de Sergio Antezana sale a plataformas en septiembre, y espero que les guste esta nueva propuesta que no se parece a ninguno de los discos anteriores, pero que tiene siempre las mismas letras intimistas y las mismas manías de amor / desamor en las temáticas. Una novedad en cuanto a letras es que hay dos canciones para mi hija.

Más información sobre Sergio Antezana en los siguientes enlaces:
Facebook
YouTube

Deja tu opinión!

3 + 19 =