¿Cuál es la mejor música para estudiar?

Mucho se ha discutido acerca de si escuchar música para estudiar nos distrae, o por el contrario nos beneficia por ayudarnos en la concentración. La polémica está servida, y hay opiniones para todos los gustos.

En numerosos estudios los resultados son muy variables. En algunos de ellos, los científicos confirman que estudiar con música en la que además se incluyen letras produce un efecto negativo sobre nuestra memoria. Sin embargo, otros estudios afirman que la música, en este caso sin letra y con sonidos relajantes y tranquilos, producen un efecto muy positivo a la hora de desempeñar tareas.

Nosostros nos hemos inclinado por la posición de aquellos que opinan que escuchar música para estudiar es más beneficiosa que negativa. Por eso hoy queremos que nos acompañéis durante los siguientes líneas en la que os contaremos qué efectos y beneficios produce escuchar música para estudiar, qué tipo de música para estudiar es la más adecuada, y, además, os traemos algunas playlist a modo de sugerencia.

Quizás también te interese leer:
Clean Bandit y la fusión de electrónica y clásica
New Wave, su historia y sus mejores grupos
Parov Stelar y el apogeo del Electro Swing

Poner Música para estudiar mejora el rendimiento cognitivo

música para estudiar

Lo de estudiar con música no es nada nuevo, ya que esta práctica se lleva realizando durante años, y actualmente muchos estudiantes siguen haciéndolo.

Son numerosos los estudios que se han llevado a cabo cuyos resultados han sido muy positivos, ya que escuchar música para estudiar puede ayudarnos a que nuestra mente entre en estado de relajación. Este estado hace que nos concentremos mejor, reduciendo así cualquier distracción y permitiéndonos realizar una tarea determinada de forma más eficiente, y, lo que es mejor, sin sufrir ese desgaste mental.

Como sabéis, la música se utiliza de forma terapeútica para numerosos transtornos o enfermedades, y en la actualidad la llamada musicoterapia ha demostrado resultados sorprendentes. La música tiene beneficios terapeúticos, y actualmente son muchas las personas que recurren a ella para tratar por ejemplo trastornos del sueño o el estrés.

Si la música cuenta con beneficios para nuestra salud, por qué no va a ser beneficiosa para nuestra mente. Algunas personas pueden llegar a preguntaros cómo podéis escuchar música y concentraros al mismo tiempo en lo que estáis estudiando. Y para explicarlo está la neurociencia, y si bien hay muchos tipos de música para estudiar, se ha demostrado que la música es capaz de activar algunas zonas de nuestro cerebro, zonas o puntos muy concretos, que son clave para desarrollar el aprendizaje.

Si habéis puesto música para estudiar y lo único que hacéis es cantar los temas que van sonando, algo estáis haciendo mal. El género o estilo de música que pongáis para estudiar es igual de importante que el ambiente en el que vayáis a hacerlo. Cada persona es un mundo, y a unos les va mejor un estilo que otro, lo importante es que probéis varios hasta que encontréis el que mejor resultados os dé.

Algunas ventajas de escuchar música para estudiar

En numerosas investigaciones se ha comprobado que la música que tiene ritmos repetitivos, un tempo constante y tonos que no sean demasiado estridentes, es la que mejor funciona para ayudar a concentrarnos. Por otro lado se ha comprobado que el rendimiento y el comportamiento en niños es negativo si el tipo de música es agresiva o provoca excitación. Estos estudios demuestran que nuestra concentración es mayor si estudiamos con música a si lo hacemos en pleno silencio.

Algunas personas prefieren el silencio para estudiar, pero muchas veces encontrar ese silencio es complicado, ya que estamos rodeados de una contaminación acústica que nos impide centrarnos. Es mucho mejor poner música para estudiar que un ambiente lleno de ruidos que puedan distraeros de vuestro estudio.

Una de las mayores ventajas de poner música para estudiar es que nos ayuda a centrarnos mucho más en una tarea determinada, y a realizar dicha tarea de una manera más efectiva. Hay ciertos tipos de tareas que requieren de nuestro esfuerzo mental, y los estudios que se han llevado a cabo han señalado que puede mejorar nuestro rendimiento si ponemos música para estudiar.

Esa mejora en el rendimiento cognitivo se debe sobre todo a la dopamina, la hormona del placer que además regula nuestra memoria y que mejora algunos procesos cognitivos. Pues esta hormona se activa cuando escuchamos música, y por ese motivo nuestra concentración y nuestro rendimiento es mayor.

Además, poner música para estudiar o repasar un examen siempre nos ayudará a controlar los nervios si vamos a enfrentarnos en breve, pues produce un efecto relajante que nos ayudará a que nuestro rendimiento sea mayor.

Pero ojo con la elección de vuestra música para estudiar, como os hemos comentado al comienzo de este artículo, no conviene que pongáis vuestra lista de reproducción de canciones favoritas porque lo único que vais a hacer es cantar todos los temas. Se recomienda que la música para estudiar que escogáis sea suave y tranquila en su justa medida, aunque ya sabéis que hay gente para todo y a algunos les funcionan estilos más duros.

Un estilo musical para cada materia

música para estudiar

En esto de escuchar música para estudiar y estilos hay opiniones y gustos para [email protected], por lo tanto no podemos generalizar. Hay, como ya hemos visto, algunas variables a tener en cuenta como el ambiente de estudio, la materia que se va a estudiar, y como ya os hemos repetido, el tipo de música.

La ciencia, los estudios e investigaciones que se han llevado a cabo acerca de qué tipo de música para estudiar es la mejor señalan en su mayoría que los mejores géneros o estilos musicales son principalmente la música Chill Out, la Música Clásica, y la música New Age.

Ésto es lo que la ciencia nos dice, pero la realidad es bien distinta, ya que a cada persona le funciona mejor un estilo determinado. No hay ninguna regla establecida, probad el género musical que mejor resultados os dé, hay personas que son capaces de concentrarse con Metallica y otras sólo pueden hacerlo con Mozart.

Dejando aparte los gustos musicales, otra de las cosas que debes tener en cuenta es la materia que vais a estudiar, ya que no necesitas la misma concentración para, por ejemplo, realizar una tarea matemática que para aprenderte un poema. Es recomendable evitar estilos como el Punk, el Metal y otros similares que sean demasiado agudos, y también evitar la música demasiado relajante y suave, tampoco es cuestión de que nos entre sueño.

Según los estudios científicos que se han llevado a cabo, la mejor música para estudiar matemáticas, o si vais a realizar alguna tarea que requiera mucha precisión, es la música clásica, aunque también funciona muy bien la Música Ambient si es que lo clásico no os va mucho.

Estos géneros o estilos nos ayudan a que nuestro estado de ánimo mejore (por aquello de las endorfinas que os hemos contado), pero tamabién a reducir el estrés, y como consecuencia de todo ello, a que bajen nuestras pulsaciones y concentremos más nuestra atención en estas tareas.

Sin embargo, si vais a realizar tareas que requieran una comprensión lectora o si estáis corrigiendo ortografía, los estudios han demostrado que la mejor música para estudiar estas materias, o realizar alguna tarea de este tipo, son la Música Electrónica o el Dance, y también se han recogido datos muy positivos con la música de estilo Pop.

Es también importante, como os hemos dicho, una disciplina y un horario de estudio. Algunos prefieren estudiar durante las horas diurnas y a otros les va mejor la noche, pero es recomendable que si lo hacéis durante la noche que la música para estudiar sea más alegre. Principalmente para no quedaros dormidos sobre la materia que estudiáis, pero también para dejar a un lado el cansancio y el estrés acumulado.

La mayoría de las personas que ponen música para estudiar suelen finalizar más rápido y en determinadas materias, idean mejores formas de resolver problemas que aquellas personas que han estudiado sin música. Evidentemente, y por mucha música que pongáis, si no estudiáis, no obtendréis los resultados que queréis. Podemos utilizar la música como herramienta para ayudarnos, pero mucho cuidado porque la línea que separa la ayuda de la distracción es muy fina.

Si estáis escuchando música para estudiar y empezáis a cantar la canción que está sonando, o se os va la cabeza porque la canción os ha hecho pensar en no se qué momento, persona, lugar, etc., no habéis escogido bien vuestra playlist y lo único que vais a conseguir es, en este caso, perder el tiempo. Podéis probar con distintos estilos de música que os guste y hacer una selección con las que mejor os funcionen para conseguir vuestros objetivos.

Algunas sugerencias de Playlist de música para estudiar

música para estudiar

Preparar tu propia playlist de música para estudiar puede llevarte un tiempo, pero hoy en día plataformas como YouTube y la archiconocida Spotify cuentan con numerosas playlist ya hechas de distintos estilos que pueden servirte.

Mucha gente prefiere ponerse la radio, aunque este método puede distraerte más, ya que suele haber cuñas de radio, noticias, intervenciones de invitados y presentadores, etc., que pueden hacer que pierdas la concentración. Si bien es cierto que YouTube y Spotify pueden también hacer que os despistéis de vuestra principal tarea, ya que también contienen espacios publicitarios, éstas son las más utilizadas actualmente.

Por supuesto, sois libres de probar las opciones que mejor os gusten siempre y cuando obtengáis buenos resultados.

Como ya os decíamos, en Spotify encontrarás una amplia gama de opciones de música para estudiar, eso sí, debes tener en cuenta que habrá canciones de las que os sepáis las letras, y que por lo tanto debéis descartar. Probad primero con música clásica o con las bandas sonoras de vuestras pelis favoritas.

En Spotify encontrarás una de las playlist con mayor número de seguidores llamada BSO para estudiar, creada por un español y que cuenta con más de 170 canciones. Y lo que es mejor para que nos os distraigáis, son todas canciones sin letra, únicamente instrumentales, entre las que encontraréis temas que aparecen en películas como Gladiator, Up, Piratas del Caribe, Strar Wars y muchas muchas más.

Otras de las playlist de música para estudiar que puede serviros la encontraréis dentro del apartado de Spotify Estados de Ánimo. Ahí encontraréis una playlist llamada Concentración Perfecta, en la que encontraréis más de 300 canciones, o lo que es lo mismo, alrededor de 13 horas de música para estudiar.

Si os va este tipo de playlist, también podéis encontrar otra muy buena que se llama Deep Focus con casi 200 de música ambiental y música Post Rock (todas instrumentales) que seguro os ayudarán a conseguir una mayor concentración.

Otra de las playlist de música para estudiar que va genial es la lista Soundtrack for study, en la que encontraréis las las bandas sonoras de películas como Spiderman, Harry Potter, Ángeles y Demonios, Juego de Tronos entre muchísimas otras. En esta playlist tenéis casi 600 canciones, que son más de 24 horas de música a la que podéis echar un vistazo para ver los temas que incluyen y, si son de vuestro gusto, añadirla a vuestros favoritos.

Si sois más de música clasica para concentraros tenéis también numerosas listas en Spotify de los grandes compositores clásicos como Vivaldi, Mozart, Bach, etc, aunque también podréis encontrar a los clásicos más actuales. También encontraréis listas de música Jazz, Chill Out, instrumentales de piano, guitarra, violín… Hay un gran abanico de opciones para escoger las playlist de música para estudiar que más os guste.

Además, si sois de los que la música para estudiar de este tipo no os va mucho y preferís otros sonidos para centraros en vuestros estudios, podéis probar la playlist de sonidos de la naturaleza, de ondas alfa o LOFI. Aquí os dejamos un ejemplo de este tipo de playlist para que os hagáis una idea de su contenido:


Ya habéis visto qué de opciones tenéis de música para estudiar, pero recordad que esto es solo una herramienta que puede ayudaros en vuestra concentración y que la mayor parte del trabajo que es estudiar, debéis hacerla vosotros.

La música cuenta con numeroso beneficios, entre ellos nos ayuda a relajaros, a concentrarnos mejor, a disminuir el estrés, a desarrollar nuestra creatividad… Además, escuchar música para estudiar o simplemente por gusto, nos hace más felices.

Deja tu opinión!

2 × cuatro =