Wolf, actitud, insolencia y rebeldía

Mientras disfruto del nuevo álbum Mal Camino de WOLF, y logro contactar con la banda para la presente conversación musical, me nutro del sonido pesado llegado desde el Sur del continente, un Metal que arriba como las olas Heavys del mar, rompiendo fronteras desde el Océano Pacífico hasta las montañas altiplánicas y mediterráneas de La Paz, Bolivia.

Realmente un material refrescante, como ese aire y ambiente costero – marítimo que nos llena de melancolía a los que vivimos en las alturas de Los Andes.

Gracias a Wolf por la colaboración para la entrevista exclusiva con LaCarne Magazine.

Quizás también te interese leer:
Deathblow, Puro Thrash Metal desde Salt Lake City
Teronation, poderoso Thrash Metal suizo
BombZ, con el ritmo y la música fluyendo por las venas

Wolf, Heavy Metal sincero y aguardentoso desde Valparaíso

wolf

Luego de estos tiempos de contingencia médica y sanitaria, personal y musicalmente hablando, ¿cómo están actualmente?

James (J): Ansiosos, la cuarentena ha sido dura para todos. A nosotros como banda nos dejó en una situación donde Wolf tuvimos que disfrutar del lanzamiento de Mal Camino en casa, lo que nos dejó sobrecargados en cuanto a las ganas de poder tocar juntos de nuevo. Tuvimos ya nuestro primer ensayo, ya que salimos de la cuarentena, y está toda la energía y todas las ganas de que salgamos de una vez por todas de la pandemia para poder plasmar todo eso arriba de un escenario.

¿Cómo nace Wolf? ¿Cuál es su breve historia hasta el presente?

Wolf (W): Partimos el 2014 cuando decido armar un proyecto que fuera la banda que quería ver en vivo y no veía por ninguna parte.

Junto con un puñado de canciones y un par de preestrenos en la zona, me recomiendan a James como cantante, con el cual trabajamos juntos y tocamos mucho armando y redefiniendo formaciones, hasta grabar nuestro primer disco, con el que tuvimos base para seguir tocando y depurando la banda, encontrando la identidad y completando después de algunos años la formación actual con Lalo y Benjamín, con quienes grabamos nuestro segundo disco, Mal Camino, del cual estamos muy orgullosos.

¿Quiénes integran en la actualidad Wolf y qué interpretan?

Lalo (L): James en la voz y letras, Benjamín Bruna en batería y coros, Wolf Kalavera en bajo, y Lalo Muñoz en guitarra, coros y producción del disco.

¿Qué influencias artísticas han recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en la banda? ¿Pueden mencionar algunas bandas o grupos de su preferencia?

Benjamín (B): Al ser muy variada las experiencias y gustos dentro de Wolf, te puedo decir que siempre coincidimos en cosas que le gustan a todo el mundo, como Motorhead, ACDC, Metallica, Iron Maiden, Judas Priest, Scorpions, harto de los clásicos como Led Zeppelin, Deep Purple, Queen, Black Sabbath, y ahora últimamente se ha visto algo de Dream Theatre, Simphony X.

Lo genial de trabajar en conjunto es que todos tenemos diferentes estilos para aportar y proponer un sabor nuevo. Para mí, mi mayor influencia en batería es DT.

Wolf y sus integrantes tienen el corazón musical y metalero. Luego de los años en escenarios y actividades culturales, ¿cómo se sienten con la experiencia de vida?

(L): Cada experiencia enriquece y consolida nuestro sentir y nuestra interpretación musical. En la medida que se incrementan estas conexiones, la banda va adquiriendo nuevas herramientas de composición, que nos ha permitido conectarnos como un todo en lugar de ser músicos individuales dentro de una agrupación.

 ¿Cómo fueron los inicios en la Escena para Wolf? ¿Qué recuerdan de aquellas memorables épocas?

(W): Wolf partimos en un bar clásico en la escena porteña, El Espantapájaros, donde la especialidad es la Jam Session, para lograr convertirnos en buenas aperturas para tributos, lo que nos dio escenario, mucho boca a boca entre la gente, y por lo mismo entre los muchos otros prestigiosos bares de culto en la región.

Era muy bueno partir con un público frío, y ya a la tercera canción ver cómo se soltaban y participaban. Claramente para las bandas principales, éramos una gran ayuda al dejar al público dispuesto.

¿Cómo nace la inspiración para el nombre de la banda?

(W): Fue una cosa auto-referente, porque ha sido mi apodo desde casi 20 años, así que cuando comienzo siendo el primer integrante de la banda, asumí que era lo más lógico que fuera mi apodo el nombre para el proyecto, pensando optimistamente que podía ser una ayuda a la hora de dar una referencia la gente que me conocía…

Hoy en día es el nombre de una banda consolidada como un equipo eficiente y consciente de su participación en cada aspecto adicional al sólo tocar. Es la banda en la que esperaba participar tal y como había esperado tenerla, y me permite volver a la zona de confort de ser el bajista que hace canciones, graba y toca en vivo, feliz y orgulloso de tocar con mis socios.

wolf web 2

Para muchos músicos, los discos son como sus wawas (hijos), uno diferente al otro (en fecha de edición y sonido son únicos). ¿Cuál es la discografía oficial de Wolf a la fecha? ¿Algunas anécdotas de estas producciones? ¿En qué formatos se han editado y / o difundido los materiales? ¿Cómo ven la evolución musical de Wolf desde sus inicios hasta el presente?

(W): Es cierto. Uno los engendra, los pare y los cría, (ja ja ja). Tenemos dos discos, Noche de Terror y Mal Camino, y el single A Tú Salud (Vamos Los Amigos), editados en CD, descargas digitales y redes sociales.

Para el primero, Wolf grabamos en un cerro en Valparaíso, y fue tremendo subir el equipo por un lugar donde no había otra forma que caminando, varios cientos de metros después que se acabara el camino. Si eso no es tener pasión por lo que crees y amas, no sé qué será.

Pude disfrutar del nuevo material de Wolf intitulado Mal Camino, el flamante álbum que han lanzado para reafirmarse como banda y sentar precedente que Wolf representa en la Escena Latina de Metal. ¿Cómo fue la etapa de producción? ¿Qué anécdotas tuvieron durante la grabación del disco? ¿Qué tal les fue con su lanzamiento y estreno?

(B): La etapa de producción, además de los arreglos y composición, fue totalmente remota, ya que por temas de pandemia, Wolf no podíamos juntarnos en persona a ver arreglos, escribir letras, o hacer que fluyera musicalmente en vivo la cosa. Entonces tuvimos que hacerlo todo online, nos mandábamos demos, nos reuníamos en Meet y Zoom a tomar decisiones y ver variables.

Debido a eso, Wolf pudimos tomarnos todo el tiempo que quisiéramos, no teníamos mucho apuro precisamente, queríamos sacar un material lo más depurado posible, y que quedáramos conformes con eso. Entonces la etapa de producción fue bien expedita, quizás nos sentimos estancados en algún breve momento.

Siempre hay ese sentimiento cuando se hace un disco, y algunas cosas se ponen más lentas que otras que salen casi de inmediato, y, bueno, al final, cuando soltaron la cuarentena en la zona del puerto, fui a grabar las baterías al Home Studio de Lalo, y eso nos tomó un par de meses. Y como anécdota, me quedaba en su casa donde hubo muchas noches de alcohol, modificando cosas que se nos ocurrían, y nos la pasamos muy bien.

Pasando a hacer un breve repaso de la obra Mal Camino, el nuevo álbum tiene un sonido increíblemente exquisito, tan claro que fluye como Agua pura de Metal. El primer tema, Maldito, que inicia diciendo: “Encerrados por un virus…nos miran locos…”, con un poderoso riff y un aire Speed en el ritmo, es un soundtrack perfecto para este tiempo que atraviesa la humanidad. ¿Cómo nace la canción? ¿Quién es el autor y compositor del tema?

(L): El tema Maldito nace de un riff, y luego un estribillo que escribí, y que se vio influenciado por la reciente partida de Eddie Van Halen.

Se tributa a un ritmo que desarrolló a la perfección ese gran artista, el “Boogie”. Tanto el inicio como el coro tienen destellos de un Rock/Metal moderno, para luego incluir un solo, también tributando al gran Van Halen. La letra y línea melódica fue compuesta por nuestro vocalista James, entregando una síntesis de la “pandemia” que nos azota ya hace un año y medio.

Con un intenso riff y coros pegadizos para entonar a voz en cuello, se abre el segundo track, Tóxica, temática que nos identifica a muchos que vivimos en carne propia la experiencia, y forma parte de la “agenda” de estos tiempos locos, en el que las parejas se ven envueltas en el drama de la bien llamada “relación tóxica”. Muy entretenida y digna de dedicar a la pareja cuando se amerite, ¿cómo nace la canción? ¿Quiénes estuvieron encargados de la creación y composición musical?

(W): Es una canción en la tradición Heavy ochentera, un himno para corear en vivo con unas cervezas en alto, que si recuerdo bien, debo haber empezado a hacer los riffs el 90 o por ahí, y que siempre daba vueltas pero no concluía con ninguna lírica.

Con la banda la empezamos a trabajar como un año y medio atrás, creo, y James redondeó el concepto de lo que yo quería decir, y acopló el concepto apropiado y muy acertado con la letra. Hacemos buena dupla con James en las canciones, como puede verse en los créditos.

El tercer tema, intitulado Mal Camino, con una temática reflexiva, hablando de “el último aliento”, y un pegadizo riff, que nos encandila en el viaje sonoro que se ha iniciado y presenta un solo de guitarra único y genial que se extiende hasta cerrar la canción. ¿Qué nos pueden comentar de la obra? ¿De qué nos hablan en el tema? ¿Quiénes la escribieron y compusieron?

(J): La canción está compuesta por mí. Por supuesto que en la obra está plasmada la visión personal, interpretación y energía de cada integrante en reacción a la composición base. Los arreglos de guitarra son de Lalo.

Ésta es una canción que yo había escrito hace unos 8 años para otra banda en la que participé. En esa banda componíamos en inglés, por lo que hubo todo un proceso de adaptación a la experiencia de vida que he ido adquiriendo desde entonces. La muerte siempre es un tema que llama la atención y toca fibras sensibles en la gente, el final de todo.

Pero en esta canción quise hablar más de cómo llegamos al final, qué hubo detrás de todo esto, es casi como lo último que puede pasar por la cabeza de un condenado a muerte. En lo personal me tomé de una experiencia que tuve, donde sufrí un infarto en pleno concierto de Wolf, donde estuve a punto de morir, como también la pérdida de un hermano a principio del 2020 por un cáncer cerebral.

Todo esto, más varias experiencias donde he tenido que enfrentarme a la posibilidad de dejar este mundo, las quise expresar en esta historia que se llama Mal Camino, sin ser necesariamente mi carta de despedida en caso de, sino más bien una historia a la cual todos algún día nos tendremos que enfrentar.

Con una onda más oscura, y una potencia vocal que eleva el feeling del tema, Paganos nos relata a esos entes que roban el alma para su Religión, el tratado duro de los religiosos tras sus dioses que nos imponen como pago a la espiritualidad, el pecado, el arrepentimiento del que no se escapa. Tremendo contenido en sus versos: “Sangre, locura y dolor, es el Templo de dios…”, el que nos imponen y prohíben. Un tema de mis preferidos en el álbum. ¿Cómo nace la canción? ¿Quiénes la compusieron?

(W): Hice la música de esa canción pensando en esos tremendos temas del Heavy Metal del 80 para adelante, que fuera muy pesado e incisivo, y James, apenas oyó el proyecto en mi editor, encontró de inmediato el tema oscuro ad hoc para esa sensación tenebrosa. Uno de mis favoritos al momento de tocar, y que no faltará en los shows.

El quinto tema, Fuego Cruzado, con un inicio Speed que nos eleva poco a poco en el trance del álbum, un viaje que por más ya se encuentra en alta mar, y nos presenta un riff pegadizo, tremendo y colorido. Un tema para permanecer inquebrantable, “Fila de esclavos… te quieren arrastrar a su oscuridad… Ciego de ver realidad.” ¿Qué nos pueden comentar del tema?

(L): Fuego Cruzado es un tema que yo había compuesto hace algunos años. Tenía la idea de en algún momento trabajar en un álbum solista. Sin embargo, nunca se concretó y quedaron algunas ideas, dentro de las cuales están los riffs de este tema.

James se inspiró en la letra para luego terminar de amalgamar todo con un puente de solo de guitarra, que conecta esta historia del escape constante a todo el bombardeo de dificultades que se encuentran en el camino de cada quien.

La línea de bajo sólido abre la sexta pieza del álbum, que con rasgadas guitarras y voces misteriosas abre el track Revelación, un ambiente dark, con textos post-apocalípticos. “Revelación del inframundo, dominación de los incultos (inmundos)… frenar a los del Poder”, y esos gritos en coro – himno de Jey, Jey, Jey… Uno de los temas preferidos del álbum para mi gusto, y con un alucinado solo de guitarra. Nos coloca poco a poco en la cúspide de álbum. ¿Qué nos pueden comentar de la canción?

(B): La canción Revelación la hice con todos sus arreglos, aunque fue James quien hizo la letra. Quisimos que fuese algo muy ambientado en lo oscuro y misterioso, la verdad, porque habla de un mundo post apocalíptico y de la revelación contra los incultos, como dice su letra, con un ritmo muy pulsante, bien acentuado y bien simple como canción, pero con ese canto de barra con la idea de que el público participe y disfrute al corear con nosotros.

La verdad fue una canción que no se demoró mucho en ser terminada, pero para mí, para que quedara como quería, igual se demoró el tiempo que debía, y es una de las que más ha gustado del disco.

El séptimo tema, Fuerte y Duro, con un doble bombo intenso como la temática sexy de la canción, que nos entrega un apropiado riff pesado, más veloz… Elegante forma de hablar de la pasión sexual que sentimos los Seres Humanos, un manifiesto del lema “Sexo & Rock and Roll”, para dedicarse entre enamorados. De frente como un metalero, y rugiendo como un heavy felino al final. Realmente la obra nos invita a sentir distintos matices y colores en la sonoridad del álbum, ¿Cómo nace la inspiradora temática para canción? ¿Quiénes se encargan de la composición?

(W): Esa canción la escribí pensando en cómo nos gusta a todos un riff arrollador, y la batería pegando fuerte y con toda la adrenalina de ese estilo, que puede ser muy transversal a todo gusto metalero, y James describió una relación que es súper congruente con el estilo psicópata de la canción, y nuevamente se anota una gran letra.

Es un canto a lo fuerte y duro que es el sexo cuando ambas partes se tienen ganas incontrolables, (ja ja ja).

A.K.A. es el título del octavo track, que nos invita a sentir la soledad, el miedo y dolor, luego de la sentida separación del ser amado. El tema que sigue nuestro viaje metálico, que cambió el frenesí por el sufrimiento, con un color que nos invita a la reflexión y conexión divina, la separación y esa nostalgia de la relación de pareja. La mente estalla cuando uno queda abandonado, se necesita aprender a perder para renacer. La canción mantiene un ritmo pesado y rápido para el desahogo, que nos invita a la catarsis, con otro atinado solo de guitarra que cierra el tema. ¿Qué simboliza A.K.A.? ¿Cómo nace la canción? ¿Quiénes estuvieron encargados de su composición?

(L): A.K.A. es un tema compuesto en su totalidad por mí. La música de este tema también iba a ser parte del álbum solista, pero finalmente tuvo mucho mejor cabida en Wolf, después de una adecuada edición.

Para la historia plasmada en la letra me inspiré en el proceso de crisis matrimonial que estaba enfrentando, que finalmente terminó en mi separación. Consumo problemático de alcohol, abandono constante, infidelidad, junto a una avalancha de memorias, le dan significado al proceso.

El título A.K.A. primero fue asignado por su abreviatura en inglés de “Also Know As” (También Conocido Como). Posteriormente, y dada la connotación de la canción, es la abreviatura de “Agónico Kaos Alcohólico”, proceso que he seguido para la salida de mi problema de adicción al alcohol.

Pasando la media hora de música, el noveno tema, Espiritual, dice “Ella me habla de Dios, cuando hacemos el amor….”. Una mujer que rasga la espiritualidad. Muy divertido el tema, y la metáfora de la espiritualidad desde la experiencia narrada con tanta sutileza. El tema sigue la cadencia metálica que invita el álbum en el viaje, y su transcurso rumbo a la cima y epílogo de la obra. Otro de los solos espectaculares del álbum, que nos enaltecen en esa magia pura que sentimos los amantes del Heavy. ¿Qué nos pueden contar de la obra musical?

(W): Esa canción habla de eso, del momento en que logras ese Nirvana, cuando las puertas caen, cuando se logra el anhelo, y ves que tu pareja también llegó al cielo y toca las campanas…

Creo que cada oyente puede entenderla con un trago y con un ánimo alegre, porque es una canción muy rockera pero simpática a la vez (si logras seducir a una evangélica, descubrirás que no se guardan nada).

Esta canción la tenía en carpeta desde más tiempo del que quiero recordar… Como decía Charly García, uno crea todo en su adolescencia, y de viejo sólo recuerda. Tiene su poco de razón.

wolf

Sintiendo musicalmente el clímax del álbum, que con firmeza conlleva la presente obra magna para el Heavy Metal Latino, llegamos al décimo tema, intitulado Mochila & Fernet, donde apreciamos esa reflexión que atraviesan los artistas, dentro de sociedades conservadoras, hogares que menosprecian las artes y se enfocan en los asuntos comerciales y consumistas que ofrece el sistema creado desde el Estado Profundo. “Trabajo y dinero… mucha la carga para levantar…”, muy pesado cargar con los pesos de la vida. ¿Cómo nace la canción? ¿Quiénes la escriben y componen? ¿Alguna anécdota en la producción?

(J): La música fue compuesta por Cote Retamal, amigo de la banda y compadre de Lalo. La historia es que en esas noches de tragos y música, Cote le muestra ésta composición a Lalo, y, siendo un simpatizante de nuestro trabajo, le dice «hagan esta canción», ya cuando íbamos armando nuestro temario para el disco sobre qué podría ir o no de todo el material que teníamos en ese momento. Lalo nos la comparte y nos gustó a todos, tenía un potencial de rabia e impotencia que podíamos desarrollar.

No fue hasta un par de meses después, en una junta de los cuatro, donde todos habíamos tenido -el día anterior- un mal día por culpa de nuestros trabajos, problemas familiares y cargas que conlleva ser parte de esta bazofia de sociedad. En casa de Lalo, entre tragos y otros aditivos, decidimos hacer una letra para la canción, que hablara sobre lo apestoso que es ser una persona de provecho a los ojos de esta sociedad

Y como en nuestras juntas nunca falta el que quiere molestar al otro sólo por diversión, nuestro blanco fue Lalo, quien en ese momento era el más – mmm – «disciplinado» por así decirlo.

Entre bromas, y viendo quien tenía la mochila más pesada a cargar en ese momento con familia, trabajo, responsabilidades, escases de tiempo, es que nace el título de esta canción con una botella de Fernet Branca en su mano (su trago favorito), y nosotros preguntándonos cómo le puede gustar tanto ese trago tan amargo, a lo que Lalo nos dice «puta, es menos amargo que vivir en este mundo de mierda, ¡salud!». Ya después de ese largo día y sobreponiéndonos a una resaca de aquellas, fue que le empecé a dar forma a la letra en base a todo lo que habíamos hablado ese día.

El penúltimo tema, Depredador, abre con un riff metálico que nos invita a culminar la obra con elegancia y con firmeza. Otra canción que narra el romance y el arte de la conquista. Una hermosa metáfora lírica que acompaña al poderoso Heavy que nos hace eléctricos para llegar hasta la luna, con el volumen en alto en el parlante. Un tema que nos invita a recordar el juego entre presa y depredador en el “recreo del amar”. Nuevamente, con un grito desgarrador cual Rey de la Selva, y un doble bombo taladrador, la canción se cierra. ¿Qué nos pueden comentar de la obra? ¿Quién se encargó de su creación?

(W): Depredador es una canción que, tal como dices, debe ser escuchada con todo el volumen. Ideal para salir de caza, con toda la actitud, (ja ja ja). La compuse mucho tiempo atrás también. Es un Rock marchoso, que debiera resultar muy bien en vivo, y que espero que a cierto sector de la población le perturben algunas proposiciones de la letra.

Finalizamos esta breve revisión, dentro de un viaje que dura aproximadamente 48 minutos, y nos brinda la posibilidad de encontrarnos reflejados en la presente obra musical.

El track doce, Sin Amanecer, concluye el álbum. “Dormir sin amanecer…gritos en la oscuridad…” reza la canción, y reflexiona cabalmente, para llegar al cierre del material. Una canción perfecta para dejarnos con ese sabor y esa satisfacción que se siente cuando disfrutas de la pasión de alimentar el Espíritu con el poder de la música. ¿Qué nos pueden comentar de la canción? ¿Quiénes trabajaron en su creación?

(W): Hice esa canción en la tradición más Metal melódico, a la que James aporta una lírica sentida y confesional. Mucha gente nos dijo que le gustó, y que le recuerda a los intros de los anime, cosa que encuentro muy curiosa, pero que habla de lo subjetivo que es asociar una sensación sónica con la melodía del coro, a algo que bien podría haber sido hecho ex profeso.

Durante las cuarentenas y la pandemia, la vida del planeta ha cambiado de manera plena y completa, desde la trinchera del arte uno tiene que adaptarse. ¿Cómo se han sentido en estos nuevos tiempos de transformación?

(J): La misma cuarentena nos obligó a todos a mirarnos de manera más profunda, y eso por supuesto que afecta en la interacción con los demás, los gustos, la forma en la que proyectas una idea. Como todo proceso de cambio, ha sido duro encontrarse con aspectos personales, y en la misma interacción de la banda se ha notado que ya no nos podemos comunicar como antes. Eso mismo va afectando tu proceso creativo y lo que quieres decirle al mundo.

Mal Camino en cierta forma engloba todo eso, los procesos de cambios, el darnos cuenta casi de un día para otro que la forma en la que decíamos muchas cosas ahora es considerada como reprobable, o netamente impronunciable.

Las consecuencias de nuestro Mal Camino en muchos aspectos como humanidad se están notando ahora, y eso nos está cambiando constantemente. Ser rebelde hoy no es lo mismo que haberlo sido en los 70 u 80´s, pero aun así confiados de que puede ser para mejor. Este cambio para nosotros se ha sentido como una inyección de adrenalina y rebeldía a lo establecido.

¿Qué temas los identifican con su público según ustedes? ¿Qué canciones que se han convertido en sus referentes para con su público?

(L): Del primer disco de WolfNoche de Terror, tanto este tema junto a Whisky, Cocaína y Putas, se transformaron en referentes a la hora de las tocatas. El público sin duda disfrutaba mucho de este Rock sincero y aguardentoso, lo que identifica a Wolf de todas maneras.

Para esta nueva etapa de Wolf esperamos con ansias conectarnos con nuestro público para mostrar nuestro nuevo trabajo, e ir descubriendo cuáles serán estas nuevas canciones que se transformarán en nuevos referentes. Por ahora, a trabajar lo más que se pueda en dejar la maquinaria bien aceitada, para que cuando sea la bajada de bandera Wolf entregue toda su potencia rockera honesta, y que sin duda dará qué hablar.

 ¿Con qué bandas han tenido el gusto de compartir escenarios y trabajar codo a codo? ¿Qué conciertos o eventos han marcado su carrera?

(J): En los años que Wolf llevamos tocando, hemos tenido el agrado de compartir escenario con notables bandas de la escena local, como Baltirock, Ignicion, Four Rites, Cobra, Dominate, Perro Porteño, Richter, Farma, Incinerados, Nitrohell, Vagaburdo, Sacrifice Zone… tantos que es difícil recordarlos a todos.

Hubo un festival en la primavera del 2019 donde el cartel era realmente notable, y compartimos escena con increíbles bandas como Los Miserables, Chancho en Piedra, Narea y Tapia de Los Prisioneros.

Varios tributos reconocidos por el trabajo que hacen interpretando a sus ídolos y bandas originales, fue toda una experiencia, festivales donde el público es variado y tienes que conquistar a cada uno de ellos si quieres que te escuchen. Recuerdo uno en particular, el Rockodromo, donde el sector donde se hacia el Festival estaba dividido por carpas donde el público tenía que escoger qué era lo que quería escuchar.

En ese festival, Wolf partimos con unas 10 personas viendo el show. Cuando íbamos a partir la tercera canción saludamos al público, sin saber cuántos habían (ya que las luces no nos dejaban ver), y la respuesta fue una oleada de vuelta. Cuando nos bajamos, nos dimos cuenta que habíamos llenado la carpa, pudiendo además agotar nuestra venta de remeras y CD’s.

Son muchas las experiencias de donde hemos tocado. Wolf hemos tenido el privilegio de hacer Rock en todos los bares de Valparaíso donde están las condiciones, y las historias son muchas, desde la vez que me dio un infarto cantando en pleno show, o la vez que se nos olvidó un integrante después de una borrachera dentro del local ya cerrado. Cada show que das es una experiencia nueva, y todos han tenido algo especial en el proceso.

Wolf, dentro de la Escena Metal que se vio afectada por la pandemia del COVID -19, ¿cómo ven y viven la escena musical en Chile?

(B): La escena musical en Chile ha ido cambiando respecto a la contingencia sanitaria, y ha sido muy duro para bandas veteranas que no estaban acostumbradas a trabajar en redes sociales, ya que apenas comenzaron las restricciones de reuniones y no se podía tocar. Muchas no lograron mantenerse y se separaron, y otras tomaron un receso indefinido al no contar con estrategias en redes virtuales, o no se asesoraron por los que saben.

Wolf en ese sentido hemos tenido bastante apoyo. Hemos estado subiendo cosas, bastante activos, no dejando botada a nuestra audiencia. En vez de mantenernos subiendo memes, les compartimos alguna rareza, alguna novedad, un lyric video nuevo, participamos con alguna presentación en un par de festivales online.

Hemos estado bastante activos en entrevistas para muchos medios como el vuestro, por Zoom, TV local, siempre promocionando nuestro trabajo Mal Camino, y gracias a eso no hemos desaparecido del ecosistema en donde el mundo está mirando y oyendo.

¿Cómo pueden sobrellevar esta pasión? Si es que existe, ¿cuáles son sus actividades paralelas a la música?

(W): Afortunadamente se puede llevar bastante más disciplinadamente hoy en día, cuando somos tipos con algunos años y lejos del espíritu caótico que tiene uno siendo adolescente, sin olvidar esa energía y sensación de que haces algo motivante, quizás lo único que en realidad te mueve, y que no debiera ser un problema para nadie, por mucha experiencia que tengas en el rubro.

Lalo es académico y catedrático en una universidad, James trabaja en video y telemarketing, Benjamín está cursando estudios superiores en producción musical, y yo trabajo en ventas y dirección de equipos.

Un mensaje para los nuevos y viejos miembros de la Cultura alrededor del planeta entero. ¿Cuáles son sus palabras de experiencia a la gente, luego de los años recorridos? Unos mensajes de ánimo para las generaciones venideras. ¿Qué les dirían a las personas que quieren incursionar en el Movimiento Musical?

(W): Que no dejen que nadie los desaliente, pero que aprendan a tocar bien y con mucha emoción. Hay que saber poner las notas y arreglar armonías, pero no es lo único. Toma mucho tiempo interpretar lo que quieres decir con tu instrumento, y hoy más que nunca hay que preocuparse de tener un sonido que defina quién eres y qué haces.

Ser persistentes, escuchar mucha música, recordar que estadísticamente las bandas no fracasan, se separan por lo que sea (noviecitas, drogas). Creer que las bandas deben ser hechas sólo con amigos aunque no den la talla, y que cuando a alguno le llega más luz en un escenario se vuelven cerdos por el ego, saber desprenderse de una mala idea aunque la encuentres buena.

Todo eso hay que quitarlo del corazón de la banda, no olvidar que se toca por amor a la música, y para pasar grandiosos momentos tocando. AC/DC lo deja claro, es un camino largo si quieres Rock & Roll.

El mundo y su matrix de un modelo “capitalista y consumista” -en el que hemos vivido- ha cambiado para siempre desde la llegada de las cuarentenas, y los “shows en directo” se han visto transformados en “streamings” o “shows virtuales”. ¿Cómo les fue con la nueva experiencia de hacer música en “vivo”?

(J): Nos parece sumamente extraño y poco emocionante todo esto de grabarnos videos de manera individual para después pegarlo en una división de pantalla de 4 cuadros. Se siente frío y distante. Nunca nos ha gustado, la verdad. Si fuéramos Henry Cavill no nos molestaría en lo absoluto, pero no es el caso.

Wolf hemos tenido que adaptarnos a este nuevo formato de mostrarse. Grabamos un show de 5 canciones que los mostramos en un festival local, y fue interesante la propuesta de jugar más con lo audiovisual, lo cual también nos motivó a grabar un videoclip en el futuro, que ahí es donde sentimos que corresponde más auto-grabarse sin la sensación de la gente en el público, o estar mirándonos las caras mientras tocamos.

Pero ese formato streaming llegó para quedarse. Muchos prefieren juntarse con amigos en casa y ver el show desde la comodidad y seguridad del hogar, por ende es algo que tendremos que seguir haciendo, profesionalizando el proceso cada vez más; sin embargo, lo nuestro siempre va a estar en el escenario, a súper volumen y moviendo lo que haya que mover en la carretera para tocar donde seamos bienvenidos.

¿Cuál es su frase, lema, verso o dicho? Ése que les anima, alienta, levanta, enfoca, etc., para seguir en la batalla musical y en el juego de la vida.

(B): “A uno tiene que gustarle mucho esta weá para seguir aguantando webadas y weones”. Ése es como consuelo, claramente… Para el ánimo o para alentarnos, sería algo así como “Ya conchetumare, que quede la kagá”, (ja ja ja). Frases detrás de escenario.

Adecuándonos a los nuevos tiempos y sus medidas de seguridad durante la Nueva Era dentro la Tierra, ¿qué proyectos se vienen para el 2021?

(W): Claramente vamos a generar material de videoclips y de presentaciones en formato vivo-online para poder atender una gran cantidad de festivales en línea que se avecinan, y a los que estamos invitados.

Queremos volver a los escenarios de los bares en que tocamos por años, llevar el show de Mal Camino a lo que resta de Chile, y, desde luego, queremos direccionar nuestra campaña a Perú, Bolivia y Argentina, donde tenemos mucha ilusión de poder compartir con su gente.

Un mensaje de despedida para la gente y público que disfruta de su música y la sigue en las redes sociales, también para los nuevos admiradores y seguidores de Wolf.

(B): Quiero mandarles un gran abrazo y saludo a todos lo que han estado escuchando nuestro material, tanto en redes sociales como a los que han comprado nuestro CD, a quienes han estado desde el principio, cuando salió Noche de Terror y han continuado siguiéndonos, a toda la V Región y todo Chile, y, por supuesto, a todos quienes nos descubren gracias a instancias como La Carne Magazine y Alfonseka Marraketa Blindada, de quienes estamos muy agradecidos por poner en la vanguardia a bandas como Wolf, apostando por la invulnerabilidad del Rock y el Metal. Muchas gracias a todos, y pueden seguirnos en las redes sociales como @wolfrockchile.

Más información sobre Wolf en los siguientes enlaces:
Instagram Wolf
Facebook Wolf

Deja tu opinión!

18 + 16 =