Monobeat Original, música desde el futuro

Monobeat Original, el nuevo proyecto del miembro fundador de Faust, Werner “Zappi” Diermaier. Música desde un futuro demasiado lejano

Su nombre de guerra es “Zappi”, y lleva aporreando tambores y objetos diversos desde que unió su suerte a la de la banda Faust en sus inicios a finales de la década de los 60.

¿Qué quiénes son Faust? Y digo bien, “son”, porque hay que hablar de ellos en presente ya que siguen activos. Pues nada más y nada menos que un baluarte y nombre fundacional de ese estilo denominado “Krautrock”, o lo que es lo mismo, la respuesta alemana a la explosión progresiva anglosajona.

Quizás también te interese leer:
Amoeba Split reedita su segundo disco
Eduardo Polonio y los pioneros musicales en España
Javier Colis, camuflaje sonoro y poesía

Monobeat Original y Zappi W Diermaier, música desde el futuro

monobeat original

Nunca una etiqueta tan despectiva, creada por la prensa inglesa para encuadrar a una serie de bandas alemanas que cerraban la década de los 60 con propuestas atípicas y regeneradoras, albergó tantas sorpresas creativas. Los “Kraut” o “repollos”, por la afición gastronómica de los teutones al chucrut, era como se denominaba a los soldados alemanes en las guerras mundiales.

Y toda una nueva generación de jóvenes, que se sentían avergonzados de su pasado, comenzaron a expresar su rabia y hartazgo haciendo ruidos de diferente catadura que albergaban Psicodelia Rock, Free Jazz, tribalismos rítmicos, y disonancias varias desde una perspectiva muy personal.

monobeat original

Al mismo tiempo abrazaban las vanguardias más recientes, tanto formales y modales como instrumentales, con la incorporación de nuevos aparatos electrónicos que darían lugar a la Escuela de Berlín con Tangerine Dream o Klaus Schulze, y a la de Dusseldorf con Kraftwerk o Neu, pero también las electroacústicas de música concreta del padre de todos ellos, Karlheinz Stockhausen.

Los Faust se reunieron originalmente alrededor de Hans Joachim Irmler, Arnulf Meifert, Jean-Hervé Péron, Rudolf Sosna, Gunther Wüsthoff y el propio Werner «Zappi» Diermaier.

Y su legado ha influido a varias generaciones de músicos que han desarrollado diferentes estilos basados en su impronta desde el tecno al post punk.

Reivindicados tanto por luminarias del sonido industrial del nivel de Throbbing Gristle como por popes del Post Rock (Tortoise), los Faust han continuado impasibles su trayectoria sin deslumbrarse por la adoración, ni abatirse ante el desdén.

Monobeat Original, el nuevo proyecto de Zappi W Diermaier

Ahora, a finales de este extraño 2020, Zappi W Diermaier se reinventa y presenta su primer proyecto personal, Monobeat Original, al margen de Faust, y lo hace bajo el paraguas del sello gallego áMARXE Música.

Monobeat Original, que así se llama este nuevo impulso, presenta en su primer trabajo, titulado Arbeitstitel, una fiesta orgiástica de rítmicas que van de lo tribal a lo postindustrial, casi sin solución de continuidad, jalonadas de efectos y atmósferas de diferente densidad nebulosa.

Su natural irreverencia sigue activa y militante de una transgresión utópica, tan necesaria en estos días de “amueblamiento” físico y mental.

Quizá es una de las obras más complejas y brutales de toda su trayectoria (incluyo a Faust), con ese aire entre lo burlesco y lo trascendente, que destroza a su paso convencionalismos estéticos de la música contemporánea aliándose con ritmos atávicos, tan primitivos, esenciales y obsesivos, que parecen extraídos de un potente sintetizador con un arcaico sistema operativo, o sonidos concretos, paisajes sonoros, y mucha, mucha improvisación y libertad.

Un mundo fascinante de musicalidad arcaica, fantasías del pasado que nos llevan a un futuro lejano. Un impacto certero en plena línea de flotación de la música moderna.

monobeat original

El propio Zappi define así su actual proceso creativo de Monobeat Original:

“Actualmente estoy experimentando con sonidos, rítmicas y dinámicas según el antiguo principio de «prueba y error». Nuevas grabaciones y presentaciones en vivo están en espera.

Los ritmos y sonidos en bucle, que son elementos esenciales del Krautrock, siguen siendo mis favoritos. Sigo confiando en esa coincidencia que surge al realizar un experimento, e incluso usar el fallo como sonido básico en la “orquestación” del sonido.

No me interesa el contenido verbal, pero sí considero la voz humana como un elemento musical más. Para mí es la expresión más directa de estados de ánimo y sentimientos.

La fusión de diferentes géneros musicales acelera y amplía el experimento. Básicamente rechazo la reproducción de patrones y estereotipos.

Acompañan a Zappi (batería, teclados, percusiones, salterio), Elke Drapatz (efectos), Amaury Cambuzat (guitarra y compañero de aventuras en Faust), Uwe Bastiansen (guitarra), Dirk Dresselhaus (guitarra), así como diversos búhos y palomas.

Además, la música viene lujosamente parapetada tras un diseño del artista lucense Iago Méndez Suazo que invita a iniciar este viaje de destino incierto por una música desde un futuro muy, muy lejano.

Más información sobre Monobeat Original en los siguientes enlaces:
Bandcamp
Facebook Wermer Diermaier

Deja tu opinión!

trece + diez =