Ruth Brown, frescura, espectáculo y Rythm and Blues

Bueno, bueno. Hace mucho que no nos pegamos un bailoteo vosotros y yo, ¿no? Eso se soluciona a ritmo de R&B, y no hay nadie mejor para ello que su reina indiscutible, la gran Ruth Brown. Así que meteos la camisa por dentro, ajustaos la coleta, y vamos a ello.

Quizás también te interese leer:
Herbie Hancock, meta músico y leyenda viva
La Familia Marsalis, y la música actual de New Orleans
Jo, se ha muerto Chick Corea…

Ruth Brown, frescura y Rythm and Blues

ruth brown

Ruth Alston Weston nació el 12 de enero de 1928 en Portsmouth, Virginia. Su familia era humilde, pero sobrevivía. Ella era la mayor de 7 hermanos, y su padre era estibador. Familia muy creyente, todos los fines de semana se acudía a cantar al coro de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emmanuel, lugar donde empezó nuestra protagonista (os suena, ¿verdad?), incluso estuvo dirigiéndolo un tiempo.

Pronto, la tarima de la iglesia se quedó corta para Ruth, que comenzó cantando en clubes y garitos nocturnos, rebelándose a la autoridad de su padre. Su mayor inspiración venía de artistas como Sarah Vaughan, Billie Holiday o Dinah Washington.

Esta situación no duró mucho, pues con 17 años se escapa de casa junto al trompetista y el primero de sus maridos, Jimmy Brown. Juntos recorren bares y clubes a mansalva, incluso estuvieron un breve tiempo trabajando con la Orquesta de Lucky Milinder.

En una de estas actuaciones, vio cantar a nuestra protagonista Blanche Calloway, hermana del famosísimo Cab Calloway (Minnie the Moocher), que no era solo miembro de la banda, si no una lideresa en toda regla. Blanche se quedó loquísima cuando vio actuar a aquella joven, y sin pensárselo dos veces le organizó un concierto en Crystal Caverns, además de convertirse a partir de ese momento en su manager.

Conciertos por aquí, conciertos por allí, y en uno de estos la vio cantar Willis Conover, nada menos que junto a Duke Ellington. Rápidamente la recomendó a los jefazos de Atlantic Records. Curiosidades de la vida (o infradatos, que los llamo yo) tuvo un accidente y acabó firmando con la compañía desde la cama de su hospital.

Ruth Brown - Teardrops from My Eyes

Su primera audición fue en 1949. Interpretó So Long, que rápidamente se convirtió en un éxito comercial. En 1950 sacó Teardrops From My Eyes, que se convertiría en el primer gran éxito de Ruth. Estaría hasta 11 semanas en las listas de R&B. Esto le valdría el apodo de Miss Rhythm.

A partir de este momento, Ruth Brown se convirtió en una estrella rutilante, siguieron muchos éxitos como I Know 5-10-5 Hours, (Mama) He Treats Your Daughter Mean (uno de mis temazos preferidos de R&B), Mambo Baby o Don’t Deceive Me. En 1949 y 1955 se convirtió en una auténtica reina de las listas, albergando una permanencia de 149 semanas en listas con sus discos.

Ruth Brown - Hey Mama, He Treats Your Daughter Mean (Live)

Además, realizó muchas giras al Sur, conciertos segregados, pero muy numerosos. Fue tan popular que se decía de ella en el Sur que era más famosa que la Coca-Cola.

En 1957 Ruth Brown consiguió su primer éxito con Pop Lucky Lips, al que siguió This Little Girls Gone Rockin’ y muchos más. Atlantic pretendía convertir a Ruth en una estrella Pop, algo que rápidamente la agotó, así los 60 empiezan con la desaparición total de Ruth Brown de la escena musical. Se dedicó únicamente a su familia.

1957 HITS ARCHIVE: Lucky Lips - Ruth Brown

Así se mantuvo hasta 1975, cuando su amigo el comediante Redd Foxx la convenció para dar una serie de pequeños conciertos, y para aparecer en una serie de trabajos como actriz cómica. Así se inició una corta pero exitosa carrera en TV, cine y teatro. Tuvo un papel medianamente importante en la serie Hello Larry, como la vecina Leona Wilson. Además, actuó muchísimo en Broadway, incluso ganó un Tony a la mejor actriz en 1988 con el musical Black and Blue.

Los años 90 siguieron llenos de éxitos, colaborando y recibiendo premios, incluso hizo una gira con Bonnie Raitt, grabó con Charles Brown, escribió un libro autobiográfico, y condujo el mítico programa de radio Blues Stage entre 1988 y 1995. Siguió haciendo conciertos y colaborando hasta la entrada de la nueva década, momento de nuevos proyectos.

En 2006 realizó un importante trabajo de producción de la película Honeydripper, de Danny Glover. Sin embargo, murió antes de su salida al público. La BSO Things About Comin My Way, que se lanzó póstumamente. Moría el 17 de noviembre de 2006 en Henderson, Nevada, debido a un ataque cardiaco sumado a un derrame cerebral.

ruth brown

Ruth Brown siempre fue un icono para las mujeres negras de la época. Con una vida agitada, se casó varias veces y tuvo un hijo con Clyde McPhatter, el vocalista de The Drifters. Muy concienciada con los derechos de los músicos, pues desde antiguo la industria musical había castigado, engañado y vilipendiado a los músicos negros, siempre se lamentaba de no haber podido rentabilizar sus años de éxitos, pues estos éxitos siempre eran más populares en sus versiones de artistas blancos.

Además, las compañías musicales eran súper tacañas con los autores de canciones (Ruth Brown no sólo era intérprete, también autora). Ante esta situación, se lió la manta a la cabeza y creó la Fundación del R&B para la protección de contratos y royalties, buscando aliviar la vejez de muchos veteranos de la música negra, que, después de hacer ricas a sus compañías, habían sido engañados y solían aparecer como deudores en los libros de contabilidad de esas discográficas.

Ruth Brown era una artista muy potente, de hecho, Atlantic Records le debe casi toda su riqueza de los años 50. Coloquialmente se llamaba a la compañía la casa que construyó Ruth, con eso os lo digo todo. Finalmente logró que Atlantic Records perdonara las “deudas” de muchos de estos artistas del pasado. También consiguió que se pagaran nuevos royalties y que realizaran una donación de dos millones de dólares para la Fundación, pudiendo con ello materializar muchos programas de ayuda a los músicos.

Como veis, Ruth Brown era una todoterreno, no paró de trabajar en toda su vida, si no en una cosa, en otra, y que además aportó frescura al R&B acercándola a los ritmos Pop, por no hablar de lo arrolladoras que eran sus actuaciones: gesticulaba, reñía al público, sobreactuaba sus letras… era puro espectáculo.

Muchos de los gestos que hoy en día asociamos a la cultura negra de actitudes chulescas vienen del tipo de actuaciones como las de Ruth Brown o Cab Calloway (el flow y tal. De hecho, Ruth Brown es tía del mítico rapero MC Rakim). Pero es que además nuestra protagonista tenía una voz potente y desgarradora que te lleva a mover el esqueleto casi sin darte cuenta. ¿A qué esperar para ponerte uno de sus temazos y dejarte llevar por Miss Rhythm?

Encontraréis más vídeos y canciones de Ruth Brown en su canal de YouTube.

Deja tu opinión!

uno × 4 =