Kanitrou, un emblema del Hip Hop en el Sur de Chile

kanitrou

Las cuencas y ríos de la mar musical muchas veces son complicadas o difíciles de surcar sin barcaza, sin norte fijo, sin equipamiento necesario. Es por eso, que, para partir al Sur del continente Sudamericano, en este recorrido que iniciamos en los Andes altiplánicos de La Paz – Bolivia, nos armamos de Hip Hop, retomamos la palabra como guía, y nos aventuramos al viaje, directo a Temuco en busca del rapero, beatmaker y productor conocido popularmente como Kanitrou.

En el recorrido, el artista sureño acaba de presentar el espectacular videoclip de Pájaro Azul, un tema single que nos masacrará el ego, a punta pie nos sacará las durezas o temores estancados en el corazón, y ablandará el Espíritu o Ajayu, como le decimos por estas tierras a nuestra almita en pena, envenenada muchas veces por el miedo, la flojera, y el engreimiento.

Quizás también te interese leer:
Rabia Rivera, mujer es poder
El Cholo, pionero del Rap en Bolivia
Cami Cuesta, el Teatro de la Poesía Musical

KANITROU, Rap y Filosofía desde el Sur de Chile

kanitrou

Precisamente la obra se inicia con el verso repetido que dice en sánscrito “Avalokiteśvara” (अवलोकितेश्वर), y que, como bien el autor nos invita a saber del significado, pues nos conectamos de inicio con este hermoso Bodhisattva de la compasión, que significa en nuestro idioma: “Señor que mira hacia abajo”. Entonces, encomendados por el Maestro Ascendido Buda, damos inicio a la presente travesía, en exclusiva con LaCarne Magazine.


Luego de casi tres años en cuarentenas, y la pandemia debido al COVID -19, personal y musicalmente hablando, ¿cómo se encuentra en el aquí y ahora?

Personalmente me encuentro bien, junto a mi hija y mi compañera de vida, mi familia (papá, mamá, hermanos) está piola, pese a que me dio COVID dos veces. La primera vez fuerte y la segunda no tanto. Todo bien por suerte, agradecido. Monetariamente ahí andamos, clase trabajadora, hay que darle siempre a cualquier huevada.

Musicalmente haciendo cosas, acabamos de estrenar el video de Pájaro Azul. Tengo un nuevo single ya grabado, pero por arreglar. Estamos haciendo musiquita. Tenemos un par de tocatas agendadas, salimos a Osorno (17/11) y en Temuco (3/12), tratando de girar los discos Humores (2020) y Malabar (2021).

Carlos Humberto Cartes Arraigada, una breve reseña de Kanitrou, ¿dónde y cuándo nace? ¿Cuáles son los inicios de Kanitrou en la música?

Nací en Temuco, el primero de marzo de 1985. Vivimos por Trapiales, un pueblo nuevo, como hasta que cumplí un año y medio. Después nos cambiamos por el sector Estadio Germán Becker, cerca del Teatro Municipal de Temuco.

Musicalmente, ahí con los mismos cabros, vivía cerca de una población que se llama La Yaiba. Conocí a unos cabros que ya rapeaban, tenían teclado SV, estaba el Alexis -me acuerdo de varios- que hacía pistas en su instrumento, El Huevo, El Bicho, El Negro Andrew. Con ellos caché lo que era hacer Rap.

Mi primera incursión fue haciendo Beat Box, y como al año me atrevía a hacer Freestyle. Pasó un tiempo, y traté escribir, pero no me salía, era brígido. Todavía me gusta el Freestyle, no así las Batallas. La primera vez que rapié fue en la ciudad Imperial, creo que entre 2002 o 2003.

¿Por qué del a.k.a. de Kanitrou?

Yo me llamo Carlos. Entonces, la hermana de un amigo me puso “Carlitro”, “Carlitro de Vino” me decían cuando tenía 15 o 16 años.

Luego mutó en “Canitrot”, que era un personaje del Japenning (célebre programa de humor chileno, creado en 1978 y de gran éxito durante las décadas de 1980 y 1990). Llevaba tiempo freestyleando, y a ese nombre le puse la “u» para que rimara con “Flow”, y ahí quedó Kanitrou, cachai (jajaja). Ésa es la anécdota de mi irrelevante a.k.a.

¿Qué estilos musicales han influenciado en el sonido de Kanitrou?

Yo tengo como crianza metalera. Ésa es como mi raíz. Yo me crié con un primo hermano 9 años mayor que yo que se llama Marcelo, quien tocaba el bajo en bandas de Metal. Viví con él desde que tuve uso de razón, y él escuchaba Metallica, Anthrax, Slayer, Megadeth. Después mi hermano se fue de la casa, y ahí tomé otro rumbo musical. Me fijaba en la tele y la radio.

Ahora ya más de viejo me gustan los Dead Can Dance, su sonido me encanta. Igual he descubierto Pink Floyd. En letras, Jorge Gonzáles, el máximo en Chile. Spinetta, Charly García, Aznar.

¿Qué artistas lo han marcado e impactado?

De más chico escuché Soda Stereo, Queen, Michael Jackson, Los Fabulosos Cadillacs, en MTV veía Illya Kuryaki, y lo que me impactó para volver al Metal fue Marilyn Manson. Entre mis 12 o 13 años vi el video de The Beautiful People una y otra vez, peleando con mis papás para que me compren el disco Anticristo Súper Estrella, lo vacilé caleta. Nirvana también me gustaba.

Ya en mi adolescencia escuché Rap más punkie, como le decía yo, Nach por las letras, de Chile: Panteras Negras, Rezonancia, Makiza, Tiro de Gracia. También me gustaban el Punk y sus textos, no así la música, Evaristo (ex La Polla Records). Otro artista que me marcó fue Ose Him de la Jauría de las Rimas, también Violadores del Verso.

Ver a SFDK acá en Temuco, gracias a la producción de Jotaose Lagos, fue impactante. Ese loco del Zatu me marcó.

La Música me Sana

kanitrou

¿Cuál es su discografía?

Discos reales, porque antes había maquetas desde 2006, Apuntes de mi grupo La Tarea en 2008, La Deuda con La Tarea (2011), en 2014 sacamos Tesis con El 4to Karamazov, en 2018 editamos Furtivo con Akka.

Mi primer trabajo solista en 2020 presento el EP conceptual Humores, inspirado en la Teoría de los Temperamentos de Hipócrates, y en el 2021 estreno mi primer álbum solitario, Malabar. También hay temas sueltos.

¿Cómo le fue en cuanto a su ópera prima Malabar? ¿Cómo estuvo el proceso de producción?

El proceso de producción de ese disco en general pasó el 2021, en plena pandemia. Me encerré y empecé a hacer muchas bases, aprendí a tocar el teclado a los 31 años, y de ahí comencé a crear mis propias pistas. Grabado y mezclado en casa por mi persona, masterizado por DJ Pérez.

Anunció en sus redes sociales el rodaje del tema Praxis, una excelente canción que se desprende del álbum Malabar. ¿Qué nos pueden comentar de la canción y realización?

Praxis salió así. Empiezo casi siempre con la batería, como que el bombo me habla y tira para dónde voy. Busco un bombo, una cajita, se me marca el tempo y después le chanto su Hi Hat, y lo voy adornando. A Praxis le puse elementos de música clásica: un oboe, un fagot, chellos, violas, y creo que clarinete.

Hay una mezcla gorda que hice, sumando el bajo y la batería clásica, el loop va de Do menor a Fa menor en cada una de las secuencias jugando entre medio con los acordes y las notas. Lo de la letra salió enfrentando el silencio de la instrumental con la boca.

Pude disfrutar en su canal YouTube del videoclip Principio, canción del EP conceptual Humores. ¿Cómo nace la obra? ¿Algunos detalles de su producción?

Hace 5 años atrás, cuando estaba en ese proceso, hice la instrumental para Bilis Negra, y yo sabía que iba a ser una pieza melancólica. La dejé guardada como tres años, y un día la encontré. Se me había olvidado que la tenía. Estaba buena y quería grabarle un saxo, que lo grabó un amigo vecino, y yo sabía que el tema se iba a llamar Melancolía.

Empecé a buscar información, y de pronto me apareció la palabra “bilis negra” en mi investigación, aparece “humores”, y de ahí me metí en el mundo del tema más profundo. Sabía que existía Hipócrates como padre de la medicina moderna. No lo conocía, entonces fue muy bacán. De la canción Bilis Negra pasé a querer hacer los cuatro. Fue un punto de partida importante para el trabajo que yo quiero realizar.

Acaba de estrenar el videoclip del single Pájaro Azul, una excelente canción y una obra visual de alto nivel narrativo, impactante y creativamente excelente. ¿Qué nos puede comentar de la producción y dirección de la obra?

La producción y dirección están a cargo de @cenitfilm junto al hermano Jacob Sandoval. Él hizo todo de la parte técnica (dirigió, hizo cámara, iluminación y post producción). La idea original es mía, los tres personajes -los tres centros, de nueve, del eneagrama- que son el miedo, la pereza y la vanidad. El vestuario y maquillaje están a cargo de @cromaticalibre, quien ahora me representa y se hace cargo de mis visuales.

¿Qué nos pueden comentar de la Escena en su región?

Aquí en Temuco hay muy buen Rap. Hablando de la escena en general, se mueve harto. Quizá por mi cercanía con él lo encuentro tan bueno.

Tuvo la oportunidad de regresar al En Vivo y Directo, ¿cómo le fue? ¿Algunas anécdotas que nos puedan compartir?

Salimos después de dos años, aquí en Temuco, con la presentación del álbum Malabar, que la tuvimos que hacer tranquila, piola y chiquitita. Había un aforo de 80 personas y se llenó. Estuvo bien bacán, la pasamos a toda raja. Como anécdota, ¡un “perejil” se robó un cable!, lo demás fue todo hermoso, la tocata fue maravillosa.

La Música Me Sana, Tupananchiskama, Estoy Aquí, Sembrador, Poco Veneno No Mata son unas de las canciones que me gustaron, entre las anteriores ya mencionadas. ¿Qué temas son sus referentes?

Yo creo que La Música Me Sana, por el coro pegajoso. En Vivo la vacilan más, pero a veces las canciones que más llegan te dejan medio inmóvil. De las canciones que nombras, a mí también me gustan.

En el Malabar del Rap

kanitrou

Desde Chile para el mundo, ¿qué agrupaciones o MC’s nos recomienda para tomar en cuenta y prestar colección?

El Piño Amargo de La Tarea, El 4to Karamazov, Jotaose Lagos, Segundo Aliento, Eficrack, Damanik Otto, y de mujeres, por ejemplo: La Belén, HDR.

¿Tal vez alguna cábala o grito de guerra para entrar al Escenario?

Como intentar repetirme del disfrutarlo, pasarlo bien, porque hay una tensión que es inevitable.

Yendo más allá de la música, y adentrándonos en el Séptimo Arte, ¿qué películas recomienda dentro de sus preferidas?

Sólo contra Todos de Gaspar Noé, director de Irreversible, y tiene la precuela que es Carne. Ciudad de Dios me encanta, una de mis películas favoritas. Nikita en versión francesa es una peliculaza, El Profesional igual me gusta, Azul Profundo es buenísima.

Rocky I, Robocop I es un peliculón, de las más buenas, ¡es chacal! Paul Verhoeven su director, hizo una crítica a las armas, las drogas, el alcohol, la delincuencia, los empresarios, las constructoras de ciudades. ¡Buenazo!

Caminando por la vereda de la literatura y narrativa, ¿cuáles son sus libros de referencia o escritores icónicos?

Que sean como icónicos: Dostoyevski, igualmente Tolstoy o Gustave Flaubert. El poeta Pablo de Rokha como escritor, o Humberto Maturana, Claudio Naranjo, Gabriel Salazar.

A parte de tener una carrera consolidada como portavoz de la palabra y poeta del Hip Hop, hace instrumentales a pedido. ¿Cómo le va en cuanto a producción musical? ¿Dónde contactarlo para adquirir sus beats?

Los cabros han comprado pistas, y eso es bacán. Me mandan los temitas y es pulento. Me contactan por un mensaje interno al Instagram o a su correo que sale, ahí vemos qué es lo que quieren, me mandan una referencia. Dependiendo de ésta, veo cuantas capas tiene y de ahí, yo te doy un presupuesto.

¿Qué es la música para Kanitrou?

Es algo muy importante, como lo más importante después de mi familia. Es maravillosa, me ha llevado de viaje, conocer personas. Aunque sea a las duras y maduras, podemos decir que estamos -entre comillas- viviendo del Hip Hop. Yo también hago talleres de producción musical a niños, no sólo tocatas y discos.

¿Qué proyectos tiene Kanitrou para el resto del 2022 camino al 2023?

Yo creo que vamos a soltar el videoclipde Praxis, espero que eso suceda. A veces los recursos para armar un set de calidad y sacar el trabajo como se merece cuestan.

Antes del cierre, su mensaje final y palabras sabias.

Tratar de seguir buscándonos a nosotros mismos en un sentido, pero también ver la Comunidad. Como diría el Dalai Lama: “ser sabiamente egoístas”. Partir de adentro para afuera sin olvidarse de los que están ahí.

Creer en uno, lo que pasa adentro, no hacer caso si te dicen “raro”, y, si lo hacen, lo más probable es que ellos sean raros. Nadie lo dice de una manera positiva, sobre todo si eres de 6 o 7 años y te estás formando. Que venga el profesor y los padres a decir eso, es un golpe complicado.

Una tarea enorme de los que somos papás y mamás, tratar de construir una confianza en los seres que vienen, y uno la construye siendo más que diciendo. Uno es lo que hace y no lo que dice.

La despedida para la gente que disfruta su música y para los nuevos seguidores de Kanitrou.

Agradecido de que le den atención a lo que hago. Ojalá que pueda ir a tocar, algún día, al lugar donde ustedes están, el En Vivo es lo máximo.

Disculpas por expandirme tanto, disculpas por no haber escrito, pero creo que grabar el audio en la mejor calidad mp3 fue la manera más real de poder responder las preguntas, porque me senté en un momento a tratar de escribir, pero las respuestas me salían muy cortas, muy lacónicas, muy fomes, y así creo que me explayo mucho mejor. ¡Un abrazo grande!


El rapero, beatmaker y productor Kanitrou, de seguro es ya un emblema de la región de la Araucanía, el Sur chileno, quien viene sembrando su legado, desde el grupo La Tarea hasta sus álbumes solistas.

Por otro lado, en sus mensajes musicales nos invita a esa sanación casi yóguica, tratando de conectar el cuerpo, la mente y el espíritu con la toma de consciencia. En este caso, esa respiración y meditación en forma de soga musical que nos brinde paz y brillantez al momento del diario vivir.

Éxitos en la producción y realización de Praxis, que con mucho calor estaremos esperando florecer y Ser para ver.

Más información sobre Kanitrou en los siguientes enlaces:
Facebook
Instagram
YouTube

Valora este contenido

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Compártelo con tus seguidores y amigos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *