Narcocracia, Metal de idea colombiano

Mientras los parlantes retruenan con Narcoaventuras en el País Sagrado del Corazón, la nueva obra de Narcocracia, me enorgullezco a la hora de entablar contacto con los protagonistas de la presente, quienes emanan la buena vibra lograda gracias al chat – Instagram, y así concertar la entrevista, coordinar y contar con el apoyo de los integrantes de la banda, que llega cargada de la potencia humana hecha Metal.

Canciones que se convierten en una especie de soundtrack mundial de la realidad contemporánea que nos aqueja, realmente usamos el pretexto sonoro para aportar de alguna manera, al gran despertar de la consciencia social -por así llamarlo-. Reventando en el momento con la energía debida, pasamos a la presente, para continuar en la escuela del día a día.

Quizás también te interese leer:
Coronary, desde la Nación del Heavy Metal, Finlandia
Ra Beat y su nuevo álbum «Panacea»
NUMA, Música Medicinal, energía y humanidad

Narcocracia, confrontando al Poder Estatal desde Bogotá

narcocracia

Gracias por la colaboración y confianza en exclusiva para LaCarne Magazine. Luego de dos años de sobrevivir al COVID19, personal y musicalmente hablando, ¿cómo están actualmente?

Héctor (H): Melos* (*estar bien, estar sabroso, estar tranquilo con uno mismo y así compartirlo con la gente).


Julián (J): Hemos tenido grandes progresos en nuestro proceso creativo durante el largo tiempo de confinamiento producido por el COVID19, resultando en la misma creación de nuestro proyecto, y en maneras creativas de darlo a conocer por medios digitales previo a la reapertura de los lugares para la realización de conciertos.

Leandro (L): Maravillosamente, en muy buena forma. La banda nació a finales de septiembre del 2020, básicamente nació en pleno corazón de la pandemia, lo que nos ayudó mucho a irnos consolidando mientras componíamos y dábamos forma a la idea.


Actualmente la Escena en Bogotá y Colombia en general está activa (con restricciones), lo que ha permitido que desde septiembre de 2021 estemos muy activos en tarima.

¿Cómo nacen a la vida musical? ¿Cómo surge el proyecto Narcocracia? ¿Por qué del nombre de la banda?

(L): Narcocracia nació inicialmente como un proyecto personal, paralelo a mi trabajo con Reject, mi banda principal en ese momento. La pandemia nos había paralizado en plena promoción de nuestro segundo disco, lo que fue un golpe muy duro, y que terminó afectando la motivación en el seno de la banda.

Yo nunca había cantado, y, honestamente, formé esto como un proyecto de amigos sin ninguna aspiración más allá de mantenerme activo, y probar algunas cosas mientras todo esto pasaba. Iniciamos como un proyecto de covers a Brujería (era lo que en ese momento creía que podía hacer con mi registro vocal), y nos referíamos a nosotros mismos como Brujerizmo.

De ese momento sólo quedamos Sergio (guitarrista) y yo, pero pronto ingresó Alex a la batería, y, luego de sacar los covers, decidimos componer algo, a ver qué pasaba… ahí nació Nación de Bien, y cuando tuvimos esa primera canción desechamos la idea de Brujerizmo, y cada uno propuso nombres (yo dejé Reject en el proceso).

Finalmente fue Sergio (único miembro inicial que permanece, y amigo desde hace más de 20 años) el que puso Narcocracia, y abrazamos no sólo el nombre, también el concepto: somos una banda que busca desde la denuncia irónica, el humor negro, y la sátira, tocar las fibras más sensibles de la doble moral de la cultura colombiana y latinoamericana, hablando de los temas que la gente prefiere no hablar.

Mientras, buscamos llenar de irreverencia la propuesta, que la banda ofenda, incomode, pero que divierta y transmita. Luego fueron llegando Héctor y Julián, y, bueno, aquí estamos disfrutándolo mientras lo sacamos adelante. La banda se llama Narcocracia porque estamos convencidos de que vivimos en una “narcocracia”.

¿Quiénes integran en la actualidad Narcocracia y qué instrumentos interpretan?

(J): Actualmente, la banda está conformada por Leandro Martínez: Voz Principal, Julián Osorio: Bajo y Voz Secundaria, Sergio Peña: Guitarra, Héctor Rubiano: Guitarra y Alexander Velandia: Batería.

¿Qué influencias artísticas han recibido? ¿Qué estilos musicales han influenciado en Narcocracia? ¿Algunas agrupaciones de referencia?

(J): Las influencias artísticas de Narcocracia son tan variadas que no se podrían catalogar agrupaciones específicas, en cambio, podemos decir que recibimos influencia de la gran mayoría de estilos del Rock y del Metal.

Al iniciar como una propuesta tributo a Brujería, partimos desde el Groove al Death Metal, pero adaptamos nuestro sonido a las necesidades propias de cada canción, pasando por el Nu Metal, el Stoner Rock, el Grunge, el Black Metal, el Thrash Metal, o el Hardcore entre otros.

(L): La banda es muy variopinta en los gustos e influencias de cada integrante, característica que nos ayuda mucho porque las composiciones sirven al concepto de cada canción, pudiendo explorar y mezclar cosas de manera más orgánica.

Me gusta definir a Narcocracia como una banda de Metal de Idea, como manera de decir que buscamos no limitarnos a un sólo género en nuestras composiciones, pero que siempre la esencia sea Narcocracia (lo que sea que eso signifique).

En mi caso particular soy muy de la escuela de Pantera, de Marilyn Manson, de KISS y Metallica, por mencionar algunos.

Para los artistas, los títulos y postgrados son sus propias obras, discos, canciones, videos, etc. ¿Cuál es su discografía y formato de edición?

(J): Nuestra discografía ha sido lanzada de manera Independiente, y está conformada por Primera Bala (En Vivo) EP Físico y Digital 2021 -, Narcoaventuras en el País del Sagrado Corazón (CD Físico y Digital 2021) – NarcoaventurasKaraokeables (EP instrumental – Digital 2021).

(L): Parte de nuestra estrategia de trabajo está en evitar vender discos (solo lo hacemos cuando es lo único que nos quieren adquirir). Generalmente nuestros discos los regalamos cuando nuestros amigos nos compran camisetas y gorras.

Las versiones en físico de Primera Bala y Narcoaventuras… tienen tracks adicionales exclusivas del formato físico, esto como estímulo para que quienes apuestan por nuestro trabajo encuentren un detalle adicional sólo para ellos.

Actualmente Narcocracia estamos trabajando en dos proyectos que caerán también en físico y plataformas de streaming: Cañonazos Baleables en Vivo, registro de un concierto completo de Narcocracia que debe ver la luz en este primer semestre de 2022, y un nuevo disco en Estudio, que pronto entraremos a grabar.

No Dejen Que Vengan A Mí

narcocracia

Narcoaventuras en el país del Sagrado Corazón, su nuevo material que contiene potentes líricas, resistentes al Estado Profundo, y, como dicen, “cañonazos baleables”. ¿Qué nos pueden comentar del proceso de producción de la obra? ¿Algunas anécdotas que quieran compartir de su realización?

(J): Los Cañonazos Baleables nacieron como una figura irrisoria para promocionar nuestra colección de sátiras y denuncias contenidas en nuestro primer material de Estudio. Cada canción representa por sí misma un hito en la cotidianidad colombiana, acostumbrada a la sangre, el odio, la hipocresía, y la superficialidad, contando historias en las que fácilmente nos podemos identificar con las problemáticas más relevantes de América Latina, como la corrupción, la burocracia, la delincuencia y la represión.

(L): Realmente debemos aclarar que son Cañonazos Baleables (Baleable, de dar bala, de disparar con arma de fuego) en referencia a un compilado de música que tradicionalmente salía cada año con los éxitos de temporada llamado 14 Cañonazos Bailables.

Grabar este disco fue una experiencia muy gratificante. Contamos con la ingeniería de Sander Bermúdez en su Estudio Soundtech Studios (baterista y co-fundador de Ethereal, Cuentos de los Hermanos Grind, y uno de los músicos más consagrados de la Escena colombiana), lo que ayudó muchísimo a poder plasmar el sonido adecuado para que las canciones transmitieran lo que quisimos que transmitiera.

Al ser una banda nueva, pese a la experiencia individual de cada uno de los músicos, había mucha emoción y alegría, bromeamos mucho, y tenemos una relación muy cercana. En mi experiencia personal, éste es el quinto disco en Estudio que grabo, y ha sido en el que más me he divertido, y, sin demeritar mis antiguas bandas, éste es el disco del que más orgulloso me siento.

Llegamos al Estudio con las canciones escritas y compuestas, lo que facilitó mucho el proceso, así que sólo tuvimos que hacer lo que sabemos hacer, y agregarle detalles y arreglos.

La portada es genial, una caricatura de Ronal Herrera. ¿Qué nos pueden comentar del autor y su inspiración para hacer el cover art? ¿Quiénes son los personajes que salen en el arte?

(L): Ronal es lo que podría llamar dibujante callejero, un artista que se ubica generalmente en el centro de la ciudad retratando transeúntes y haciendo dibujos por encargo. Fue una suerte encontrarlo.

Con Narcocracia discutimos la idea de caricaturizar los que son para nosotros algunos de los personajes más desagradables de la vida pública nacional, así que con esa idea fui a buscar a quien lo plasmara. Ronal fue mi primera y única opción…

Me encantó su trabajo, y fue muy entusiasta cuando le conté lo que queríamos expresar. Además, me emocionó mucho la idea de que alguien que no tuviese experiencia en hacer artes para bandas de Metal, se encargara del principal distintivo del disco (y no me arrepiento, el arte es precioso y es parte de la mercancía que vendemos. La gente ha recibido muy bien el diseño).

Ya con la caricatura, me encargué de diagramar el resto de la portada y camisetas, emulando a uno de las peores, más desinformadores y sesgados medios de comunicación del país: la Revista Semana.

Aquí en Colombia los medios más grandes son dirigidos por los empresarios más ricos del país, personas y empresas que han patrocinado los nefastos gobiernos que nos han gobernado en los últimos 20 años.

Por eso estamos en uno de los peores momentos de nuestra historia, con cifras de desigualdad social, corrupción, desapariciones forzadas, y la corrupción hasta el techo. Estos medios se encargan de volver verdugos a los que proponen alternativas, siembran miedo y lavan las nalgas del Gobierno de turno, sin rigor periodístico alguno.

Los personajes de la caricatura son representaciones de Vicky Dávila (directora de Semana), María Fernanda Cabal (Senadora del partido de Gobierno actual, congresista que llegó con votos comprados pero que no perdió su curul), Sarmiento Angulo (el poder detrás del poder, empresario que pone gobernantes y legisladores para que las leyes lo beneficien y lo hagan más rico de lo que es en la actualidad).

El General Zapateiro (un nefasto personaje que vende en los medios que sus subordinados se rigen bajo las leyes humanitarias, mientras que los cuerpos de la policía y ejército abusan, maltratan y matan a la población civil).

El pastor César Castellanos (pastor fundador de la Misión Carismática Internacional y del G12, un estafador mercader de la fe, pro gobierno que no sólo esquila a sus congregarios como ovejas, también los motiva a votar por las porquerías como las que nos gobiernan hoy, prestando sus púlpitos para que hagan campaña cada periodo electoral).

Alejandra Azcárate (una comediante sin gracia cuyo sentido del humor consiste en burlarse y humillar a las personas por su aspecto físico y condición económica, una arribista despreciable que tuvo su momento más relevante cuando a su esposo le incautaron en su empresa una avioneta llena de cocaína… Ella también es pro gobierno).

Y el peor de todos: Andrés Escobar (un pobre diablo que se sintió con ínfulas de justiciero, y en el más reciente paro nacional no tuvo problema en salir a dispararle a los manifestantes mientras la policía lo escoltaba. Actualmente debe enfrentar un proceso y anda limosneando dinero para pagar abogados).

Los Estados Profundos y sus empleados o gobernantes que nos llevan a la locura total como sociedad, enfrentándonos entre compatriotas, como fue el caso de Colombia, que a inicios del 2021 sufrió una represión estatal y paramilitar que los inspiró en su primer single Nación de Bien, y que en el video lyric se puede vibrar esa crisis estatal. ¿Cómo nace la canción y qué nos pueden comentar de su producción?

(L): Nación de Bien es un tema directo y contundente. Fue hecho entre Sergio y Alex cuando se nos quitaron las ganas de solamente tocar covers. La letra fluyó mientras escuchaba a los muchachos darle forma.

Muchas canciones nacionales denuncian los abusos de la gente arribista, por lo que quisimos abordar el tema de una manera diferente, así que invertimos los papeles y se hizo a manera de sátira.

En Colombia la polarización es mucha, más por el atice de los medios de comunicación que “gradúan”, casi que de terroristas, a los que se manifiestan en contra de las políticas de gobierno, sin importar lo leoninas o depredadoras que sean.

De ahí nace la Gente de Bien, gente a la que se le llena la boca diciendo “yo no paro, yo produzco”, mientras que aceptan alzas de impuestos, combustibles caros, servicios públicos privatizados, canasta familiar inflada, salarios menos rendidores, pero ellos agradecen y se ponen del lado del que les da su cucharadita de mierda al día.

En ellos nos inspiramos, y muchas frases de la canción son frases reales que han aparecido en medios dichas por “gente de bien”, presentadores de noticias, y hasta políticos activos han dicho, refiriéndose sobre quienes no nos conformamos a esta narcocracia en la que vivimos.

Narcocracia - Nación de Bien (Video Lyric)

Me declaro Tu Fan

narcocracia

El segundo single promocional de Narcocracia (Video Lyric), El Evangelio según San Lucas, nos presenta una narrativa inspirada en las religiones, los religiosos o pastores y las mafias a las que representan. ¿Alguna anécdota del proceso creativo y compositivo del tema?

(L): Siempre nos han dicho que de política ni de religión se habla porque son temas polémicos, es de mala educación. Gracias a eso nos gobiernan ratas y nos instruyen ratas.

No se trata de hablar mal de la fe cristiana, no tenemos nada particularmente en contra de la gente religiosa (yo soy un cristiano protestante confeso), pero eso no nos impide darnos cuenta de cómo la gente, en medio de su desespero ante la situación tan desigual de nuestra sociedad, busca refugio en este tipo de congregaciones manejadas por gente que “sólo le rinde cuentas a dios” (así, con ‘d’ minúscula, de ‘dinero’), para terminar siendo manipuladas y desgranadas por gente miserable y despiadada, que les vende un evangelio de prosperidad y milagros a cambio de sus ofrendas, mientras los aíslan de sus familias y amigos, volviéndolos empleados gratuitos de sus ambiciones.

Para mí, la peor desgracia que ha podido parir este país en ese aspecto es el “pastor” César Castellanos, de la MCI, y creador de la visión G 12, un esquema Ponzi (que se ha exportado a muchas naciones, incluida Bolivia) disfrazado de doctrina que recluta gente y la adoctrina mientras le arranca sus ingresos a punta de promesas pendejas.

Una anécdota interesante está en que durante la composición de esta canción, Alexander, nuestro baterista, protestó contra la canción porque le preocupaba la letra, que en serio le parecía una alabanza evangélica… y razón no le faltaba. Esta letra la construí con fragmentos de sermones de Castellanos, lo que es bastante triste porque es muy cercana a la basura que enseñan en esos templos.

El tercer single promo de Narcocracia, No Dejen Que Vengan a Mí, podría ser un perfecto soundtrack para la última intervención del Papa Francisco, que representa a la decadente Iglesia Católica, y su papel en la conquista del Poder en nuestros pueblos. ¿Cómo le fue a la canción en su promoción? ¿Algunas anécdotas en su producción y realización?

(L): En Narcocracia, nuestra dinámica compositiva es muy orgánica y espontánea. Tratamos de crear todo, de inicio a fin, en la sala de ensayo, participando todos arrancando de una idea simple.

Hay dos libros que tuve la oportunidad de leer hace poco (Dejad que los Niños Vengan a Mí y Este es el Cordero de Dios de Juan Pablo Barrientos), donde se documentan de manera muy específica casos de abuso infantil casi masiva, ejecutados por ministros católicos en diferentes partes del país (Colombia es una nación muy religiosa y muy católica).

Esta lectura fue un detonante de indignación que quería transformar en algo para la banda, así que les propuse que hiciéramos una canción Black Metal a nuestra manera.

Héctor fue quien dio las pinceladas iniciales, y salió un tema del cual nos sentimos muy orgullosos, siendo la última canción compuesta antes de entrar a grabar el Narcoaventuras, y decidimos a favor de ella, reemplazando a uno de nuestros primeros temas compuestos, dejándolo para lo que será nuestro segundo álbum.

La canción estrenó un video auto-producido, el día 7 de diciembre, día de las velitas, y ha tenido un desempeño muy satisfactorio (entendiendo que somos una banda auto-producida, auto-promocionada y nueva). Además, se ha vuelto una de las favoritas para tocar en vivo, y nuestros amigos la reciben muy bien, afortunadamente.

Narcocracia - No Dejen Que Vengan A Mí

En la presente edición pude disfrutar in extenso de las Narcoaventuras en el país del sagrado corazón, caracterizado por sus letras explícitas y directas. ¿Qué temas se han convertido en referentes para ustedes a la hora de interpretarlos? ¿Qué canciones forman parte de su público?

(H): Me Declaro tu Fan y ¡Ajúa!

(L): Tenemos menos de un año de banda consolidada, nuestro set list apenas se compone a hoy de 8 canciones propias, y 3 covers (de los cuales en cada show sólo tocamos uno o dos)…

Le apostamos a un show de al menos un 80% de música original, y la gente nos recibe muy bien desde que arrancamos, para luego, cuando nos bajamos y socializamos, recibir comentarios sobre lo que más les gustó…

Y algo que siento que pasa, es que cada canción es tan diferente la una de la otra, que puede tener el potencial para ser la favorita de alguien (al menos dentro de la banda, cada uno tiene su selección de favoritas, y es muy diferente la preferida de cada integrante).

Me Declaro tu Fan (Cañonazos Baleables en Vivo - Narcocracia en Concierto)

Bolivia vive del narcotráfico en manera pacífica, al contrario de su país o México. Algunos escándalos mediáticos, tras la caída de algunos traficantes o peces gordos de sustancias ilícitas, dieron los sugestivos sobrenombres de La Narco – Chola, El Narco Amauta, y uno de los más rimbombantes fue el Narco Avión. ¿Cómo les inspira este Narco Mundo al momento de crear y hacer música?

(J): El narcotráfico ha sido el estigma de la sociedad colombiana desde hace mucho tiempo, como causante de una violencia recurrente.

Colombia y sus habitantes nos hemos acostumbrado a ser vistos como productores de sustancias, como criminales, prostitutas, traidores, pícaros, corruptos y lamezuelas, imagen que claramente no representa a la mayoría de la población, pero que lamentablemente persiste por más esfuerzos que hagan las personas que “hacen las cosas bien” dentro y fuera de nuestro territorio.

Sentimos la necesidad de expresar este tipo de problemáticas para que el mundo conozca lo que sucede, sin la pretensión de “limpiar” el nombre del país, y desde una perspectiva irónica y divertida con la cual, no sólo ponemos en evidencia las incoherencias a nivel político y administrativo de nuestros territorios, sino los absurdos y ridículos a los que nos someten a diario, bombardeando el diario vivir de los habitantes, convirtiéndolos en zombies con altavoces, vitoreando los nombres de caudillos, farsantes, y faranduleros sin talento en cuanta oportunidad de división exista.

No podemos negar que estas situaciones que parecen tan fantasiosas nos ofrecen material fresco a diario para componer nuevas canciones.

(L): La demora es encender la televisión y ver RCN o Caracol, abrir un portal “informativo” como El Tiempo o Semana… la inspiración llueve a cántaros, nos la ponen muy fácil. El problema está en que aquí al que habla fuerte y/o se pronuncia mucho lo silencian (y luego le crean reputación de aliado de las guerrillas o maleante para justificar la baja).

Nuestro ex presidente, Evo Morales, es uno de los capos de los capos del narcotráfico latinoamericano, y se hace el santo e indigenista. Acá le decimos “pachamamoso” y “sucialista”, que va camuflando sus carteles, mafias y logias bajo el título de Indio o Indígena, pero en definitiva son fuente de inspiración para la toma de consciencia y resistencia. ¿Algunas anécdotas que nos puedan compartir desde su trinchera del arte musical?

(L): La corrupción es un mal endémico, no sólo en Colombia, es algo casi “natural” en Latino y Suramérica, y se disfraza de colores y bandos. Nosotros vivimos en un Narco-Estado que se sostiene en el Poder gracias al miedo, al ‘coco’ del ‘Castrochavismo’.

La gente sigue eligiendo a la misma estirpe de ratas por miedo a que el país se vuelva otra Venezuela. La gente se resigna y prefiere quedarse con el mal que conoce, perpetuando así a los verdugos, bajo la dolorosa justificación del triste “que robe pero que deje trabajar”.

Es lamentable, pero cierto. Entonces, los que ponen presidentes siguen manejando el Poder con sus títeres, hacen leyes a sus medidas, y se siguen enriqueciendo de manera “legal” pero inmoral, mientras el narcotráfico tiene su propia economía, protegida por militares, funcionarios de Gobierno y políticos elegidos con voto popular. Es un circo de coca y plomo.

Nación de Bien

narcocracia

Durante el recorrido musical de Narcocracia, ¿qué evento o Festival los ha dejado marcados?

(L): Somos una banda nueva, tuvimos nuestro primer show en marzo del 2021, y volvimos a tocar hasta inicios de octubre del mismo año (por aquello de un pico de pandemia que hizo que todo volviese a cerrarse), lo que nos deja realmente con apenas tres meses de actividad en vivo, sumado lanzamiento de disco y promoción del mismo.

Eso hace que cada evento tenga algo especial que destacar, pero personalmente me quedo con los dos que hemos tenido en Ace of Spades de Bogotá, un club con una tarima espectacular, un sonido de alta factura, y del que hemos sacado mucho provecho en las dos ocasiones en las que hemos estado.

Allí grabamos nuestro primer EP en vivo, y allí grabamos el álbum en vivo que próximamente presentaremos no sólo en CD, también en nuestro canal de YouTube.

¿Cuál es su frase, lema, dicho o verso que le anima a seguir en la batalla y/o juego de la vida?

(H):La indignación hasta arriba, y el perreo hasta abajo, hijueputa’.

(J):Esperamos les haya gustado, y si no, pues perdieron la plata, hijueputa’.

(L): Hay dos mantras, por llamarlos de alguna manera que tenemos como banda, y que me gustan mucho: ‘Sea uno, sean 10, sean 100 o sean 1000, damos el mismo show’ y ‘No somos una banda de derechas o de izquierdas, somos antihijueputas, y de esos abundan en todos los bandos’.

Actualmente, y levantando de a poco la mirada con más coraje y valentía, ¿cómo se encuentra el panorama musical y cultural en Colombia?

(H): Sigue complejo, falta mucha cohesión en las bandas para lograr el objetivo de crecer juntas. Falta apoyo para el pago por entretenimiento, al estar ubicados en una región de ritmos tropicales siempre será difícil consolidar una apuesta y reconocimiento a géneros no tradicionales.

(J): El panorama cultural en Colombia tiene dos caras -suponemos que ocurre igual en todo el continente-.

Una, en la cual se muestra a sus mayores exponentes -que usualmente son pocos-para promover el turismo, la riqueza material e inmaterial y las tradiciones del país, y otra en la que el apoyo institucional es ridículo, mínimo o insignificante para los sectores de la cultura, las artes y el entretenimiento, llegando a extremos de no permitir la creación de empresas con enfoques específicos en estos campos, u ofreciendo facilidades económicas sólo a grandes conglomerados para la circulación de artistas de géneros específicos o “populares”, como dirían ellos.

Claramente, en el último eslabón de la cadena se encuentran los artistas y creadores, los equipos de apoyo técnico, los maestros, y la mayoría de agentes que con ánimo, o sin ánimo de lucro, pretenden promover la cultura -y en nuestro caso la música – dentro de los territorios.

(L): Depende de la perspectiva. Estamos en una Escena llena de bandas donde, en mi opinión, no hay una cultura de respaldo a las bandas nuevas. Es común ver eventos con apenas personas adentro, y hay una rivalidad absurda entre las bandas, donde es difícil hacer alianzas para hacer cosas juntos, tirando cada quien por su lado, haciendo que la construcción de una Escena rentable sea complicada.

Por otro lado, nosotros jugamos en nuestra propia liga, no nos limitamos a un público “metalero”, y nos esforzamos por dar un show dinámico y divertido, donde sonreímos, interactuamos, jugamos y bromeamos con los asistentes, tratando de dejar una experiencia integralmente memorable, que sea como una fiesta, una parranda, un carnaval.

Para nosotros, las bandas también son público, y nosotros también somos público de las bandas con las que compartimos, así que disfrutamos el privilegio mientras buscamos crear lazos fraternos entre colegas.

También nos esforzamos mucho por tener unas comunicaciones digitales que tengan impacto. Nos esforzamos mucho en tener una estrategia y ejecución de redes sociales que nos ayude a llegar a más personas, y tratamos de tener una relación casi que personal con las personas que creen en nuestro trabajo, y nos da resultados.

Somos una banda nueva, pero nuestros números de indicadores digitales y de ventas nos dicen que vamos por buen camino.

Para la gran fanaticada de melómanos, qué discos recomendarían dentro de la producción y avalancha de música realizada en Colombia. ¿Algunos referentes o sugerencias para tomar en cuenta y adjuntar a las colecciones?

(J): Colombia tiene una gran cantidad de agrupaciones de Rock y Metal con propuestas de muy buena calidad, nos vamos a extender, pero ninguna lista hace verdadera justicia a lo que se realiza en nuestro país: Vitam et Mortem, No Raza, Masacre, Kraken, Implosion Brain, Soul Disease, Deathmosphere, Under Threat, Vein, Xinnix, Defaced, Templa et Cinere, Ingrand, Licantropía, Predattack, Threshold End, Narcopsychotic, Nonsense Premonition, Pitbull HxC, El Sagrado, A Blind Beggar, Holocynic, High Rate Extinction, Ripping Flesh, Tears of Misery, Perpetual Warfare, Convict3d, Syracusae, Newen, Ray Morgan, Herejía, Therrorder, GADU, Aire como Plomo, Random Revenge, Sacred Goat, Koyi K Utho, Solegnium, Brainblast, Betta, Dead Silence, Ennui, y muchas más, algunas las pueden encontrar en el siguiente playlist (de mi creación).

(L): Tengo un par de líos con esta pregunta, así que trataré de manejarlo con la mayor humildad y elegancia posible.

Colombia es un país que en mi opinión pareciera tener más bandas que fanáticos por este tipo de música, así que no es sino levantar una piedra, y salen un montón de bandas nuevas cada día, lo que hace tremendamente difícil seguir el rastro incluso a una pequeña parte, sumado a que muchos músicos desafortunadamente se quedan con ser muy buenos músicos, pero descuidan mucho la parte promocional, lo que hace difícil descubrirlas.

Además, hay una cultura mal llamada “underground”, en la que se excusan muchos para no hacer las inversiones correspondientes para grabar sus canciones, y presentarlas de manera medianamente adecuada, siendo bandas que llevan muchos años tocando, con toneladas de música y apenas alguna grabación de calidad modesta. Pasa mucho, lo que reduce mucho la selección al momento de poder recomendar algo.

Soy muy fan de bandas como Ingrand y Under Threat (bandas nacionales que admiro tanto como a las internacionales, y que han sido gran influencia en mí), bandas como Ethereal, Soulburner, Koyi K Utho, por mencionar algunas de las más veteranas…

Incluso bandas más recientes (10 años o menos) como Licantropía, Eyes of Kunturi, Defaced, A Blind Beggar, Holyforce, Yimark o Narcopsychotic tienen material muy destacado. No me atrevo a mencionar más porque me quedan faltando, y no sería justo. Esto es apenas un abrebocas.

Narcocracia presentaron su mercancía o merch entre discos originales, gorras y poleras que se ven muy geniales para coleccionar. ¿Cómo les fue con su público y la distribución del material?

(L): Estamos gratamente sorprendidos. La recepción de nuestra mercancía y discos ha sido muy satisfactoria, entendiendo que los CD’s cada vez se venden menos, y nosotros somos una banda nueva con un reconocimiento que apenas está iniciando.

Lo cierto es que después de la primera inversión no hemos tenido que invertir de nuestro dinero nuevamente. Nuestra mercancía y discos se han vendido lo suficiente para hacer reinversiones en más camisetas, más gorras, nuevo disco en Vivo, incluso tenemos listo el dinero de nuestra próxima grabación, y aún tenemos mucha mercancía por vender.

Que Narcocracia pueda sostener sus costos, y la economía de la misma esté fluyendo, nos motiva aún más a seguir haciendo cosas. En el camino hemos ido haciendo muchos amigos que nos han creído y han comprado algo de Narcocracia, incluso desde redes. Muchas personas que ni conocemos nos han adquirido algo, así que no tenemos más que palabras de gratitud a todos ellos.

La “Plandemia” avanza sin freno, cobrando la libertad y dignidad de la humanidad, además de la existencia terrenal de millones de seres. Si en la posibilidad de las medidas se puede mantener actividad cultural alguna, ¿qué proyectos tiene Narcocracia para el 2022? ¿Alguna primicia que nos puedan compartir?

(H): Se viene la continuación de las Narcoaventuras en el Nuevo Mandato.

(J): El soporte que se debe ofrecer por parte de los medios de comunicación es vital para que nuestro sonido y nuestro arte pueda cruzar fronteras; sin embargo, el apoyo a nuestro material digital en plataformas y a la compra de nuestra mercancía nos puede brindar los medios para llegar físicamente a más lugares.

Se vienen grandes cosas, como el lanzamiento de una de nuestras presentaciones, Playthroughs de nuestros músicos tocando los temas en sus instrumentos, Versiones Karaoke para que nos acompañen con su voz en nuestros conciertos, y la preparación de nuestro segundo material en Estudio, así que no nos vamos a detener, al menos no por un buen tiempo.

(L): Actualmente Narcocracia estamos por presentar nuestro disco en Vivo de un concierto memorable que tuvimos cerrando año.

Lo lanzaremos en físico (con su respectiva línea de camisetas), en digital, y presentaremos dos sencillos en nuestro canal de YouTube antes de subir el concierto entero (está a cuatro cámaras y con una mezcla y masterización que hace que nos emocione mucho compartirlo con ustedes). Estos son al menos tres meses de promoción.

Tenemos pendiente el último video promocional de Narcoaventuras, que estaremos presentando en inicios de febrero. Estamos en proceso de composición de un nuevo álbum, planeamos entrar en Estudio antes de finalizar este primer semestre del año, lo que traerá más mercancía, videos, eventos.

Por lo demás, considero que somos inquietos, así que no descartamos el factor sorpresa.

La despedida, un mensaje final para la gente que disfruta su música, y para los nuevos seguidores de Narcocracia.

(H): Recuerden, apoyen más a las bandas locales que a las internacionales.

(L): Gracias, Alfonseka y amigos de LaCarne Magazine, por abrirnos las puertas y permitirnos hablar tan a gusto de nuestro trabajo. Es por mucho la mejor entrevista que nos han hecho a la fecha. Por lo demás, a ustedes que apenas se enteran de nuestra existencia, gracias por darnos la oportunidad y verle valor a nuestra propuesta.


Entre dolores de cabeza por parte de las nuevas normas que llegan por parte de los corruptos Estados que nos gobiernan, aprovechando las condiciones sanitarias que nos someten a un rigor de leyes para tratar de obedecer a esa imagen que proyectan los mandatarios, estar preocupados de sus pueblos, quienes vienen cantando, protestando y comunicando desde géneros musicales casi discordantes con las reglas imperantes.

Gracias por la entretenida entrevista que hemos disfrutado, además de aprovechar las sugerencias metaleras de la banda para viajar por tonalidades brutales y novedosas, con total irreverencia hecha Metal. Éxitos para el 2022 y siempre.

Más información sobre Narcocracia en los siguientes enlaces:
Facebook
Instagram

Deja tu opinión!

quince − cinco =