Consejos para la masterización en Home Studio

masterizaciónMasterización de audio en un Home Studio

No cabe duda que la postprodución y la masterización de un audio  hecha por un profesional experimentado dará como resultado un buen trabajo. Pero muchos de los músicos no podemos permitirnos contar con un profesional y decidimos hacerlo nosotros.

En este artículo vamos a ayudarte a entender algunos de los conceptos básicos para que vayas familiarizándote con ellos. A medida que vayas practicando y experimentando, conseguirás adquirir un mayor dominio de tu Home Studio.

Primeros pasos en la Masterización de audio

A la hora de ponerte a trabajar en la masterización de un audio lo aconsejable es ir poco a poco. No quieras hacerlo todo de una sola vez, porque el resultado puede ser decepcionante. Primero debes hacer la mezcla y una vez la tengas es aconsejable que la masterices. Algunos productores lo que hacen es masterizar mientras mezclan. Asegúrate antes de hacerlo que la mezcla es la definitiva.

Para realizar la masterización de tu audio es aconsejable mezclar y masterizar en un solo paso, es decir, tratar de mezclar y msaterizar simultáneamente en un proyecto multipista. Cuando hagas ambas cosas a la vez puede que te surja la tentación de mezclar y masterizar e incluso volver a grabar dentro de la misma sesión. Debes tener en cuenta que la separación de la grabación, la mezcla y la masterización es muy importanate. Cuando masterizas te centras principalmente en el sonido global o general de la mezcla y cómo mejorarlo. Pueden surgirte dudas o preguntas como «¿cómo sonaría con este parche aquí?»

Si te centras demasiado en el trabajo de un único instrumento, en un arreglo muy complejo, etc; puedes perder el hecho de que a lo mejor has mejorado el sonido de un instrumento o incluso que todo lo demás puede haber sufrido algún impacto negativo sin darte cuenta porque estás obcecado con ese arreglo o con el sonido de un instrumento en concreto. Lo más importante es que obtengas el sonido que deseas y una vez lo tengas, ya podrás mezclarlo y, como último paso y por separado, masterizarlo.

«Cuando masterizas te centras principalmente en el sonido global o general de la mezcla y cómo mejorarlo.»

Una parte esencial para aprender a masterizar es practicar masterizando el trabajo de otros. Esto hará que puedas practicar bien escuchando la variación de balances, tonos y rangos dinámicos. Todos los ingenieros y productores tienen una visión particular y propia de todos estos aspectos. Hablando claro, podemos decirte que el trabajo que realiza un ingeniero de masterización es tratar de obtener la visión del productor, el sonido que quiere el productor  (y en última instancia el artista). Una vez que vayas adquiriendo experiencia y sepas con qué tipos de cambios quieres trabajar o no, podrás hacer un mejor trabajo. Echa un vistazo a lo que ya has trabajado y evalúalo de una forma más objetiva.

Incluso los grandes ingenieros y productores necesitan contar con la experiencia profesional alguien más a la hora de trabajar. Valoran las nuevas perspectivas o ideas que vengan de fuera.

Efectos de masterización

A la hora de hacer la masterización lo normal es trabajar con una serie limitada de procesadores específicos.

Compresores, limitadores y expansores son muy utilizados para ajustar la dinámica de la mezcla. Para ajustar la dinámica de frecuencias específicas o instrumentos (como por ejemplo el bajo o el control de la voz) podrías necesitar un procesador dinámico multibanda. Un compresor de una sola banda se limita a aplicar cualquier cambio en toda la gama de frecuencias en la mezcla.

Los ecualizadores se utilizan para dar forma y que haya un equilibrio tonal

La imagen strereo puede ajustar la anchura percibida y la imagen del campo de sonido. Los ecualizadores armónicos pueden añadir una chispa y aumentar el nivel global del sonido mediante la limitación de los picos de sonido para evitar de esta forma la saturación.

El Dither proporciona la habilidad de convertir grabaciones de longitudes de palabras más largas (por ejemplo 24 ó 36 bits) y sobre todo para reducir profundidades de bits (por ejemplo a 16 bits para CDs) mientras se mantiene la calidad total del sonido.

«Los ecualizadores armónicos pueden añadir una chispa y aumentar el nivel global del sonido.»
Masterización del audio

Con todos estos tipos de efectos puede que la pregunta que te hagas ahora es «¿por dónde empiezo?». Lo primero de todo, recuerda que sólo porque tengas un montón de módulos no quiere decir que tengas que utilizarlos todos, utiliza sólo lo que realmente necesites. En realidad no hay una forma concreta y correcta de hacer la masterización de un audio, debes sentirte totalmente libre a la hora de hacerlo.

Mientras puedes ir descubriendo y experimentando con las herramientas que tengas. Siempre podrás encontrar programas y aplicaciones en internet, es cuestión de escojer las que mejor te vengan. Pero debes tener claro que las herramientas mismas no hacen el sonido sino que están diseñadas para ayudar a que el sonido suene de una forma en concreto (lo que tengas en tu mente).

Tendrás que decidir qué tipo de ayudas, es decir, herramientas, programas o aplicaciones quieres utilizar dependiendo de la necesidad del sonido que quieras conseguir. Sólo hay una cosa y es la más importante, y es que debes tener en cuenta que los ajustes de volúmenes y el uso del Dither , deben ser colocados como último eslabón de la cadena de la masterización.

Desde aquí te animo a probar Si este artículo te ha resultado interesante o tienes alguna duda, puedes dejar un comentario. También pueden  interesarte estos artículos relacionados con Home Studio:

Primeros pasos para crear un Home Studio

5 secretos para grabar mejor en tu Home Studio

No Comments

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − dos =