Calvaria, auténtico Heavy Power Metal

Ya son veinte años los de la banda mexicana Calvaria, dos décadas de trayectoria en la escena. La agrupación ha pasado por muchas dificultades y obstáculos que han sabido sobrepasar.

Aquí está el gran amigo Mario Montaño, vocalista de la banda, quien nos brindará en sus respuestas toda una amplia información de la banda y de otros temas.

calvaria

Calvaria, auténtico Heavy Power Metal

Saludos, y felicitarlos por estos 20 años que recientemente cumplió la banda. ¿Qué frase te viene a la mente en este momento para definir estos 20 años de continua lucha?
Primero que nada, quiero agradecer a LaCarne Magazine y Omar Vega de Subtle Death por la oportunidad que nos brindan con esta entrevista.

La frase que me viene a la mente es un fragmento de una de las nuevas letras de Calvaria, que habla justamente de lo determinado que debes de estar al escoger este camino: Forjando la voluntad en acero, implacable el fuego arderá.

Estos veinte años de carrera en el metal han sido en verdad increíbles, es un cúmulo de experiencias y momentos que nos han marcado como músicos, y que, sin duda, nos han servido para madurar, no solo nuestra propuesta musical, también madurar nosotros mismos.

Además, nos ha ayudado a ver el metal desde otra perspectiva muy distinta a la que teníamos hace veinte años cuando comenzamos el grupo.

En lo personal, he visto de todo durante estos años de carrera, desde bandas que comenzaron junto con nosotros y ya no siguen más, hasta cambios de integrantes dentro de Calvaria. Ahora puedo constatar que ser músico no es para todo el mundo, y más cuando eliges tocar metal.

Hay que ser de convicciones fuertes y dispuesto a sacrificar el todo por el todo.

Para continuar, ¿cuéntame cómo comenzó Calvaria? ¿Cómo fueron esos inicios?
Pues bien, Calvaria lo iniciamos Miguel Ángel Cañizo (tecladista) y yo, cuando tuvimos la fortuna de conocernos en la Escuela Superior de Música, en una clase de solfeo en la que coincidimos.

Miguel era, además de mí, el único chico extraño que vestía de negro y que tenía el cabello largo, así que fue fácil hacer amistad y comenzar a tocar.

Intentamos muchas veces integrarnos juntos a otras bandas antes de comenzar con Calvaria, pero esto sin buenos resultados. Fue hasta que llamamos a Jaime Mouriño, un bajista amigo mío con el que anteriormente toqué en otros proyectos, que comenzamos a madurar el concepto de Calvaria, el cual en ese momento definimos como “High Speed Metal” jajajaja.

La verdad era un nombre algo rebuscado para tratar de encontrarle una identidad propia a lo que intentábamos lograr expresar con nuestra música.

Poco después apareció Pixie Wolf en la guitarra, y pudimos entonces aterrizar más esas ideas que nos venían a la cabeza, y eran el resultado de nuestras vivencias y de las influencias musicales que teníamos y en las que coincidimos para darle vida a la banda.

Fue muy obvio darnos cuenta que, para ese “High Speed Metal” que pretendíamos lograr, necesitaríamos una buena base rítmica, y es cuando Arturo Robles entra a la batería, y así fue que dimos rienda suelta a la creatividad de cada uno de nosotros y al desarrollo de Calvaria.

La banda hace su primera presentación el 22 de agosto de 1998, en un pequeño concierto con grupos locales, y de ahí en adelante tuvimos varias presentaciones que nos sirvieron para dar a conocer a la banda en un momento en donde en nuestro país predominaban muchos estilos de música tales como el ska, el rock alternativo y distintos géneros, que de algún modo habían logrado eclipsar la escena del metal en México.

En el año 1999, y después de que nuestra música ya había captado la atención de algunos seguidores, Calvaria tiene su primera ruptura a dos semanas de abrirle un show a la banda brasileña Angra en la Ciudad de México.

Mis amigos Miguel Ángel Cañizo, Jaime Mouriño, Pixie Wolf y Arturo Robles dejan la banda por distintas situaciones personales, y se busca en ese momento músicos emergentes que puedan lograr sacar adelante aquel compromiso tan importante junto a Angra en el escenario de Rockotitlán.

A partir de ese momento, Calvaria hizo algunos conciertos, participaciones importantes, y graba su primer disco homónimo, hasta que en el 2001 entran los guitarristas Juan Pablo Agudelo y Oswaldo Blanco.

Junto con ellos, Laszlo Kalloi en el bajo y Juan Pablo Ramírez en la batería, logrando con esta alineación superar lo que ya se había logrado anteriormente, además de grabar para algunos compilados de metal nacional y hacer conciertos como banda telonera de grupos internacionales que constantemente visitaban Ciudad de México.

Después de algún tiempo, Juan Pablo Agudelo deja la banda para irse vivir a España. Con la salida de Juan Pablo Agudelo, la banda comienza a colapsar, y luego de algunos años se decide tomarnos un tiempo para replantear el futuro del grupo.

calvariaEn el año 2006, contando ya con Edgar Piedras en la batería y con Oswaldo Blanco aún en la guitarra, se consiguen músicos para hacer algunas presentaciones y planificar un disco que lamentablemente no pudo concretarse por falta de recursos, y de esa manera se considera una vez más darnos una pausa indefinida.

A principios del 2010, el guitarrista Alejandro Navarro ingresa a Calvaria junto con Andremar Malet, ex bajista de Argus, y se comienza a trabajar en el disco “Hijos del Sol”, que sacamos con el sello Madame Records en 2011.

Del 2011 al 2013 se trabajó muy duro en la promoción de este nuevo material, ya que la disquera no apoyó mucho y todo el trabajo dependía al 100% de nosotros. En el 2015, Alejandro Navarro entra como guitarrista a Makina, y yo me dedico completamente a trabajar en el nuevo material de Calvaria.

Durante ese tiempo entra Rodrigo Díaz a la batería y Fernando Ruvalcaba en el bajo para poner el material del anterior disco “Hijos del Sol” en lo que se continuaba trabajando en el nuevo material de Calvaria.

En el 2016, Alan Basher ingresa a Calvaria, y es con esta mancuerna con la que nos abocamos a trabajar aún más en el concepto del nuevo disco, mientras tanto comenzamos a hacer varios conciertos en distintas partes de la República Mexicana y Ciudad de México.

En ese inter, Fernando es invitado a Makina para dejar en su lugar a Aquiles Rodríguez, y entra Noro Arroyo en la guitarra. Ahora con la alineación más estable y muy motivados con la salida del nuevo disco, le damos buena cara al futuro de la banda y listos para presentar este nuevo material.

El género del power metal es lo que escuchamos más predominante dentro de la música de Calvaria, pero para despejar dudas quisiera nos explicaras la autodefinición del estilo musical y de dónde toma sus principales influencias e inspiración para las composiciones.
Como comenté anteriormente, en Calvaria quisimos definir en un inicio nuestro estilo como “High Speed Metal”, aunque en realidad, como bien lo mencionas, es totalmente Heavy/Power Metal. Eso sí, con influencias de muchos estilos.

Alan es un guitarrista que viene de un grupo en donde tocaba Death Metal, y una de sus bandas favoritas es Kreator, y aunque estamos un poco alejados de este estilo, tampoco nos encontramos tan ajenos, ya que han sido muchas de estas bandas parte de lo que nos ha nutrido a lo largo de nuestras vidas como músicos y metaleros.

También nos vinculamos a bandas de rock progresivo, e incluso grupos de thrash metal que también disfrutamos escuchar desde hace tiempo.

No puedo negar que para lograr la música de Calvaria me he inspirado mucho en bandas como Iron Maiden, Judas Priest, Accept, Dio, Helloween, Blind Guardian, Warlord, Chastain, HammerFall, Gamma Ray etc., pero no dejo de valorar y admirar a grupos como Queen, Rush, Marillion, Kansas, Journey, que desde hace muchos años han formado parte de mi vida.

Otra cosa que no puedo negar, y de la que me siento muy orgulloso, es que también me han inspirado bandas de mi país como Luzbel, Ramses, Gehenna, Cuero y Metal, Raxas, Makina, etc.

Y bueno, para concluir esta pregunta digamos que la fórmula de Calvaria se logra de mezclar el metal clásico, con speed y power metal, con una pizca de progresivo y un montón de nuestro propio estilo.

calvaria¿Qué tópicos abordan en las líricas de sus temas? ¿Quién o quienes se encargan de la composición?
Comenzaré primero respondiendo la segunda pregunta. Yo me he encargado desde un inicio de componer las letras y la mayoría de la música en Calvaria.

Con respeto a la constante en las letras, me parece que todo lo referente al “tiempo” es uno de los tópicos que adoro abordar.

Desde niño imaginaba cómo había sido todo desde antes que naciera, y me imaginaba en una máquina del tiempo para poder verlo por mí mismo.

Así que cuando tuve la oportunidad de componer por primera vez, todo este tema del tiempo se me hizo algo increíble para las letras de la banda. Una de las primeras composiciones en Calvaria se llama “Náufrago de Tiempo”, que habla de una especie de ser inmortal que agoniza en vida, viendo cómo todo a su alrededor es arrebatado por la muerte.

La ciencia ficción es algo recurrente en las letras de la banda, así que “Metalia” es otra canción que habla de una raza guerreros conquistadores del espacio, que extraen metal de los planetas para seguir perpetuándose como amos absolutos del universo. La historia mundial es otra de mis fascinaciones, la que me ha atrapado es la historia de México.

Para el disco “Hijos del Sol” me inspiré en uno de los libros del escritor mexicano Miguel León Portilla, que lleva por título “La Visión de los Vencidos”, y que toca un aspecto fascinante sobre la conquista de México. La cultura Azteca es otro de mis temas favoritos.

Siempre han sido descritos como bravos guerreros, pero también como una civilización muy avanzada de ingenieros, astrónomos y gente que entendía perfectamente la naturaleza.

Así que imagino que el choque entre los conquistadores europeos y estos bravos guerreros aztecas debe haber sido algo impactante, y sin duda la batalla para lograr el dominio de Tenochtitlán no fue nada fácil para los españoles, razón por la cual tuvieron que aliarse con los Tlaxcaltecas y algunos otros pueblos que se sublevaron ante el dominio Azteca.

Ésa fue la única forma en que los españoles pudieron vencer a estos temibles guerreros. Pero las letras de Calvaria también tienen que ver con vivencias y de algún modo con el entorno social.

En lo personal, me considero un defensor de los derechos de los animales, así que detesto todo aquello que tenga que ver con la tortura, la cacería, la fiesta brava, peleas de gallos, perros, la explotación y todo lo referente al sufrimiento y maltrato animal.

Desde niño me dedicaba a llevar a casa perros y gatos de la calle. A mi madre en cierta manera la tenía un tanto harta de verme llegar siempre con un perro nuevo. Yo veo desde entonces en la mirada de estos animales, dejados en la calle por la mano del hombre, una tristeza tan profunda, que decidí hacer una canción que hablara del sentimiento de estas criaturas que te dicen todo tan solo con sus ojos.

La canción se llama “Soy Yo”, y sé que el tema es polémico porque mucha gente dirá que posiblemente para mí puede ser más importante un animal que un ser humano. Tomemos en cuenta que una persona puede hablar y decir si tiene frío o hambre, un animal, no.

Además, si tú enseñas a un niño a amar y respetar a un animal, estás haciendo mejores seres humanos, así que creo que, de algún modo, esta canción tiene esa repercusión y nos ha funcionado mucho con los niños que son el futuro de la humanidad y también de la música.

El nuevo disco llevará por nombre “La Leyenda del Jaguar”, y para esta letra me inspiré en el trabajo que hace mi esposa. Ella es bióloga y forma parte de La Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar. Por medio de la labor que hace, me he podido dar aún más cuenta del daño tan terrible que le estamos haciendo a nuestro planeta.

Muchas especies están desapareciendo de una manera jamás vista, y el jaguar no escapa a estas estadísticas. La letra que compuse pretende enaltecer a este bello animal, parte de nuestra cultura, orgullo no sólo de México, sino también de América, y, por medio de las leyendas en torno a su creación, hacer que logre ser respetado y admirado como un ser mágico y patrimonio vivo de la humanidad.

calvariaEn estas dos décadas que llevan de carrera han podido plasmar sus temas en varios discos compilatorios, así como en un álbum tributo a Luzbel. ¿Podrías darnos brevemente alguna información sobre estos trabajos?
El primero de ellos fue el tributo a la banda mexicana Luzbel con el tema “El Loco”. Después vendría nuestro primer disco homónimo, para más adelante participar en otro disco compilado que llevaba por título algo así como “Lo Mejor del Metal Mexicano”.

Participamos en ese disco con el tema “Travel in Time”, de Juan Pablo Agudelo. Por cierto, el único tema en inglés que ha tenido Calvaria.

Años más adelante sacamos el disco “Hijos del Sol”, y actualmente estamos preparando un álbum doble que lleva por título “La Leyenda del Jaguar”, y otro más que saldrá antes y que se llamará simplemente “Fénix”.

Hablemos acerca del álbum “Hijos del Solˮ. Me gustaría nos comentaras de este álbum lanzado en el 2011.
Este disco comprende los temas: Octavo Presagio, La Ciudad de los Dioses, Hijos del Sol, Alas, Ven por mí, Náufrago del Tiempo, El Canto del Viento, 2012, Viajeros del Tiempo y Náufrago del Tiempo (Acústica).

El disco sale con el sello Madame Records, y es grabado y producido por Sylvain Missemer, en colaboración conmigo.

Sin duda, el grabar este álbum fue una experiencia gratificante, ya que a diferencia del primer disco homónimo y de las grabaciones anteriores de los discos compilados, Sylvain Missemer se dio a la tarea de trabajar exhaustivamente cada detalle y entender perfectamente el concepto que buscaba.

Yo tuve la oportunidad de cuidar que todo lo relacionado con la composición encontrara en los temas su momento y su espacio. El arte del disco fue obra del diseñador Salvador Navarro, hermano de Alejandro Navarro, actual guitarrista de Makina, y con quien tuve la fortuna de grabar las guitarras de este disco.

¿Cómo fue el recibimiento y percepción de ese disco? ¿Es lo que esperaban? ¿Se sienten satisfechos?
La salida del álbum “Hijos del Sol” tuvo muy excelentes críticas por parte de los medios especializados, e incluso fue nominado en abril del 2011 por los premios IMAS (Indie Music Awards) por mejor disco del año y mejor arte.

El disco también fue bien recibido por el público, y actualmente ya no hay copias disponibles en el mercado. Sin duda, el resultado había sido satisfactorio y llenó nuestras expectativas.

Lo que nunca esperábamos fue que, durante este tiempo, tuviéramos un lío con la disquera, ya que, sin consultarnos, esta permitió que la gente que maquiló el disco subiera nuestra obra a las plataformas de descarga sin nuestro consentimiento, y absolutamente sin ningún beneficio para el autor.

Esto obviamente llegó a las instancias correspondientes y afortunadamente ganamos el caso. Esto último nos dejó un muy mal sabor de boca, y una experiencia que trataremos en lo subsecuente jamás repetir.

El pasado mes de septiembre realizaron un gran concierto por los 20 años de la banda. Hubo importantes bandas invitadas. Coméntame sobre ese evento.
Este evento se realizó el jueves 27 de septiembre en el Teatro Ignacio López Tarso, en la Ciudad de México, un recinto que se ocupa principalmente de presentar puestas en escena, recitales de ópera, música clásica y diversas manifestaciones artísticas, pero no para conciertos de metal, así que festejar nuestro XX Aniversario en este lugar fue un honor y un privilegio para nosotros.

Los grupos con los que compartimos escenario en esa ocasión fueron: Sirenis (una banda de metal sinfónico con voz femenina), Infinite (un novel grupo de power metal), Sanguínea (un grupo de metal con mucho poder, quienes acaban de sacar nuevo disco), Arkham (un grupo veterano en la escena nacional) y dos invitados con gran historia en la escena del metal en México: Raxas y Makina.

El concierto transcurrió en perfecto orden, y al lugar se dio cita público y amigos que nos han brindado su apoyo en estos veinte años de Calvaria. Ellos son parte de esta historia que venimos escribiendo desde hace tanto tiempo.

Al lugar también acudieron medios de comunicación, así que el concierto fue reseñado en distintos sitios de rock y de metal, así como también en la sección de espectáculos de algunos periódicos de la Ciudad de México.

En este concierto estuvimos para nuestro público durante dos horas, durante las cuales tocamos canciones del primer disco, del álbum “Hijos del Sol”, y, para deleite de nuestros invitados, tocamos además canciones que aparecerán en este nuevo álbum de Calvaria.

La parte emotiva de este concierto fue un pastel de aniversario que me obsequiaron mis colegas músicos en medio concierto, y un reconocimiento por parte de JSC Producciones y el Sr. Juan Santos, ex manager de la banda Transmetal por veinte años de metal.

calvariaMantener una banda por 20 años en la escena no es una tarea sencilla. ¿Para lograr todo este reconocimiento qué han conseguido? ¿Qué dificultades han tenido que atravesar?
Sin duda han sido muchas, desde el nulo apoyo dentro del núcleo familiar, enfrentarnos en un inicio con nuestra falta de experiencia para lograr las cosas, la salida de algunos miembros importantes de la banda, tirar en ocasiones uno mismo de la carreta, el no contar con recursos suficientes para financiar este sueño, hasta enfrentar todo esto en un país donde no se apoya a la cultura, y lo peor de todo, encontrarnos con una escena mexicana totalmente dividida y con un público de una actitud negativa ante el metal nacional.

En este país también nos enfrentamos a un mal terrible, el cual ha eclipsado el trabajo que muchos grupos vienen haciendo hace años. Este mal del que hablo se llama nepotismo, y ahora es el cáncer del metal en México.

Así es, yo pensaba que eso se daba tan solo en la política, pero es que actualmente si tú no trabajas en las empresas que realizan los principales festivales en nuestro país, si tú no llevas una relación de amistad, los conoces o no tienes una actitud servil ante ellos, entonces no verás la menor oportunidad de aparecer en uno de estos carteles.

Este tipo de conciertos, como ya sabes, ahora son el foco de atención de mucha gente que gusta del metal, y obviamente es una excelente oportunidad para que el público pueda conocer tu trabajo, o por lo menos sepan que aún sigues vigente.

Lamentablemente estas oportunidades sólo vienen para unos cuantos que son amigos, novios, trabajadores, hijos de empresarios o gente con cierto status, que por medio de contactos logran aparecer en estos carteles.

Esto sin importar la preparación, trayectoria, años de trabajo, e incluso la calidad musical que tienen algunas de estas bandas. Pero bueno, no queda más que seguir remando contra corriente, porque al final el éxito que se logra con esfuerzo es el que sabe mucho mejor, y el tiempo siempre se encarga de poner las cosas en su lugar.

¿Cómo ves tu evolución personal desde que empezaste con CALVARIA? ¿Es esto lo que siempre quisiste hacer?
Para responder esta pregunta me tendría que ir algunos años atrás, y es que cuando eres niño siempre te cuestionan qué es lo que quieres ser cuando seas mayor, y uno responde un montón de cosas que sólo alguien a esa edad puede imaginar.

Esto sin saber siquiera qué tan arriesgado o difícil puede ser el camino para conseguirlo. Entrada la adolescencia, esta pregunta la haces, pero ahora a ti mismo, y curiosamente en ese momento es cuando yo sabía la respuesta.

La música era un camino inevitable en mi destino, y así lo decidí desde un principio y comencé a buscar quien me pudiera mostrar ese camino en la vida que me había trazado.

Fue entonces que comencé a los 14 años a tomar clases de guitarra, y a escuchar mucha música, desde la que me ponía mi abuelo, a quien le encantaba escuchar a Glenn Miller, Louis Armstrong, Benny Goodman, Frank Sinatra, Carlos Gardel y Agustín Lara, hasta los grupos y músicos que me sugerían escuchar mis profesores de guitarra: The Doors, Nazareth, Frank Zappa, Queen, etc.

Pero bueno, algo que entendía perfectamente es que toda esa música era maravillosa, pero el metal me había elegido como uno de sus hijos y eso era lo que yo solía escuchar. Bandas como Iron Maiden, Judas Priest, Grim Reaper, Griffin, Queensrÿche, WASP, etc.

Mi primera banda la formé a los 16 años, pero en ese entonces mis gustos se habían tornado un tanto más duros. Me encantaba escuchar a bandas como Celtic Frost, Venom, Slayer, así que en mi primer proyecto, en donde toqué la guitarra, intentamos basarnos en un estilo similar, pero lamentablemente por falta de recursos tuve que abandonar la idea de ser guitarrista, ya que el instrumento con el que solía practicar no era mío, y yo no contaba con suficiente dinero para hacerme de uno propio.

Entonces a los pocos meses hice audición a mi primera banda como cantante, y de ahí salté a muchas más, hasta que por fin el camino de la música me llevó a estudiar canto de manera más formal, primero a la escuela de Iniciación Artística de Bellas Artes, y poco después a la Escuela Superior de Música, en donde, además de entender esta disciplina desde una perspectiva profesional, tuve la fortuna de conocer a Miguel A. Cañizo y comenzamos a participar en varios proyectos hasta que hicimos Calvaria en 1998.

De pronto cierro los ojos y parece que fue ayer que sucedió todo esto, aunque en realidad ya son muchos años de mi vida en la música, y veinte más con Calvaria, proyecto al que amo como a un hijo.

He sacrificado un montón de cosas por la banda y por seguir en la música, pero no me arrepiento, todo ha valido la pena porque gracias a eso he tenido la oportunidad de conocer gente de la cual he aprendido cantidad de cosas, y cuento con anécdotas en mi vida que han enriquecido mi espíritu.

Cosas que jamás me hubiera imaginado pasar si hubiera evitado mi destino. Hoy día, además de Calvaria, cuento con mi propia escuela, La Academia Ars Nova Music, en donde damos clases a niños, jóvenes y adultos de guitarra, bajo, batería, piano, chelo, violín, saxofón, flauta transversa y canto.

Tengo la fortuna de compartir con mis compañeros de grupo, y con otros músicos, la posibilidad de hacer realidad nuestras metas y de vivir de lo que nos apasiona, que es la música, además de poder mostrar ese camino que yo perseguí tanto cuando era joven a todas las personas que anhelan realizar sus sueños.

Hoy puedo decir que la música es lo que siempre quise en mi vida, y me siento realizado con lo que hago y seguiré luchando por conseguir aún más.

calvariaEn cuanto a los integrantes de la banda, ¿quiénes están hoy en Calvaría?
Mis hermanos en Calvaria son Alan Basher y Noro Arroyo en las guitarras, Aquiles Rodríguez en el bajo, Iván García en la batería (el más reciente integrante), y yo como vocalista.

Según la prensa, ustedes están en preparación de un nuevo álbum, el cual contará con temas clásicos de la banda y con importantes invitados de varias bandas a nivel internacional. ¿Este disco ya salió? Danos detalles sobre esto.
Este disco lo hemos venido preparando aproximadamente hace un par de años, y aún sigue en proceso de grabación. Afortunadamente ya está en su etapa final. Alan Basher, guitarrista de Calvaria, ha sido el encargado de la grabación, edición y mezcla de este disco, el cual cuenta con dieciséis temas, incluidos algunos del primer disco, temas inéditos y composiciones nuevas.

El disco saldrá en dos partes, la primera tendrá como título “Fénix”, que es una analogía de lo que ha venido sucediendo con Calvaria en estos años, resurgiendo de las cenizas con ímpetu después de todas las vicisitudes.

Tenemos una deuda con nuestros seguidores y con nosotros mismos para dar en este disco lo mejor, y no habrá menos que eso. La segunda parte de este disco sale a mediados del próximo año y lleva por nombre “La Leyenda del Jaguar”.

En la grabación aparecen invitados especiales como el guitarrista mexicano Hugo Loyo, Alejandro Navarro, guitarrista de la banda mexicana Makina, Kiko Shred, guitarrista brasileño quien ha participado con Mike Vescera, Tim “Ripper” Owens, entre muchos más.

En el tema “El Sueño Terminó”, de Juan Pablo Agudelo, guitarrista de la banda española Empiric, aparecen tocando Niko Del Hierro y Dani Pérez de Saratoga. Juan Pablo Agudelo, quien además fue guitarrista de Calvaria, aparece también en otro de los temas que en algún momento tocó junto a nosotros.

Este disco será masterizado en España por Alberto Rionda, guitarrista de Avalanch, quien además será invitado especial en el tema “La Leyenda del Jaguar”.

El disco cuenta además con grandes voces de colegas y amigos míos, quienes me hicieron el honor de brindarme su talento en esta nueva producción que recomiendo ampliamente.

Los videos clip son muy importante para la promoción de una banda, ¿no crees? Sé que hay algunos clips de la banda y están en planes de la realización de algunos más.
Sin duda que lo son. Hoy día la industria musical no se limita tan solo en sacar discos. A mi modo de ver creo que tendrán que encontrar más alternativas visuales para enganchar con el público, ya que el CD está poco a poco cayendo en desuso, y bueno, también desde hace muchos años, los videoclips han formado parte de la promoción y lanzamiento de un grupo, siendo una herramienta infalible que siempre capta la atención.

El primer videoclip oficial de la banda sale en el 2011 con el tema “Alas”, para promocionar el disco de “Hijos del Sol”. Este videoclip fue producido por mi buen amigo Enrique Velasco, con quien seguimos trabajando hasta la fecha.

El video retrata un mal momento que mi amigo pasó cuando fue secuestrado en Ciudad de México al salir de su domicilio, y de algún modo esta historia que me contó encajaba perfectamente con la letra de la canción.

Ahora, para la promoción del nuevo disco, hicimos un videoclip también producido por Enrique Velasco del tema “Soy Yo”, que habla sobre los animales en condición de calle. El actor canino de este videoclip es “Piojito”, un perrito mestizo que es la adoración de los niños que vienen a tomar clases a nuestra escuela, y quien hizo un excelente papel dramático en la historia de este video.

Además, aparecen también dos pequeños gatitos que se pidieron prestados en un centro de adopción, y que poco después tuvieron la fortuna de conseguir un hogar. El video, como ya lo comenté, pretende hacer recapacitar a las personas que por distintas circunstancias abandonan a sus mascotas.

Poco después del videoclip “Soy Yo”, Alan Basher lanzó un video lyric del tema “Metalia”, que en cierta forma fue un regalo para nuestros seguidores, ya que fue uno de los primeros temas que Calvaria sonó en sus inicios y que frecuentemente nos piden que toquemos.

Actualmente tenemos otro videoclip del tema “Instante”, que estamos preparando para la salida del nuevo disco, junto con otro más de la canción “El Sueño Terminó”, dirigido nada más y nada menos que por el director brasileño Leo Liberti, quien se ha hecho famoso por su último trabajo con Megadeth, Angra y Dee Snider, entre muchos más.

A Leo lo conocí por medio un amigo en común, y me pidió enseguida le enviara algo de mi música, la cual afortunadamente le gustó y gentilmente se ofreció a armarnos un videoclip que nos sirviera para darle más fuerza a esta nueva producción.

Así que bueno, se vienen sorpresas para la gente que nos sigue, y más videos que estaremos armando para describir visualmente lo que contiene este nuevo trabajo de Calvaria.

calvariaSi tuvieras que destacar un tema que es como un himno de CALVARIA, para ti, ¿cuál sería ese tema y por qué?
Ya lo hemos hecho en el disco “Hijos del Sol” haciendo una alusión de nuestra cultura y de nuestra historia. Cada vez que tengo oportunidad de compartir esta canción con la gente, me hace sentir orgulloso de mi cultura y de mis orígenes.

Otra letra que retrata perfectamente a Calvaria es “Fénix”, pero creo que también puede ser el himno de batalla de cualquier persona que, pese a las adversidades, siempre saldrá triunfante.

Tanto tiempo en la escena metalera mexicana, ¿estás al tanto de la escena mexicana? ¿Cómo ves la escena actual de tu país?
Vengo siguiendo la escena nacional desde que comencé a escuchar metal, y muchas de estas bandas con las que crecí me sirvieron de ejemplo para lo que más adelante haría con mi propio grupo.

No te puedo decir que actualmente me he vuelto un experto en el tema del metal en México, ya que cada día salen nuevas propuestas y es imposible seguirles la pista a todas, sin embargo, me sigo quedando con Luzbel, Raxas, Makina, Cenotaph, Shub Niggurath, Pactum, Anarchs, The Zephyr, Under Moonlight Sadness, y más recientemente, Tenderizer, Ghölem y Sanguínea.

Adicional a la promoción del nuevo álbum, ¿cuáles son otros objetivos de la banda para este 2019?
Tenemos muchas ganas de viajar fuera de México para que la gente conozca nuestro trabajo, y, tan pronto salga el disco, difundirlo en todos los sitios de metal posible porque sabemos que lo disfrutarán.

Bien, esto es todo. Gracias por el tiempo tomado para responder la entrevista. ¿Algún mensaje o comentario final para los lectores?
Agradecerles infinitamente a todos su amable atención y el tiempo que se dieron de leer esta entrevista, la cual espero no haya sido un tedio insoportable.

Realmente espero que mi experiencia dentro de la música pueda servirle a alguien más que esté interesado en vivir del metal, y se haga una idea clara de lo complicado que es hacer una banda.

Manténgase en contacto con nosotros por medio de nuestras redes sociales y estén pendientes de lo que tendremos para ustedes en nuestro próximo disco.

Nos vemos pronto, amigos!

Más información sobre Calvaria en los siguientes enlaces:
Ver Facebook

Encontrarás más Entrevistas AQUÍ.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − cinco =