Lennie Tristano y el Jazz en los años 50

Seguimos en los años 50, una década extremadamente fructífera en la historia del Jazz y pionera para muchos estilos futuros. Una figura importante, como ya mencioné en el artículo anterior, es el señor Leonard Joseph Tristano, más conocido como Lennie Tristano, a quien le quiero dedicar esta sección, y más específicamente a su álbum Crosscurrent, hoy publicado bajo el nombre “Intuition – Lennie Tristano´s Historic 1949 Capitol Sessions”.

Inicios de Lennie Tristano

lennie tristano

Lennie Tristano nace en Illinois, Chicago en 1919 “casi ciego en el seno de una familia originaria del sur de Italia inicia sus estudios de piano con su madre, cantante de opera y pianista. A los diez años entra en una escuela de Chicago donde estudia teoría musical, saxos alto y tenor, clarinete y violoncello, y a la vez, dirige la orquesta de la escuela” [i].

Según el texto que acompaña el disco arriba mencionado, en esta época también tocaba trompeta, guitarra y batería. Más tarde inicia estudios superiores de música y consigue un ‘Bachelor of Music’ en solo dos años. Es después de sus estudios cuando empieza a interesarse por el Jazz y en general por la improvisación musical.

Sus influencias, a parte de la música clásica (especialmente Bach), se pueden resumir con los siguientes nombres: Art Tatum, Bud Powell, Earl Hines Lester Young y Charlie Parker. En 1943 empieza a compaginar su carrera como músico con la docencia, por lo cual se le debe considerar también como un importante ‘Jazz Educator’ (profesor de Jazz).

Más tarde hasta funda su “New School Of Music” en Nueva York. Por aquel entonces coincide con Lee Konitz, saxofonista alto, también originario de Chicago, con un estilo único que jugara un papel importantísimo en sus futuras formaciones. En 1945 colabora con la formación de Earl Swope (trombonista) y Woody Herman (clarinetista, band-leader y cantante), lo que le lleva a trasladarse a Nueva York en 1946.

De su circulo de estudiantes y colegas cristaliza en 1948 un sexteto extraordinario: Lee Konitz (saxo alto), Warne Marsh (saxo tenor), Billy Bauer (guitarra), Lennie Tristano (piano), Arnold Fishkin/Harold Granowsky (bajo) y Denzil Best (batería).

El grupo trabaja un año en estrecha colaboración, cosa poco frecuente en el agitado mundo jazzístico,  hasta finalmente grabar Crosscurrent para el sello Capitol en los meses de Marzo y Mayo de 1949 en Nueva York.

El estilo de Lennie Tristano

Lo especial del estilo de Lennie Tristano es un enfoque muy lineal de sus improvisaciones. Hasta ahora, hablando a grandes rasgos, la improvisación melódica en el Jazz se basaba sobre todo en tocar lo que la base armónica preestablecía (la parte vertical de la música). En otras palabras: los instrumentos melódicos tocaban los acordes del piano o de la guitarra en forma de notas sucesivas (arpegios) para crear líneas melódicas.

Tristano intenta darle a la línea melódica en sí más importancia, de manera que podría existir también sin armonía. Su empeño consiste en evitar la repetición de ideas e llegar a improvisar ‘de verdad’ sin la utilización de ‘licks’ (fragmentos melódicos preestablecidos y pre-ensayados). Más tarde, en su álbum “Lennie Tristano” del 55 incluye dos temas en los cuales prácticamente no toca ningún acorde, solo una gran línea melódica, cosa bastante particular de un pianista, teniendo en cuenta que el punto fuerte del piano precisamente suelen ser los acordes.

La última consecuencia, por muy paradójica que parezca, es la anulación completa del instrumento armónico en algunas formaciones del Cool Jazz como por ejemplo el Gerry Mulligan Quartet con Chet Baker del año 52/53, con la formación: saxo, trompeta bajo y batería.

A parte de la línea melódica a secas, a menudo experimentaba con el contrapunto, o sea la combinación simultánea de dos o más voces melódicas independientes. De hecho se le considera pionero en la improvisación de contrapuntos [ii]. Otra particularidad era una independencia total de melodía y compás. Es decir: tocaba frases asimétricas que no se correspondían con los compases, pasaban la línea de compás y las estructuras de la forma general de la pieza musical, hasta tal punto de tener dificultades para encontrar un batería capaz de acompañarle adecuadamente.

Esto último obviamente también existe en el Bebop por ejemplo, pero no de un modo tan perfilado e intencionado.

Lennie Tristano en el estudio

A la hora de grabar su música es probablemente el primer músico de Jazz que experimenta en contadas ocasiones con la posibilidad de grabar por pistas, impresionantemente documentado en su tema Turkish Mambo del 55 en el que graba tres líneas melódicas una encima de otra, cada una cambiando independientemente de compás durante la pieza. El resultado es una delirante combinación de voces, contrapuntos y poliritmos.

A pesar de su especial interés en la melodía también sus acordes y enlaces armónicos eran complejos e innovadores.  A todo esto hay que añadir otra novedad que introduce en sus grupos y que tal vez sea la más revolucionaria: Al final de sus conciertos, Lennie Tristano y sus músicos a menudo solían tocar una pieza libre, es decir que lo único que se acordaba antes de interpretar era el orden de entrada de los instrumentos. Eso mismo, por cierto, también lo solía hacer con sus alumnos.

En el álbum aquí presentado se graban dos piezas libres: “Intuition” y “Digression” son “las dos primeras piezas ‘free’ (libres) de la historia” [iii], un hecho más alucinante aún teniendo en cuenta que de este modo se adelanta una década a la tendencia principal de los posteriores años 60: el Free Jazz.

Críticos de su música la tachaban de fría, sin emoción, demasiado intelectual. Es curioso comparar el punto de vista del propio Tristano: se anunciaba a menudo como “Lennie Tristano and his Intuitive Music” [iv] (Lennie Tristano y su Música Intuitiva), haciendo hincapié en que precisamente lo que le interesaba era la intuición y emoción.

Dedicó toda su vida a una sola meta: alcanzar el dominio total de su instrumento y la música para, de esta manera, llegar a un estado total de control y libertad al mismo tiempo pudiendo así dar paso a la esencia del Jazz: el sentimiento y la emoción, trabajo que realizan en el fondo todos los músicos de Jazz. Lennie Tristano, en una conversación con el crítico Barry Ulanov señala: “No puedo nunca pensar y tocar al mismo tiempo […]. Es emocionalmente imposible. [Añade Ulanov:] El pensamiento es una anticipación de la actuación. El estudio precede a una grabación como ésta semana a semana, mes a mes, año tras año.” [v]

Su álbum Crosscurrent (‘Capitol Sessions’) / Intuition fue publicado por partes desde 1949 hasta 1954, ya que al parecer la empresa discográfica no se atrevía del todo a lanzar el material (probablemente temiendo un fracaso económico, ignorando por aquel entonces su importancia histórica).  Hasta que finalmente fue publicado completo en 1972. En 2012  se incluye en la ‘Grammy Hall of Fame’ de grabaciones. [vi]

Hoy más que antes la influencia de la ‘Escuela Tristano’ sigue teniendo tardíos discípulos indirectos como Mark Turner, Kurt Rosenwinkel, Jorge Rossy por mencionar algunos. [vii]


[i] Guía Universal del Jazz Moderno, p. 359
[ii] El Jazz – de Nueva Orleáns al Jazz Rock, J.E. Berendt, p. 440
[iii] Guía universal del Jazz Moderno, p. 360
[iv] El Jazz – de Nueva Orleáns al Jazz Rock, J.E. Berendt, p. 42
[v] texto original de la portada del álbum “The New Tristano” de Barry Ulanov
[vi] http://de.wikipedia.org/wiki/Crosscurrents
[vii] https://jazzlives.wordpress.com/2011/01/08/the-tristano-school-new-york-times-jan-9-2011/

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + nueve =