Traveler, la carta fuerte del Heavy canadiense

En 2019 Traveler sorprendió por el gran disco debut homónimo que lanzó. Sin la más mínima pretensión de terminar haciendo una banda, el demo que Matt Ries armó en 2018 terminó significando el nacimiento de la gran promesa del Heavy Metal canadiense de esta nueva década.

Si en 2010 fuimos maravillados por la majestuosidad de Heavier than Metal de Skull Fist, en 2020 nuestros oídos son igual de bendecidos por Termination Shock, el segundo álbum de Traveler.

En Traveler (el disco debut de 2019) la banda había hecho una gran declaración de intenciones (musicalmente hablando), pero con esta nueva entrega la banda ha dado un enorme paso hacia adelante.

No sólo mantuvieron la esencia que hizo de su debut uno de los mejores discos de Heavy Metal en 2019, sino que le añadieron nuevos elementos que vinieron a enriquecer sus composiciones.

Quizás también te interese leer:
Jet Jaguar y su magnífico debut Endless Nights
Midnight Dice hipnotiza con su EP debut
Blackslash presenta su nuevo doble sencillo

Traveler y sunievo álbum Termination Shock

traveler

El añadido más notorio es el bajo. Bien habíamos dicho en aquella reseña de julio de 2019 que la inclusión de Dave Arnold (bajista original de Striker, por mucho la mejor banda de toda la NWOTHM) debía significar un paso importante y así fue.

Desde la primera pieza, el bajo de Dave dibuja líneas que remiten a la época dorada del género. Incluso se nota a un músico más suelto de lo que se le pudo escuchar en Striker.

La retroalimentación entre banda e intérprete ha caído de perlas. Esto lo podemos escuchar perfectamente en esos arpegios de Diary of a Maiden y After the Future, mismos que no habrían conseguido el mismo brillo sin las líneas de Arnold.

Por otro lado, este nuevo disco pone a Matt Ries como uno de los compositores más destacados de esta generación. Sus riffs poseen esa magia capaz de sembrar nuevos escuchas, y al mismo tiempo mantener contenta a la vieja escuela.

Es muy curioso cómo en dos años Ries ha conseguido lo que no pudo en una década con su otra banda, Gatekrashör.

Sin embargo, todavía se nota que le falta cuajar una dupla con Toryin Schadlich. Aunque ya es el segundo álbum en el que tocan juntos, el techo que ambos pueden alcanzar se percibe todavía muy lejano. Es como si la figura de Matt Ries se comiera todavía a la de Toryin Schadlich.

Más allá de la música (que ya de por sí brilla con luz propia), lo más interesante de subrayar es que, desde la concepción de aquel demo, Matt Ries siempre ha manifestado componer por el simple gusto de hacerlo. Lo que vino después es mera circunstancia que ha sabido aprovechar con creces.

traveler

La manera en la que este disco fue tan largamente anticipado, y la forma en la que ha superado las expectativas nos pone en evidencia que el Heavy Metal sí tiene una base sólida de fanáticos, o, para ponerlo en términos obscenamente llanos, un mercado perfectamente definido.

El recibimiento de Termination Shock sugiere que estamos en vísperas de dejar atrás esos años donde las bandas componían música para sí mismas, sin la esperanza de encontrar resonancia en una escena atestada de géneros más contemporáneos.

El álbum confirma a Traveler como la carta más importante del Heavy Metal canadiense hoy en día. Falta ver que este gran momento musical sea cristalizado con una gira que los pueda consagrar en los grandes escenarios del mundo. Los momios están a su favor.

Más información sobre Traveler en los siguientes enlaces:
Facebook
Bandcamp
YouTube

Deja tu opinión!

cinco − 3 =