Surfin Wagner, rocanroleando desde el Río Choquellapu

Nuestra querida “¡Oh! linda La Paz…” es la capital – política del Estado Plurinacional de Bolivia. La ciudad se caracteriza por su topografía y geografía montañosa y altiplánica, donde la enorme urbe cosmopolita se levanta por encima de una infinidad de ríos, que atraviesan y se cruzan de lado a lado por la hoyada paceña.

Uno de los más icónicos y emblemáticos ríos, que se extiende completamente a lo largo y ancho, es el Choquellapu, tristemente contaminado y opacado por la actividad de un mundo casi depredado por el sistema impuesto. Cuentan que en un pasado era cristalino y lleno de vida.

Mientras disfruto del material producido por la banda paceña de Surf, Surfin Wagner, el álbum Bienvenido a Playa Infierno -entre otros-, me sirve de soundtrack que musicaliza la presente elaboración y edición de la exclusiva con LaCarne Magazine.

Gracias por la colaboración y confianza, y, aunque no nos conozcamos en persona, vibramos las melodías y ritmos de la Cultura Underground hecha en Bolivia. Con mucho gusto y empatía, es un deleite compartir con Surfin Wagner en esta entrevista.

Quizás también te interese leer:
Kraneo La Oveja Negra, Hip Hop de La Calle Pa’ La Calle
Deathblow, Puro Thrash Metal desde Salt Lake City
Teronation, poderoso Thrash Metal suizo

Surfin Wagner, Rocanroleando desde el Río Choquellapu hasta el Océano Atlántico

surfir wagner

Personal y musicalmente hablando, ¿cómo están, actualmente?

Roy (R): Emputado de todo.

Donn Wagner (DW): Navegando a nuestro propio ritmo. Las olas musicales nos dan la paz que nuestro Ser interior necesita, después de más de una década de invadir la Escena con nuestro “tsunami musical”.

Delirium Tremens (DT): En este momento, como producto del encierro, personal y musicalmente fue una etapa más para encontrase, para reestructurar viejos y nuevos proyectos que tenemos en mente, y esperar el momento indicado para ejecutarlos.

¿Cómo nace Surfin Wagner? ¿Cuál es su breve historia hasta el presente?

DW: Surfin Wagner nace de la necesidad de explorar nuestro lado compositivo dentro de un género poco explorado en nuestro medio por razones obvias. Surfin Wagner es la continuación de una banda que venía trabajando desde 1996 (también con las máscaras de Lucha).

Tras la grabación del primer EP, Surfers del Choqueyapu (2007), Surfin Wagner ingresó en un espiral sin fín de tocadas en vivo, en tanto escenario nos pusieron al frente, desde boliches pequeños, hasta grandes escenarios de Festivales.

Además de haber podido llevar el “tsunami moshero” a Sucre, Cochabamba y Santa Cruz, también pudimos compartir escenario con grandes como Boom Boom Kid y 2 Minutos, y participamos en distintos compilados internacionales.

Paralelamente a esta vida de escenarios, sacamos tres discos: Qué Horror! (2008), La Nueva Ola (2009) y Bienvenidos a Playa Infierno (2017). Actualmente estamos preparando material nuevo, además de seguir tocando en los más alocados conciertos.

¿Quiénes integran en la actualidad Surfin Wagnery qué interpretan?

DT: Los miembros actuales y definitivos de Surfin Wagner son Donn Wagner (batería y voz), Roy Fukker (guitarra y voz), Delirium Tremens (bajo), y El Loco Deeeen (guitarra).

¿Qué influencias artísticas han recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en Surfin Wagner? ¿Pueden mencionar algunas bandas o grupos de su preferencia?

DT: Al comienzo, la influencia musical más directa fueron bandas de Surf como Los Esquizitos, Lost Acapulco, Sr. Bikini, Las Ultrasónicas, Los Straitjackets, etc. Poco a poco incluimos temas con aires de Rockabilly, Swing y algo de Hard Rock, sin perder la esencia de la banda. Personalmente, escucho de todo, preferentemente amo todo lo que tenga raíces en el Punk, Post Punk, Hardcore o Metal duro de los 90’s.

DW: Surfin Wagner visitamos desde el Surf clásico, pasando por el Garaje, hasta el Punk, mucho Punk. Algunas bandas de referencia estilística son Beach Boys, Ventures, Saicos, Esquizitos, Cramps, Sex Pistols, X, Lost Acapulco, LFC, Los Peyotes y más.

R: Yo diría que el insomnio y los espíritus nocturnos fueron la principal influencia.

Surfin Wagner y sus integrantes tienen el corazón de Rock &Roll. Luego de los años en escenarios y actividades culturales, ¿cómo se vive su estilo de vida?

R: Creo que es como una doble vida. Una de ellas es absolutamente normal, como la de cualquier otro, solo cambia cuando se sube al escenario. A romper oídos, violas y jeans. La diferencia, quizás, es que antes nos enmascarábamos en las noches para rockear, ahora nos enmascaramos de día para esquivar este virus mortal.

DW: Siempre entregados al Rock & Roll, haciendo tiempo entre nuestras obligaciones, familias, trabajos, etc. Para continuar sobre los escenarios y llevando la fiesta pogo bailable a todos los escenarios.

DT: Más lento con el pasar de los años y el pesar de las responsabilidades, pero con muchas ganas de seguir trabajando. Ahora tomamos decisiones tomando en cuenta varios factores que no existían antes, pero seguimos en la misma frecuencia.

surfin wagner

¿Cómo fueron los inicios en la escena para Surfin Wagner? ¿Qué recuerdan de aquellas memorables épocas?

R: Demencia. Mucha cercanía con el público. Recuerdo que las primeras tocadas eran sin tarima alguna, luchando contra la ola de furia bailonguera del público, tratando de mantenernos de pie para seguir invocando el Espíritu del Garaje Surf que se apoderaba de la muchedumbre dispuesta a lincharnos hasta la muerte por más Rock. Vivíamos y moríamos en esos escenarios.

DT: Mucha fuerza, ensayos larguísimos, mucho aguante, tocadas muy frecuentes y mucho desenfreno.

DW: Lo que siempre recuerdo y extraño es MySpace. Esa plataforma era una gran herramienta de promoción y difusión para músicos, y ayudó mucho a propagar nuestra música no solo a nivel local.

Además, Surfin Wagner tuvimos la suerte de imponer nuestro estilo y ritmo al hacer las cosas por el mismo hecho de ser una banda autogestionada e “independiente”, lo cual nos permitió tener control absoluto en todas las etapas, desde la composición y grabación del material, hasta el diseño gráfico y distribución de nuestro material. También tuvimos mucha suerte al ser apoyados por boliches, medios y sobre todo el público que nunca le dijo “no” al reventón surfero.

Me imagino que Surfin Wagner se inspiraron en el luchador mexicano Dr. Wagner para el nombre de Surfin Wagner. Siendo la Lucha Libre vista como “el patito feo” del Deporte Mundial, pero a muchos -como nosotros- nos llama la atención y encanta su pasión, convicción y show, ¿cómo nace la inspiración para encarnar la imagen de la banda? Siendo Bolivia un amante de la Cultura mexicana (su Lucha Libre, su Mariachi, su gastronomía, su vocablo y slang, entre otros), ¿cómo les ha ido con la receptividad de la gente?

DW: Desde luego que la Lucha Libre mexicanaes un arte digno de admiración, y el Dr. Wagner Jr. es uno de los mejores representantes de ese arte a nivel mundial.

Surfin Wagner nace de las cenizas de otra banda en la que ya habíamos usado esta estética por casi otra década (La Banda del Mediko Loko). Con nuestra anterior banda habíamos probado ya el impacto y receptividad de la gente hacia esta estética. Con Surfin Wagner exploramos el sonido Surf, que en su etapa neo coincide con muchas bandas a nivel mundial que decidieron adoptar la máscara asociada al género.

R: Aunque nacimos con la máscara puesta, considero que la imagen y concepto de Surfin Wagner se inspira también en muchas cosas más que rodeaban el sucio verso de la Subcultura luchadora. Ahí clasifican otros mundos, como el del Cine B. Si bien conceptos como vintage y retro han sido comercialmente “bastardizados y “desespiritualizados, la esencia del grupo aún recae en algo de esa era Pulp.

Para muchos músicos, los discos son como sus wawas, uno diferente al otro (en fecha de edición y sonido son únicos). ¿Cuál es su discografía a la fecha y qué años se editaron los discos? ¿Algunas anécdotas de estas producciones? ¿Algún material marcó época en especial para Surfin Wagner?

DT: Los primeros discos, por la actividad que teníamos, reflejaron gran aceptación, y son los temas de esos discos a los que la gente les tiene más cariño.

La discografía de Surfin Wagner es Surfers del Choquellapu (EP 2006), Qué Horror! (EP 2008), Todos Queremos Tocar el Cielo (Tributo a Los Fabulosos Cadillacs editado por Arde Rock n’ Roll, Argentina), La Nueva Ola (EP 2009), Peace (Producido por Buffet Libre y Amnistía Internacional Catalunya) (Compilado digital 2010).

Los Misterios de América del Surf (Varias bandas de Surf Latinoamericano, México) (Compilado 2015),Bienvenidos a Playa Infierno (LP 2017), Kafadan Kontak Records Compilation (con varios temas nuestros para Kafadan Kontak Records, Turquía) (Compilado digital – 2021).

Anécdotas de Surfin Wagner tengo unas varias. En Surfers del Choquellapu no formaba parte de Surfin Wagner, pero participé en los coros mediante otro alter ego que se apoderaba de mí, generalmente, en época de carnaval. Grabamos La Nueva Ola en el Home Estudio de nuestro amigo El Ruso (Entropía Récords), y cuando tocaba la sesión de bajo, le metí tan mal que me enviaron a casa (con un CD con las pistas) para que practique, y vuelva con los temas estudiaditos como en desquite de colegio.

Luego de Bienvenidos a Playa Infierno, mejor conocido como “El K’encha” (que, aun así, lo amo) nos dejó el violero terminando la grabación. Tardamos años en la mezcla por descuidados, y algo similar pasó con un proyecto un poco ambicioso que teníamos para el Arte, tanto así, que lo presentamos 5 años después.

DW: Es muy cierto, los discos son como nuestras wawas. Creo que muchos recuerdan más los primeros hits de Surfin Wagner. Surfers del Choquellapu entró con patada voladora a la escena musical. Sus temas son muy recordados y nos dieron nuestro sitio en el Under local. Los siguientes discos los pudimos trabajar más, con la cabeza más fría, por lo que cada uno tiene su gustito particular.

R: No pienso que sean como wawas. De ser así, creo que las hemos descuidado mucho. Para llegar a ese punto, creo que tendríamos que haber alunizado en un voraz y explosivo nirvana creativo, pero apenas despegamos. Aún hay camino por recorrer. Surfin Wagner tiene mucho que dar y no planeamos dormir hasta lograrlo.

La obra de Surfin Wagner es fantástica y llena de detalle gráfico, con dibujos -comics- de la banda y su imagen potencialmente adecuada para las caricaturas, o actuaciones en teleseries o programas. ¿Quién es el artista que maneja la imagen y el arte de la banda?

R: Surfin Wagner por sí misma atrajo una variedad personalidades con talentos curiosos. Desde “chamanes antiguos” y Techno-Hippies del futuro, hasta ermitaños vikingos y neandertales tecnócratas. Y, claro, no podían faltar historietistas. Hay un lindo romance entre ciertas artes y el ruido generoso que componemos.

La oportunidad de sacar provecho al máximo y explotar las habilidades de algunos talentos bolivianos llegó al punto de arriesgarnos a varias demandas por explotación, que fueron desestimadas tras descarados sobornos. El primero en subirse a esta ola fue el brillante Marco Tóxico, quien se lució extraordinariamente con la portada de Qué Horror!

Luego llegó el demente Andrés Montaño, quien usó su propia sangre para dibujar el arte de Bienvenidos a Playa Infierno. Ambas portadas fueron postuladas para exhibirse de manera permanente en el Louvre, pero las obras se perdieron en la agencia local de correos.

DT: Surfin Wagner tenemos el gusto de haber trabajado con dos grandes ilustradores nacionales. De la portada de Qué Horror! se encargó el gran Marco Toxico, allá por el 2008. La portada de Bienvenidos a Playa Infierno la realizó Andrés MontañoEl Macho” el 2017. Estamos totalmente agradecidos con ellos por el corazón y las ganas que le pusieron al trabajar con la banda.

DW: Desde un principio Surfin Wagner tuvimos la suerte de contar con el apoyo de muchos miembros de la comunidad comiquera a quienes les gustó la banda, y tuvimos el honor de contar con el Marco Toxico para el diseño de la tapa del Qué Horror! El artista que logró capturar nuestra idea para el Bienvenidos a Playa Infierno es El Macho, quien salvó al disco de estar guardado otros 4 años más.

surfin wagner

Surfin Wagner son cultores y pioneros en un género musical (como el Surf) que es “digno” de lugares de playita, y mareas para el deporte y su práctica. Ha debido ser cargosas las preguntas, hasta irresponsables, del discurso marítimo – político para ustedes como cultores de un estilo en un país mediterráneo. ¿Qué anécdotas conlleva romper esquemas sociales, culturales y demás, con el género musical de Garaje, Punk, Surf, Underground, y la estética artística que presenta la banda?

R: Es brutalmente lógico que se unan ambos conceptos. Por un lado, el Surf como estilo musical, y, por otro lado, el Surf como deporte. El estilo musical proviene de un ambiente donde se practicaba esta actividad mortal, probablemente creada por masones nudistas. Nosotros surfeamos en el escenario. El público es el que trae las olas.

El tema de la reivindicación marítima es un asunto tan politizado que no sumamos ningún discurso ahí, preferimos centrarnos en la ¡OH! (ironía de ser mediterráneos). La gente lo toma como broma, nosotros tomamos “Fernet Branca”, el de los champions.

DW: La presentación de Surfin Wagner en la primera canción del primer disco lo dice todo: “No tenemos maaar… pero sí tenemos Suuuurf”. Desde un principio nos auto nombramos como “Surf Mediterráneo Sucio y Desgarrador”, y esa etiqueta llegó a ser hasta atractiva para bastante gente, incluso del exterior.

DT: Éste nunca llegó a ser un tema grande de discusión. Siempre que nos preguntaban les decíamos: “Si existe Beach Volley, ¿por qué no Surf Rock?”. De todas formas, tratamos de darle un contexto propio con Surfin Wagner. Somos “Surfers del Choquellapu”, 100% altiplánico y mediterráneo.

Lo que Surfin Wagner hacemos es traer las olas a nuestro entorno, el boliviano surfea todos los días al ir al trabajo, al recoger a las wawas, en el mercado, nuestras olas no son de agua salada, tienen diferentes formas y texturas, y cada una de ellas hacen que tomemos las riendas de nuestras Tablas de Totora de maneras diferentes.

Durante las cuarentenas y la pandemia, la vida del planeta ha cambiado de manera plena y completa, y desde la trinchera del arte uno tiene que adaptarse. ¿Cómo se han sentido en estos nuevos tiempos de transformación? ¿Cómo ven/viven la Escena y Movida actualmente?

DT: La escena artística, en general, está en una larga espera para explotar. Luego de la pandemia, el mundo se llenará de todos los proyectos que fueron trabajados en silencio, pero lastimosamente puede que muchos no lleguen a ver la luz.

DW: De hecho, el mundo entró a un ritmo de vida del cual yo era ya cultor hace unos 20 años, más o menos. Desde mi trinchera, atrás de una computadora, estuve trabajando, componiendo, grabando y generando todo lo que la tecnología permite, así que no hubo mucho cambio. Aunque esta situación sí afecta a las tocadas en vivo, los músicos del mundo que amamos esta carrera volveremos con más fuerza a los escenarios.

R: Considero que la escena llevaba muerta ya un buen tiempo. En parte, quizá, porque la “cultura del reciclaje artístico” que existe se ha apoderado de quienes quieren todo procesado, instantáneo, prefabricado. Todo empezó cuando dejamos de salir a cazar, recolectar trufas y bellotas.

Desde antes que cierren los boliches, Surfin Wagner ya considerábamos trasladar nuestro show y ruido a las calles, a los recovecos donde están los verdaderos perros sedientos de Rock y un trago. Eso es algo que no ha dejado de estar en nuestros planes.

Muchos se distraen con la forma, en lugar del fondo y contenido, se dejan llevar por la apariencia o estética, relegando el mensaje y el ritmo porque ya no se tiene la capacidad de discernir, tal vez, propuestas musicales únicas y vanguardistas. ¿Anécdotas de sus producciones? ¿Qué nos pueden rememorar del material? ¿Dónde lo produjeron? ¿Cómo y quién lo editó? ¿Qué experiencia han recabado luego de sus lanzamientos y difusión?

DW: Para empezar con una anécdota, nuestro primer disco EP, Surfers del Choquellapu, se produjo completamente desde su composición, grabación, mezcla, diseño, fotos y lanzamiento directo al mercado virtual en una semana, en un diciembre del 2006.

Nuestro más reciente material, Bienvenidos a Playa Infierno, se retrasó como cuatro años, sólo porque nos fallutearon los que debían encargarse del concepto artístico planeado. En medio de esos extremos están el disco Qué horror! y La Nueva Ola, cuyos temas surgieron de las innumerables tocadas que tuvimos tras la salida del primer EP.

Los dos primeros discos de Surfin Wagner fueron completamente producidos, grabados, mezclados y masterizados por nosotros mismos. Soy cultor del hazlo tú mismo, y cuando iba a grabar el Surfers del Choquellapu, y había reunido un pequeño presupuesto, dije “si alguien va a grabar este disco, y lo más probable es que la cague y no me guste, prefiero cagarlo yo”, así que, en lugar de pagar un Estudio, compré una pequeña consola, algunos micrófonos, y a grabar se dijo.

Se usó un software que ya para la época era antiguo, Cakewalk Pro Audio 7.00. El mismo sistema se usó para el disco Qué Horror! En los dos siguientes discos decidimos confiar en amigos de la banda para que se encarguen de la grabación y mezcla con el fin de mejorar el sonido. En ese sentido grabamos con El Ruso (Sergey Kolesov) y el Sapo Ustarez, quienes son hasta el momento los únicos que le metieron mano a nuestra música aparte de nosotros.

Los vi en Viajandona – Programa de Turismo, y en el Episodio 19 (La Noche Loca) de la Miniserie Zeta. ¿Qué anécdotas guardan de las filmaciones?

DW: Surfin Wagner nos sentimos como las viejas estrellas de la época del cine de oro mexicano que aparecían un ratito tocando en alguna película (jaja).

DT: Viajandona fue un programa del Canal brasilero Multishow. El formato era muy bueno, consistía en un viaje turístico poco convencional que utilizaba un hilo conductor, en este caso, fuimos nosotros. Fue una experiencia muy divertida.

Empezamos mostrando algo de nuestras vidas personales, un viaje a El Alto a visitar a un Club de Lucha Libre amigo, pasando por enseñar a mezclar trago en bolsa en la gloriosa Plaza Abaroa, seguida de una interminable noche de boliche/karaoke, hasta terminar al día siguiente es una tocada en el Etno Cultural, al calor de unos ajenjos.

Con el Zeta fue interesante estar dentro de una larga mañana de filmación tocando el mismo tema infinitas veces.

R: Siempre aprecié el hecho de que hayan tomado en cuenta una banda como Surfin Wagner para la miniserie de Zeta. Esto porque tener una banda musical tan poco convencional en un espacio televisivo es un riesgo tremendo. No puedo imaginar la cantidad de despidos luego de esta decisión.

Dios los ampare. Es sabido que la TV no busca ser una vitrina cultural ni dar espacio a la variedad artística de su propio medio, siempre va a preferir imitar y repetir el mismo formato de maniquís con pilcha y minifalda de ayer. ¡Ah!, pero ahora en HD. Agradecemos y esperamos que haya más propuestas originales.

Uno de mis temas preferidos de Surfin Wagner es “Me Convierto en Zombwrrrggghghgargh” y “Apocalypso” entre otros muchos de la banda, como “Fiebre”. ¿Qué canciones se han convertido en referentes para su gente que los sigue en toda Bolivia y el planeta entero? ¿Qué temas los identifican con su público según ustedes?

R: Algunos favoritos del público son La Tabla y Las Mujeres Vampiro. Sin embargo, los tiempos han cambiado, y uno de esos temas ha empezado a generar polémica por su contenido lírico al punto de tildarnos de desubicados.

Hablo de La Tabla, ya que desde el momento de su lanzamiento, la tala indiscriminada de Totora en los alrededores del ancestral Lago Titikaka, para la fabricación de tablas de Surf, ha incrementado de manera preocupante. Es preciso aclarar que estamos en contra de todo tipo de deforestación abusiva que se aprovecha de la Tierra y no devuelve lo que toma.

DW: Hay temas infaltables en nuestras tocadas. A nosotros nos gusta tocar todas nuestras canciones (excepto una, ja ja ja), pero es una pregunta más para el público. En los conciertos nos suelen pedir bastante Las Mujeres Vampiro, La Tabla, Pirañas, RockabillyZombieFiesta, No hagan olas y otras.

Una que nos piden, pero no tocamos hace tiempo es Tengo Sola Mente Dos Maneras de Estar Cerca del Cielo, que salió en un disco tributo a Los Fabulosos Cadillacs, disco producido en Argentina con bandas de toda Latinoamérica, y con la participación en la producción de Spider-Man y el Sr. Flavio de Los Fabulosos Cádillacs.

DT: El tema que noto que tiene mayor aceptación entre la gente es La Tabla. Me encanta escucharlos corear esos cortos y pegajosos versos: “Con mi tabla de Totora surfeando en el Titicaca… y mi tabla ya no flota me ahogo en el Titikaka, ¡aaaaaaaaaaaah!”

Surfin Wagner - QNMP - La tabla

¿Con qué bandas han tenido el gusto de compartir escenarios y trabajar codo a codo? ¿Qué conciertos o eventos han marcado la carrera de Surfin Wagner?

DW: Tuvimos la suerte de tocar con grandes bandas de amigos y hacernos amigos de grandes bandas.

R: Siempre es un deleite compartir escenario con las bandas locales. Conoces gente muy buena onda, que realmente lleva la consigna de crear y mantener “la tea encendida”.

DT: Surfin Wagner tenemos el gusto de haber compartido escenario con la mayoría de las bandas de la escena local paceña. Visitamos Cochabamba, Chuquisaca, Santa Cruz, y siempre es un gusto tocar con viejos y nuevos amigos, ya sea en boliches o en festivales.

En cuanto tocadas que marcaron nuestra presencia en la escena, una de las que más rescato fue cuando organizamos la llegada de Didi Wray, guitarrista argentina de Tango Surf, donde fuimos su banda soporte y luego tocamos juntos nuestros temas, demostrándonos que podemos realizar eventos buenos sin dejar de lado ningún aspecto.

Sin duda también es muy grato cuando nos toman en cuenta para abrir a bandas con las que creciste o que admiras, como 2 Minutos en Cochabamba y Boom Boom Kid en Santa Cruz.

Desde el disco Bienvenidos a Playa Infierno, pasando por La Nueva Ola y llegando al Qué Horror!, ¿cómo ven la evolución musical de Surfin Wagner?

R: Inconcebible. Atroz. Vendimos nuestras almas al diablo y éste cumplió. Creo que con el último disco llegamos a un buen punto de equilibrio donde encontramos un sonido capaz de abrirnos las puertas tanto del cielo, como del infierno. Espero Surfin Wagner podamos seguir equilibrando ese sonido agresivo con la esencia surfera que marca ya nuestra identidad musical.

DT: Yo la llamaría involución (ja ja ja). En los primeros discos manteníamos un norte más surfero, pero en el Bienvenidos a Playa Infierno fue una práctica de autosabotaje donde le metimos mucho más de otros géneros que teníamos ganas de incorporar. Para el siguiente disco creo que mantendremos la misma fórmula donde ni Dios sabe qué diablos saldrá.

DW: Las composiciones sufrieron un proceso de ser más pensadas, Surfin Wagner tomamos más cuidado al componer, pero la esencia es la misma.

El videoclip Las Mujeres Vampiro es fantástico. ¿Qué nos pueden comentar de su realización y producción?

DW: Offy, un “cuate” de la banda, lo hizo muy inspirado en la onda de Del Crepúsculo al Amanecer, y con la idea de parodiar algunos personajes de videos animados nacionales. Una Animación Flash hecha con la ideología Hazlo Tú Mismo.

Uno pasa de ser joven a papá metalero, si vale el término. En Bolivia, ¿qué es ser Metalero por convicción y como estilo de vida? ¿Cómo puedes sobrellevar esta pasión? Si es que existe, ¿cuál es su actividad paralela a la música?

DW: Yo soy papá y esposo surfero, pero tengo la suerte de recibir apoyo total de la familia en este duro camino de la música no comercial.

R: Creo que ésa es una categoría que aún no nos corresponda abordar a Delirium ni a mi persona. Al menos, no legalmente. No más preguntas.

Un mensaje para los nuevos y viejos miembros de la Cultura alrededor del planeta entero, ¿cuáles son sus palabras de experiencia a la gente, luego de los años recorridos? Unos mensajes de ánimo para las generaciones venideras. ¿Qué les dirían a las personas que quieren incursionar en el Movimiento?

DW: Hay que lanzarse al agua, a veces, sin saber nadar, pero ése es el único camino para producir. Dejar de lado los peros, los miedos, las dudas, y simplemente hacerlo. Sacar desde el fondo del corazón esa pasión por el Arte.

DT: Métele corazón. Júntate con tus camaradas, crea tus propios espacios, tus propias redes y crea Escena. Organiza eventos donde no primen expectativas de concurrencia o ganancias, eventos donde al día siguiente te despiertes y digas: qué cosa más buena la de anoche.

R: Solo hazlo. Hoy por hoy, no hay excusas. Las herramientas están al alcance de todos. Hazlo sin ego y sin afanes. Recuerda que el Rock es otro Universo, y tú sólo eres el instrumento, le abres la puerta para que llegue hasta este mundo.

El mundo y su matrix de un modelo “capitalista y consumista” -en el que hemos vivido- ha cambiado para siempre desde la llegada de las cuarentenas. Muchas personas mantienen sus sueños pese a todo. Hemos pasado del Myspace.com a Bandcamp, o /y Spotify, y nuevas plataformas que nos sirven de herramientas de promoción y difusión musical, ¿cuál es la postura y actitud de Surfin Wagner desde la música y el arte, de ahora en adelante?

DW: Nuestro modo de producción y difusión no ha cambiado, pese a la pandemia. Como primer punto, nosotros, desde un principio, estuvimos y estamos conscientes que ninguna banda en nuestro país vive de la venta de discos, por lo que todos nuestros discos, si bien vienen en un tiraje físico, están disponibles para descarga total y gratuita a través de distintas plataformas en la Red.

DT: Todavía no dimos el salto al Spotify, pero pronto lo haremos. Nos manejamos con Bandcamp y YouTube. Son herramientas muy útiles debido a la comodidad de adquirir en tiempo real nuestra música. Personalmente, me gusta el formato físico. Es diferente tener el disco en tus manos, leer las letras y los agradecimientos, apreciar el arte mientras escuchas la música. Es todo un ritual.

R: Creo que es innumerable la cantidad de gente que demanda que Surfin Wagner finalmente dé ese chapuzón hacia la modernidad digital. Comparto el gusto por el uso de formatos clásicos, pero es importante reconocer el valor de mantener presencia en plataformas actuales como Spotify e incluso TikTok. Ya quiero ver a Delirium dando un taller de 30 segundos para soldar un cable en pleno escenario, a Donn Wagner enseñando cómo abrir una chela en medio de un solo.

Cosas así. Incluso abrir nuestras cuentas de Tinder, para que la gente tenga una cita con el Surf cuando haya un glorioso toquín, para poguear al calor de una pasta y un vino, en la compañía de otros 80 truhanes surferos.

surfin wagner

¿Cuál es su frase, lema, verso o dicho? Ése que les anima, alienta, levanta, enfoca, etc. para seguir en la batalla musical y en el juego de la vida.

DT: “¡De pie, hijo de perra. Porque Micky te ama!” (ja ja ja). Creo que no tenemos una frase de combate. Quizá: “Deja que fluya y que sea lo que tenga que ser”. Me gusta pensar de esa manera.

DW: Si quieres las cosas bien hechas, hazlas tú mismo”.

R: Sin ánimo alguno de vanagloriar, lo que más me pone pilas cuando se acerca una fecha para subir al ring de los escenarios (no es una frase) es escuchar los temas de la banda. Pronunciar los riffs y sentir ese orgullo de escuchar nuestras compos, es un rito de recarga de maná casi psicodélico.

Los acabo de ver en vivo ROCKABILLY ZOMBIE FIESTA (en vivo en el Achocalla N’ Roll el 5 de diciembre del 2020) disfrutando de su poder en directo a través de la magia de las telecomunicaciones. ¿Cómo se han sentido en escenario luego de estos nuevos tiempos de transformación y contingencia sanitaria? ¿Ya vivieron la experiencia del Streaming?

DW: Subirse a un escenario y convocar gente cobra una nueva responsabilidad en este nuevo mundo postapocalíptico de virus, pero cuando las condiciones se dieron, fue una verdadera válvula de escape para todos, tanto arriba, como abajo del escenario. El Streaming… todavía no se nos antoja mucho, pero puede surgir algo siempre, y cuando le demos un giro a lo común.

DT: Fue increíble sentir nuevamente la conexión con la gente, tanto ellos, como nosotros. Necesitábamos algo así, un lugar para reencontrarnos después de una temporada tan fuerte. Sólo estábamos ahí haciendo lo que nos gusta, y veíamos a la gente que disfrutaba de la misma manera.

R: Aún me siento reacio al Streaming de conciertos. Creo que la magia está en la combustión que se produce con el público el momento de rockear en un mismo ambiente. La gente siempre será el “quinto elemento” de esta banda. Quizá, si se nos ocurre algo verdaderamente creativo, tomemos en cuenta mandarnos algo así.

Por lo pronto, no quiero pensar que ese llokalla greñudo buena onda o esa cuata que se llevó su máscara de fan, que se suben al escenario a corear y bailar con nosotros, tengan que ver sentados un show de Surfin Wagner, con sus sillas en un cuarto con una pésima señal de internet, como la que tenemos en Bolivia. Pienso en ellos y digo: ¡no!

Pude observar en sus redes sociales que han sido incluidos en un compilatorio mundial hecho en Turquía, ¿qué nos pueden comentar de Kafadan Kontak Records? ¿Con qué canciones podremos disfrutar su presencia en el catálogo digital?

DT: Una de las cosas positivas que tuvo la pandemia para las artes fue que la gente estaba conectada 24/7 a las redes, ya sea consumiendo Streamings o descubriendo cosas.

Kafadan Kontak Records (Turquía) nos contactó para invitarnos a formar parte de su catálogo digital. Gustosos, aceptamos la oportunidad de utilizar su canal para poder expandir un poco de nuestra música con su gente -que para variar- nos caía como dedo al anillo, ya que se trata de un Sello que trabaja con bandas de Punk, Surf, Garage, etc.

Fue así que armamos un compilado con 10 temas de nuestras producciones, como El Karnicero Asesino, Las Mujeres Vampiro, La Tabla, El Momia, No Hagan Olas, Piranhas, Bienvenidos A Playa Infierno, Rockabilly Zombie Fiesta, Apocalypso y El Baile Del Muerto. Si quieren escucharlo o descubrir un montón de increíbles bandas, pueden pasar por la cuenta de Bandcamp de Kafadan Kontak Records.

Adecuándonos a los nuevos tiempos y sus medidas de seguridad, durante la Nueva Era dentro la Tierra, ¿qué proyectos se vienen para el 2021 para Surfin Wagner?

R: Más aislamiento, pero aislamiento creativo.

DW: De vuelta a la composición y producción musical. Nuevo material a futuro de Surfin Wagner, ¡yeah!

DT: Tenemos algunos proyectos en mente, como la reedición y recopilación de materiales. Esperemos que se puedan concretar. Igualmente, buscamos trabajar algunas Maquetas de nuevos temas, algo que nos debemos y le debemos a la gente.

Un mensaje de despedida para la gente que disfruta de su música y la sigue en las Redes Sociales, se compra el material y cuando puede, se va a los conciertos, también para los nuevos admiradores y seguidores de Surfin Wagner.

DT: Gracias de corazón a toda la gente que nos apoya.

DW: Por ese apoyo incondicional: ¡Gracias… totales!

R: Hay un mensaje que no se suele tomar en cuenta, y nos incumbe a todos, algo que no deja de ser importante de decir: si estás lleno de bronca, sin poder descargar lo que llevas, si la vida te tiene jodido, arruinado, o sientes la necesidad de liberar esa frustración violenta, jamás lo hagas en tu hogar y jamás contra tu pareja.

Rockear no es un delito, la violencia y el maltrato sí. No destruyas una vida. Busca apoyo. Muchas gracias por la tremenda nota. ¡Nos vemos en el pogo!

Más información sobre Surfin Wagner en los siguientes enlaces:
Facebook
YouTube
Bandcamp

Deja tu opinión!

diez − 6 =